requejo_ia_nebrija

La inteligencia artificial combate con su propia medicina los ultrafalsos

El vídeo es real pero los personajes están manipulados. El llamado deepfake, “ultrafalso” en español, es uno de los grandes riesgos de la tecnología más avanzada, que llega a cambiar las caras de las personas que intervienen en esos videos. “La preocupación es grande, tenemos que ser como los malos para saber qué está ocurriendo”, considera Jaime Requejo, arquitecto de Soluciones Cognitivas de IBM, que dictó una conferencia sobre inteligencia artificial en el marco de la Semana de la Facultad de Lenguas y Educación de la Universidad Nebrija y la Semana de la Ciencia.

En esta línea, las grandes empresas utilizan sus propios recursos. Facebook contrata actores para luchar contra el fenómeno ultrafalso y detectar los vídeos transformados. IBM, según comentó Requejo, acaba de cerrar un algoritmo de generación de textos falsos, “porque era tan bueno que no lo detectaba nadie”. Otra realidad que ya comparte espacio con nosotros son los altavoces inteligentes, también apuntada por el experto de IBM: “Estos dispositivos lo escuchan todo”.

No obstante, Requejo quiso hablar también a los estudiantes del potencial positivo de la inteligencia artificial, que, “definida como la tecnología que piensa y actúa simulando el comportamiento humano, ya no es propia de películas de ciencia ficción, sino de una realidad con fines concretos”. Fijando su nacimiento en 1950 gracias a las aportaciones de Alan Turing y su célebre test, el arquitecto de Soluciones Cognitivas de IBM estimó que en el año 2050 empezaremos a tener sistemas que puedan hacer tareas que nos hagan confundir a las máquinas con los hombres”. A pesar de los recelos que suscita la inteligencia artificial, Requejo precisó que “a fecha de hoy” toda esta tecnología se basa en los que nosotros enseñamos.

Asimismo, hizo hincapié en la relevancia de los datos, “que mueven el mundo”. Cada dos días generamos los mismos datos de la historia de la humanidad hasta 2003, “aunque solo se ha podido analizar el 0,05% del total”.

Sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el aula, Requejo destacó algunas innovaciones de IBM: Watson va a clase, un programa que ofrece la primera experiencia formativa en inteligencia artificial a etudiantes de Secundaria en España, y WatsomApp, un método online que detecta y previene el acoso escolar. Requejo también apuntó una tendencia que se plasmará plenamente en el futuro: “Los niños verán en su cabeza cómo enseñar a una máquina a poder hacer tareas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *