Nebrija acoge una jornada sobre coaching educativo, liderazgo y emociones

La Asociación Española de Coaching Educativo (AECOPE) celebró una jornada sobre coaching educativo, liderazgo y emociones, el 27 de octubre en la Universidad Nebrija. Más de 50 expertos en materia de coaching y la educación se acercaron al Campus Madrid-Princesa para participar en esta jornada de intercambio de ideas. Carmen Pellicer, presidenta de AECOPE y de la Fundación Trilema; Juan Carlos Cubeiro, CEO de Right Management; Elsa Punset, escritora y filósofa; y Roberto Luna, escritor y conferenciante, plantearon sus puntos de vista e intercambiaron sus opiniones sobre el liderazgo, la evaluación del desempeño y la capacidad de aprender.

Carmen Pellicer, que también es subdirectora de la Cátedra Nebrija-Santander en Inteligencia Ejecutiva y Educación, abrió la jornada aludiendo a la necesidad de cambio en la educación y la importancia del acompañamiento al educador. Afirmó que el coaching es una herramienta muy poderosa e hizo referencia al trabajo que hace la Fundación Trilema en su apuesta por la ética del coaching.

La escritora Elsa Punset, en la Universidad NebrijaLa escritora y filósofa Elsa Punset aseguró que su primera pasión es entender qué somos los seres humanos y qué es lo que nuestra mente refleja. Según aseguró, nos sorprendemos cuando personas “bien educadas” hacen cosas terribles, pero ello evidencia que educar no es sólo transmitir conocimientos.

Además, puso encima de la mesa el término “nativo digital” y explicó que son muchas las herramientas que están en nuestra mano para educar y que en este país talento no falta, pero hay que saber desarrollarlo.

Juan Carlos Cubeiro, por su parte, habló de aprender durante toda la vida y de la capacidad de hacerlo. También de la importancia del liderazgo y la ausencia de él en las figuras de algunos jefes –del jefe-líder–. Líder como coach de la carrera personal y profesional de las personas. Concluyó que la ética es una lección de humildad y que es la herramienta para llegar a enseñar a la gente a ser buena.

Roberto Luna valoró el trabajo de AECOPE y reivindicó la necesidad de evolucionar, de hacer entender y ver la importancia del coaching educativo en las organizaciones de las escuelas. “Hay una evolución en el mundo del coaching desde el mundo de los recursos humanos hasta otros ámbitos” afirmó.

Tras las primeras intervenciones llegó el turno de los asistentes, uno de ellos se interesó por el término “coach educativo” y Pellicer recogió la inquietud aclarando el modelo de acompañamiento personal del coaching educativo empoderándolo para afrontar el crecimiento profesional y personal. Y destacó dos ideas: que el coach educativo se sirve de su conocimiento acerca del mundo de la docencia para ayudar a mejorar a otros profesores, y que a través del coaching educativo han recogido todo lo aprendido en el mundo de la empresa, incorporándolo al campo de la educación.

“El liderazgo no es genético, ni se hace si uno no quiere. Sólo una de cada seis personas quieren serlo”, declaró Cubeiro en referencia a la pregunta de una asistente sobre cómo educar el liderazgo desde la infancia.

Además, Carmen Pellicer apuntó que la escuela nunca ha entrenado las competencias de un líder, lo que evidencia la necesidad de descomponerlas y hacer un cambio profundo en la educación para entrenarlas. “Uno no elige la infancia que tiene, pero la escuela te da la posibilidad de elegir el futuro de esa infancia”, manifestó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *