Universidad Nebrija

revista.la@nebrija.es | ISSN 1699-6569 | Publicación semestral

Contribuciones de la lingüística contrastiva a la enseñanza de la LE a estudiantes italófonos
El caso especial de los usos del verbo haber
Anna Sulai Capponi
Università degli Studi di Perugia
anazulay@virgilio.it
RESUMEN

Desde cuando se empezaron a escribir las gramáticas de las lenguas romances, las gramáticas españolas para estudiantes italianos y las italianas para hispanófonos no fueron muchas y la mayoría se empezaron a redactar en un período muy tardío. El prejuicio que desde siempre acompaña el estudio del español para italianos, y viceversa, ha sido, y sigue siendo, la convicción de la facilidad del aprendizaje entre estos idiomas tan parecidos. Ya muchos estudios han evidenciado lo inconsistente de este preconcepto y han demostrado que resulta más fácil un primer nivel de subsistencia mientras resulta arduo llegar al nivel de perfección por las constantes interferencias. Las innumerables dificultades que el estudiante italiano de lengua española LE encuentra comprende a la vez aspecto fonológicos, morfo-sintácticos y lexicales. Como docente de lengua española LE he podido comprobar como el análisis contrastivo produce muy buenos efectos sobre todo a la hora de identificar los ámbitos de mayor dificultad. Además, es posible completar todos aquellos argumentos que las gramáticas escritas para estudiantes extranjeros, sin dirigirse directamente a discentes de habla italiano, no toman en consideración, así como evitar pérdidas de tiempo en ámbitos absolutamente equivalentes. De la misma manera el profesor en aula puede encontrar una ayuda en el uso del análisis contrastivo en cuanto trate de completar el aprendizaje y autoaprendizaje desarrollado mediante suportes técnicos. En efecto, todos los elementos abstractos, gramaticales y léxicos, difíciles de aprender exclusivamente con materiales audiovisuales encuentran en el estudio contrastivo elementos útiles para la inmediata comprensión. En este estudio queremos presentar el caso de los usos del verbo Haber en su función de auxiliar en oposición al verbo Tener, o Impersonal en oposición al verbo Estar, a su empleo en expresiones jurídicas, en sus arcaísmos en las expresiones “he aquí, he allí”, en la construcción de distintas locuciones, en la formación de perífrasis de obligación personal e impersonal, etc… El estudiante italiano puede encontrar, en un enfoque de tipo contrastivo, una importante contribución en las analogías interlingüísticas y reflexionar para adquirir una conciencia metalingüística.

Palabras clave: español LE, análisis contrastivo, verbo Haber, estudiantes italófonos

ABSTRACT

Since the advent of grammars in Romance languages there has been a notable deficiency. The Spanish grammars for Italian learners and vice versa have been lacking. The few which have been issued were also done in a very late period. The prejudices surrounding the similarities between Spanish and Italian have traditionally created a misconception of simplicity for native speakers of either language learning the other. Numerous studies have proven that this cliché is actually wrong and have also shown that while it is easy to gain a basic level of knowledge, it is difficult to achieve a higher level of competence due to the language transfer. Italian learners of Spanish as a foreign language face several difficulties which dwell on phonological, lexical and syntax issues. As a teacher of Spanish as a foreign language, l have had the opportunity to assess how contrastive analysis can be really beneficial, particularly in identifying the most critical issues encompassing structural differences and similarities. Furthermore, it is possible to include all those topics that grammars conventionally do not take into account by using a holistic approach, and also to avoid wasting time on areas which prove repetitive and irrelevant. At the same time, the contrastive analysis can be a useful tool for a teacher as it complements the learning and self learning provided by technical support. In fact, all the grammar and lexical issues which are customarily dealt with solely through audiovisual materials can actually be more stringently tackled through contrastive analysis. To demonstrate this, this investigation will focus on the usage of the verb 'haber' as an auxiliary in opposition to the verb 'tener', and also as an impersonal verb in contrast to the verb 'estar'. It will additionally concentrate on the usage of 'haber' under various facets; as a legal term, in the construction of sentences, as an archaism in expressions such as 'he aquí' and 'he allí', in personal or impersonal 'perifrasis de obligacion', etc. The Italian learner can thereby use the contrastive approach as an important tool in dealing with interlinguistic similarities and by extension, utilizing it as a means of achieving a metalinguistic conscience.

Keywords: Spanish FL, contrastive analysis, verb Haber, Italian learners.

 

1. INTRODUCCIÓN

En los últimos años, solamente, la didáctica ha empezado a tomar en consideración la formación del profesor de lengua extranjera. El docente se ha ido formando sobre los estudios de lingüística a los cuales añadía su experiencia personal. Con la lingüística aplicada se han empezado a poner en relación las metodologías surgidas comparando las diversas prácticas adoptada en las escuelas de lengua y en las Universidades. Cada uno ha desarrollado un método suyo personal que se ha evolucionado según los medios que iba teniendo al alcance y según las indicaciones que los lingüistas proponían. Con la entrada de las nuevas tecnologías el docente de LE ha tenido que hacer frente a los nuevos medios con sus propias fuerzas. Con respecto a las lenguas afines se han desarrollado metodologías que apoyaban el análisis contrastivo y que van perdiendo terreno en vista de una visión más tendida hacia el multilingüismo. Al día de hoy, pero, quizás, parece oportuno retornar sobre ciertas posiciones y evaluar si un aproche contrastivo puede seguir teniendo valor en relación a la enseñanza de las lenguas afines. Ponemos aquí el caso de la enseñanza del verbo Haber en todos sus usos tanto en italiano como en español para examinar cuánto el análisis contrastivo puede ser útil para la comprensión profunda de estos dos idiomas vistos en comparación.


2. HISPANÓFONOS E ITALÓFONOS EN CONTACTO

Al entrar en aula para dar clases de español a estudiantes de habla italiana el docente se encuentra, sin duda alguna, frente a un alumnado muy bien predispuesto psicológicamente al aprendizaje. Esto es debido por un lado al carácter amistoso que existe desde siempre entre los dos pueblos y por el otro a la vasta gama de situaciones en las cuales estas lenguas vienen usadas: publicidad, películas, historietas, canciones, música, etc… aspecto, esto, que nos lleva a pensar erróneamente que estos pueblos puedan entenderse sin dificultad alguna.

Además de un largo período histórico común durante el Imperio Romano, en realidad Península Ibérica e Italia han mantenido durante largo tiempo mucho más que simples relaciones culturales. Los aspectos que influyeron decisivamente en las relaciones entre España e Italia fueron muchas, entre ella recordamos: el amplio intercambio cultural entre los dos Países durante el Renacimiento cuando letrados y estudiosos se movían curiosos de un país a otro; la dominación borbónica en el Sur de Italia que deja viva su huella lingüística en la zona de Nápoles o de Sicilia; la llegada a Italia de los Jesuitas expulsados de España e Hispanoamérica (1767); movimientos de tropas que hubo entre uno u otro pueblo durante los conflictos mundiales del siglos XX; los movimientos migratorios que en los siglos pasados incluyeron los países de habla española del otro lado del Océano, así que italianos e hispanohablantes han seguido manteniéndose en contacto; en el siglo XXI importantes movimientos migratorios han transportados una gran multitud de latinoamericanos al suelo itálico.

Según lo que vinimos describiendo acerca de los contactos entre italianos e hispanohablantes lo razonable sería concluir que a lo largo de los siglos se editaran millones de textos escritos para la enseñanza de la lengua italiana a españoles y viceversa.

Sin embargo no fue así. En el siglo XVI nacen los primeros textos en los cuales se harán reflexiones sobre estas dos lenguas, como Diálogos de la lengua de Valdés (1535) o Osservationi della lingua Castiglianade Giovanni Miranda (1566) y las primeras gramáticas como Il paragone della Lingua Toscana e Castigliana de Alessandri d’Urbino (1560) y los primeros vocabularios como el Vocabulario de las dos lenguas Toscana y Castellana de Cristóbal de las Casas (1570) y textos dedicados a los hablantes de las dos lenguas como la Gramatica spagnuola et italiana de Lorenzo Franciosini (1634) o Arte muy curiosa por la cual se enseña muy de raíz el entender y hablar la lengua italiana de Trenado d'Ayllón (1596).

Todos estos textos pertenecen al siglo XVI e inicio XVII, desde este momento la producción empieza a disminuir. Recordamos La Nueva y completa gramática italiana explicada en español de Pietro Tommasi (1779) que escribe: “Qualquierapues, que desee aprender con menos trabajo, y más perfección una lengua extrangera, conviene que primero sepa bien la suya propia” (Buono, 1999: 366).

Las causas por las cuales se dedican menos textos al estudio de las dos lenguas en los dos países son varias: la llamada “decadencia de las letras Hispánicas” (Bas Martín, 1999: 163); la falta por parte de Italia y España de interés para la experimentación sobre la enseñanza lingüística, a diferencia de Francia, Alemania e Inglaterra (Titone, 1980); el prejuicio sobre la facilidad de la lengua española para los italianos (Calvi, 1995: 22).

Este último punto, o sea la convicción de la facilidad de comunicación entre hispanohablante e ítaloparlantes, es la condición que aún crea problemas a los docentes de lenguas.

Empezamos diciendo que el alumno italófono inicia sus clases de lengua española con muy buena predisposición y, también, con la falsa idea de que este idioma se va a aprender con cierta facilidad. Ya todos los que operamos en este sector sabemos de lo arduo que es superar esta barrera. La subsistencia de un italiano en un país hispanófono es garantizada, y tenemos prueba de eso al averiguar que los emigrantes italianos del siglo pasado casi nunca estudiaron la lengua española hasta el punto de crear fenómenos lingüísticos como el “cocoliche” (Cancellier, 2001). Asimismo los emigrantes latinos de hoy que viven en Italia consideran superfluas las clases de italiano.


3. LOS USOS DEL VERBO HABER

3.1 Haber como auxiliar
Ahora bien, vamos a tomar en consideración las gramáticas españolas para estudiantes extranjeros. Estos tipos de gramáticas presentan la lengua española sin poner la atención en la contrastividad con el italiano. Lo mismo pasa con la mayoría de las gramáticas españolas destinadas a italófonos, y el contrario. Nos referimos tanto a las impresas como a las que se encuentran en la Red.

Analizamos una página web gratuita de un curso de lengua española para italianos:


Figura 1. Página de la web Homolaicus de Enrico Galavotti

En esta página se da una información incompleta en cuanto al uso de Haber. El uso de Haber como auxiliar comporta cierto grado de dificultad para el estudiante italófono dado que en italiano el tiempo compuesto se forma con el verbo Avere con los verbos transitivos y con Essere con los verbos intransitivos. En español los tiempos compuestos se forman con Haber en las formas activas y con Ser en las formas pasivas:

Siamo andate al cinema
Hemos ido al cine
Abbiamo mangiato il pesce
Hemos comido pescado
Il libro è scritto dagli studenti
El libro es escrito por los estudiantes

Notamos, a través de los ejemplos, otra regla que necesitan aprender los ítalos parlantes: el Participio Pasado queda invariado en español cuando forma los tiempos compuestos, en cambio en italiano concuerda con el sujeto. Un italiano podrá caer a menudo en la costumbre de usar el verbo Ser como auxiliar de los intransitivos, concordando el Participio con el sujeto (Somos idas*). Así como tiene que prestar mucha atención en no interponer palabras entre el verbo Haber y el Participio, circunstancia admitida en italiano:


Non l’ho mai vista

Nunca la he visto


3.2 El verbo Haber en oposición al verbo Tener
Es posible encontrar al verbo Tener con función auxiliar:
Tengo leídas doscientas páginas del libros

El valor acumulativo que tiene esta construcción es fácilmente comprendida con la ayuda de la contrastividad en cuanto esta frase puede ser traducida como: 

Ho già letto duecento pagine del libro

Y también:

Ne ho lette duecento (pagine)

Otro caso es el Haber en oposición al Tener. En italiano en efecto el valor semántico de posesión también lo desempeña el verbo Avere:


Ho fame
Tengo hambre
Mio fratello ha una casa bellissima
Mi hermano tiene una casa bellísima


En este caso es necesario poner cierto número de ejercicios mientras no sea entendido, aunque podemos hacer recurso al habla napolitano que por las influencias debidas a la dominación hispana sigue manteniendo este uso:


Tengo fame


3.3 El verbo Haber Impersonal en oposición al verbo Estar
Cierto grado de dificultad lo tenemos al momento de enseñar el uso de Haber impersonal en oposición al verbo Estar. La duda es doble en cuanto la impersonalidad en italiano tiene formas singular y plural:

C’è una sedia

Hay una silla


Ci sono due sedie

Hay dos sillas


Y la segunda problemática aparece en la alternancia de uso entre Haber y Estar en cuanto el primero se refiere a personas u objetos genéricos, mientras el segundo se usa con personas u objetos conocidos:


C’è mio fratello

Está mi hermano


Sul tavolo ci sono dei libri

Sobre la mesa hay unos libros


Sul tavolo c’è il libro di grammatica

Sobre la mesa está el libro de gramática


En estos casos necesitamos de una explicación frontal en donde el docente tiende a responder a todas las dudas con la ayuda de cierto número de ejercicios.


3.4 Construcciones Perifrásticas con el verbo Haber
El verbo Haber sirve también para la construcción de perífrasis de obligación. Las formas impersonales:

Es necesario, Se necesita, Hace falta, Es menester, Es preciso… son sinónimas de la perífrasis:


Haber impersonal + que + infinitivo


En italiano encontramos:

E’ necessario, Si necessita, C’è necessità, C’è bisogno, Bisognare...


Bisogna mangiare per vivere

Hay que comer para vivir


Una vez establecida la correspondencia entre las dos lengua, podemos pasar a la obligación determinada por la perífrasis:


Haber + de + infinitivo


Esta forma de obligación ya no pertenece a lo coloquial ni a la lengua de uso común actual, pero sigue estudiándose por encontrarse en los textos literarios recientes que cualquier estudiante puede acercarse a traducir. En este caso la contrastividaddesarrolla un rol fundamental porque en italiano es fácil tropezar con la correspondiente perífrasis que también se encuentra relegada a un uso arcaico si no fuera por quedar en algunas expresiones coloquiales frecuentes:


Ho da fare

He de hacer algo


La perífrasis Tener + que + infinitivo desempeña el mismo rol que el verbo Dovere en italiano. Además cabe añadir que la perífrasis española y el verbo en italiano han ido sustituyendo las correspondientes formas arcaicas de Haber + de + infinitivo y la perífrasis italiana Avere + da + infinito:


Devi sistemare la tua camera

Tienes que arreglar tu habitación


Sólo es necesario proceder con algunos ejercicios para la fijación.

Durante la presentación – explicación de las perífrasis de obligación se suele presentar otra construcción que si bien no expresa obligación usa el verbo Deber:


Deber + de + infinitivo


Esta construcción perifrástica tiene valor de duda, aproximación. Para un estudiante italófono no representa ninguna dificultad en cuanto encuentra una construcción parecida en italiano que usa el verbo Dovere en modo Condicional:


Dovrebbero essere le cinque

Deben de ser las cinco


En este caso usar la contrastividad permite enfocar inmediatamente la perífrasis que resulta comprendida con muy pocos ejemplos.


3.5 El uso del verbo Haber como interjección
En las varias páginas visionadas en la Red de acceso libre que se dedican a la gramática española para hablantes italianos no encontramos referencia al adverbio ecco usado como interjección y que, en cambio, los estudiantes necesitan traducir por usarse mucho en Italia:



Figura 2. http://www.auladiez.com/fichas/51_interjecciones.php

En realidad el verbo Haber también puede ser empleado como adverbio. Según la definición de la Real Academia de España: he(Del ár. hisp. há, y este del ár. clás. hā).adv. Unido a aquí, ahí y allí, o con los pronombres me, te, la, le, lo, las, los, se usa para señalar o mostrar a alguien o algo.

En este caso también resulta útil el análisis contrastivo en cuanto corresponde al italiano ècco avv. e interiez. [lat. ĕccum], según la definición del Vocabolario Treccani della Lingua Italiana:


Ecco qui il nostro amico!

¡He aquí nuestro amigo!


Eccomi

Heme


3.6 El verbo Haber en el lenguaje jurídico
En un enfoque dirigido a los lenguajes para fines específicos podemos también hacer recurso al análisis contrastivo. Tomamos como ejemplo el lenguaje jurídico, cuya característica, entre otras, es la de utilizar formularios y construcciones arcaicas. Son estos, sobre todo, los casos en que la contrastividad con el italiano resulta de gran ayuda. La mayoría de las construcciones con Haber corresponden totalmente:

Avente causa

Habiente causa


Avente diritto

Habiente derecho


Non luogo a procedere

No ha lugar


4. LA CONTRASTIVIDAD

Escribe Katerin Katerinov, que fue, entre otras cosas, Profesor en la Universidad para Extranjeros de Perugia:


la opinión tan difundida de que un idioma extranjero se aprende más fácilmente cuanto más parecido es a la lengua materna, se revela completamente errónea: […] como se puede deducir de los datos parciales que presentamos a continuación:


Sin embargo no podemos decir que el análisis contrastivo sólo evidencia las interferencias negativas. Al contrario, a través de estas observaciones, podemos establecer los argumentos claves sobre los cuales detenernos cuando representen cierto grado de complicación y abreviar los tiempos cuando tengan perfecta correspondencia entre las dos lenguas (Galán Bobadilla, 1994).

Ya en 1596 Francisco Trenado d'Ayllón en su obra Arte muy curiosa por la cual se enseña muy de raíz el entender y hablar la lengua italiana había reconocido la utilidad de la contrastividad, si bien de forma muy rudimentaria. En su obra afirma que para aprender el italiano conviene dividir la lengua en cuatro partes: evidencia en la primera las palabras españolas que corresponden al italiano tanto en el significado como en el sonido; en la segunda las parecidas que sólo difieren por una letra o una vocal; en la tercera los términos latinos que se han quedado en el italiano de manera que los españoles que lo conozcan se encuentren facilitado y en la cuarta las palabras que no tienen ninguna correspondencia, de modo que el lector sabrá cuáles son los términos a que dedicar cierto trabajo.















Figura 3. http://fondosdigitales.us.es/fondos/libros/3392/

5. CONCLUSIONES

Podemos concluir que el estudiante italiano puede encontrar, en un enfoque de tipo contrastivo, una importante contribución en las analogías interlingüísticas y reflexionar para adquirir una conciencia metalingüística. Una cognición, además, que lo lleve a elevarse del lugar común de que estos idiomas no necesitan un estudio profundizado al igual que los demás idiomas extranjeros.

Desde cuando las lenguas castellana y toscana se han ido formando hasta el día de hoy estas lenguas han sido objeto de estudios e investigaciones que las han analizado en su contrastividad; se han destacado los falsos amigos; se han establecido divergencias y similitudes; se han buscado orígenes comunes, etc…, pero, examinando tantos cursos notamos que el prejuicio sobre la facilidad de aprender español para un italiano queda igual. Ponemos un ejemplo para todos sacado de la Red:


Figura 4. http://www.pianetaluca.com/grammatica/SpagnoloFrames.html

Recordamos a este punto las palabras de Juan Valdés en Diálogo de la Lengua compuesto en Nápoles entre 1535 y 1536:

Quando escrivo alguna carta particular en castellano para algún italiano, pongo la g por la mesma causa que en lugar de la j larga pongo gi; pero, quando escrivo para castellanos y entre castellanos, siempre quito la g, y digo sinificar y no significar, manífico y no magnífico, dino y no digno; y digo que la quito porque no la pronuncio; porque la lengua castellana no conoce de ninguna manera aquella pronunciación de la g con la n; y veréislo porque no dize segnor, sino señor, sirviéndose de la tilde donde vosotros os servís de la g. De manera que, quando bien yo quisiesse que el castellano pronunciasse como vosotros el manífico y el sinifico, pornía en lugar de vuestra g nuestra tilde, como hago en iñorancia, y diría mañífico y siñifico; ¿qué os parece desto, señor Torres? (Valdés de, 1535: 28)



 

Referencias bibliográficas

Alessandri d'Urbino, G.M. (1560). Paragone della Lingua Toscana et Castigliana. Napoli: Mattia Cancer.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Alunno, F. (1543). Le ricchezze della lingua volgare. Vinegia.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Bas Martín, N. (1999). “La recuperación de Fray Luis de Granada en el siglo XVIII: las ediciones de Juan Bautista Muñoz”. Estudis. Revista de historia moderna, vol. 25, p. 163-181.

Buono, B. (1999). “La Nueva y completa gramática italiana explicada en español di Pietro Tommasi (Madrid, 1779)”. VERBA, vol. 26, p. 361-378.

Buono, B. (2008). “I rudimenti per imparare l’italiano nel Cinquecento: il Salterio, il Babuino e l’Interrogatorio della Dottrina Cristiana”. VERBA. vol. 35, p. 425-437.

Calvi, M.V. (1995). Didattica di lingue affini Spagnolo Italiano. Milano:Guerini Scientifica.

Cancellier, A. (2001). “Italiano e spagnolo a contatto nel Río de la Plata. I fenomeni del ‘cocoliche’ e del ‘lunfardo’. Italiano e spagnolo a contatto. Atti del XIX Convegno dell’AISPI (Roma, 16-18 settembre 1999), R. Londero (ed.). Padova: Unipress. t. II, p. 69-84.

De las Casas, C. (1570). Vocabulario de la Lengua Toscana y Castellana. Sevilla: F. de Aguilar y A. Escribano (eds.).

http://rae.es/drae/

Di Vita Fornaciari, L., Piemonti, M.G. (2001). Dizionario giuridico: italiano-spagnolo, español-italiano. Milano: Giuffrè. vol. VII.

Diccionario de la Real Accademia Espanola.

http://lema.rae.es/drae/

Dolci, R., Picchiassi, M., Mollica, A. (eds.) (2008). Linguistica e glottodidattica: studi in onore di Katerin Katerinov. Perugia: Guerra Edizioni.

Franciosini, L. (1707). Gramática Spagnuola e Italiana. Ginevra: Associati.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Galán Bobadilla, A. (1996). “Análisis Contrastivo y Análisis de Errores en el Aula de Español como Lengua Extranjera”. V Congreso Internacional de ASELE Tendencias Actuales en la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera I. Santander, 1994. Málaga: S. Contesa Peydró, P. Gomis Blanco (eds). p. 101-109.

Katerinov, K. (2006). “L’italiano L2 in Italia e nel mondo”. Atti del XV Incontro del Centro Linguistico Bocconi su “Esempi di multilinguismo in Europa. Inglese lingua franca e italiano lingua straniera”. Milano: Egea.

Katerinov, K., et al. (1981). Analisi contrastiva italiano-spagnolo. Simmetrie e dissimmetrie totali e parziali a livello d’uso delle preposizioni in italiano e in spagnolo. Perugia: Guerra Edizioni.

Lonchamps, G.A., Franciosini Lorenzo (1673). La nouissima grammatica delle tre lingue italiana, franzese, e spagnuola. Venetia: per Domenico Miloco.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Longinotti, D. (2009) “Problemi Specifici della Traduzione Giuridica: Traduzione di Sentenze dal Tedesco e dall’Inglese”, Quaderni di Palazzo Serra 17, Genova.

http://disclic.unige.it/pub/17/longinotti.pdf

Miranda, G. (1566). Osservationi della lingua Castigliana. Venezia: Gabriel Giolito de Ferrari.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Titone, R. (1980). Glottodidattica: un profilo storico. Bergamo: Minerva Italica.

Tommasi, P. (1779). Nueva y completa grammatica italiana. Barcelona: P. Oreja.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Trenado d'Ayllón, F. (1596). Arte muy curiosa por la cual se enseña muy de raíz el entender y hablar la lengua italiana. Medina del Campo: Santiago del Canto.

http://contrastiva.it/biblioteca/

Valdés de, J. (1535). Diálogo de la lengua.

http://edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/V/Valdes,%20Juan%20de%20-%20Dialogo%20de%20la%20lengua.pdf

Vocabolario Treccani della Lingua Italiana.

http://www.treccani.it/vocabolario/ecco1/