Ayudantes de lujo en la Mercedes-Benz Fashion Week

Vestidos arriesgados, modelos apresuradas y grandes focos reinaron en la Mercedes-Benz Fashion Week, celebrada del 28 de enero al 2 de febrero en Madrid. Una cita obligatoria para los amantes de la moda y en la que nuestros alumnos ejercieron de ayudantes de lujo. Los estudiantes del Grado en Diseño de Moda no solo estuvieron presentes en los desfiles de algunas de las mejores firmas del mundo, sino que también echaron una mano en la puesta en escena de la colección otoño-invierno de Devota & Lomba.

“Está siendo una experiencia fantástica y una oportunidad irrepetible de acercarme al mundo de la moda”, afirma Yin Yue Zhang, una de las alumnas. Nacida en China, lleva viviendo en España desde hace siete años y desde hace dos cursa el Grado en Diseño de Moda de Nebrija. Su sueño es el de “ser diseñadora de moda”, aunque no sabe aún si llegará a montar su propia firma. Lo que sí tiene claro es que quiere “ligar su carrera al sector de la moda”, un objetivo que está un poquito más cerca después de encargarse del “fitting”-la prueba de vestuario que se hace a las modelos para ajustarle el vestido con el que va a salir a la pasarela- durante el desfile a cargo de Devota & Lomba.

Una historia similar tiene Ornella Oncoli, alumna de Nebrija y encargada en prácticas desde hace un mes de la parte de comunicación de la firma que preside Modesto Lomba. “Estar hoy aquí es un sueño hecho realidad y una experiencia que voy a recordar toda la vida”, dice con una sonrisa. Su misión ha sido la de mandar las invitaciones a los asistentes al desfile y ubicar a cada asistente en su sitio. Al preguntarle sobre cómo le había ayudado su formación en Nebrija, Ornella  no duda: “Desde que empezamos la carrera, los profesores nos transmiten la importancia de realizar prácticas y acercarnos al mundo empresarial además de enseñarnos el contenido teórico”.

A los pocos minutos de finalizar la entrevista con Ornella, aparece Rachelle Ulloa, estudiante de 2º curso del Grado en Diseño de Moda y que también está haciendo sus prácticas en la firma ayudando en la confección y la escenografía de la marca. “Agradezco mucho a todo el equipo que me hayan dado la oportunidad de aportar mis ideas creativas y poder aportar mi punto de vista en todo momento”, opina.

A Rachelle, Ornella y Yin Yue Zhang les acompañan otros diecinueve estudiantes de moda de Nebrija. Cada uno de ellos con su propia función: desde ayudar al fotógrafo hasta realizar el recuento de las modelos minutos antes de que deslumbren en la pasarela. En concreto la de Belén Nieto es la de colaborar en la organización del “backstage” de la firma, ese espacio mágico en el que se colocan minuciosamente los vestidos que serán tendencia durante el próximo año. “Estoy disfrutando de la experiencia y creo que me va a ayudar mucho en el futuro. Aún no sé si quiero ser diseñadora pero lo que si se es que me gustaría dedicarme a la moda sostenible”. Un sueño que cada día está más cerca tras haber vivido una experiencia única durante la Mercedes-Benz Fashion Week.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *