La Universidad Nebrija firma un convenio con la Fondazione Sicurezza e Liberta

La Universidad Nebrija ha firmado un convenio de colaboración con la fundación italiana Fondazione Sicurezza e Liberta dentro de su estrategia para posicionarse como una institución comprometida con la seguridad y la defensa. Este convenio fomentará una política de cooperación entre ambas instituciones, aunando esfuerzos para trabajar a nivel académico, formativo y cultural.

El convenio está alineado con la preocupación que comparten ambas entidades por la enseñanza y la investigación de calidad. El acuerdo incluye diferentes ámbitos de colaboración, como el desarrollo de programas académicos conjuntos, la organización de conferencias y jornadas sobre temas de común interés, el asesoramiento mutuo en las áreas de su especialidad o el trabajo conjunto en proyectos de investigación.

Mesa redonda “Europa en el laberinto: amenazas y desafíos para la seguridad europea en perspectiva mediterránea”

En el marco de este convenio, la Universidad organizó el viernes 22 de junio una mesa redonda sobre seguridad en Europa en la que participaron Juan Cayón, rector de la Universidad, Romano Felice, secretario general de la Fundación, Bernardino Cortijo, director del Máster de Ciberdelincuencia, y Fernando Huete, especialista en ciberseguridad de la Guardia Civil.

Juan Cayón inauguró la mesa hablando de la delicada situación en la que se encuentra Europa “debilitada por la falta de unión política, el brexit, el terrorismo y la crisis de la inmigración”.

Romano Felice, por su parte, explicó la importancia de la colaboración entre ambos países, España e Italia, para hacer frente a problemas que les afectan por su situación geográfica, como es la llegada masiva de inmigrantes a las costas. Felice afirmó que “el multiculturalismo será la característica de la demografía modera” y la clave para que funcione es la integración “con una política sostenible de acogida y garantizar la seguridad de la población”. Según el secretario general, es necesario aprender a mantener un equilibrio entre la seguridad y la libertad de la sociedad y aseguró que el éxito de la seguridad y la inteligencia antiterrorista está en “la circulación de la información ente los grupos de la policía”. Felice señaló la radicalización de algunos individuos como el principal problema del terrorismo que ya está instalado en territorio europeo.

Fernando Huete mostró a los asistentes la estrategia de expansión que el grupo terrorista Daesh ha seguido para crecer y cómo se forman a los grupos que se radicalizan sin salir de Europa: “mediante formación online”. Huete explicó que desde las unidades de ciberdelincuencia de la Guardia Civil “detectamos amenazas en la red para nuestro país y cualquier otro”. La lucha contra la radicalización la forman muchas disciplinas y ministerios para evitar este fenómeno desde sus inicios, añadió el guardia civil.

Bernandino Cortijo aseguró que “en Europa nos hemos quedado atrás en seguridad y nos enfrentamos, no solo al terrorismo, sino a delitos cibernéticos”. Cortijo apuntó al internet de las cosas como “uno de los problemas más grandes que tenemos” porque la hiperconectividad entre cosas y redes hace que los datos en la red sean más vulnerables. Por otro lado, aunque en Europa hay muchas iniciativas de ciberseguridad sobre el papel,” es necesario ponerlas en marcha”, según explicó el experto. También pidió que “la formación sobre seguridad sea para toda la ciudadanía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *