Curso de Arquitectura del territorio y el paisaje

Arquitectura del territorio, una oportunidad única de intervenir en el paisaje

La primera edición del nuevo curso de Arquitectura del territorio y el paisaje que realiza la Universidad Nebrija junto al RCR Arquitectes se ha convertido en una experiencia única.

Esta nueva titulación de la Universidad Nebrija y RCR Arquitectes se ha impartido en La Vila de la Vall de Bianya (Girona) por primera vez durante el curso 2018-2019. Los alumnos participantes, de España y México han sido: Francisco Javier Álvarez, Carlos Balaguer, Carla del Castillo, Juan Castro, Miriam Gárate, Felipe Hernández y Alejandro Rojo, y han estado acompañados por su tutor y profesor Miguel Guzmán.

RCR guió la visita a algunas de sus obras más representativas y trabajaron con los estudiantes durante estas jornadas del mes de junio. Junto con Carme Pigem, Rafael Aranda y Ramón Vilalta, impartieron docencia Estel Ortega, Jordi Pigem, Sílvia Brossa, Eugeni Pons, Josep Maria Mallarach y el propio Miguel Guzmán. El paisaje, como eje central se comprendió, trabajó y construyó desde la fotografía, la danza y la filosofía, por citar algunas de las vetas de conocimiento que han integrado este programa.

Durante las dos semanas de inmersión y labor, el equipo ha comprobado que este lugar, La Vila y su entorno, es un enclave inagotable de estímulos de toda índole para la comprensión del territorio y para el desarrollo de una intervención multidisciplinar. Cada estudiante se ha integrado en el contexto, de día y de noche, para percibir, debatir, generar y presentar una intervención abierta, pero concreta, en el espacio y en el tiempo, a partir de las pautas establecidas por el equipo docente.

No ha sido un taller de recetas ni reproducciones, sino un taller de experiencia, en grupo y en primera persona. Cada uno de los participantes ha identificado un lugar, ha decidido cómo hablar  de él, expresarlo, y se ha adentrado tanto en su geografía como en la formulación de un tema que ha considerado el más pertinente, desde lo más literario, abstracto, conceptual, a lo más sensorial y matérico. La técnica de expresión ha sido libre y sólo así han podido generarse piezas gráficas, escénicas, audiovisuales y literarias, todas ellas de gran honestidad y belleza.

El conjunto de proyectos ha transformado el entorno de La Vila en un circuito, –un paseo de dos horas de duración- un tour revelador y sorprendente para los arquitectos que han ido descubriendo cada intervención en el espacio/tiempo y han compartido sus opiniones y sensaciones en un debate activo y productivo.

Los participantes de esta edición entienden que ha sido una experiencia única e inolvidable, y recomiendan este curso a todo estudiante de arquitectura y diseño que quiera comprender la intervención en el paisaje desde una incorporación real, comprometida y sin fisuras, para aportar una visión respetuosa y de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *