Universidad Nebrija

revista.la@nebrija.es | ISSN 1699-6569 | Publicación semestral

Revista Lingüistica> Revista 6 > Investigaciones en curso
El papel de la motivación y las actitudes en el aprendizaje de ELE en un contexto de enseñanza formal para adultos alemanes
Luz Emilia Minera Reyna
Instituto Cervantes de Múnich
RESUMEN

En el presente artículo se dan a conocer los resultados de la investigación que tiene como finalidad abordar el papel de las variables afectivas motivación y actitudes en el aprendizaje del español como lengua extranjera (E/LE) en un contexto formal extraescolar.
Este estudio se sitúa en el campo de adquisición del español como lengua extranjera con aprendientes adultos alemanes. Se ha optado por una metodología que se adapta a los modelos de tipo descriptivo correlacional para establecer las posibles relaciones entre las variables estudiadas. Para medir estadísticamente las posibles correlaciones entre las variables estudiadas, se ha aplicado el Coeficiente de Correlación de Pearson (r).
Se pretende, por un lado, averiguar el tipo o tipos dominantes y el grado de motivación de los informantes para aprender el E/LE, y, por el otro, detectar las actitudes hacia diferentes factores del proceso de enseñanza- aprendizaje y la posible correlación de las mismas, de los resultados lingüísticos y la perseverancia en el aprendizaje de la LO.
Para recoger los datos sobre el grado y el tipo de motivación y las actitudes se ha utilizado como herramienta un cuestionario diseñado para dicho propósito. Los resultados lingüísticos se han controlado a través de la prueba lingüística de nivel realizada por el equipo docente del centro. Finalmente, la perseverancia se ha comprobado por medio de las matrículas de los dos trimestres siguientes.

Palabras clave: motivación, actitudes, aprendizaje de lenguas extranjeras, rendimiento lingüístico, perseverancia

ABSTRACT

This article gives the results of research that aims to address the role of affective variables motivation and attitudes in learning Spanish as a foreign language (E / LE) in formal school context.
This study is in the field of acquisition of Spanish as a foreign language for German adult learners. We opted for a methodology that adapts to the correlational descriptive models to establish the possible relations between the variables studied. To measure statistically any correlation between the variables studied, we applied the Pearson Correlation Coefficient (r).
It is intended, first, to ascertain the type and degree of dominant motivation of informants to learn the Spanish/FL, and, on the other, identify attitudes toward different factors of teaching-learning process and the possible correlation thereof, of the linguistic and perseverance in learning the LO.
To collect data on the extent and type of motivation and attitudes tool has been used as a questionnaire designed for that purpose. The results were controlled language through language level test conducted by the teaching staff of the center. Finally, persistence has been shown by the enrollment of the next two quarters.

Keywords: motivation, attitudes, language learning, linguistic performance, perseverance

 

1. Introducción

La importancia que ha venido ganando el estudio de la motivación y de otros factores afectivos en el campo de la enseñanza, se podría explicar mediante el hecho de que incluso las técnicas más innovadoras y los materiales más atractivos pueden resultar inadecuados, si no inútiles, debido a las reacciones negativas que pueden acompañar el aprendizaje (Arnold, 2000). Asimismo, esta autora opina que la comprensión de la función que la afectividad cumple en el aprendizaje de lenguas extranjeras (LE) y segundas lenguas (L2) resulta importante por varios motivos. En primer lugar, la atención de los factores afectivos en el aula puede lograr una mayor eficacia en el aprendizaje de la lengua objeto (LO), por lo que es necesario no sólo tratar de solucionar problemas causados por emociones negativas, sino también crear emociones positivas y facilitadoras del aprendizaje. Por otro lado, la atención a la afectividad en el aula de lengua puede contribuir a educar a los alumnos a vivir de forma más satisfactoria y a ser miembros responsables de la sociedad, para lo cual hay que interesarse por su naturaleza y necesidades tanto cognitivas como afectivas.

En el campo de educación—especialmente en los contextos formales de aprendizaje— la motivación es uno de los factores afectivos que más preocupa a los profesores, ya que como Williams y Burden (1999) apuntan, lo más sensato es pensar que el aprendizaje ocurre si queremos aprender. Por su parte, Pintrich y Schunk (2002) opinan que la motivación es un factor importante que influye en todos los aspectos de enseñanza y aprendizaje.

De ahí que la enseñanza de una lengua resulte una labor muy difícil si en el aula hay alumnos desmotivados. Estos alumnos ocasionan dificultades en el proceso de enseñanza-aprendizaje porque en muchos casos no presentan aspectos definitorios del aprendizaje de una LE o L2. En cambio, los alumnos motivados muestran interés en las actividades, sienten una autoeficacia alta, se esfuerzan para ser exitosos en el aprendizaje, persisten en las actividades y, normalmente, utilizan estrategias eficaces de aprendizaje (Pintrich y Schunk, 2002).
En síntesis, el valor de la motivación reside no sólo en su capacidad para potenciar los mecanismos mentales de adquisición (la memoria, la atención, las estrategias, entre otros) que son fundamentales para el desarrollo del conocimiento de la LE o L2 (Lorenzo Berguillos, 2004), sino que también ocupa un papel importante en el ámbito sociolingüístico, es decir, en el desarrollo de la competencia comunicativa —conocimiento no sólo del código lingüístico, sino también de qué decir, a quién y cómo decirlo en una situación apropiada (Moreno, 1998) en la lengua objeto—.

Por tanto, el estudio de la motivación tiene una gran importancia por ser uno los factores afectivos que más influye en el aprendizaje de una LE o L2, como hemos visto anteriormente.
El objetivo de esta investigación consiste justamente en tratar de averiguar si existe una relación tanto entre el grado como con el tipo de motivación de los alumnos de E/LE (del centro donde se ha realizado este estudio) el resultado lingüístico y la perseverancia.
El presente trabajo se estructura de la forma siguiente. En primer lugar, se revisan brevemente el concepto y los diferentes tipos de motivación en el campo de las lenguas, así como la definición de actitud. En segundo lugar, se citan algunas investigaciones sobre las variables afectivas de interés con respecto a diferentes lenguas extranjeras través de distintos países. Por último, se dan a conocer la metodología, los resultados y conclusión.

En téminos generales la motivación es aquello que permite establecer las metas (objetivos o lo que se intenta hacer) de la conducta de un individuo determinando el inicio de la conducta, su mantenimiento o su finalización (García y Moreno, 1998). Cuando el objetivo de la conduncta es el aprendizaje de una lengua, la motivación se entiende como aquello que explica la acción, la intencionalidad y la toma de decisiones respecto a la adquisición y el uso de un nuevo código lingüístico (Lorenzo Bergillos, 2004).

Hay que señalar que en el campo de las lenguas extranjeras y segundas lenguas se manejan especialmente 4 tipos de motivación, los cuales se clasifican en dos dicotonomías respectivamente. Por un lado, la motivación intrínseca y la extrínseca, y, por el otro, la motivación integradora y la motivación instrumental (Tragant y Muñoz, 2000).

La motivación intrínseca se manifiesta cuando la experiencia de hacer algo genera interés y placer y el motivo para realizar la actividad reside dentro de la actividad misma, es decir, el solo hecho de llevar a cabo algo es gratificante en sí mismo.

La motivación extrínseca se observa cuando se realiza una activad específica, porque ayuda a obtener lo que se quiere. Esto significa que el motivo para realizar algo es conseguir una meta determinada fuera de la actividad misma, puesto que se lleva a cabo con el fin de conseguir objetivos externos.

La motivación instrumental se caracteriza por el deseo de obtener un objetivo pragmático al estudiar una L2/LE. Es decir que cuando un individuo está motivado instrumentalmente para estudiar la LO, tiene generalmente un propósito utilitario, por ejemplo, cumplir requisitos educativos, solicitar un empleo en el que se necesita la LO o conseguir un estatus social más alto.

La motivación integradora se aprecia cuando una persona aprende la LE/L2, porque desea identificarse o interactuar con otro grupo etnolingüístico, o incluso integrarse en la comunidad meta, como en el caso de los emigrantes. No obstante, por el contexto y las características de los informantes que han participado en esta investigación, resulta adecuado hablar de una motivación sociocultural, la cual se asocia a intereses de tipo sociocultural, dirigidos a la comunidad de la lengua objeto (la gente, la cultura y otros aspectos afines) sin necesariamente perseguir el objetivo de integrarse en la comunidad meta.

Otras de las variables afectivas importantes para este estudio son las actitudes, puesto que sonconsideradas componentes de la motivación, junto con el deseo y esfuerzo que se realiza para conseguir el objetivo (Gardner, 1985). En términos generales, la actitud es una disposición de ánimo de algún modo manifestada o expresada (RAE, 2001). Por ejemplo, se puede tener una actitud positiva o negativa hacia algo o alguien. Las actitudes —al igual que la motivación— juegan un papel muy importante en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la LO, ya que como Larsen-Freeman y Long (1994) comentan, algunas veces una mala predisposición puede empeorar hasta el punto que los aprendientes abandonen por completo el estudio de la lengua.

Desde que Gardner y Lambert (1972) empezaran con el estudio de la motivación y las actitudes en el contexto de segundas lenguas en Canadá, se han realizado varias investigaciones sobre estas variables afectivas. Cabe apuntar que, especialmente, la motivación se ha convertido en un constructo objetivable por medio de técnicas empíricas que dan lugar a conclusiones, generalizaciones e implicaciones metodológicas para la enseñanza (Lorenzo Berguillos, 2004). El interés por el estudio de la motivación en el campo de segundas leguas (L2) o lenguas extranjeras (LE) se ha extendido a través del mundo y en diferentes contextos, especialmente escolares y universitarios. A continuación, a modo de ejemplo, citamos algunas investigaciones llevadas a cabo en distintos países y con respecto a diferentes lenguas extranjeras. En Canadá Gardner (1985) investigó las variables afectivas motivación y actitudes de los escolares que aprendían francés L2. En China Chen y Warden (2002) realizaron un estudio sobre estas variables afectivas con respecto al inglés como LE. En Hungría Clément, Dörnyei y Noels (1994) llevaron a cabo una investigación sobre la motivación con escolares adolescentes de LE. En el contexto español cabe mencionar el estudio de Tragant y Muñoz (2000) que investigaron estas variables en alumnos que aprendían I/LE (inglés como lengua extranjera). Asimismo, Madrid Fernández (1999) estudió en España la variable motivación de los escolares para aprender I/LE. En Alemania Schlak et al. (2002) realizaron una investigación sobre la motivación de alumnos de alemán como lengua extranjera. Gonzáles Boluda et al. (2003) llevaron a cabo una investigación con el fin de trazar el perfil de los universitarios aprendientes de E/LE en Jamaica. Por último, Trindade Natel, (2003) estudió la motivación de aprendientes brasileños de E/LE tanto de la escuela primaria, secundaria como universitaria en un contexto brasileño. Estos son sólo algunos ejemplos de investigaciones sobre la motivación para aprender una LE que demuestra el creciente interés internacional de esta línea de investigación.

Resumiendo, la motivación y las actitudes son variables afectivas que no solamente favorecen el aprendizaje de los elementos lingüísticos de la lengua objeto (LO), sino que influyen en la perseverancia del aprendizaje y en el deseo de interactuar con la comunidad lingüística objeto, así como también de comunicarse en dicha lengua. Asimismo, pueden determinar las diferencias en los resultados del aprendizaje de una LE/L2. Además, las investigaciones de las variables afectivas proporcionan información relevante que permite crear condiciones más adecuadas para que el aprendizaje en clase se produzca de modo más eficaz, puesto que los motivos están relacionados con las necesidades lingüísticas. Si el profesorado los conoce, podrá dirigir la enseñanza en función de dichas necesidades y motivos. En síntesis, conocer el tipo de motivación que tienen nuestros alumnos, facilita a profesores, autores de materiales, responsables de diseños curriculares y otros profesionales ofrecer una enseñanza más significativa y eficaz.

Además de las razones anteriormente mencionadas, se vio la necesidad de realizar esta investigación en un contexto extraescolar, porque la mayoría de estudios sobre la motivación y las actitudes hacia el aprendizaje de lenguas extranjeras se ha llevado a cabo en contextos escolares y universitarios. Asimismo, los estudios sobre la motivación en relación con el aprendizaje de español como lengua extranjera (E/LE) todavía son muy escasos pese a la importancia que ha ganado últimamente el aprendizaje del español como lengua extranjera a nivel internacional. En síntesis, esta investigación pretende:

  1. Trazar el perfil motivador de los aprendientes de E/LE del último curso del nivel inicial (A2): grado y tipo de motivación dominante.
  2. Detectar las actitudes de los informantes hacia los factores que interactúan en el proceso de enseñanza-aprendizaje y que influyen tanto en el éxito del aprendizaje de la LO como en la motivación para aprenderla.
  3. Identificar las posibles correlaciones entre los factores estudiados (motivación, actitudes, perseverancia, competencia lingüística, edad, sexo, grado académico, entre otros).
  4. Comprabar la validez y funcionamiento del cuestionario, desarrollado para el presente trabajo de investigación, como método de estudio de las variables motivación y actitudes.

2. El estudio

2.1. Diseño

Como ya se ha mencionado, la metodología de ese trabajo se adapta a los modelos de investigación de tipo descriptivo correlacional para establecer las posibles relaciones entre las diferentes variables estudiadas (motivación, actitudes, rendimiento lingüístico y perseverancia). Se ha realizado un estudio de casos de una sola clase de aprendientes para poder analizarla detalladamente y averiguar el funcionamiento del método primeramente a menor escala. Además, el cuestionario proporciona información sobre datos de interés para el estudio, como edad, sexo, grado académico, profesión, lenguas extranjeras y estancias en países hispanos.


2.2. Participantes

La muestra de los informantes está compuesta por 10 personas adultas de nacionalidad alemana y, como consecuencia, su lengua materna es el alemán. La edad media del grupo es de 34 años. Los participantes son tanto de sexo femenino (70%) como masculino (30%). La mayoría tiene estudios universitarios y está activa laboralmente.

En lo que se refiere al conocimiento de otras lenguas extranjeras, además del español, todos los informantes afirman que tienen conocimentos en, por lo menos, 3 lenguas extranjeras, aunque en diferentes niveles. Además, todos los informantes ya han estado en un país hispanohablante, aunque ninguna de las estancias ha durado más de 6 meses.

En el momento de recogida de datos todos eran alumnos de E/LE del mismo último curso del nivel A2 del trimestre de primavera de mayo a julio de 2004 en el Instituto Cervantes de Múnich.


2.3 Materiales

Como método de recogida de datos, hemos utilizado un cuestionario, puesto que pensamos que permite recoger información amplia y variada sobre las variables motivación y actitudes hacia aspectos relacionados con el aprendizaje de la LO. Además, desde que Gardner (1985) elaborara la batería de cuestionarios llamada Attitude/Motivation Test Battery (AMTB) se han aplicado cuestionarios como herramientas de medición de variables afectivas que influyen en el aprendizaje de una lengua, especialmente de la motivación. Por ejemplo, Clément, Dörnyei, y Noel (1994), Clément y Kruidenier (1983), Tragant y Muñoz (2000), Madrid (1999), Noels et al. (1999), Cid et al. (2002), entre otros. A propósito, Dörnyei (2003) elaboró una lista de investigaciones sobre la motivación para aprender una LE o L2, así como también otras variables que juegan un papel importante en el aprendizaje de una lengua, en las que también se han utilizado cuestionarios como instrumento (para más información véase Dörnyei, 2003:144-149).


2.4 Procedimiento

Tras la realización de las pre-pruebas y las modificaciones necesarias del cuestionario, éste se aplicó al grupo definitivo de informantes del último curso del nivel A2 trimestre de primavera de 2004. El cuestionario se pasó en la 8ª clase después del descanso y de pedirles su colaboración, todos se mostraron dispuestos a contestarlo y se tardaron unos 10 minutos en promedio.

Para comprobar si existe una correlación entre los conocimientos lingüísticos y un tipo determinado de motivación dominante (uno de nuestros objetivos) se tomaron los resultados de la prueba lingüística que los alumnos del nivel A2 (inicial) tienen que aprobar para poder pasar al siguiente: nivel B (intermedio). Dicha prueba contiene las siguientes partes: comprensión auditiva y lectora, expresión escrita, reacción comunicativa (consiste en una serie de situaciones de la vida cotidiana a las que se tiene que reaccionar adecuadamente), gramática y vocabulario. Para la nota oral se toman en cuenta la participación diaria en clase y una presentación de unos 10 minutos.

Finalmente, para verificar si existe una correlación entre un tipo determinado de motivación dominante y la perseverancia se revisaron las matrículas de todos los cursos del nivel B1, así como de los cursos especiales, que pueden hacerse después de terminar el nivel A (Gramática A y Conversación A) de los trimestres de verano y de otoño de 2004 del mismo centro.


2.5. Análisis

En este estudio se han realizado dos análisis de los resultados. En primer lugar, se ha llevado a cabo un análisis cualitativo gracias a los datos recogidos por el cuestionario. En segundo lugar, se ha hecho un análisis estadístico. Para medir las posibles correlaciones entre las variables de este estudio se ha aplicado el Coeficiente de Correlación de Pearson (r), el cual tiene un rango posible entre -1 y +1. Los signos + y- indican la dirección que toma la relación entre las variables y el número indican su magnitud. Hay que decir que el signo + significa que la relación entre las variables es positiva, es decir, las dos variables aumentan o disminuyen en la misma dirección. En cambio, el signo – indica una correlación inversa: cuanto más aumenta una variable más disminuye la otra. Si el resultado es r = 0, quiere decir que hay ausencia de correlación, lo que significa que mientras una variable aumenta la otra se queda igual.


3. Discusión de resultados

En cuanto a los objetivos planteados en este estudio, y según lo que ha reflejado el análisis de los resultados tanto cualitativos como cuantitativos, se ha podido constatar lo siguiente.

Por un lado, en lo que se refiere a la motivación del grupo de informantes para aprender el E/LE se observa que la motivación dominante es la intrínseca (véase la gráfica 1). Por el otro, se ha comprobado que el grado de motivación de la mayoría (60%) del grupo es alto (véase la gráfica 2).


Este resultado confirma lo que defienden autores como Deci et al. (1991) y Kimberly et al. (2001) que la motivación intrínseca está relacionada con el hecho de realizar una actividad voluntariamente, puesto que en el contexto extraescolar donde se ha llevado a cabo este estudio la mayoría de las personas no tiene que aprender el E/LE por ser un requisito escolar. Asimismo, queda comprobado que la motivación intrínseca es la dominante en el 71% de los informantes que ha perseverado con el aprendizaje formal de E/LE. A este respecto, Kimberly et al. (2001) señalan que los aprendientes motivados intrínsecamente mantendrán el deseo y el esfuerzo durante el proceso de aprendizaje de la LO. Además, se observan en los informantes orientaciones motivacionales (éstas se refieren a los motivos) para aprender el E/LE, principalmente, socioculturales e interactivas, como se han encontrado en otros estudios realizados en Europa, por ejemplo, en el de Tragant y Muñoz (2000).

Respecto a las actitudes hacia los diferentes aspectos del aprendizaje, resulta interesante señalar que no se han encontrado actitudes negativas en el grupo de informantes. Según el análisis estadístico, sobresalen actitudes excelentes hacia el profesorado, la gente y la cultura hispanas así como hacia las lenguas extranjeras en general. Además, se observan en promedio actitudes muy favorables hacia sí mismo, el entorno educativo, el E/LE y el mundo hispano. En la siguiente tabla se recogen las actitudes encontradas en el estudio presentadas en porcentajes.


Actitud
hacia

Actitud
excelente

Actitud
muy buena

Actitud
buena

Total

sí mismo

40 %

50 %

10%

100%

el profesorado

90%

10%

----

100%

el grupo

50%

30%

20%

100%

el curso

40%

40%

20%

100%

el entorno

----

90%

10%

100%

las lenguas

60%

40%

----

100%

el mundo hispano

20%

80%

----

100%

E/LE

50%

50%

----

100%

la gente hispana

70%

30%

----

100%

la cultura
hispana

70%

30%

----

100%

Tabla 1

En lo que respecta a laprueba lingüística, la nota media del curso es de 87 (86,65) puntos (véase la siguiente tabla 2). Hay que decir que la nota máxima posible es de 100 puntos y la mínima para aprobar la prueba escrita es de 65. La nota real máxima obtenida en el grupo es de 98 (97,5) puntos y la mínima de 73, con lo cual todos han aprobado la prueba lingüística.

Puntuación máxima
Media
Desviación típica
10086,658,39

Tabla 2

En cuanto a la perseverancia, se ha constatado que de los informantes que participaron en el la investigación, el 70% ha continuado estudiando el E/ LE en el mismo centro de estudios.

Después de haber revisado brevemente los resultados de las variables estudiadas, se encuentran continuación, la correlaciones encontradas según el análisis estadístico del Coeficiente de Correlación de Pearson (r).


3.1 Relaciones entre las variables estudiadas

En el punto anterior se ha expuesto que la motivación dominante del grupo para estudiar el E/LE es la intrínseca y que el grado de motivación de la mayoría es alto. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna correlación significativa entre la competencia lingüística (el resultado de la prueba) y la motivación dominante u otro tipo de motivación como tampoco un grado de motivación específico. Probablemente este resultado se deba a otras diferencias individuales como la aptitud lingüísitica o la inteligencia que quedan fuera de nuestro estudio. Hay que señalar que estos resultados coinciden con otros trabajos, por ejemplo, en la investigación realizada con informantes adultos por Noels et al. (1999) la motivación intrínseca tampoco correlaciona positivamente con los resultados puramente lingüísticos, pero sí con otros aspectos. Asimismo, en el estudio de Kuhlmaier et al. (1996) la correlación entre la motivación y los resultados lingüísticos es débil. Cabe decir que en el presente estudio tampoco se ha registrado ninguna correlación significativa entre la perseverancia y el grado de motivación (véase la tabla 3).

Ahora bien, con respecto a la prueba lingüística, existe una correlación positiva (r = 0,59) entre los resultados de ésta y la perseverancia. Este resultado coincide con la llamada “hipótesis resultativa” que da cuenta de que los buenos resultados estimulan las actitudes positivas y la motivación y, como consecuencia, la perseverancia. Ya que como Madrid (1999) afirma, el logro de objetivos produce motivación y retroalimenta la ya existente.
Según este análisis estadístico, los resultados de la prueba lingüística también correlacionan positivamente tanto con el nivel de estudios (r = 0,59), como con la actitud hacia el mundo hispano (r = 0,54).

En relación con la perseverancia, se encuentra una clara correlación alta (r = 0,80) entre ésta y la actitud hacia las lenguas extranjeras. Es decir que entre mejor sea la actitud hacia las lenguas o más grande sea el interés por aprenderlas, más se persiste en el aprendizaje de una LE. Además, la perseverancia correlaciona positivamente con las actitudes hacia la cultura hispana (r = 0,52), hacia el entorno educativo (r = 0,50) y también hacia el curso (r = 0,46).

En cuanto a las relaciones entre las actitudes hacia diferentes factores que interactúan con el aprendizaje de la LO, en primer lugar, se aprecia una correlación significativa entre la actitud hacia el curso y la actitud hacia las lenguas extranjeras en general (r = 0,76) y, específicamente, hacia el E/LE (r = 0,53). En segundo lugar, se observa una correlación alta (r = 0,70) entre la actitud hacia sí mismo y el nivel de estudios. Lo que también podría relacionarse con el éxito experimentado de haber logrado ya objetivos académicos, puesto que el éxito afecta positivamente el autoconcepto. A este respecto, Williams y Burden (1999) señalan que un gran número de estudios ha demostrado una sólida existencia de una relación positiva entre una alta autoestima y el logro académico. En tercer lugar, sobresale una alta correlación (r = 0,60) entre la actitud hacia el grupo de compañeros y el sexo, es decir, de acuerdo con el análisis, en este grupo las mujeres tienen mejores actitudes hacia su grupo de compañeros que los hombres. En cuarto lugar, se aprecia una correlación positiva (r = 0,58) entre la actitud hacia el grupo de compañeros y la actitud hacia el profesor. Es decir, los alumnos que tienen una actitud positiva hacia sus compañeros también la tienen hacia su profesor. De igual modo, los informantes que tienen una actitud favorable hacia el curso también la tienen hacia el entorno (r = 0,53). Resulta interesante que haya, por un lado, una correlación positiva entre la actitud hacia el grupo de compañeros y hacia el profesor; y, por el otro, entre el curso y el entorno. Parece ser que estos informantes distinguen entre los factores humanos y los materiales que interactúan en el aula (situación del aprendizaje). Esto concuerda con la correlación existente entre la actitud hacia el profesor y la actitud hacia la gente hispana (r = 0,51). Por último, se observa que los informantes que tienen una actitud positiva hacia el curso de la LO, también presentan actitudes favorables hacia el profesor (r = 0,53), hacia el mundo hispano en general (r = 0,53), así como también hacia los hispanohablantes (r = 0,47).

Estos resultados confirman en este grupo de informantes la relación existente entre las actitudes hacia diferentes factores que afectan el aprendizaje de una LE o L2 resaltados en diferentes modelos de motivación como por ejemplo el de Gardner (1985). La siguiente tabla recoge las correlaciones entre las variables estudiadas según el análisis de Pearson.


Tabla 3

4. Conclusiones y sugerencias futuras

A continuación, se reflejan las conclusiones finales de esta investigación atendiendo a los resultados obtenidos expuestos anteriormente.
En cuanto a los objetivos planteados en la introducción, se llega a la conclusión que en lo que se refiere a la motivación, se constata que el grado de motivación es alto y que la motivación dominante para aprender el E/LE del grupo de informantes es la intrínseca. Ahora bien, también se observan en los informantes orientaciones motivacionales para aprender el E/LE principalmente de tipo sociocultural e interactivo. Es decir, estos informantes también aprenden la LO, porque les interesan aspectos de la cultura meta y desean interactuar con la comunidad hispana.

Respecto a las actitudes de los informantes, hay que señalar que sólo se aprecian actitudes favorables hacia los diferentes factores de enseñanza- aprendizaje y socioculturales tomados en cuenta para esta investigación. En este grupo de informantes sobresalen actitudes positivas hacia el profesorado, la gente y la cultura hispanas, así como también hacia las lenguas extranjeras en general (véase la tabla 1).

En cuanto a las correlaciones estadísticamente significativas, destacan las relacionadas con la perseverancia y las actitudes hacia las lenguas extranjeras en general, hacia la cultura hispana, hacia el entorno didáctico y hacia el curso de la LO. Es decir, en este grupo de informantes las actitudes positivas hacia estos factores influyen positivamente en la perseverancia del aprendizaje formal del E/LE (véase la tabla 3).

Asimismo, se aprecian, por un lado, correlaciones positivas entre la prueba lingüística de nivel y la perseverancia; esto significa que los resultados de la prueba también afectan a la perseverancia de este grupo de aprendientes. Por el otro, los resultados de la prueba lingüística correlacionan positivamente con el nivel de estudios. Se observa que entre más alto es el nivel educativo del informante, mejores son las notas de la prueba lingüística. Cabe recordar que, según el análisis estadístico, los informantes con un nivel educativo más alto, tienen actitudes más favorables hacia sí mismos. Estos resultados concuerdan con lo anteriormente dicho, ya que un gran número de estudios ha demostrado una sólida existencia de una relación positiva entre una alta autoestima y el logro académico (Williams y Burden, 1999). Por último, observamos una correlación positiva entre la prueba lingüística y la actitud favorable hacia el mundo hispano.

Además, el análisis estadístico aplicado revela que existen correlaciones positivas entre las actitudes favorables hacia el profesorado de la LO y las actitudes hacia el grupo de compañeros, el curso de lengua y la gente hispana. Con lo cual concluimos que la percepción que estos informantes tienen hacia su profesor influye en la actitud hacia sus compañeros y en el grado de satisfacción con el curso de lengua. No obstante, la actitud hacia el curso de E/LE se ve afectada, especialmente, por las actitudes muy favorables hacia las lenguas extranjeras en general, pero también por las actitudes positivas que tienen los informantes hacia el entorno didáctico, el mundo hispano y el español como lengua extranjera.

Por último, queda por decir que la actitud favorable hacia el E/LE correlaciona positivamente con las actitudes positivas hacia el mundo hispano en general, el curso de lengua y el entorno didáctico.

Como hemos visto, las actitudes hacia diferentes factores didácticos y socioculturales considerados en este trabajo afectan tanto a la prueba lingüística como a la perseverancia en el aprendizaje de la LO de este grupo de informantes. Sin embargo, no se ha encontrado ninguna correlación significativa entre la competencia lingüística (el resultado de la prueba) y la motivación dominante u otro tipo de motivación como tampoco un grado de motivación específico. Tal y como se ha señalado en el apartado anterior, es probable que este resultado se deba a otras diferencias individuales como la aptitud lingüística, la inteligencia u otros factores individuales o socioculturales que quedan fuera de nuestro estudio. Cabe recordar que otros estudios anteriores coinciden con estos resultados, como los realizados por Noels et al. (1999) y Kuhlmaier et al. (1996) citados en la discusión de resultados. En el presente estudio tampoco se ha registrado ninguna correlación significativa entre la perseverancia y el grado de motivación (véase la tabla 3), como se ha revisado anteriormente.

Finalmente, respecto al funcionamiento del cuestionario que se ha confeccionado para el presente trabajo de investigación, se ha comprobado que puede aplicarse para trazar el perfil motivador y actitudinal general de los aprendientes de E/LE u otra LE ─después de realizar los cambios necesarios─ puesto que recoge una cantidad considerable de datos sobre la motivación y actitudes de los aprendientes de una forma fácil y económica (en cuanto al tiempo y material necesarios). Sin embargo, sería recomendable probar su funcionamiento a mayor escala y con otros grupos de aprendientes.

Como se ha señalado anteriormente, las variables afectivas como la motivación y las actitudes juegan un importante papel en el aprendizaje de las lenguas extranjeras. Dichas variables no solamente influyen en el proceso de enseñanza-aprendizaje de las lenguas extranjeras, sino que pueden determinar diferencias de los resultados del aprendizaje de una LE o una L2 y afectar a la perseverancia del aprendizaje de la LO. Especialmente, en el periodo adulto la motivación —junto a la madurez cognitiva— favorece el aprendizaje de los elementos lingüísticos de la LO (Núñez, 2004). Asimismo, opinamos que en un contexto extraescolar, en el que las personas adultas aprenden una LE sin ser requisito escolar, como contrariamente es el caso de los escolares o universitarios, la motivación es un factor clave no sólo para conseguir buenos resultados, sino para perseverar en el aprendizaje.

Considerando la importancia sobre el papel que juegan la motivación y las actitudes, en el proceso de enseñanza–aprendizaje de segundas lenguas y lenguas extranjeras, por un lado, y las consecuencias positivas que tiene para el profesorado conocer y comprender mejor a su alumnado a través de estudios de dichas variables, por el otro, creemos necesario seguir esta línea de investigación en diferentes niveles lingüísticos para tratar de hacer generalizaciones en cuanto al perfil motivador de aprendientes E/LE en iguales o diferentes contextos y países. Asimismo, sería recomendable realizar estudios con muestras más grandes y aplicar un procedimiento probabilístico aleatorio para seleccionar la muestra con el fin de alcanzar un mayor rigor científico.

 

Referencias bibliográficas

Arnold. J. (2000). La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas. Madrid: CUP.

Chen, J. y Warden, C. (2002). Motivators that Do Not Motivate: The Case of Chinese Imperativeness as a culturally specific motivating force[en línea]. The Overseas Chinese Institute of Technology Taichung National Changhua and University of Education

Taichung, Taiwan, Republic of China. Disponible en http://www. http://warden.idv.tw/warden/personalPage/publish.html [Fecha de consulta: 13 de marzo de 2004].

Cid, E., Grañeda, G. y Tragant, E. (2002). On the Development of a Data-Based Questionnaire on Motivation. Fifty Years of English Studies in Spain (1952-2002). Actas del XXVI Congreso de AEDEAN, 349-354.

Clément, R; Dörnyei, Z. y Noels. K. A. (1994). Motivation, self-confidence and group cohesion in the foreign language. Language Learning, 44 (3), 417-448.

Clément, R. y Kruidenier, B.G. (1983). Orientation and second language acquisition: The effects of ethnicity, milieu, and target language on their emergence. Language Learning 33, 273- 293.

Deci, E. Vallerand, R., Pelletier, L., y Ryan, R. (1991). Motivation, self-confidence and group cohesion in the foreign language. Language Learning, 44 (3), 417-448.

Dörnyei, Z. (2003). Questionnaires in Second Language Research. Londres: LEA.

García, J. y Moreno, S. (1998). Conceptos fundamentales de Psicología. Madrid: Alianza Editorial.

Gardner, R. C. y Lambert, W. C. (1972). Attitudes and Motivation in Second Language Learning. Rowley, MA.: Newbury House.

Gardner, R. C. (1985). Social Psychology and Second Language Learning: The role of Attitudes and Motivation. Londres: Edward Arnold.

Gonzáles Boluda, M. (2003). Perfil de los alumnos que estudian español como lengua extranjera en la Universidad de las Indias Occidentales en Jamaica. Glosas didácticas 10. Disponible en:
http:www.//sedll.org/doces/puplicaciones/glosas/fin10/artículos. [Fecha de consulta: 02 de mayo de 2006].

Kimberly, A.; Noels,K.; Clément, R. y Pelletier, L. G. (2001). Intrinsic, Extrinsic, and Integrative Orientations of French Canadian Learners of English. CMLR 57, (3), March.

Kuhlemeier, H.; Bergh, H. y Melse, L. (1996). Attitudes and achievements in the first year of German language instruction in Dutch secondary education. The Modern Language Journal, 80, (4), 494-508.

Larsen-Freeman, D. y Long, M. H. (1994). Introducción al estudio de la adquisición de lenguas. Madrid: Gredos.

Lorenzo Bergillos, F. (2004). La motivación y el aprendizaje de una L2/LE. En Sánchez Lobato y Santos Gallardo, I (Eds.). Vademécum para la formación de profesores. Enseñar español como segunda lengua (L2)/lengua extranjera (LE). Madrid. SGEL, 305 328.

López Morales, H. (1994). Métodos de Investigación Lingüística. Salamanca: Ediciones Colegio de España.

Madrid Fernández, D. (1999). La investigación de los factores motivacionales en el aula de idiomas. Departamento de Didáctica de la Lengua y de la Literatura de la Universidad de Granada. Granada: Grupo Editorial Universitario.

Moreno Fernández, F. (1998). Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje. Barcelona: Ariel.

Noels, K. A; Clément, R y Pelletier, L. G. (1999). Perceptions of teachers communicative style and students' intrinsic and extrinsic motivation. The Modern Language Journal, 83 (1), 23-34.

Núñez París, F. (2004). El aprendizaje y el autoaprendizaje de lenguas extranjeras en adultos (contexto francófono).[en línea] Universidad SEK Segovia. España. Disponible en http://www.cibereduca.com/temames/ponencias/julio/p140/p140.htm [Fecha de consulta 17 de 08 de 04].

Pintrich, R. y Schunk, D. (2002). Motivation in Education: Theory, Research an Application. 2a. ed. Nueva Jersey: Merrill Prentice Hall.

RAE (2001). Diccionario de la lengua española. Vigésima primera edición. Madrid: Espasa Calpe.

Schlak, T., Haida, J., Kilinc, T., Kirchner, K. y Yilmaz, T. (2002). Die Motivation von DaF-Lernenden an Sprachlehrinstitutionen im Bielefelder Raum: Projektbeschreibung und erste Ergebnisse. [en línea], 7(2), 23. Disponible en:
http://www.spz.tu darmstadt.de/projekt_ejournal/jg_07_2/beitrag/schlak1.htm. [Fecha de consulta: 11 de junio de 2007].

Tragant, E. y Muñoz, C. (2000). La motivación y su relación con la edad en un contexto escolar de aprendizaje de una lengua extranjera. En Muñoz, C. (eds.) Segundas lenguas: adquisición en el aula. Barcelona: Ariel Lingüística, 81-105.

Trindade Natel, T (2003). ¿El aprendiz brasileño estudia españolo por ser una lengua fácil o por qué está motivado a aprendera? Glosas didácticas [en línea], (10). Disponible en: http:www.//sedll.org/doces/puplicaciones/glosas/fin10/artículos [Fecha de consulta: 02 de mayo de 2006].

Williams, M. y Burden, R. (1999). Psicología para profesores de idiomas: Enfoque del constructivismo social. Madrid. CUP.