Sobre narrativa digital o por qué se aburre nuestra audiencia

La nueva palabra sagrada es hoy la inglesa storytelling, que se ha unido a otras muchas que cumplen una función efímera pero altamente narcotizante: pareciera que, adoptando una jerga “profesional”, nos apropiásemos de un conocimiento prestigioso, de las llaves (por así decirlo) del mágico cofre de los iniciados. Los ejemplos son multitud y seguro que los conocen (spin doctors, networking, storyline, timing, blearning, framing…) y han llegado, me temo, para quedarse. Así que hablaremos aquí de storytelling, una palabra vetusta en realidad, pero que señala con cirujana precisión la naturaleza de cualquier mensaje, incluido el docente o académico, y más aún en las esferas concéntricas del elearning, otro afamado concepto de autoridad.

Si recurrimos a nuestro viejo castellano (español, le dicen ahora), todos sabemos que hablamos en realidad de una de las actividades más antiguas del mundo: narrar, contar cuentos, estremecer a una audiencia detenida entre la hoguera y las palabras del juglar. Y de eso se trata porque de eso se trató siempre: de contar una historia, y a ser posible una buena.

Las infinitas formas del relato

Si hacemos caso a los que saben, hábito harto recomendable, las infinitas formas del relato han estado presentes siempre, en todo lugar y compañía, aunque es ahora cuando, un poco pomposamente, se habla ya de una “era del relato”, incluso de un “nuevo orden narrativo” [1].  Sea cierto o no, este auge de la narratividad nos permite regresar a lecciones que no por viejas resultan menos aprovechables, y que se aúpan ahora por encima de nuestras cabezas impulsadas por lo digital, ese lugar imaginario donde se cumple, por fin, el Aleph borjiano, pues es en lo digital (en la Red) donde se concreta ese “lugar donde están, sin confundirse, todos los lugares del orbe, vistos desde todos los ángulos” [2].

La oportunidad aparece ahora bajo el poderoso mantra de la novedad, categoría que tiene al menos la virtud de atraer la atención y que debemos aprovechar para hacernos esas preguntas que zumban a menudo por debajo de los debates sobre enseñanza, pero que tardan en posarse. ¿Qué hacer, entonces, con el storytelling? ¿Cómo emplearlo para enseñar mejor? Y más aún: ¿cómo hacer que nuestros escritos, apuntes o clases cuenten de veras una buena historia?

El transmedia storytelling o la inevitable levedad de los formatos

Ya sabemos que las plataformas de enseñanza digitales hace tiempo que nos ofrecen posibilidades, si no infinitas, si lo suficientemente diversas como para zambullirnos con alborozo en su potencial didáctico. Pero quizá convenga recordar qué diablos significan esos conceptos que manoseamos todos sin ton ni son y que pretenden definir caminos nuevos y lozanos, por ejemplo transmedia storytelling. Desde que Henry Jenkins la utilizara allá por 1991 en una conferencia de la Universidad del Sur de California, la palabra “transmedia” ha servido para referirse a las novedosas experiencias narrativas que han venido a luchar, con notable éxito, contra la rutina de la narración y de nuestros usos de ocio, académicos o cotidianos, lo que implica por supuesto crear hábitos nuevos. Así que no hay, aquí, velo de Isis alguno, ni arcano misterio detrás de tan florida y sonora construcción: al hablar de transmedia storytelling, simplemente nos referimos al modo de contar una historia, o más exactamente a los diversos soportes y formatos que empleamos para ello en el océano de las nuevas tecnologías. Si lo traducimos al específico campo de la enseñanza electrónica, se trataría de crear contenidos docentes o educativos mediante el uso de herramientas que los alumnos emplean ya con profusión en su vida cotidiana.

Afortunadamente, este uso intensivo y compulsivo en los entornos digitales de los malllamados “nativos” nos ahorra la tarea de normalizar la experiencia de aprendizaje en el sistema hipertextual o multiformato de los entornos internéticos. Nuestra labor deberá, por el contrario, centrarse en entender los entresijos de la narración (de cualquier narración) para poder plantearles un verdadero trayecto narrativo, es decir, aportarles las claves de la historia que queremos que recorra y en la que él (y he aquí la clave) debe ser el héroe del recorrido o la aventura.

Surge aquí, por supuesto, un nuevo interrogante, pues son muchas las formas narrativas practicadas desde el albor de los tiempos: ¿cuál elegir? ¿Cómo narrar? Así que nuestro primer esfuerzo deberá estar en la puesta a punto, como lectores, de nuestros conocimientos y experiencias sobre la narración digital y del control (hasta donde sea posible) de los fascinantes entornos tecnológicos, de los que el bueno de Arthur C. Clark decía que eran “indistinguibles de la magia” [3].

De lo analógico a lo digital: ¿ruptura o continuidad?

En nuestro empeño por conocer las herramientas necesarias para una narrativa digital eficaz, los profesionales de lo digital, y más aún los profesores o docentes de entornos online, nos enfrentamos a una bonita paradoja: ¿es todo lo nuevo una ruptura? O, lo que es lo mismo: ¿implica lo digital una ruptura con las anteriores formas narrativas? En torno a esta pregunta de mayor complejidad de lo que aparenta, se han vertido ya ríos de tinta (digital, por supuesto), pero conviene quizá recordar que, al hablar de narrativa, son varias las cartas que el cuentista o tahúr puede poner sobre el tapete. Por un lado, parece obvio que la narración aristotélica, fundamentalmente lineal y tripartita, no es un camino que los entornos digitales puedan o deban transitar mediante el recurso de la pura emulación, pues son ya muchas las experiencias que transgreden o trascienden los conceptos de cohesión o linealidad narrativa, y ha sido precisamente el terreno digital el que, por medio de sus creaciones artísticas específicas (software art, media art, net art, digital art, etc.), ha conseguido abrir espacios que el mantra aristotélico no podía contener.

Superada hace tiempo la tensión entre texto e imagen por contextos de simultaneidad o multidisciplinariedad [4], los nuevos espacios digitales generan una aproximación diferente al conocimiento, una en la que la presencia de elementos visuales exige una doble interpretación, a la vez temporal y espacial. Pero no hay aquí, me temo, primicia o descubrimiento, pues los elementos de la narrativa digital o del transmedia storytelling son, de hecho, herederos de experiencias creativas bien longevas, que van desde la antiquísima combinación entre imagen, texto y número del I Ching hasta Rayuela, pasando por el Tristan Sandy de Sterne o incluso el Vonneguth de Matadero 5. En todas estas obras, así como en otras muchas, la escritura, el texto, presentan una naturaleza fragmentada y combinatoria donde la ruptura de la cronología rompe la tríada del relato clásico (introducción, nudo y desenlace) para abrirse a un abanico de posibilidades e interpretaciones infinito.

Lo interesante está en que los espacios digitales o, más puramente, informáticos, se ajustan con perfecta simetría a esta ruptura de los relatos clásicos de conocimiento, y se definen de hecho con aquellas categorías que encarnan las experiencias creativas de narración disonante ya mencionadas, junto a otras muchas: fragmentación, necesaria interacción con el sistema, disposición aparentemente aleatoria de la información… Hay pues, dos elementos destacables en las narrativas digitales: manipulación de la estructura temporal o secuencial y supeditación del relato al espacio de navegación.

¿Y la enseñanza? O de como por fin el Rey está desnudo

Como suele ocurrir, el secreto está en que… no hay secreto. O al menos nada que no se sepa y se haya dicho con anterioridad. Sí hay, creo, una verdad manifiesta: narrar de una manera diferente implica necesariamente apostar por otro tipo de mensaje, lo que nos lleva rápidamente a la siguiente y más relevante cuestión: ¿cuál puede o debe ser este mensaje?

Mi propuesta es heredera, necesariamente, del barthiano contexto de no autoría [5] trasladado al ecosistema educativo en general, y en especial al elearning o enseñanza digital. ¿Y qué implica exactamente? Fundamentalmente, desprenderse de dos instituciones o tics ampliamente extendidos entre la comunidad académica docente: la suposición a priori de la auctoritas y el afán de linealidad de cualquier programa académico.

A pesar de sus imperfecciones discursivas, vivimos ya en la era de la “democratización tecnológica” [6] donde, nos guste o no, la propia pragmática de la Red deshace poco a poco la antigua polaridad entre un centro emisor activo y la pasividad de los receptores. La Universidad es, de hecho, especialmente sensible a esta circunstancia, tanto desde la perspectiva del propio cuestionamiento de su función real como centro prestigioso de interpretación del mundo como desde el punto de vista de la propia actividad docente, que cada vez tiene más difícil justificarse a sí misma por los solos usos de la inercia académica. Mal que pese a muchos, en lo digital no existen tarimas desde las que hablar a una audiencia acongojada por su propia situación de inferioridad espacial, y la multiplicidad de espacios críticos de conocimientos expone nuestra labor docente (no hablo aquí de la investigadora) a un escrutinio múltiple y en realidad más severo y desenmascarador: por fin, y afortunadamente, existen las condiciones para que el Rey se contemple a sí mismo en su propia y desasosegante desnudez.

Al mismo tiempo, hemos de ver la tecnología como una oportunidad para cuestionarnos nuestra propia habilidad para establecer relatos didácticos eficaces, y abandonar las ridículas visiones pesimistas sobre nuestros alumnos. A pesar de los pesares, los datos (la experiencia) indican que la recurrente queja sobre la falta de compromiso de aquellos con su formación, así como sobre su pobre nivel educativo y discursivo, no son más que cantos de sirena de una clase, la de los profesores, vestida con hábitos polvorientos y que repite los dogmas de todos nuestros mayores. A nadie escapa que es propio de quien abandona la juventud quejarse de la generación que lo persigue y que inevitablemente acabará por arrebatarle “su sitio” a la derecha del Padre Redentor. En este sentido, hace mucho que la excelencia académica aparenta ser poco más que un baldío y narcisista ejercicio de autoencumbramiento.

Pero no es así, absortos en la contemplación de nuestro propio currículum académico, como convertiremos nuestros cursos o talleres en aquello que los alumnos demandan y necesitan. Será, en cambio, desde el abandono del dogma docente como lograremos implicar al alumno en su propio recorrido de aprendizaje. Para ello, para aprovechar en su extraordinaria potencialidad los espacios internéticos, debemos invertir tiempo y dinero en aumentar, profundizar o expandir nuestras competencias digitales, y entender y profundizar en el trayecto que las ideas, y la narración, han recorrido desde sus lejanos inicios en alguna cueva del Pleistoceno. Porque sólo narrando (ensayando cuentos, reportajes, artículos, piezas de narración audiovisual…) se aprende a narrar, y a nadie escapa que, al igual que no es lo mismo leer que aprender leyendo, no puede ser lo mismo escribir (o narrar), que enseñar escribiendo.

Los profesores tenemos también otra segunda tarea, mucho más difícil de acometer, pero sin duda provechosa: debemos entender que los currículum académicos, plagados de trayectos, bibliografías, requisitos y otras miserias, son solo un punto de partida, un marco en el que estructurar las distintas posibilidades del mucho más amplio recorrido del aprendizaje, un mínimo necesario pero nunca un máximo evaluativo que haga las veces de una suerte de techo de cristal que nos protege, sí, pero que traiciona el más honorable propósito de la enseñanza y de nuestra actividad como docentes, que aparece escondido en las sabias palabras de Benjamin Franklin con las que cierro este incómodo alegato: “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”. Porque narrar, señoras y señores, es involucrarse.

Rubén Sáez

Rubén Sáez Carrasco

Profesor de narrativa digital

[1] Salmon, C. (2008): “Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes”. Editorial Península. ISBN 9788483078358.
[2] Borjes, J. L. (2006): “Ficciones”. Alianza Editorial. ISBN 9788420666563.
[3] C. Clarke, Arthur (2000): “Profiles s of the Future: An Inquiry into the Limits of the Possible”. Phoenix (an Imprint of The Orion Publishing Group Ltd). ISBN: 9781898801214.
[4] Mitchell, W. J. T. (1995). “Picture Theory. Essays on Verbal and Visual Representation”. Chicago: U of Chicago P. ISBN: 9780226532325,
[5] Barthes, Roland (1987): “La muerte del autor”, Paidós, Barcelona.
[6] González Dïaz, Paloma (2013): “Prácticas artísticas digitales y tecnologías de control y vigilancia (2001-2010)”. Tesis doctoral. http://www.tdx.cat/handle/10803/130965

Oxford Art Online: una artística base de datos

¿Eres estudiante de Bellas artes, Diseño de interiores, Comunicación Audiovisual, Publicidad, Ingeniería… o simplemente necesitas información sobre obras de arte, iconografía, arquitectos,  biografías de pintores, escultores, tu pintura favorita o alguna fotografía? En cualquiera de esos casos ésta es tu base de datos: Oxford Art Online, editada por MacMillan-Grove. Es uno de los diccionarios en inglés más actualizados sobre arte y artistas de alcance mundial actualizado tres veces al año, y suscrita a Grove Art Online con más de 45.000 artículos sobre todos los aspectos de las artes visuales -pintura, escultura, artes gráficas, arquitectura, artes decorativas y la fotografía- desde la prehistoria hasta la actualidad y de la cual proviene la mayor parte de su contenido.

Una fuente de mucho prestigio en el campo artístico mundial con aproximadamente 21.000 biografías que respaldan el contexto de la historia del arte. Otro aspecto importante son las 6.000 imágenes disponibles gracias a la alianza con el Museo Metropolitano de Arte, el Bridgeman Art Library, el British Museum y numerosas galerías de arte internacionales. La oferta también incluye 40.000 enlaces a imágenes de museos y galerías de arte, a nivel mundial.

A través de un único y fácil portal, se da acceso a una gama en expansión de las aclamadas obras de referencia sobre arte de Oxford: Grove Art Online,  Benezit Dictionary of Artists, Encyclopedia or Aesthetics, The Oxford Companion to Western Art y The Concise Oxford Dictionary of Art Terms, así como muchos artículos y bibliografías, y todo esto solo haciendo clic en el enlace a través del Catálogo-OPAC ~ Web Portal de la Red de Bibliotecas

Recuerda que este recurso es de acceso exclusivo para la comunidad Nebrija por lo que cuando lo selecciones, tendrás que identificarte como alumno, PDI o PAS de la Universidad Nebrija, con tu nombre de usuario y contraseña.

Una base de datos que nos permite explorar su contenido de manera alfabética, por una palabra o frase, buscar en todo el contenido, biografías, bibliografías, materias, imágenes, navegar seleccionando una o varias de las opciones disponibles basadas en suscripciones… (Grove art online, The concise Oxford dictionary of art term, Encyclopedia of aesthetics y The Oxford companion to Western art). Las búsquedas nos permitirán imprimir o enviar por correo electrónico los resultados de la búsqueda, además de incluir imágenes en miniatura del artículo e información a texto completo. Los resultados se muestran indicando claramente el tipo y la fuente a la que pertenecen, además de poder realizar búsquedas en el artículo.

Un sinfín de posibilidades unidas en una base de datos con un interfaz claro y sencillo con contenido excepcional, fácil de usar y de manejo intuitivo para los amantes del arte, sencillo y muy artístico, ¿verdad?

 

Mariló Expósito

Servicio de Biblioteca

El Departamento de Carreras Profesionales (DCP) de Nebrija

En la Universidad Nebrija somos conscientes de la necesidad del acercamiento del alumno universitario a la realidad empresarial y profesional. Además, tenemos un compromiso firme en la orientación profesional de nuestros alumnos.

Por eso, la Universidad Nebrija cuenta desde su nacimiento con el Departamento Carreras Profesionales (DCP), el cual colabora con el alumno en poner en marcha su objetivo y carrera  profesional, y le facilita sus primeros pasos en el mundo profesional.

El Departamento de Carreras Profesionales es el punto de encuentro entre los alumnos, las empresas/instituciones y la Universidad  y lo componemos diferentes técnicos gestores, organizados en perfiles académicos y profesionales determinados de manera que cada técnico está especializado en un área de conocimiento específica, en las necesidades de las empresas de dicho sector/actividad, así como en los perfiles e intereses de los alumnos de determinada titulación. Todo ello en colaboración y coordinación con los departamentos y tutores académicos correspondientes.

A través de diferentes  entrevistas individuales con el alumno,  se elabora el CV y analiza el perfil, competencias e inquietudes de cada estudiante, definiendo conjuntamente su objetivo formativo y profesional. Es entonces, en base a los intereses, perfil y objetivo del alumno,  cuando desde el DCP se comienza a contactar con empresas e instituciones para incorporarle en prácticas, encajando la necesidad del alumno con la necesidad de la empresa.

Como resumen, los principales servicios que ofrecemos a los alumnos son: orientación y asesoramiento profesional, formación para la empleabilidad , intermediación laboral, apoyo al tutor académico y al tutor en la empresa del alumno en prácticas y la gestión administrativa de las prácticas en empresas.

Y todos esos servicios están a disposición de vosotros, los estudiantes de programas a distancia.

Por otro lado, conocemos que muchos de vosotros desarrolláis los actuales estudios compaginándolos en el tiempo con el desarrollo de vuestro trabajo en empresas o instituciones, por lo que no disponéis de tiempo para realizar las prácticas, obligatorias en muchos casos.

Por ello, cada curso, los gestores del departamento Carreras Profesionales contactan con los alumnos que deben obtener créditos por prácticas externas, también denominadas Periodo de Evaluación en la Empresa, para conocer vuestra situación y  bien para apoyaros en la realización de un periodo de prácticas o para informaros sobre la posibilidad de obtener dichos créditos en base a vuestra experiencia profesional presente o pasada.

Por último, no quiero dejar pasar la oportunidad de comentaros el servicio de Bolsa de Empleo dirigido a Antiguos Alumnos. Con un funcionamiento similar al programa de prácticas pero enfocado a perfiles de titulados universitarios, a los que orientamos y asesoramos profesionalmente, les formamos en todo lo relacionado con procesos de selección y realizamos búsqueda de oportunidades profesionales e intermediación con empresas e instituciones. Dentro de este área, destaco nuestro Foro de Empleo,  el cual tras 21 ediciones se ha consolidado como uno de los foros de empleo decanos de la universidad española.

Os animamos a todos a contactar y apoyaros en nuestro departamento. Puedes escribirnos un email a nebrijaprofesional@nebrija.es  y un gestor contactará contigo para resolver las dudas que puedas tener sobre prácticas y empleo y ayudarte en todo lo que necesites.

Antonio Pérez

Antonio Pérez Castro

Director del Departamento de Carreras Profesionales (DCP)

¿Evolución o revolución en nuestro mundo online?: Abriendo los ojos a un horizonte digital

Si bien es cierto que cada vez nos es menos extraño desarrollarnos en un mundo online, también es verdad que la evolución de la vida como la conocemos y la demanda tan cambiante y acelerada de los seres digitales en que nos hemos convertido se está volviendo toda una revolución.

Estamos llegando al punto en que para sobrevivir, tanto laboral como personalmente, tenemos que trasladar prácticamente toda nuestra vida al mundo online. Nuestra agenda de trabajo, nuestra vida social y personal, estado bancario, información confidencial, seguridad, expedientes médicos e incluso nuestros gustos y preferencias son ahora digitales, y es ahí donde toma una nueva forma el eje de la teoría de la Evolución de Darwin de “evoluciona o muere”, pero en esta ocasión, digitalmente.

Es por todo lo anterior, que tenemos que encontrarnos en constante movimiento, siempre estarnos capacitando, explorando y sobre todo aprendiendo nuevas formas de conquistar la tan anhelada meta que nos encontremos persiguiendo, ya sea en el ámbito personal, laboral e incluso espiritual.

Y es así que yo, un Ingeniero en Diseño Gráfico Digital, mexicano, y con ganas de superarme, tome la decisión de salir de mi zona de confort y buscar las herramientas y conocimientos necesarios que me permitieran brindar soluciones estratégicas, sustentadas, pero sobre todo efectivas en mi día a día,  y no pude encontrar mejor manera de hacerlo que estudiando el Máster de Marketing y Publicidad Digital en la Universidad Nebrija en su modalidad online.

Y es que en el mundo gráfico y visual en el que me he desarrollado desde que salí de la universidad en el 2007, hace mucho tiempo que un diseño que sólo cumple con la parte atractiva de la propuesta dejó de ser suficiente. Ya no basta sólo con que sea “bonito” o que transmita una sensación, ¡no! Es necesario e imperativo que el sentimiento que se provoque en el usuario final sea justo lo correcto, en el lugar y momento adecuado y de una manera que sea tan atractiva que sea casi imposible el no asimilarlo y adoptarlo como propio.

Fue así como estudiar este máster en Nebrija me abrió los ojos a un mundo inimaginable y de una evolución sorprendentemente acelerada y emocionante en la que el pensamiento que “sale de la caja” es algo que debemos servirnos de desayuno acompañado siempre de un agudo sentido de análisis e investigación que nos permitan llegar al fin deseado, la materialización e implementación de nuestras visiones y soluciones para las excéntricas necesidades de nuestra revolucionada vida digital.

Al ser el diseño digital el eje fundamental de mi preparación profesional, busqué plasmar en una composición gráfica el concepto de evolución digital del cual considero todos somos parte. Mediante un efecto de doble exposición <efecto que se logra en la fotografía tradicional al exponer dos o más veces el mismo negativo> en las imágenes y el manejo de elementos digitales en yuxtaposición <disposición de las formas unas junto a otras, sin superposición> se logra una combinación armoniosa y conceptual de lo que sería el choque entre el mundo analógico y el digital, dando así, solidez a la idea central del artículo.

En un plano más descriptivo, se integró una franja sólida de color institucional y con la imagen de la universidad, denotando con esto la base que se logró al haber estudiado el máster.

 

Arudy Yamil Pérez Vega

Máster en Marketing y Publicidad Digital

 

 

 

Proyectos Global Campus (II)

Retomamos los proyectos liderados por Global Campus que comentábamos en un post anterior:

  • Academic Branding (Marca Académica) >>> Patricia Ibáñez.

El objetivo de este proyecto es crear la Marca Académica de Global Campus Nebrija y difundirla en eventos nacionales e internacionales. Para ello, se elaborarán y desarrollarán investigaciones partiendo del trabajo diario de GCN y de los proyectos que cada gestora de programas tiene asignado, todo ello tomando como referencia tanto la filosofía de la Universidad Nebrija como la de Global Campus.

  • Learning Analytics (Analítica del Aprendizaje) >>> Lorena Delgado.

Este proyecto tiene como objetivo la recopilación de datos, tanto cualitativos como cuantitativos, de los alumnos y de su desempeño en Blackboard. Esta recopilación de datos nos permitirá hacer un mapa de buenos y malos indicadores, que sin duda repercutirá en estrategias de mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje en nuestra plataforma. Por otro lado, se analizan las integraciones llevadas a cabo en Blackboard y su repercusión en el aprendizaje de los estudiantes; por ejemplo, la herramienta Lexhow es un simulador de test que ayudará a la preparación de los exámenes de estado para los alumnos del Máster de Acceso a la Abogacía. Además, se trabaja en el desarrollo de un Sistema de Calificaciones integrado único para el profesorado y se está buscando una solución en la nube que permita que los estudiantes accedan a programas técnicos de forma flexible, conectándose desde cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier dispositivo.

  • Student Success Technologies (Tecnologías para el Éxito del Estudiante) >>> Ana Regatero.

El Campus de Innovación Docente es un espacio de colaboración y de aprendizaje soportado en la plataforma Blackboard. Se presenta como un campus virtual en el que hay disponibles contenidos relacionados con el uso de las nuevas tecnologías en la Universidad de Nebrija, tanto a nivel metodológico, procedimental, como técnico. Estos contenidos se presentan en varios formatos, pudiendo contar con grabaciones de formaciones completas a distintos niveles de adquisición de la competencia digital.

También existen espacios de comunicación y colaboración como los anuncios, foros, wikis así como un glosario para el acercamiento al lenguaje educativo tecnológico.

  • Compliance (Control Económico y Legal) >>> Carolina Castillo.

El objetivo principal de este proyecto es el de llevar a cabo un control organizativo del departamento y asegurar que tanto Global Campus Nebrija como cada uno de sus miembros conozcan y cumplan la normativa y procedimientos tanto internos como externos a la Universidad Nebrija.

Podemos diferenciar tres áreas dentro de este proyecto:

– Área económica (plan operativo): relativa al control económico y presupuestario del departamento en la que se realiza una comparación de los datos reales y previstos que afectan al presupuesto del departamento y dentro de la cual se considera parte muy importante el control de los pagos de los materiales de aquellos programas que gestiona Global Campus Nebrija.

– Área legal: que está integrada por un sub-proyecto denominado Procedimientos. Consiste en elaborar y recopilar procedimientos propios del funcionamiento de la Universidad Nebrija además de la redacción de procedimientos referentes a la actividad llevada a cabo por el departamento.

– Área organizativa: que incluye: una organización documental de toda la información administrativa del departamento así como su registro y archivo; el sub-proyecto Content Collection (repositorio) con el propósito de gestionar la catalogación de los contenidos educativos generados por la institución y para poder poner a disposición de toda la comunidad académica Nebrija material de calidad para la enseñanza y aprendizaje; la calendarización de toda la actividad relativa al departamento de tal manera que se disponga de toda la información relativa a todo el plan de trabajo, mostrando las fechas, plazos y periodos de desarrollo de las actividades clave.

  • Digital Marketing (Marketing Digital) >>> María García. Trabajamos las redes sociales (Twitter, LinkedIn), el blog y la web. El objetivo es  dar a conocer la marca GCN, ofrecer contenido de calidad, interactuar con alumnos, profesores y referentes de nuestro sector, visibilizar la parte semipresencial de Nebrija y fomentar el engagement con alumni, alumnado y claustro .

Seguimos trabajando en cada proyecto pero, sobre todo, seguimos trabajando en equipo para hacer que nuestro reto sea cada vez mayor, cada vez mejor.

La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo”, Isaac Newton.

#MereceLaPena

Global Campus Nebrija

Libros electrónicos para CLIL

El Consejo de Europa, en su afán de  promover  el aprendizaje de lenguas extranjeras para aumentar las oportunidades de formación, empleo, movilidad y su mayor  integración, con la consiguiente repercusión en nuestro sistema educativo, facilita una implantación innovadora de programas de enseñanza bilingüe, especialmente los basados en la metodología CLIL.

Pero, ¿qué es CLIL?

El enfoque educativo CLIL (Content and Language Integrated Learning), en español, AICLE (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lengua Extranjera), hace referencia al aprendizaje de una lengua extranjera como vehículo de enseñanza de contenidos curriculares no lingüísticos. Así, los profesores de Historia o Geografía, por ejemplo, imparten su disciplina en la lengua extranjera e incorporan a los contenidos de estas asignaturas, los lingüísticos, con el fin de conseguir un equilibrio de aprendizaje simultáneo.

El ámbito educativo español ha ido ganando seguidores en esta metodología, hasta convertirse en el enfoque de  mayor actualidad, cuya implantación requiere un gran esfuerzo de capacitación lingüística y metodológica por parte de los docentes. La Facultad de las Artes y las Letras de la Universidad Nebrija, mediante actividades, líneas de investigación y programas específicos de formación del profesorado, está dando respuesta a esos retos y, particularmente, nuestra Biblioteca, en su función de apoyo, con la contribución de materiales para las nuevas formas de aprendizaje e investigación, pone a tu disposición su colección de libros electrónicos sobre CLIL.

Las respuestas a las cuestiones que se plantean a continuación, además de otras, podrás encontrarlas en el fondo que te ofrecemos, respondiendo así a las necesidades específicas de nuestros usuarios en un entorno en línea.

  • ¿Qué hacer con CLIL?
  • ¿Cómo puede beneficiarse un centro educativo con CLIL?
  • ¿Hasta qué punto una enseñanza basada en CLIL representa una mejora en el aprendizaje de otras lenguas?
  • ¿Cuál es la justificación teórica y empírica para su aplicación?
  • ¿Qué aportaciones de experiencias individuales en el aula son de interés?
  • ¿Cómo evaluar los contenidos a través de una segunda lengua?
  • ¿Cómo encontrar los materiales didácticos adecuados?
  • ¿Qué iniciativas y resultados de su aplicación en diferentes sectores de la educación en Europa, y particularmente en España, se están llevando a cabo?

Para acceder a los mismos, haz clic en el enlace final ‘acceso al libro e-‘, que aparece en cada uno de los registros incluidos o en la parte inferior de la descripción bibliográfica completa accesible pinchando el ‘título hiperenlazado’. A partir de aquí, debes identificarte como usuario de la Universidad Nebrija para llegar a la página del distribuidor Dawson o Digitalia, donde visualizas y/o descargas el libro electrónico. Si necesitas una información más detallada sobre la política de impresión, copia, descarga y otras prestaciones de los distribuidores referidos, consulta la página libros electrónicos del Catálogo-OPAC ~ Web Portal.

Asimismo, tienes a tu alcance en la Biblioteca una amplia oferta de textos impresos sobre este tema, que puedes localizar a través del Catálogo-OPAC ~ Web Portal.

Cristina Palma                                                    

Servicio de Biblioteca

ERASMUS+ Intercambio administrativo entre la Universidad de Roehampton de Londres y la Universidad Nebrija de Madrid

He tenido mucha suerte que la Universidad de Roehampton ofrezca a su personal administrativo prácticas de Erasmus+ en una de sus universidades asociadas. Tuve la oportunidad de realizar dichas prácticas durante una semana y fue una experiencia única. La razón por la cual solicité las prácticas está relacionada con los estudios que realicé de Lenguas Modernas en Roehampton ya que me apasiona la lengua española y tengo mucho cariño a España, en especial, a Madrid.

Empecé el trabajo como Gestora de Programas en el departamento de Educación en octubre de 2015 y me encargo de dos programas de grado: Educación y Estudios de la Primera Infancia, los cuales son cursos presenciales. Las tareas principales de mi trabajo son: apoyar tanto a los estudiantes como al personal académico, trabajar con programas como Moodle y Turnitin, introducir datos y notas en la base de datos, preparar agendas y tomar nota en las reuniones de programa, entre otras.

Antes de irme a Global Campus de la Universidad Nebrija no imaginaba que el puesto de trabajo iba a ser tan parecido al mío. Vi que el equipo de gestoras era casi igual, incluso las personalidades de cada una y la manera tan agradable en la que me recibieron, se asemejan a los de mi universidad. La semana en Nebrija estuvo basada en un intercambio administrativo entre las dos universidades; el objetivo fue evaluar las diferencias y semejanzas en las tareas administrativas de cada una de las universidades, además de identificar cómo se pueden mejorar los procesos que realizamos en Roehampton.

En Global Campus me prepararon un calendario de actividades y charlas con cada gestora de equipo para que pudiéramos compartir información de nuestros puestos de trabajo, procedimientos y proyectos. Lo que más me llamó la atención fue que las tareas de dichos proyectos se enfocan en redactar el procedimiento del departamento, actualizar las redes sociales, animar el aprendizaje de idiomas y facilitar los procesos para los estudiantes.

Como todos los cursos de Global Campus son online, es muy importante humanizar el campus virtual para que los alumnos se sientan parte de la comunidad de Nebrija. Eso se hace posible a través del proyecto de los video-tutoriales, los cuales enseñan a los alumnos cómo realizar los procesos técnicos en el campus virtual. Como es esencial mantener el aspecto de los cursos online, hay un proyecto muy creativo en las redes sociales, en la que una gestora se encarga de actualizar información, blogs, fotos y videos en las redes de Global Campus. Mi proyecto preferido se llamaba Rosetta Stone. Me interesó mucho porque los alumnos tienen, de forma gratuita, una oportunidad maravillosa de estudiar una gran variedad de lenguas extranjeras a través de este programa y da igual la carrera que estén realizando. Vi que cada proyecto incorpora un concepto de comunicación y, si no hay un video-tutorial, hay un foro en el que los alumnos se puedan comunicar entre ellos y el profesorado.

Durante las charlas, con cada miembro del equipo en Nebrija, obtuve varias ideas de cómo mejorar los procesos en mi trabajo en el día a día. Algunos ejemplos son: redactar los procedimientos que realizamos en el departamento para que todos sean oficiales y fáciles de entender; crear listas de control para no olvidar detalles importantes durante épocas con mucha carga de trabajo e intentar que cada miembro del equipo se encargue de una especie de proyecto o tarea extra para tener un elemento de interés propio dentro del puesto de trabajo.

He podido sacar muchos aprendizajes de esta experiencia ya que fue tan útil como provechosa. Las ventajas de las que he beneficiado al irme de prácticas al extranjero son:

  • Aprender términos específicos de un entorno administrativo en español.
  • Desarrollar una relación profesional entre gestoras de universidades distintas para poder compartir ideas, procesos y noticias.
  • Obtener una idea de los procesos y sistemas utilizados en el extranjero con el fin de llevar las ideas a la universidad de origen.
  • Fomentar un elemento internacional a la formación de la administración en el sector de la educación.

Finalmente, quiero agradecer al equipo de gestoras de Global Campus porque han hecho que esta experiencia fuera muy divertida e interesante. Si alguien decide pedir una beca de Erasmus+ en la Universidad Nebrija, especialmente en Global Campus, es el sitio perfecto para realizar las prácticas.

Hayley Dawson

Hayley Dawson