Universidad Nebrija

revista.la@nebrija.es | ISSN 1699-6569 | Publicación semestral

¿Cómo se traduce el verbo diventare al español? los verbos de cambio en la clase de E/LE:
Un estudio contrastivo español-italian
Giuseppe Trovato
Università degli Studi di Catania, (Italia)
trad.espa@gmail.com
RESUMEN

El objetivo del artículo es el de afrontar el campo de estudio del grupo verbal en español, con especial énfasis en los llamados verbos de cambio o devenir, que pueden resultar problemáticos para todo estudiante italófono, incluso en los niveles más avanzados. A través de nuestro análisis, nos proponemos ofrecer una aproximación a las modalidades con que cuentan los estudiantes italianos de español como L2 a la hora de expresar acciones que supongan cambio o transformación, dependiendo de los matices que se quieran enfatizar (cambio repentino o inmediato, cambio paulatino, cambio a lo largo del tiempo, etc.). Nos planteamos igualmente ofrecer, a través de un somero estudio contrastivo, una respuesta a las dudas expresadas por el alumnado italófono a la hora de llevar a cabo actividades de traducción inversa (italiano>español) que conlleven la transposición lingüística del verbo italiano “diventare”.

Palabras clave: Verbos de cambio, didáctica de lenguas afines, estudio contrastivo español-italiano, tareas de traducción italiano-español, estudiantes italófonos.

ABSTRACT

The present article is aimed at tackling the field of study regarding the so called ‘verbos de cambio’ (verbs expressing change and transformation) within the Spanish verbal system. Our objective is to provide Italian students with valuable guidelines when it comes to dealing with expressing a change or a transformation in Spanish, or carrying out translation tasks from Italian into Spanish. We will therefore offer a contrastive overview and analysis between Spanish and Italian, highlighting the various ways and alternatives Italian students have at their disposal according to the type of action or change they wish to express as well as the context in which the change takes place.

Keywords: Verbs expressing change, didactics of related languages, Spanish-Italian contrastive analysis, translation tasks from Italian into Spanish, Italian students studying Spanish.

 

1. INTRODUCCIÓN

El presente trabajo nace motivado por la necesidad de ofrecer una respuesta al sinfín de interrogantes planteados, en numerosas ocasiones, por grupos de estudiantes italianos a la hora de afrontar el tema de los llamados verbos de cambio o devenir, con especial referencia a las actividades de traducción inversa (italiano>español). Nos hemos dispuesto, por lo tanto, a elaborar algunas reflexiones de carácter didáctico y traductológico, con el fin de facilitar las tareas de transposición lingüística italiano-español. Muy a menudo constatamos que el verbo italiano diventare se convierte automáticamente, en los escritos y en las traducciones de nuestros estudiantes, en el devenir español, sin plantearse una reflexión metodológica sistemática y concienzuda. Cada vez que nos encontramos con el uso de devenir, el 99% de las veces equivocado, nos dedicamos a tareas pedagógicas de desambiguación, proporcionándoles ejemplos concretos y contextos comunicativos donde sí cabe el uso correcto de “devenir”[1]. Aparte del uso equivocado de “devenir”, se produce mucha confusión a la hora de distinguir y emplear correctamente verbos como “hacerse, ponerse, volverse, quedarse, llegar a ser y convertirse en”. Cabe señalar que estos problemas se manifiestan también en estudiantes con niveles más altos, como por ejemplo el nivel B2 y, en ocasiones, C1 del MCER. Lo anteriormente expuesto nos ha empujado a preguntarnos cuáles son las razones que hay detrás de estas dificultades, con el propósito de poner coto a estos problemas de índole lingüística y traductora y ofrecer, a continuación, algunas pautas metodológicas a la hora de tratar esta cuestión espinosa, pues los diccionarios bilingües español-italiano/italiano-español, con los que contamos, en contados casos, nos ofrecen la ayuda que necesitamos.


2. ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA DIDÁCTICA DE LENGUAS AFINES: ESPAÑOL E ITALIANO

Todos los docentes de lenguas extranjeras sabemos perfectamente cuál es el papel que desempeña el sistema verbal a la hora de impartir nuestras clases, sobre todo a partir de las etapas iniciales, donde los estudiantes entran en contacto con una nueva forma de comunicar y de expresar determinados conceptos, no sólo lingüísticos sino también culturales. Hay quien afirma que trabajar con dos lenguas distantes provoca que no se consigan activar estrategias de aprendizaje eficaces en el largo plazo, dada la evidente brecha lingüística, mientras que en el caso de lenguas afines (español-italiano), las cosas se simplificarían porque, al guardar un estrecho parentesco lingüístico, es muy probable que los estudiantes reconozcan y asimilen, con más soltura, determinados rasgos sintácticos, léxicos y semánticos. A decir verdad, no estamos totalmente de acuerdo con esta postura; es más, es nuestra convicción que la afinidad lingüística puede entrañar muchas dificultades, susceptibles de desembocar, en el mediano y largo plazo, en interferencias lingüísticas y fosilizaciones que, si no se corrigen oportunamente, será muy difícil erradicar de los estudiantes.

Dentro de los estudios sobre lingüística contrastiva español-italiano, llevados a cabo en el panorama académico italiano, destaca el trabajo pionero de Calvi[2] (1995). La autora, ya en ese entonces, se planteaba que:

Nessuno oserebbe negare che lo spagnolo e l’italiano sono lingue simili, come lo sono più o meno tutte le lingue imparentate dalla comune origine latina. Uno dei criteri linguistici che possono servire per misurare questa somiglianza è quello segnalato da Robert Di Pietro (1971). […] due lingue sono simili in proporzione al numero e all’ordinamento gerarchico delle regole condivise nei livelli intermedi, cioè tra la struttura profonda e la struttura superficiale. (Calvi, 1995: 83)

Calvi (op. cit.) analiza a fondo la distancia a nivel fonológico y léxico así como las analogías y los contrastes estructurales y las convergencias pragmáticas y culturales que se manifiestan a la hora de comparar las lenguas que nos ocupan y concluye que (op. cit.: 96):

[…] la sensazione di familiarità sperimentata al primo approccio non rimane costante nel tempo e non si applica allo stesso modo a tutti gli aspetti della lingua. A mano a mano che procede nello studio, il principiante abbandona l’illusione iniziale di poter imparare senza sforzo: le affinità presentano risvolti ingannevoli e le differenze strutturali sono superiori al previsto. Parallelamente, si fa strada la percezione di una certa alterità culturale, che rafforza il senso di distanza; ma le diversificazioni sono spesso sottili, occulte dietro a facciate di somiglianza.

En otro estudio, Calvi (2004) sintetiza su postura de manera emblemática o nos brinda su visión de conjunto de la contrastividad lingüística español-italiano:


Tanto la facilidad como las trampas debidas al estrecho parentesco lingüístico se han convertido en lugares comunes: el aprendizaje del español por parte de italianos (y viceversa) está visto como tarea fácil o incluso innecesaria, puesto que en casos extremos se obtiene la compresión recíproca hablando cada uno su propio idioma; pero cuando el contacto con la otra lengua es más prolongado, domina la sensación de “falsa amistad”.


Lo anteriormente citado pone de relieve que muchos estudiantes italianos, especialmente durante las primeras etapas de su recorrido de aprendizaje, se dejan llevar por el fenómeno de la transferencia positiva, esto es, transfieren con éxito determinados elementos lingüísticos a la lengua meta, lo que facilita su proceso de adquisición lingüística y el fortalecimiento de su interlengua. Sin embargo, conforme van progresando en el aprendizaje del español y alcanzan niveles más avanzados, se dan cuenta de que no pueden darlo todo por sentado y, al adoptar la estrategia de la transferencia lingüística, las cosas se complican porque la influencia del italiano amenaza con determinar una transferencia negativa y les hace correr el riesgo de incurrir en error[3].


3. LOS VERBOS DE CAMBIO: MARCO TEÓRICO GENERAL

A tenor de esta breve panorámica sobre la didáctica de lenguas afines como son el italiano y el español, podemos empezar con el análisis del tema que nos ocupa, a saber la expresión del cambio en italiano y español y las diferencias que se desprenden a lo largo del proceso traductor (del italiano al español). Cabe destacar que a la fecha no disponemos de un número conspicuo de publicaciones y estudios científicos que aborden dicho tema, sin contar el hecho de que muchos manuales de gramática española para extranjeros apenas tratan la cuestión, sin centrarse en la complejidad que este tipo de verbos puede entrañar para determinados colectivos de estudiantes. De ahí que nos propongamos ofrecer una aportación, si procede significativa, a este campo de estudio, desde una perspectiva contrastiva y traductológica.

En términos generales y siguiendo a Bosque y Demonte (1999), podemos enmarcar los verbos de cambio dentro de la categoría de los llamados verbos pseudo-copulativos, o sea “un conjunto de verbos cuyo contenido semántico es esencialmente aspectual, y que denotan cambio de estado o, a veces, de posición” (Bosque, Demonte, 1999: 2511). También F. Matte Bon (2000) en su Gramática comunicativa del español dedica algunas páginas al tema de los verbos de cambio, subrayando que, a diferencia del italiano, en español no existe un único verbo, lo que no hace sino dificultar el proceso de aprendizaje/adquisición del español L2. Los verbos a los que hacemos referencia son volverse, ponerse, quedarse, hacerse, por mencionar los más comunes. Dichos verbos expresan un cambio o una transformación que viene como consecuencia o reacción de un hecho o una acción previos, cuyo resultado, en ocasiones, puede ser inesperado o dar lugar a un nuevo estado o situación. En líneas generales, al comparar cómo el italiano y el español expresan la noción de cambio, podemos atrevernos a afirmar que en italiano se refleja esencialmente el resultado del proceso de cambio, a través de verbos “comodín” comodiventare, divenire, rendere[4]. Por el contrario, como hemos adelantado antes, la lengua española ofrece numerosas posibilidades a la hora de expresar el cambio, además de reflejar cómo dicho cambio, alteración o transformación se ha producido, dentro de una situación comunicativa dada o a lo largo de un período de tiempo. Asimismo, como veremos a continuación, es conveniente aclarar que en español, el uso de un verbo de cambio en lugar de otro, se debe a varios factores, entre los cuales sobresalen los siguientes: cambio de estado físico o mental, cambio voluntario o involuntario, cambio repentino, cambio duradero, cambio a raíz de un proceso paulatino, cambio que implica un esfuerzo, etc.. Estos aspectos, sin embargo, no están contemplados en la teoría de los verbos de cambio de la lengua italiana, donde lo solucionamos todo (o casi) con diventare/divenire.

Al hilo de estas consideraciones previas, resulta claro que la expresión del cambio difiere notablemente de una lengua a otra, lo que acarrea serias dudas para estudiantes italófonos que se enfrenten a tareas de traducción inversa o activa[5]. Lo que acabo de exponer encuentra aval en otros estudios en la materia. Prestigiacomo (2005: 474-475) pone de manifiesto que:

[...] una delle difficoltà maggiori con cui i scontrano gli studenti italofoni è costituita senz’altro dalla totale disomogeneità che le due lingue presentano nell’espressione del concetto di cambio di stato, quale che sia l’ambito di riferimento della trasformazione e il soggetto che l’ha subita o, diversamente, provocata.

A continuación, ofrece su punto de vista acerca de cómo los docentes de español deberíamos presentar este conjunto de verbos para que el aprendizaje de nuestros estudiantes sea fluido y ágil (op. cit.: 476):

Se consideriamo, infatti, che una differenza sintattica implica anche una variazione di significato, ci rendiamo conto che per insegnare un uso corretto e cosciente dei cosiddetti Verbos de cambio, non possiamo limitarci ad una semplice esposizione di tipo normativo-tradizionale, dovendo invece valutare tutte quelle componenti che entrano in gioco nell’acquisizione di una lingua straniera. In sintesi, indicare un cammino per superare o, per lo meno in un primo momento, ‘raggirare l’ostacolo’, è l’obiettivo che ogni docente di lingua spagnola si deve imporre, elaborando sia una serie di materiali teorici e pratici, sia un sistema di correzione efficiente che si incentrino sui bisogni specifici degli apprendenti.

Volviendo al funcionamiento de los verbos de cambio, Muñoz Medrano (2011: 134) puntualiza que estos verbos:

[...] están dotados léxicamente de una especificación aspectual y están determinados por la existencia o ausencia de un sujeto que controle el evento. La denominación dada a las construcciones formadas con los verbos de cambio es muy variada: oraciones de predicado nominal, construcciones cuasi-copulativas, construcciones atributivas o construcciones copulativas.

En consideración de la complejidad sintáctica en que la autora hace hincapié, se puede llegar a la conclusión de que:


El uso de estos verbos como pseudo-copulativos conlleva un proceso de desemantización, es decir, no aportarán contenido léxico a la predicación, aunque conservarán determinados matices semánticos que pueden considerarse aspectuales, tales como las ideas de cualidad, estado, duración, voluntariedad/ no voluntariedad, cambio gradual/cambio no gradual (a diferencia de los verbos copulativos puros, que semánticamente son verbos vacíos y carecen de valor aspectual).

(Ibid.)


Para concluir este apartado, en el que hemos tratado de proporcionar una visión teórica de conjunto sobre los verbos de cambio, merecen una mención especial los llamados verbos adjetivales que expresan cambio. Estos verbos existen tanto en español como en italiano, y sirven, en muchos casos, para expresar cambios de carácter físico o psicofísico. La particularidad de dichos verbos es que conviven con otras formas compuestas, es decir, verbo de cambio + adjetivo[6]. Bermejo Calleja (1994: 47-48) condensa este concepto especificando que:


En español el uso de estos verbos o de los verbos de cambio depende de cuestiones estilísticas, de registro lingüístico (ponerse rojo / ruborizarse) y, también, de diferencias de matices semánticos en determinados casos (ponerse contento / acontentarse). O, sencillamente, porque tal procedimiento de derivación no se ha llevado a cabo en la lengua, como ocurre con los sustantivos que hacen referencia a la profesión (hacerse arquitecto)[7].


4. LOS VERBOS DE CAMBIO: HACIA UN ANÁLISIS CONTRASTIVO ESPAÑOL-ITALIANO

Retomando las nociones expuestas por Bermejo Calleja (1994: 47), y sintetizando lo anteriormente mencionado, la idea de cambio, en español, puede expresarse mediante los verbos denominados de cambio o devenir, perífrasis y verbos derivados de adjetivos o sustantivos.

En este estudio, centraremos la atención en seis verbos que permiten expresar distintos matices relacionados con la idea de cambio. Igualmente analizaremos, a grandes rasgos, algunos verbos más, a través de los cuales es posible deslindar la idea de cambio:


  1. Ponerse;
  2. Volverse;
  3. Quedarse;
  4. Hacerse;
  5. Llegar a ser;
  6. Convertirse en;
  7. Ser/meterse a/transformarse en.


El estudio contrastivo que pretendemos desarrollar se plantea ofrecer algunas líneas generales que sirvan de guía y que puedan ser de utilidad para los estudiantes, a la hora de abordar tareas de traducción italiano>español[8]. Asimismo y sobre la base de los estudios y manuales a nuestro alcance así como de acuerdo con el “uso”[9], procuraremos teorizar sobre los elementos que deberían tener en cuenta y por los que deberían dejarse guiar aquellos estudiantes italianos que se propongan hacerse con los instrumentos más adecuados a la hora de enfrentarse a los verbos de cambio.

En términos generales, tendemos a distinguir los verbos arriba mencionados en tres grupos:


GRUPO 1: expresión del cambio en relación con lacualidad

GRUPO 2: expresión del cambio en relación con elestado

GRUPO 3: expresión del cambio a través de verbos compuestos a partir de adjetivos

Hacerse

Ponerse

Ponerse rojo-colorado / Ruborizarse-enrojecer

Volverse

Quedarse[10]

Ponerse enfermo / Enfermarse

Convertirse


Ponerse pálido / Empalidecer

Quedarse




Esta distinción puede permitirles a los estudiantes contar con un marco metodológico que les oriente en este amplio escenario y les conciencie de que el verbo diventare puede asumir formas distintas en español y no puede convertirse en una coartada a la hora de tener que optar por verbos como hacerse/volverse/quedarse, etc.. Es más, no son pocos los casos en que la forma italiana diventare desaparece en pro de locuciones verbales o adverbiales, frases hechas o colocaciones que se constituyen a partir de otros verbos.


4.1 Hacia una sistematización y uso de los verbos de cambio: muestras de traducción del italiano al español

A continuación, ofrecemos algunos planteamientos tanto teóricos como prácticos sobre los verbos que nos ocupan, con el fin de que los estudiantes italianos puedan sistematizar su adquisición de los verbos de cambio. Cabe precisar que el análisis contrastivo desarrollado no tiene ninguna ambición de ser completo o exhaustivo. Se plantea únicamente como guía en este vasto “laberinto” verbal, a través de explicaciones, si cabe, puntuales y sistemáticas sobre los casos más paradigmáticos.


PONERSE

  1. Este verbo se utiliza para expresar cambios posturales[11]:
    Ponerse de pie = alzarsi / mettersi in piedi
    Ponerse de rodillas = inginocchiarsi / mettersi in ginocchio / genuflettersi

    Ponerse en cuclillas = mettersi coccoloni
    Ponerse sentado = mettersi a sedere / sedere
  2. También se emplea para expresar cambios temporales, momentáneos u ocasionales que, por lo general, tienen que ver con el estado físico o mental o el comportamiento. Este verbo va seguido de adjetivos como contento, alegre, triste, furioso, melancólico, pálido, nervioso, colorado, por poner algunos ejemplos:
    Ogni volta che gli parla Maria, diventa rosso = Cada vez que María le habla, se pone colorado/rojo.

    Quando gli raccontarono la notizia, diventò furioso = Cuando le contaron la noticia, se puso furioso.
    Diventai molto nervoso/mi innervosì[12] molto quando mi chiamò per chiedermi dei soldi = Me puse muy nervioso cuando me llamó para pedirme dinero.
  3. Podemos encontrar este verbo con expresiones idiomáticas o fijas:
    Negli ultimi anni è diventato di moda fare l’aperitivo dopo il lavoro = En los últimos años se ha puesto de moda tomar un aperitivo al salir del trabajo.

    Nell’ultimo decennio la questione del cambiamento climatico è diventata attuale = En la última década el tema del cambio climático se ha puesto de actualidad.
  4. Además, utilizamos el verbo “ponerse” no necesariamente en forma pronominal, es decir, cuando la acción o causa que determina el cambio no depende de nuestra voluntad:
    Gli esami lo rendono sempre nervoso/lo fanno diventare nervoso[13] = Los exámenes siempre lo ponen nervioso.
  5. Con este verbo se puede hacer alusión a un cambio que tiene que ver con el carácter o la personalidad, tanto positivo como negativo. Además, puede indicar un cambio duradero e irreversible:
    Prima mio padre era molto chiuso, ma col tempo è diventato più tollerante = Antes mi padre era muy cerrado, pero con el tiempo se ha vuelto más tolerante.

    È un peccato che il bambino sia diventato così scontroso. Fino a qualche mese fa era molto socievole = Es una lástima que el niño se haya vuelto tan huraño. Hasta hace algunos meses era muy sociable.
  6. Lo podemos encontrar con los siguientes adjetivos: tolerante, abierto, cerrado, amable, sociable, loco, huraño, cascarrabias, confiado/desconfiado,insoportable,tacaño,simpático/antipático:
    A causa del tradimento, Jaime è diventato sfiduciato = A causa de la traición, Jaime se ha vuelto desconfiado.

    A quest’ora il sole diventa insopportabile. È meglio metterci all’ombra = A estas horas el sol se vuelve insoportable. Es mejor ponernos a la sombra.
  7. Asimismo, el verbo “volverse” puede ir seguido de modismos y frases hechas:
    volverse loco de contento = impazzire di felicità

    volverse loco de envidia = essere accecato dall’invidia
    volverse loco de atar = diventare pazzo da legare

    volverse loco como una cabra = diventare pazzo furioso
    En estos casos, se produce una transformación inesperada o improvisa, relacionada con el estado mental o psicofísico del sujeto.
  8. El verbo “volverse” también se utiliza para expresar un cambio producido por una acción o causa ajenas a nuestra voluntad. De ahí que el verbo se utilice en forma no pronominal:
    La malattia e la solitudine lo fecero diventare pazzo[14] = La enfermedad y la soledad lo volvieron loco.


QUEDARSE

  1. Con este verbo se produce un cambio que viene como final de un proceso, provocado por una acción anterior. Se hace, por tanto, hincapié en el estado final[15]:
    Mia nonna è rimasta vedova a soli 40 anni = Mi abuela se quedó viuda cuando tenía tan sólo 40 años.
    A causa della crisi economica, molto giovani stanno perdendo il lavoro = A raíz de la crisis económica, muchos jóvenes se están quedando sin trabajo.
  2. El verbo “quedarse” puede indicar tanto un cambio duradero (quedarse viudo/viuda) como un cambio a lo largo de un período de tiempo determinado (quedarse embarazada/quedarse sin trabajo). Cabe añadir que con expresiones como quedarse soltero/sin trabajo, se suele expresar un matiz negativo.
  3. “Quedarse” indica cambios que suponen un factor sorpresa, que puede cogernos desprevenidos. No se trata de cambios duraderos y generalmente, va seguido de adjetivos como: atónito, mudo, boquiabierto, sorprendido, sin palabras, helado, petrificado:
    Quando apprese il fatto, rimase congelato = Al enterarse de lo ocurrido, se quedó helado.
  4. Con este verbo también aparecen adjetivos que indican estado y/o movimiento: quieto, parado, tranquilo, sentado, tumbado:
    Resta fermo e tranquillo, per favore = Quédate quieto y tranquilo, por favor.
  5. Por último, el verbo “quedarse” se usa para hacer referencia a un cambio que puede causar algún defecto físico o minusvalía:
    In seguito all’incidente d’auto, rimase cieco e paralizzato = Tras el accidente de coche, se quedó ciego y paralítico.


HACERSE

  1. Es uno de los verbos más empleados para expresar la idea de cambio. Puede indicar un cambio voluntario y paulatino y puede ir seguido de adjetivos relacionados con la ideología, religión y profesión:
    Dopo essersi sposato con una donna egiziana, diventò musulmano = Después de casarse con una mujer egipcia, se hizo musulmán.
    Il partito repubblicano lo ha deluso molto, ecco perché è diventato socialista = El partido republicano lo ha decepcionado mucho, de ahí que se haya hecho socialista.
  2. “Hacerse” también suele ir acompañado de adjetivos que señalan una intensificación como: popular, famoso, rico, millonario:
    Dopo avere vinto alla lotteria, è diventato ricco/miliardario = Tras tocarle la lotería, se ha hecho rico/millonario.

    È diventata popolare grazie al programma “Grande Fratello” = Se ha hecho popular gracias al programa de Gran Hermano.
  3. Se utiliza también para indicar acciones y cambios involuntarios y progresivos que resultan como consecuencia de un proceso a lo largo del tiempo:
    Senza rendermene conto, sono diventato adulto = Sin darme cuenta, me he hecho adulto.

    [16] ya.


LLEGAR A SER

  1. Con esta perífrasis verbal, se hace hincapié en un proceso que se desarrolla de forma gradual y en el esfuerzo que implica la acción. Puede ir seguido tanto de adjetivos como de sustantivos:
    Dopo molti sacrifici, diventò avvocato = Tras muchos sacrificios, llegó a ser abogado.
    Federico Fellini diventò famoso a livello internazionale grazie al film “La Dolce Vita” = Federico Fellini llegó a ser famoso a nivel internacional gracias a la película “La Dolce Vita”.
  2. Se utiliza generalmente para referirse a un cambio que implica una mejora en términos profesionales o personales, alcanzada tras un proceso largo y trabajoso:
    Dopo tanti anni alla guida dell’UNESCO, diventò direttore generale delle Nazioni Unite = Después de muchos años al frente de la UNESCO, llegó a ser director general de Naciones Unidas.

    Sono convinto che mio figlio diventerà qualcuno nella vita = Estoy convencido de que mi hijo llegará a ser alguien en la vida.
  3. El verbo “llegar a ser”, en ocasiones, puede transformarse en LLEGAR A + SUSTANTIVO[17]: 
    Manuele ha tutte le carte in regola per diventare presidente della Repubblica = Manuel reúne todas las cualidades para llegar a Presidente de la República[18].


CONVERTIRSE EN

  1. Cabe destacar que este verbo sólo puede ir seguido de sustantivos o adjetivos sustantivados y se puede usar como sinónimo de “transformarse en”:
    Diventò la attrice più famosa in Francia = Se convirtió en la actriz más famosa de Francia.
    Secondo la Bibbia, in occasione delle Nozze di Cana, Gesù trasformò l’acqua in vino = Según la Biblia, con motivo de las Bodas de Caná, Jesús convirtió el agua en vino.
    Nella favola di Cenerentola, la zucca diventa una bellissima carrozza = En el cuento de cenicienta, la calabaza se convierte en una bellísima carroza.
  2. Con este verbo se indica un proceso de transformación profundo e irreversible:
    Simón Bolívar divenne l’eroe dell’Indipendenza dell’America latina = Simón Bolívar se convirtió en el héroe de la Independencia de América del Sur.
    Recentemente l’Uruguay è diventato un paradiso fiscale = Recientemente Uruguay se ha convertido en un paraíso fiscal.

SER

Aunque la mayoría de los estudiantes italianos cree que el verbo “ser” sirve sólo para indicar existencia y tiende a asociarlo a la contraposición con el verbo “estar”, merece la pena subrayar que con él se puede expresar también la idea de cambio. A continuación, se ofrecen algunos ejemplos típicos en los que existe una correspondencia casi exacta entre “ser” y “diventare”:


Che cosa vorresti diventare da grande? = ¿Qué querrías ser de mayor?

Da grande voglio diventare un traduttore = De mayor quiero ser traductor.


METERSE A

Normalmente se utiliza para hacer referencia a un cambio de profesión, generalmente voluntario y no siempre valorado positivamente:


Nonostante la sua formazione umanistica, è diventato scienziato = A pesar de su formación humanística, se metió a científico.

Era avvocato ed è diventato medico = Era abogado y se ha metido a médico.

TRANSFORMAR(SE) EN


Como hemos visto antes, este verbo es sinónimo de “convertirse en”. Sin embargo, es conveniente poner de relieve que se usa mayoritariamente en la lengua escrita o en registros lingüísticos más altos. Siempre está seguido de la preposición “en” y hace referencia a la alteración, generalmente definitiva, de las características de personas, animales o cosas. Dependiendo del sujeto que lleve a cabo la acción, puede usarse en forma no reflexiva o pronominal:


Nel racconto, il cavallo diventa un principe = En el cuento, el caballo se transforma en un príncipe.

Improvvisamente la pioggia è diventata grandine = De repente, la lluvia se transformó en granizo.

La strega trasformò la ragazza in una vipera = La bruja transformó a la chica en una víbora.


​4.2 Otros verbos que expresan la idea de cambio


SER

Aunque la mayoría de los estudiantes italianos cree que el verbo “ser” sirve sólo para indicar existencia y tiende a asociarlo a la contraposición con el verbo “estar”, merece la pena subrayar que con él se puede expresar también la idea de cambio. A continuación, se ofrecen algunos ejemplos típicos en los que existe una correspondencia casi exacta entre “ser” y “diventare”:


Che cosa vorresti diventare da grande? = ¿Qué querrías ser de mayor?

Da grande voglio diventare un traduttore = De mayor quiero ser traductor.



METERSE A

Normalmente se utiliza para hacer referencia a un cambio de profesión, generalmente voluntario y no siempre valorado positivamente:


Nonostante la sua formazione umanistica, è diventato scienziato = A pesar de su formación humanística, se metió a científico.

Era avvocato ed è diventato medico = Era abogado y se ha metido a médico.

TRANSFORMAR(SE) EN


Como hemos visto antes, este verbo es sinónimo de “convertirse en”. Sin embargo, es conveniente poner de relieve que se usa mayoritariamente en la lengua escrita o en registros lingüísticos más altos. Siempre está seguido de la preposición “en” y hace referencia a la alteración, generalmente definitiva, de las características de personas, animales o cosas. Dependiendo del sujeto que lleve a cabo la acción, puede usarse en forma no reflexiva o pronominal:


Nel racconto, il cavallo diventa un principe = En el cuento, el caballo se transforma en un príncipe.

Improvvisamente la pioggia è diventata grandine = De repente, la lluvia se transformó en granizo.

La strega trasformò la ragazza in una vipera = La bruja transformó a la chica en una víbora.


4.3 Verbos adjetivales que expresan la idea de cambio

Como adelantamos al principio, tanto en italiano como en español contamos con la posibilidad de expresar la idea de cambio a través de verbos que se forman a partir de adjetivos y que cumplen la misma función que el verbo de cambio seguido de adjetivo. A continuación, se presenta una lista de los verbos más comúnmente utilizados en ambas lenguas, sin ninguna pretensión de ser exhaustivos ni sistemáticos:


ITALIANO

ITALIANO

ESPAÑOL

ESPAÑOL

Verbo aggettivale

Verbo + aggettivo

Verbo adjetival

Verbo + adjetivo

Abbellirsi

Diventare bello

Embellecer

(se)

Ponerse bello /

guapo[19]

Accorciarsi

Diventare più corto

Acortarse

Hacerse más corto

Ammorbidirsi

Diventare morbido

Ablandarse

Ponerse blando

Arricchirsi

Diventare ricco

Enriquecerse

Hacerse rico

Arrossire

Diventare rosso

Enrojecer(se)/ Ruborizarse

Ponerse rojo / colorado

Dimagrire

Diventare magro

Adelgazar

Ponerse delgado

Impazzire

Diventare pazzo

Enloquecer

Volverse loco

Impoverirsi

Diventare povero

Empobrecerse

Volverse pobre

Ingrassare

Diventare grasso

Engordar

Ponerse gordo

Invecchiare

Diventare vecchio

Envejecer

Hacerse viejo

Peggiorare

Diventare peggio

Empeorar

Ponerse peor

Raddrizzarsi

Diventare dritto

Enderezarse

Ponerse derecho

Rimpicciolirsi

Diventare più piccolo

Empequeñe-cerse

Ponerse / hacerse más pequeño

Schiarirsi

Diventare più chiaro

Aclararse

Ponerse claro



Siguiendo la lista de arriba, resulta claro que el verbo de cambio italiano, en todos los casos, es diventare, mientras que a la hora de traducirlo al español, se nota una mayor variedad y alternancia entre ponerse, volverse, hacerse, lo que puede dificultar las actividades de intermediación lingüística por parte del colectivo italófono.


5. A MODO DE CONCLUSIÓN

Con este artículo, nos hemos planteado llevar a cabo un somero estudio contrastivo español-italiano acerca de los verbos de cambio. El punto de partida ha sido la reflexión acerca de la complejidad que esta categoría de verbos entraña para el colectivo de estudiantes italófonos a la hora de tener que escoger la traducción correcta del verbo italiano diventare. Hemos demostrado, si procede, que no siempre existe una correspondencia exacta, biunívoca y conceptual entre el verbo italianodiventare y los verbos de cambio.

Dado el carácter contrastivo de nuestro análisis, hemos creído conveniente realizar una breve introducción sobre la didáctica de lenguas afines, es eso, español e italiano, con el objetivo de establecer un marco metodológico en el que colocar las reflexiones posteriores. A continuación, hemos establecido un marco teórico general sobre los verbos de cambio en español y sus particularidades en términos de uso y funciones. Por último, hemos desarrollado un estudio comparativo, desde una perspectiva didáctica y traductológica. Nuestro objetivo ha sido el de proporcionar algunas líneas guía para que estudiantes italianos de español LE cuenten con un repertorio básico para orientarse ágilmente en el vasto panorama de los verbos de cambio. Queremos aclarar que en nuestra labor docente, presentamos el tema de los verbos de cambio a partir del nivel B1 del MCER. Aun así, constatamos que incluso estudiantes con un nivel B2 o C1 manifiestan dudas y perplejidades a la hora de tener que elegir entre ponerse, hacerse, volverse, quedarse, convertirse en, etc..

Al trabajar con estudiantes con un nivel B2 o C1, les brindamos algunas pistas sobre cómo utilizar el CREA[20] (Corpus de Referencia del Español Actual de la Real Academia Española). Consideramos que es una herramienta informática muy fácil de consultar a la hora de despejar dudas e incógnitas sobre determinados ítems lingüísticos y sobre el uso y frecuencia de las colocaciones. Desde nuestro punto de vista, el tema de los verbos de cambio en español se enmarca dentro del fenómeno colocacional, por lo que a veces puede resultar difícil explicar por qué se dice “volverse loco” en lugar de “hacerse o quedarse loco”. El hecho de recurrir a un «corpus representativo del estado actual de la lengua»[21] es, sin duda, de gran utilidad, ya que:


[...] es un conjunto de textos de diversa procedencia, almacenados en soporte informático, del que es posible extraer información para estudiar las palabras, sus significados y sus contextos. [...] está diseñado para proporcionar información exhaustiva acerca de una lengua en un momento determinado de su historia y, por tanto, ha de ser lo suficientemente extenso para representar todas las variedades relevantes de la lengua en cuestión.


En conclusión, confiamos en que los profesores de E/LE en general y los que trabajan en el contexto educativo italiano, más concretamente, puedan detectar elementos de interés didáctico y metodológico en esta aportación. Es de esperar que pronto contemos con una propuesta lexicográfica bilingüe[22] español-italiano e italiano-español que, de una vez, le dé carpetazo al asunto.

 

Referencias bibliográficas

Barbero, J. C., Bermejo, F., San Vicente, F. (2012). Contrastiva. Grammatica della lingua spagnola. Spagnolo>Italiano. Bolonia: Clueb.

Bermejo Calleja, F. (1994). Verbos de cambio o devenir en español, En Montesa Pedró Salvador y Garrido Moraga, Antonio (ccords.). Español para extranjeros: Didáctica e investigación, Actas del II Congreso Nacional de ASELE, Málaga, Asele, 1994, págs. 47-60.

Bosque, I., Demonte, V. (coords.) (1999). Gramática descriptiva de la lengua española, 3 vol., Madrid: Espasa Calpe.

Calvi, M.V. (1995). Didattica di lingue affini. Milán: Guerini.Calvi, M.V. (2004). Aprendizaje de lenguas afines: español e italiano. Redele, 1: 1-22, Madrid: Ministerio de Educación. http://www.educacion.gob.es/redele/revistaRedEle/2004/segunda.html.

Carrera Díaz, M., Silvestri, P. (2010). Entre Palabras. Grammatica contrastiva della lingua spagnola. Turín: Loescher.

Cuéllar Lázaro, C., (2004). Un nuevo enfoque de la traducción en la enseñanza comunicativa de las lenguas. Hermēneus. Revista de Traducción e Interpretación, 6.

Di Pietro, R.J. (1971). Language Structures in Contrast. Newbury House, Rowley; trad. it. (coord.) G.R. Cardona (1977), Lingue a confronto. Ricerche e problemi dell’insegnamento. Roma: Armando.

García-Medall, J., (2001). La traducción en la enseñanza de lenguas, Hermēneus. Revista de Traducción e Interpretación, 3.

Hurtado Albir, A. (2011) (quinta edición revisada). Traducción y Traductología. Introducción a la Traductología. Madrid: Cátedra.

Lenarduzzi, R. (1999). Interferencias en el aprendizaje del español en alumnos italófonos: el lexema verbal, En Norbert von Prellwitz et al., Lo spagnolo d'oggi: forme della comunicazione. Siena: Bulzoni Editore: 243-256.

Matte Bon, F. (2000). Gramática comunicativa del español. Tomo II, Madrid: Edelsa.

Muñoz Medrano, Mª. C. (2011). La expresión del cambio en español e italiano: hacerse, ponerse y volverse en los diccionarios bilingües, Élyce I (Estudios lingüísticos y contrastivos de español), año I, 1: 131-144.

Prestigiacomo, C. (2005). Diventare e i ‘verbos de cambio’, L'insula de Don Chisciotte/Linguistica contrastiva tra italiano e lingue iberiche, Actas del XXIII Congreso Aispi. Palermo. 6-8 de octubre de 2005, (vol. II, págs. 474-485), Madrid: Instituto Cervantes/Associazione Ispanisti Italiani.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. <http://www.rae.es> [consulta el 15 de septiembre de 2012]

Tomaselli, D. (2008). Italiano y español: dos lenguas diferentes, Antonio Moreno Sandoval (coord.), Actas del VIII Congreso de Lingüística General (Madrid, 25-28 de junio de 2008), Laboratorio de Lingüística Informática, 1913-1929.


SITOGRAFÍA

http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000019.nsf/voTodosporId/B104F9F0D0029604C1257164004032BE?OpenDocument

CLAVE (Diccionario de uso del español actual). Versión en línea [http://www.smdiccionarios.com/]

ANEXO

[1] Devenir se usa como sustantivo para referirse a un cambio, transformación o transcurso de algo; ej. El devenir de los tiempos ha transformado las ricas y florecientes culturas de la Antigüedad en pobres países dependientes de otros. (Clave en línea). Al utilizarse como verbo, devenirasume el significado de suceder, producirse o venir de forma repentina o inesperada; ej. En esta situación nos puede devenir cualquier cosa. (Clave en línea).

[2] El título del libro es Didattica di lingue affini.

[3] Es suficiente con mencionar los llamados falsos amigos y los calcos lingüísticos muy comunes en la combinación lingüística español-italiano.

[4] Cabe aclarar que este último verbo difiere de los dos primeros en términos de uso y construcción. Sin detenernos en la cuestión, podemos decir que, desde cierto punto de vista, su traducción al español se podría efectuar mediante el verbo hacer.

Ejemplo: Le sue parole mi hanno reso molto orgoglioso

Sus palabras me han hecho muy orgulloso.

[5] En el lenguaje especializado relativo a la didáctica y práctica de la traducción, se utiliza la locución “traducción pasiva” para referirse a la traducción de la lengua extranjera a la lengua madre, mientras que con “traducción activa”, se hace referencia al proceso inverso (lengua madre>lengua extranjera).

[6] Enfermar (verbo adjetival) Vs Poner(se) enfermo (verbo + adjetivo).

Ruborizarse (verbo adjetival) Vs Ponerse rojo (verbo + adjetivo).

[7] Sin embargo, hay que puntualizar que pueden darse algunas excepciones como por ejemplo el verbo “doctorar(se)”. En principio, este verbo tiene que ver con la esfera profesional, por lo que se podría considerar como una excepción.

[8] Nos urge aclarar que las consideraciones elaboradas en esta aportación abordan el tema de la traducción no desde una perspectiva profesional, sino didáctica y pedagógica. Se trata, en concreto, de poner la práctica de la traducción al servicio de la didáctica de lenguas extranjeras. Siguiendo a Hurtado Albir (2011: 55), se trata de “la utilización de la traducción de textos en la didáctica de lenguas, donde el objetivo de la traducción es esencialmente un perfeccionamiento lingüístico”. Para un análisis más pormenorizado sobre el tema de la traducción pedagógica y su relación con la enseñanza de lenguas extranjeras, consúltense Cuéllar Lázaro (2004) y García-Medall (2001), que recogemos en la bibliografía final.

[9] Consideramos el “uso” (por parte de hablantes nativos) como un parámetro significativo a la hora de valorar la frecuencia y el empleo de determinados ítems lingüísticos.

[10] Como veremos a continuación, el verbo “quedarse” tiene características que hacen que se pueda colocar tanto en el primer grupo como en el segundo.

[11] En este caso concreto, nunca es posible adoptar la traducción con el verbo italiano diventare. Además, cabe señalar que, a este respecto, existe cierto paralelismo en términos de uso entre “ponerse” y “estar” (ponerse/estar sentado).

[12] En este caso, un nativo italiano optaría a la segunda versión, o sea el verbo adjetival.

[13] Este es el caso en el que el verbo “diventare” es sustituido por “rendere”. No obstante, notamos que es posible mantener el primer verbo, efectuando una expansión mediante el recurso al verbo “fare” (hacer) (lo fanno diventare).

[14] En italiano, sería común encontrar fórmulas como: lo fecero impazzire/lo resero pazzo, lo que conlleva un proceso de cambio inesperado.

[15] Con el verbo “quedarse”, es raro encontrar en italiano frases con diventare. Este es uno de los numerosos casos en los que no existe una correspondencia exacta entre diventare y los Verbos de cambio.

[16] En este caso, es muy común encontrar la expresión “está hecho un hombre”.

[17] En este caso, nunca es posible que vaya seguido de un adjetivo.

[18] La forma “llegar a + sustantivo” puede ir seguida de términos que indican profesión: ministro, profesor, etc..

[19] Este es uno de los casos en los que se da una alternancia entre dos adjetivos: bello vs guapo. En la lengua común, se usa con más frecuencia “ponerse guapo”.

[20] Los ejemplos propuestos en el estudio contrastivo llevado a cabo en este artículo se han elaborado también sobre la base de la información recabada en el CREA, con miras a averiguar su efectiva relevancia y pertinencia.

[21] La definición del CREA se ha extraído del siguiente enlace:
http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000019.nsf/voTodosporId/B104F9F0D0029604C1257164004032BE?OpenDocument.

[22] Sin pormenorizar la cuestión, estamos de acuerdo con otros autores en abogar por la elaboración de obras lexicográficas bilingües más completas que presenten las debidas contextualizaciones y situaciones comunicativas, ya que el material del que disponemos en la actualidad no siempre facilita la información más adecuada y coherente.