Talleres de diseño transversales en Matadero

Bajo el paraguas “Las ciudades tienen que enfrentarse a los nuevos desafíos que provoca el cambio climático”, siete alumnos de la Universidad Nebrija de los estudios de Ingeniería en Diseño Industrial, Diseño de Interiores, Máster en Diseño Industrial y Diseño Digital y Multimedia han participado del 11 al 16 de febrero, dentro de la Semana del Madrid Design Festival, en Taller Mutante.

Se trata de una iniciativa dentro del programa Matadero Acción Mutante, donde han participado junto con estudiantes de otras doce universidades y de diferentes disciplinas relacionadas con el diseño en un workshops con la finalidad de reflexionar, de forma transversal y multidisciplinar, sobre el espacio público y las relaciones entre el patrimonio cultural y ecológico en el contexto del cambio climático en el ecosistema urbano.

Para ello en grupos de trabajo de diferentes disciplinas y procedencias han proyectado, junto a artistas del diseño en sus diferentes facetas, diferentes formas de intervención en el espacio público de Matadero, con el fin de mejorar la habitabilidad y relación entre todos los elementos que conforman este emblemático lugar. Se buscaba construir un jardín híbrido, quizá ciborg, para el siglo XXI en el que continente y contenido fueran de la mano.

En Taller Mutante varios equipos de trabajo mixto y multidisciplinar de estudiantes procedentes de las escuelas colaboradoras, cada uno de ellos liderado por uno de los artistas invitados, han estado trabajando durante toda la semana en la Sala de Columnas de la Central de Diseño de Matadero Madrid, creando espacios inteligentes, propuestas respetuosas con el medio ambiente y con la sostenibilidad del entorno para que Matadero Madrid se convirtiera en ese jardín “perfecto” que demanda este nuevo siglo.

Para ellos, se desarrollaron diferentes actividades que permitieron la conexión entre los participantes, el nacimiento y desarrollo de las ideas.

“El ambiente a pie de Central, y todo lo que ejemplifican las maneras de hacer en Matadero, supusieron ya en sí una inspiración para todos los participantes. Desde el arranque, con la visita a Madrid Río y a los espacios de libre acceso del centro, todos pudimos respirar un aire distinto. Puede que un tanto ET para aquellos no iniciados, pero que sin duda azuza las ganas de hacer y diseñar, buscando en los compañeros de viaje las verdaderas enseñanzas del encuentro”, explica el profesor Alejandro Sanz, que acompañó a los alumnos.

Una vez hechas las presentaciones y las visitas correspondientes, los estudiantes trabajaron en 5 grupos multi-escuela (y multi-disciplina, por supuesto) siendo orientados respectivamente por Nelly Ben Hayoun (junto a Moon Ribas, Neil Harbisson e Ishmael Butler), Takk, uh513, Orkan Telhan y Double Happiness. Un abanico de team leaders procedentes de universos del diseño y el no diseño, de la arquitectura cíborg y el diseño interplanetario, que vinieron a ocupar las mesas de la Sala de Columnas de la Central para sacudir las mentes de los participantes. Y todo a golpe de debate, tecnología y sobre todo colaboración.

Cada mesa, cada grupo, trabajó sobre el terreno y por el terreno de Matadero, con el fin último de diseñar un nuevo jardín, una nueva experiencia, una nueva manera de entender el espacio público de oportunidad. Un proyecto de jardín cíborg para humanos y no humanos. Un proyecto de equilibrios entre especies en un futuro no muy lejano; entre diseñadores multi-disciplina y multi-visión que trabajaron mano a mano, acordando, entendiendo y descubriendo seguramente el valor de las relaciones personales.

En un momento en el que las fronteras interdisciplinares se diluyen, proyectos como Taller Mutante suponen más allá de la enseñanza y la producción final un espaldarazo a la “cultura de club”, el “hub” de diseño, y el colectivo por encima del individuo. Una apuesta por modelos colaborativos que tienen que ver con las nuevas estructuras de trabajo horizontal. Porque seguramente sea ese el nuevo espacio de trabajo, el que surge de improvisto en medio de la diversidad.

EXPLORACIONES MUTANTES

Nelly Ben Hayoun (junto a Moon Ribas, Neil Harbisson e Ishmael Butler)
La musa susurrante y los gusanos del infierno.
Los participantes del workshop dirigido por Nelly Ben Hayoun, trabajaron en la confección de un jardín ET a partir de un equipaje terrestre. Una colección de materiales recolectados en Matadero Madrid para el diseño de entornos en otros planetas.

Takk
Cabinet de curiosités.
Mireia Luzárraga y Alejandro Muiño (componentes de Takk) orquestaron la construcción de un “cabinets de curiosités” para el futuro diseño del jardín cíborg. Organizados en pickers, packers y makers los participantes recolectaron, organizaron y construyeron este artefacto expositivo, muestra del efecto “la vida se abre paso” en Matadero Madrid.
Alumnos participantes:
– Pablo Jiménez Chillón (Ing. Diseño Industrial y Desarrollo del Producto)
– Patricia Raquel Peña Ramos (Máster Universitario en Diseño Industrial)

Uh513
La ciborgización como forma de resignificar el medio ambiente.
El diseño de wearables para la evaluación y la interpretación del jardín mutante de Matadero fue el centro del trabajo del grupo dirigido por María Castellanos y Alberto Valverde (uh513). Una exploración electrónica-sensorial para la creación de prendas capaces de guiar la adecuada ocupación del espacio.
Alumnos participantes:
– Sara Moradiellos Corpus (Ing. Diseño Industrial y Desarrollo del Producto)
– Javier Córdoba Elorrieta (Diseño Digital y Multimedia)
– Manuel de Jesús Vélez Puello (Máster Universitario en Diseño Industrial)
– Juan Diego Cáceres Meneses (Máster Universitario en Diseño Industrial)

Orkan Telhan
Lógicas para cosmologías mutantes.
Mediante el debate y la pregunta, el grupo de Orkan Telhan exploró una serie de cosmologías para el diseño de realidades alternativas en Matadero. Tres lógicas discursivas guiaron el debate: evolución, acumulación y computación. Las conclusiones sirvieron a los estudiantes para la construcción de nuevas realidades socio-políticas, biológicas y ambientales.

Double Happiness
Criaturas urbanas.
A partir de conceptos como la fototaxia positiva, y el trabajo exploratorio de la luz y la sombra en el pliegue textil, Joyce Hwang y Nerea Feliz coordinaron un workshop centrado en el diseño de espacios y entornos para no humanos. Arquitecturas regladas por nuevos factores y gestionadas desde distintas disciplinas.
Alumnos participantes:
– Clara Zamora Marín (Diseño Digital y Multimedia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *