Marina Vargas: «Nunca dejéis que nadie os apague»

El tarot y el simbolismo de las imágenes centraron la conferencia que impartió la galardonada artista Marina Vargas en nuestro Campus de Princesa. En ella, realizó un meticuloso análisis de su último trabajo “Las líneas del destino” frente a los alumnos del Grado en Bellas Artes. Un proyecto compuesto por piezas de madera, algunas de más de dos metros de largo, que reinventan las nueve figuras del tarot que le salieron en una tirada de cartas durante un viaje a Cuba.

“Quería hacer mi propia baraja en base a mis ideas. Simplemente ir pintando y tallando las cartas que me salían en un proyecto atemporal”, declaró Marina Vargas. Estas cartas, que formaron parte de la iniciativa Conexiones, promovida por el Museo ABC y la Fundación Banco Santander, llevaron a la artista a exponer su obra en el museo madrileño.

Además, exploró el significado de algunas de ellas como el as de copas, una creación llena de color en la que destacan las líneas rojizas de un cáliz en el que se posa la Catedral del Sagrado Corazón de Montmartre en París. Preguntada sobre el simbolismo de la obra, Marina Vagas afirmó que con ella “quiere ahondar en el lenguaje de las emociones” y decir de alguna manera que “nosotros mismos somos nuestro propio templo“.

Dentro del análisis, también quiso recalcar el papel que juegan la simbología dentro de su obra y el cambio de significado que se produce en algunas imágenes. Para ello, utilizó el ejemplo del sagrado corazón de Jesucristo que ha pasado de ser “un símbolo sagrado en la cultura cristiana” a transformarse en algo cotidiano que incluso podemos ver en los escaparates de algunos restaurantes mexicanos. “Con ello, vemos que el significado de una imagen puede variar mucho a lo largo del tiempo”, señaló la artista española.

Por último, y respondiendo a unos alumnos entusiasmados sobre el secreto para crear una buena obra de arte, la artista desveló que “la única clave es encerrarse y practicar mucho”. Asimismo, destacó el papel de la mujer dentro del sector del arte y les aconsejó que no permitan nunca que “nadie les apague”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *