Los Papalagi o los hombres blancos

El primer documento antiglobalización de la historia de la humanidad

Esta semana destacamos un libro sorprendente para lo que estamos acostumbrados a leer en nuestros días.

Bajo el título de Los Papalagi se hallan los discursos de un jefe del Pacífico Sur a su tribu de Tiabea en los que exponen sus experiencias al visitar Europa en los albores del siglo XX.

Gestos tan habituales para nosotros como son las prendas de vestir —nuestros taparrabos—, los vehículos o comprar y vender con dinero — metal redondo y papel tosco— supusieron para el jefe Tuiavii un fuerte impacto, incluso amenazador. De hecho, estos discursos son toda una declaración de intenciones y una advertencia a los miembros de su tribu ante las costumbres del hombre blanco y su forma de vida.

Al leerlo, el lector debe hacer un pequeño ejercicio de distanciamiento para entender que fueron ideas expresadas por un hombre que hace más de un siglo apenas había tenido contacto con nuestra civilización, y mucho menos con artes tan innovadoras para nosotros en aquel momento como el cine, por ejemplo, al que se refiere Tuiavii como los locales de pseudovida.

La riqueza del libro está precisamente en esto, en su forma de expresarlo, con unas chocantes expresiones, y también en ver cómo nos comportamos en nuestra sociedad occidental y en cómo son nuestros hábitos desde el punto de vista del ojo ajeno.

Es, por ello, un estudio antropológico de primer orden y una obra muy recomendable, y más en estos momentos donde la globalización nos ofrece interesantes alternativas pero al mismo tiempo hace más difícil tener una mirada crítica y hacerse una idea objetiva y distante de nuestra forma de vida.

Todos estos discursos, que fueron recopilados por el ensayista y pintor alemán, Erich Scheurmann, han sido editados por la editorial RBA a partir de las traducciones indirectas del neerlandés y del inglés y están enriquecidos por los dibujos del ilustrador Joost Swarte, gracias a lo cual su lectura resulta muy amena, sin dejar de estar presente un buen poso de distanciamiento crítico que deja un regusto surrealista y reflexivo cuando el lector termina el libro.

Esta recomendable y divertida “perlita” se encuentra disponible en la Biblioteca del Campus de Madrid-Princesa y puedes localizarla a través del Catálogo-OPAC ~ Web Portal de la Red de Bibliotecas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *