El Área de Turismo de Nebrija defiende la sostenibilidad en la formación

La sostenibilidad es uno de los grandes retos del sector turístico mundial. En este sentido, la Universidad Nebrija no elude su responsabilidad. En la segunda jornada de FITUR, la Feria Internacional de Turismo, Diana Gómez Bruna, directora del Área de Turismo de la Universidad, dio la clave: “En Nebrija tenemos una orientación clara a la sostenibilidad, que está presente tanto en nuestros programas formativos como en nuestras investigaciones”. Ya Manuel Butler, director Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT), minutos antes, había declarado que la sostenibilidad “marca claramente la agenda política y económica y el comportamiento social”.

Gómez Bruna participó en el panel ¿Estamos preparados para el futuro del trabajo en el turismo?, dentro del espacio FITUR TALENT, que, auspiciado por la OMT, propició un debate sobre la relevancia de las personas y su talento, sus habilidades y su capacitación profesional como “eje de competitividad en el presente y futuro de la industria turística global”.

En una mesa redonda heterogénea, Gómez Bruna también destacó que la Universidad Nebrija mantiene “ámbitos estables de cooperación” con las empresas del sector, además de convocar consejos asesores en todos los programas que indagan en el mundo empresarial qué necesidades plantea el mercado para trasladarlas después a los estudiantes. Además de ponderar la escucha, la directora del Área de Turismo de la Universidad Nebrija enumeró algunas destrezas que debe dominar el futuro profesional: comunicación, liderazgo, idiomas y competencias digitales, aunque, en estas últimas, el alumno del grado de Turismo debe “tener la capacidad de analizar los resultados” y dejar el desarrollo técnico a los ingenieros. En cualquier caso, “al final tenemos personas y la interacción entre ellas es fundamental en el turismo”.

Efectos en el empleo

En el acto moderado por Sandra Carvão, jefa del Departamento de Inteligencia de Mercados y Competitividad de la OMT, los desarrollos tecnológicos y su efecto en el empleo generaron un intercambio de opiniones entre los miembros del panel. Mientras León Herce, director de Ventas Globales de Hotelbeds argumentaba que esta situación va a “desplazar” pero también crear nuevos puestos de trabajo, Luis Araujo, presidente de Turismo de Portugal argumentaba, que al menos en el turismo, la tecnología no iba a destruir empleo, aunque “sí va a cambiar las formas de trabajar que llevará a un proceso de reinvención y adaptación al futuro”.

Por su parte, Miguel Flecha, managing director, de Accenture Travel Europe Lead, aludió al “impacto” que la tecnología provocará en los empleos “vulnerables”, pero que puede ser combatida con “la responsabilidad de la industria del turismo en la formación”. Diana Gómez Bruna se mostró de acuerdo: “El sector ha de desarrollar la capacidad de adaptación y flexibilidad a estos entornos nuevos y cambiantes”.

Innovación turística

Por otra parte, Aurkene Alzua-Sorzabal, investigadora principal de la Universidad Nebrija explicó, a la comunidad turística en el espacio FITURTECHY, el Grupo de Investigación Nebrija en Inteligencia Turística e Innovación (Smarttour-INN), un laboratorio “para la innovación abierta, la cocreación y la experimentación en entornos de la vida real con profesionales de la industria, legisladores y académicos”. El objetivo, de acuerdo con Alzua-Sorzabal, es “liderar la investigación e innovación en turismo para generar conocimiento relevante y para apoyar políticas eficientes y mejores prácticas”. Todo ello para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *