III Jornada Integra

“No hay límites para la creación”

La Universidad Nebrija acogió un año más las actividades organizadas con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad por parte de la Facultad de Comunicación y Artes en la III Jornada Incluye Nebrija, con el objetivo de establecer conversaciones desde diferentes ámbitos para transmitir valores de igualdad e integración a los alumnos.

La jornada contó con un taller de cianotipia impartido por el artista Javier Vanegas. La cianotipia es una técnica fotográfica del siglo XIX que permite, a través de varios procesos, conseguir una copia del original en un color llamado azul Prusia. Esta técnica se ha utilizado mucho para planos de arquitectura. Los alumnos pudieron utilizar esta técnica para realizar retratos  junto a los colectivos de las entidades colaboradoras, como C.A.M.P.s, Esfera, Debajo del Sombrero y A la par.

Tras el taller, los alumnos pudieron asistir a una mesa redonda con distintos artistas que están vinculados con su actividad a personas con discapacidad. Roberto Torena-Cristóbal, director de Digital Experience, Transformation & Innovation en Ilunion Tecnología y Accesibilidad explicó la necesidad de crear desarrollos tecnológicos “para todos el mundo incluyendo personas con necesidades específicas”. Como demostración, el experto explicó cómo aplicaciones como Siri, el gps o la lupa en las pantallas, que ahora utilizamos masivamente, se crearon hace unos años para personas con alguna discapacidad, pero han acabado siendo útiles para todos. Para diseñar de forma accesible, Roberto Torena-Cristóbal dijo que “tiene que ser perceptible para varios sentidos, operable de varias maneras, fácil y comprensible”.

Javier Aragón, CEO de Tdotex, tiene entre manos un proyecto que busca llevar la moda, al mismo tiempo que la comodidad, a todo tipo de personas con alguna discapacidad. Para ello ha creado una marca de ropa, Tdotex, que sigue las tendencias de moda, pero que al mismo tiempo sus prendas están diseñadas de manera que se adapten a las necesidades de las personas con discapacidad. Para ello sus pantalones, chaquetas o camisetas tienen cremalleras que les permiten vestirse con comodidad, o botones imantados para los problemas de motricidad fina o un triple etiquetado para que todas las personas tengan acceso a la información de la prenda en la tienda. Javier Aragón contó que se dio cuenta de que “la moda no hace más que reinterpretarse, pero no para todos. Excluía a las personas con discapacidad, no solo en las pasarelas o editoriales de revistas, sino en su experiencia de consumo”. Lo más importante para el diseñador era despertar el interés de los alumnos del Grado de Diseño de Moda y “que veáis que es posible diseñar desde la inclusión”. Aragón lamentó que “sin una regulación o legislación que lo exija, las grandes marcas no cambiarán sus diseños para la inclusión”.

Susana Blas Brunel, comisaria, historiadora de arte y redactora en el programa Metrópolis de TVE, participó en la mesa redonda explicando que no hay diferencias entre los proyectos de arte de autores con discapacidad o sin ella: “Cada artista es diferente y tiene sus características”. La diferencia, continuó Blas, está en las limitaciones de acceso a las oportunidades para visibilizar su trabajo. Otro tema que hay que solucionar en el mundo del arte, afirmó Blas, es “mejorar el acceso físico de los museos y salas de exposición para que la experiencia de personas con discapacidad sea completa”.

Luz Galván, artista plástica, explicó cómo, debido al aumento de su discapacidad visual, su forma de crear sus obras pictóricas ha ido cambiado en formato y materiales, pero los sentimientos que quiere expresar son los mismos. “No hay límites en la creación. Las formas de expresión son muy distintas por lo que todas las artes pueden estar con las personas con discapacidad”, señaló la artista.

El cineasta Roberto Pérez Toledo destacó que en sus historias “la discapacidad está presente de forma muy natural, pero son historias con discapacidad, no sobre discapacidad”. Pidió que a los personajes retratados con discapacidad en el cine y televisión “les pasen muchas más cosas que solo tener una discapacidad”, como manera de naturalizar e incluir en las tramas estas situaciones.

David Ojeda Abolafia, es director de la compañía Palmyra Teatro. Su primer proyectó, contó durante la charla, surgió con la idea “de incluir todas las medidas necesarias para hacer el montaje accesible a todo tipo de personas”. Empezó con la audiodescripción de la escena y, a partir de ahí, ha ido implementando todas las necesidades para garantizar al inclusión de todo tipo de público en sus montajes. “Algunos espacios de exhibición ya tienen esos accesos integradores, pero, aun así, Palmyra Teatro lleva sus propios soportes para garantizar la inclusión porque desde la creación de la puesta en escena ya se hace pensada para que todo tipo de público pueda seguir la función”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *