Eduardo Fayos-Solà

Eduardo Fayos-Solá, reconocimiento de un trabajo bien hecho

Manuel Figuerola Palomo
Investigador principal del Grupo Nebrija de Análisis Económico
del Sistema Turístico

No cabe duda que Eduardo Fayos-Solà* fue un visionario de lo que debían ser los estudios turísticos. Hoy esa idea es ya una realidad y podemos considerar que el proceso formativo de un verdadero especialista del turismo tiene su origen en la concepción científica de este ámbito de conocimiento.

El profesor Fayos-Solà es poseedor de un rico currículo en el que destacan sus labores como vicepresidente de la Asociación Española de Enoturismo, asesor internacional del International Institute for Tourism Studies de la George Washington University (EE.UU.), impulsor de la Fundación Ulysses de la Organización Mundial del Turismo (Premios a la Innovación Turística) o director general de Política Turística del Gobierno de España. Como responsable de otras muchas actividades, mantuvo siempre –por delante de cualquier otra actitud–  el principio de la calidad educativa, tal y como se puede observar tras la lectura de sus numerosos trabajos, cuyo análisis nos obligaría a presentar una extensa biografía.

Pero ante todo, debe reconocerse que Fayos-Solà fue un verdadero experto en la definición y puesta en valor de la importancia de una formación completa e innovadora en el ámbito del turismo. Debemos poner en valor su trabajo y dedicación a la consecución de muchos de los logros conseguidos en el marco de la enseñanza del turismo. En mi ya larga vida, dedicada en gran medida a la formación y a la educación turística, pocas veces conocí a una persona como el profesor Fayos, tan identificada con el objetivo de mejorar los procesos académicos que condujesen a la formación completa de verdaderos profesionales dedicados a la enseñanza del turismo.Hoy podemos afirmar que numerosos formadores e investigadores le deben un gran reconocimiento a su esfuerzo y capacidad innovadora.

Su empeño por mejorar la educación turística se demuestra en su brillante trayectoria como responsable, dentro de la OMT, de la construcción de sistemas de conocimiento y aprendizaje en turismo, así como su actividad como evaluador de la calidad educativa, en el marco de su actividad realizada como presidente de la Fundación Themis. Por todo ello, son muy numerosas las razones para que sienta un verdadero pesar por su marcha ya que, con su adiós, hemos perdido a uno de los principales referentes del esfuerzo por la optimización de los estudios de turismo, actividad determinante en la mejora económica y social de España.

En el rico mosaico de logros y aportaciones del profesor Fayos-Solà deseo destacar especialmente mi agradecimiento y reconocimiento a su trabajo dedicado a forjar el primer programa de Doctorado en Turismo impartido en español, que fue aprobado e introducido en los planes de estudio de la Universidad Nebrija en el año 2000. Este hecho ha permitido a estudiosos, profesores y académicos de numerosos países hacer posible que, en la actualidad, un grupo importante de nuevos doctores haya adquirido la preparación, la actitud y el rigor para ser excelentes investigadores, así como la capacidad para mejorar los procesos de transferencia y consultoría en turismo. Y todo ello gracias a la vocación y perseverancia de Eduardo Fayos-Solà.

El recuerdo, por tanto, de su trabajo, de la imaginación de sus propuestas y del rigor y voluntad de sus ideas me motivan a escribir estas reflexiones en nombre de ese grupo de doctores, que durante este período tuvieron la oportunidad de alcanzar el grado superior, para el ejercicio de una docencia acreditada, en gran parte, debido al esfuerzo de Eduardo Fayos, quién siempre creyó que la educación superior en turismo debía  alcanzar los niveles educativos más elevados.

*Eduardo Fayos-Solà fue miembro del Consejo Rector
de la Fundación Antonio de Nebrija desde el año 1998 hasta el año 2011.

Comentario

  1. Manuel todo lo que escribes Eduardo se lo merecía. Fue un personaje importante para el turismo español y su labor en la OMT queda para la historia en esa organización. QED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *