Jhernando_unebrija

¿Satisfará la oferta de Six por BME a la CNMV y el Gobierno?

La sociedad gestora de la Bolsa suiza (Six) ha lanzado una opa amistosa sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME), el operador de todos los mercados de valores y sistemas financieros españoles. La oferta de la opa es de 34 euros por acción en efectivo, con una prima del 34% sobre la cotización del mercado; por tanto, se valora BME en 2.843 millones de euros. Si la operación fructificase, la empresa resultante sería el tercer operador de Bolsa más importante en Europa.

La oferta de Six ha sido considerada de manera positiva por el consejo de administración de BME. Ahora, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) debe realizar un informe valorando la operación y el Ejecutivo debe decidir sobre la misma. La opa conlleva una penalización para BME de un 0,5% del valor de la operación, lo que supone 14 millones de euros, si se aceptara una oferta competidora.

El capital de BME está muy atomizado, siendo el principal accionista Banca March, que posee un 12% de las acciones. Recordemos que, si la operación sigue adelante, se necesita el apoyo del 50% de los accionistas de BME. La empresa ha reconocido que también tiene conversaciones con Euronext que gestiona las Bolsas de París, Ámsterdam, Dublín, Lisboa, Bruselas y Oporto. Se especula con una posible contraopa de este grupo, lo que ha llevado las acciones de BME a cotizar a 35,78 euros, nivel por encima del precio de la opa de Six.

¿A que se debe esta operación? Por una parte, asistimos a un proceso de consolidación o concentración del sector de las sociedades gestoras de Bolsa. Se buscan sinergias y aumentar la escala debido a la gran competencia en este mercado, la gran inversión tecnológica necesaria y los decrecientes volúmenes de negocio fruto de la aparición de nuevas plataformas alternativas de contratación y operaciones a través de derivados.

BME no se ha librado de esta dinámica de volúmenes reducidos en los últimos años. Los grandes grupos europeos en este sector son Deutsche Bourse y London Stock Exchange. La fusión entre estas dos Bolsas no llegó a fructificar en 2017 debido al veto de la Unión Europa por razones de competencia. Más recientemente, tampoco prosperó la opa de la Bolsa de Hong Kong por la Bolsa de Londres. No obstante, se observa la lógica de las concentraciones en este sector por los factores mencionados.

¿Qué ventajas ofrece BME a la Bolsa suiza? Desde julio, los inversores afincados en la Unión Europea no pueden operar en las Nolsas suizas debido a la normativa de la Unión Europea. Esta opa salvaría este obstáculo al ser BME un operador europeo. Por tanto, la operación permite la entrada de Six en la Unión Europea e incluso en Latinoamérica gracias a la relación de BME con Latibex, mercado bursátil para valores latinoamericanos radicado en Madrid. Además, BME mantiene una estructura dominante en el mercado bursátil español, y esta situación lógicamente se refleja en los resultados de la compañía.

Por otra parte, el Ejecutivo debe velar por que se mantenga el negocio de BME en España y no se produzca una reducción de puestos de trabajo. En este sentido, Six asegura que BME mantendrá autonomía y que se mantendrán las marcas actuales, líneas de negocio y oficinas durante al menos cuatro años.

¿Es esto suficiente para dar luz verde a la operación? Lo que está claro es la lógica de la concentración del sector y la dificultad de encontrar activos y fusiones interesantes. Es difícil el crecimiento en el sector debido a gran competencia y se busca aumentar el negocio mediante la concentración y la aparición de sinergias. La Bolsa de Madrid había mantenido su independencia hasta ahora; veremos en qué línea van las recomendaciones de la CNMV y la decisión final del Ejecutivo.

Otro problema al que se enfrenta la opa de Six es que Suiza está fuera de la Unión Europea y eso complica la operación. Euronext, sin embargo, es una empresa europea y la operación sería menos difícil en el aspecto normativo. Respecto a los plazos, la Comisión Nacional del Mercado de Valores tiene un tiempo máximo de un mes para presentar su informe al ejecutivo (la operación fue anunciada el lunes).Y a su vez el Gobierno tiene un plazo de entre 60 y 90 días para pronunciarse sobre la operación.

Recordemos que BME es una infraestructura del mercado clave para la economía del país y la CNMV ya ha anunciado que el Gobierno podría establecer condiciones a la opa. Los analistas bursátiles creen que es una buena oferta por parte de Six y los mercados esperan una contraoferta de Euronext en breve. Incluso hay rumores de interés por parte de la Bolsa de Hong Kong y de Deutsche Bourse. Por tanto, existen muchos interrogantes en esta operación que se irán aclarando según pasen los días.

Jorge Hernando

Profesor de Economía y Empresa de la Universidad Nebrija

Artículo publicado en Cinco Días el 20 de noviembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *