“La actitud que debe tener un emprendedor es de decisión, optimismo y ganas de aprender”

Ángel Luengo es antiguo alumno de Inginería Informática es uno de esos emprendedores natos que le apasiona lo que hace. Actualmente es co-fundador de Metastartup y de 24 symbols. En esta entrevista nos da las claves de cómo emprender y de la actitud que tiene que tener el emprendedor a la hora de llevar un proyecto adelante con éxito.

¿Qué actitud debe tener un emprendedor?

Decisión, optimismo – sin pasarse – y ganas de aprender. Las frases bonitas tipo “querer mejorar la vida de las personas” y similares también ayudan, pero no son imprescindibles.

¿Qué es imprescindible a la hora de iniciar el proyecto?

Tener la visión de negocio + tecnología + diseño. Saber qué quieres construir y cómo lo vas a lanzar, aunque luego vayas escuchando al mercado y te vayas adaptando a lo que vas viendo/aprendiendo.

También hay que ser capaz de aterrizar la idea a la mínima expresión sobre la que construir un MVP. A partir del MVP, una vez lanzado al mercado lo antes posible, se construye el resto. Lo primero son los cimientos. Arrancar pequeño, pensar a lo grande.

¿Cuáles son las principales habilidades que debe tener una persona a la hora de emprender?

Saber escuchar. Saber delegar. Ser inquieto. Ser tenaz. Saber gestionar la ciclotimia.

¿Cómo debe enfrentarse un emprendedor a sus fracasos?

Aprendiendo de ellos para no volver a cometerlos. No se debe pensar en “tengo que fracasar para aprender” y tomar el fracaso como un objetivo. Hay personas que venden el fracaso como un éxito y creo que esa idea es equivocada. El objetivo es el éxito y para conseguirlo es posible que se meta la pata. Lo importante es no tener miedo a “liarla parda”, estar preparado para que si se lía se pueda mitigar el daño de la mejor forma posible y sobre todo aprender de ello para no repetirlo.

¿Qué es lo que motiva a un emprendedor: ser su propio jefe, llevar a cabo un proyecto innovador, conseguir una vía económica importante…?

Creo que esto es completamente subjetivo. En mi caso era ser mi propio jefe para poder tomar yo las decisiones. Un reto completamente nuevo y el aprendizaje que iba a suponer  para mi también formaban parte del cóctel. A nivel de dinero…mentiría si dijese que no me interesa, pero no era el motivo principal.

¿De qué debe huir un emprendedor?

De soberbia (aunque esto diría que es norma de vida). De querer controlar y dominarlo todo. De querer construir un producto completamente terminado.

¿Háblanos de tus dos proyectos, www.24symbols.com y de www.metastartup.com?

24symbols fue “mi primera vez” como emprendedor. Un proyecto que nació entre cafés mañaneros y que supuso mi salto al emprendimiento. Le he dedicado casi 7 años de mi vida y han sido geniales, contando tanto los buenos como los malos momentos (ha habido mucho de los dos). Aparte del proyecto en sí y todo lo que he aprendido, una de las mejores cosas ha sido trabajar con un equipo fantástico de personas y profesionales. Me hace sentir orgulloso haber podido trabajar con ellos y haber sido el responsable de coordinarlos (al menos al equipo de tecnología, que es mi parte).

Metastartup es la segunda empresa que he creado, junto a otro de los socios de 24symbols. Digamos que “nos mola la marcha” y ahora que 24symbols ya es una empresa en toda regla que sigue su curso, nos apetecía hacer algo distinto. En este caso optamos por un estudio de Producto Digital, con el objetivo de ayudar a terceros a lanzar sus productos y también poder lanzar nuestras nuevas ideas.

¿En qué consisten principalmente?

24symbols es un servicio para leer libros digitales en Internet basado en un modelo de suscripción. Tiene una parte gratuita donde se permite leer cierta cantidad de libros del catálogo y una parte para subscriptores que da acceso a todo el catálogo y capacidades avanzadas, como la lectura “offline”. Fue bautizado en su momento como el “Spotify de los libros” o el “Netflix” del cine.

En cuanto a Metastartup se puede decir que a raíz de 24symbols mucha gente con buenas ideas venía a nosotros para buscar consejo sobre cómo hacerlas realidad. Vimos en ello la oportunidad de ayudar a otros a crear y lanzar nuevos productos y servicios digitales, que es en lo que nos hemos especializado. Cubrimos los aspectos tecnológicos, de diseño y de negocio, que son las tres patas que creemos necesarias para poder lanzar un producto con éxito.

¿Tienes más en mente?

Siempre. Una vez que empiezas ya no puedes parar de tener ideas. Otra cosa es disponer del tiempo para lanzarlas…o que sean lo suficientemente buenas como para tomarlas en serio.

¿Qué recuerdas de tus años en Nebrija?

Muchas cosas y eso que tengo muy mala memoria. ¿Lo que más? Los amigos y ciertos profesores (en general los más duros y que por tanto más me enseñaron).

Recuerdo con especial cariño el cuarto año de carrera que cursé en Gales gracias al acuerdo entre la Nebrija y la universidad de Aberystwyth.

¿Qué aprendiste en Nebrija que posteriormente has podido aplicar en tus diferentes puestos de trabajo?

A nivel teórico me vinieron bien las clases de programación (Java) y bases de datos. Sin embargo lo más útil de todo creo que es la forma en la que se te amuebla la cabeza. La forma de pensar, de organizarte y afrontar el trabajo, la disciplina… Diría que eso ha sido lo más útil.

¿Qué consejos recomendarías a los chicos que acaban de iniciar sus estudios en Nebrija y se plantean el tema del emprendimiento?

Que se relacionen y hagan todos los contactos que puedan. Que no menosprecien a nadie y no sean soberbios. Es verdad la manida frase de “la vida es un pañuelo” y que nunca sabes a quién te puedes tropezar más adelante y cómo podrá ayudarte. Y por supuesto que aprendan todo lo que puedan… algo les resultará útil en su porvenir profesional y aunque no sea así, el conjunto les preparará para ser mejores profesionales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *