Un equipo de Nebrija acepta los desafíos del turismo en la Liga Mundial de la OMT

Como miembro afiliado de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la Universidad Nebrija, a través del Departamento de Turismo, recibió una invitación oficial para formar un equipo en la competición UNWTO Students League, que comenzó oficialmente en el mes de enero 2020 y cuya primera fase finalizará a finales del mes de mayo. La fase final tendrá lugar posteriormente con los equipos seleccionados.

“Los miembros afiliados son un conjunto de más de 500 empresas, instituciones de enseñanza e investigación, destinos y ONG, reunidos para fomentar las sinergias con los Estados Miembros y promover el intercambio de conocimientos entre agentes clave, con el objetivo de contribuir a la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, explica Javier Navarro, profesor del Departamento de Turismo de la Universidad Nebrija y tutor del equipo.

El equipo de Nebrija, formado por cinco alumnos de 4º curso del Grado de Turismo -Marta López Verdera, Vanessa von Mioduski, Daniela Pérez-Solero, Lucía Terol y Mateo Boves- compiten con otros grupos de 60 universidades de todo el mundo, y, de momento, están desempeñando un gran papel. Habituados al trabajo en equipo, estos “destacados” estudiantes “combinan distintos talentos, emplean una metodología muy participativa y aportan soluciones creativas a los desafíos que plantea la OMT”. El profesor de Turismo a cargo de este proyecto en Nebrija confía en sus conocimientos técnicos y sus habilidades de relación interpersonal, “que están madurando mucho; además, les viene muy bien también trabajar bajo cierta presión y persiguiendo objetivos muy concretos”.

Todos los estudiantes que concurren a la Liga son considerados como miembros oficiales de la Red de Estudiantes de la OMT, creada para conectar a jóvenes apasionados en la industria de viajes y turismo. La competición consiste en responder a cuatro desafíos sobre los problemas del turismo y los Objetivos de Sostenibilidad del Milenio. Los finalistas participarán en la final mundial en Atlanta en verano si las condiciones sanitarias lo permiten.

Un desafío tras otro

En la Liga, de cinco meses de duración, los equipos de estudiantes de las diferentes instituciones elaboran sus ideas innovadoras para resolver los desafíos planteados por la OMT y los socios del sector público y privado. Cada mes, un jurado evalúa sus pesquisas. En el primer reto, denominado Desarrollo de productos y comunidades locales, los estudiantes tenían que crear un plan de trabajo para las cinco pequeñas bodegas de La Mondega, un territorio rural en Amaranto (nombre ficticio). El segundo desafío, a punto de cumplir su plazo de entrega, consiste en la exposición de soluciones de recuperación turística después de la pandemia de la Covid-19. “Las previsiones de la OMT indican que el turismo mundial disminuirá un 30% a finales de este año y que la industria eventualmente perderá 410.000 millones de euros en ingresos”, reza el enunciado del desafío. La realidad se mezcla con la práctica. Los alumnos tienen ante sí todo un ejercicio de crisis global y de oportunidades para solventarlo.

La propia OMT, opina Javier Navarro, “ha percibido que los jóvenes son una fuente inagotable de ideas frescas, menos condicionadas por ataduras intelectuales y de otro tipo, y que pueden servir a sus propósitos y a los de los Estados Miembros para reflexionar sobre los grandes problemas del turismo y de las comunidades en el mundo”.  Una formación “excelente” y unas habilidades “de primer nivel”, unidos a la esperanza, deben conformar, a su juicio, la fórmula de los futuros profesionales del turismo para encarar sus propias soluciones. “El mejor mensaje que puedo darles es que se esfuercen en tener una mentalidad abierta, que no den nada por sentado y tengan un espíritu crítico y, sobre todo, que estén preparados para convivir en un entorno de alta incertidumbre”, señala.

La participación de un equipo de la Universidad Nebrija en la UNWTO Students League demuestra que el Departamento de Turismomantiene un sólido compromiso con todos sus alumnos para ofrecerles las mejores oportunidades” de desarrollo académico y profesional del mercado, “y queremos seguir contando con alumnos que acepten el reto”.

Nueva savia para el turismo

¿Y qué opinan los alumnos de todas estas cuestiones? Les hemos sometido, en medio de sus estudios y de sus trabajos en la Liga de la OMT, a un tercer grado:

Pregunta: ¿Qué supone para ti participar en este reto internacional?, ¿cuáles fueron tus motivaciones?

Marta López Verdera: Siempre hemos visto en nuestras clases la importancia de la Organización Mundial del Turismo y que nos pidieran participar fue algo emocionante. La decisión final nos costó un poco tomarla, porque estamos cursando el último cuatrimestre de la carrera y tenemos que hacer el TFG, pero vi una oportunidad muy buena para aumentar mi experiencia académica. El haber participado en una liga mundial de la OMT puede significar una diferenciación con el resto de graduados en turismo.

Vanessa von Mioduski:  Participar en este reto supone tener la posibilidad de competir en el plano internacional contra otras universidades del sector y la oportunidad de desafiarnos a nosotros mismos como estudiantes. Me inspiró poder trabajar en equipo con mis compañeros y poder afrontar nuevos retos encontrando ideas innovadoras en el turismo.

Daniela Pérez-Solero: Me apetecía mucho apuntarme al reto internacional. Además, considero que para mi carrera participar en el concurso de la OMT es esencial. Mi motivación principal fue que lo organizaba la OMT y el planteamiento del concurso, con retos cada mes, en los que tienes que aportar soluciones con mis amigos.

Lucía Carmen Terol: Es una gran oportunidad porque estamos aprendiendo mucho sobre temas actuales y estamos poniendo en práctica nuestras habilidades interpersonales y lo estudiado durante la carrera para dar soluciones innovadoras a problemas actuales. Mis motivaciones para participar en este concurso fueron varias como la oportunidad de contactar con el sector y complementar la formación, y la posibilidad de dar solución a retos y descubrir posibles habilidades.

Mateo Boves: Es una muy buena oportunidad para aprender y sobre todo para tener nuevas ideas respecto al nuevo mundo que nos espera tras el COVID-19 a nivel turístico y como sociedad. Competir en el ámbito internacional con otras universidades me parece algo fantástico. Me he propuesto ayudar lo máximo posible para estar dentro del top 10.

Pregunta: ¿Cómo afrontasteis los dos primeros retos?

Marta López Verdera: El primer reto, bajo mi punto de vista, lo afrontamos muy bien. El tema nos motivaba y rápidamente tuvimos muchas ideas. En cuando al segundo reto, cuando lo recibimos ya estábamos confinados y el tema era sobre la COVID-19. Estábamos un poco perdidos, ya que nos pedían ideas para crear puestos de trabajo para mujeres y jóvenes en el turismo y después de la Covid-19… Tuvimos un par de reuniones con nuestro tutor, Javier Navarro, y empezamos a tener bastantes ideas. Después de dedicarle muchas horas, entregamos el trabajo y la verdad es que estamos muy contentos con el resultado.

Vanessa von Mioduski:  El primer reto lo afrontamos con mucha motivación. Nos gustó mucho el tema y tuvimos muchas ideas de cómo trabajarlo. El segundo reto fue todo un desafió ya que trataba un tema que nos está afectando personalmente: la COVID-19. Nos costó mucho empezar y encontrar ideas. Finalmente nos reunimos de forma virtual, nos motivamos, nos organizamos y sacamos muy buenas ideas. Tras haber realizado muchas horas de trabajo conjunto, realizamos un buen trabajo. Ya estamos con el tercer reto y contentos de enfrentarnos a nuevos desafíos.

Daniela Pérez-Solero: En el primer reto estábamos muy emocionados y con ganas de empezar, lo que nos llevó a una peor organización sobre todo a la hora de establecer tiempos. El segundo reto ya lo hemos entregado y nos fue mejor en organización y planificación, por lo que esperamos una mayor calificación.

Lucía Carmen Terol: La verdad es que nos estamos organizando muy bien. El primer reto nos gustó y la verdad que tuvimos muchas ideas. El segundo reto lo empezamos ya durante el confinamiento y nos resultó más difícil. Actualmente estamos trabajando en el tercer reto, que al igual que en el segundo, está relacionado con la COVID-19.

Mateo Boves: El primer reto al principio creo que fue un poco lío para todos, porque era la primera vez que nos enfrentábamos a un proyecto de estas características. En el segundo proyecto hemos estado mucho mejor organizados y creo que en el resultado final se ha notado. Además, en cada proyecto estamos ejerciendo uno de capitán, y creo que eso nos va a permitir que cada trabajo tenga una personalidad diferente, aunque estemos trabajando todos muy unidos.

Pregunta: ¿Cómo ves el panorama turístico después del coronavirus?, ¿cuál es el futuro del turismo?

Marta López Verdera: Vamos a tardar bastante tiempo en recuperarnos y seguramente seamos el último sector en hacerlo. A diferencia de otras crisis, esta no solo tendrá un gran impacto en la economía del país y en la de todos los ciudadanos, sino que también hay que sumar el factor del virus en sí, los contagios, las pérdidas humanas, etc. Pienso que el turismo va a tener que reinventarse. Los destinos y hoteles en especial tendrán que adoptar unas medidas de seguridad muy importantes para poder transmitir eso mismo al cliente. Además, hasta que no salga la vacuna contra la COVID-19 va a ser muy complicado que la gente quiera desplazarse de un lado a otro.

Vanessa von Mioduski: El sector turístico va a tardar en recuperarse. No solo por la pérdida económica masiva y por el cierre de las empresas, sino también por volver a recuperar la confianza de las personas para volver a viajar y sentirse seguros. A pesar de todo, el sector turístico va a salir de esta situación con una colaboración conjunta entre el sector privado y el público.

Daniela Pérez-Solero: Va a ser un año muy difícil para el turismo y especialmente para los países más afectados. Creo que se empezará a recuperar en el 2021, cuando la gente pierda el miedo y las medidas de seguridad sean efectivas.

Lucía Carmen Terol: Nos encontramos en una situación en la que hay una gran incertidumbre sobre lo que está pasando y lo que puede pasar. El turismo es uno de los sectores más afectados. Desde mi punto de vista va a ser de los últimos sectores en empezar a funcionar con normalidad, pero esta situación nos da la oportunidad de encontrar los posibles puntos débiles del turismo y de ellos, crear oportunidades, así como de reinventar el turismo y adaptarlo a los cambios. También es un buen momento para concienciar a la sociedad sobre la importancia del medioambiente, y, por lo tanto, contribuir al desarrollo del turismo sostenible. El futuro del turismo a corto plazo será en una escala nacional; en este punto, habría que promover el turismo rural en el país, un turismo de naturaleza, un turismo más “individual” con el fin de evitar el turismo masificado, lo que está relacionado con el turismo sostenible.

Mateo Boves: Soy optimista con la recuperación. Somos una potencia mundial turística; a través de la unidad nacional, podremos salir adelante como lo hemos hecho siempre, pero, para ello, el Gobierno tiene que concienciarse de una vez de la importancia del turismo para la recuperación económica del país. En el panorama internacional, entiendo que tardará por lo menos entre 6 y 9 meses en recuperarse y más de un año para que todo vuelva a la normalidad, ya que va a haber otro tipo de seguridad en los aeropuertos y en las fronteras relacionada con la medición de la temperatura corporal.

Pregunta: Alguna idea general o particular desde el turismo para superar la crisis…

Marta López Verdera: El turismo es el tercer motor más importante en la economía. Si este sector no se recupera, va a ser difícil que la economía lo haga. Yo soy de Palma de Mallorca y el hecho de no tener turismo internacional este verano 2020 va a suponer grandes pérdidas para la isla. El resto de sectores, como la agricultura, la pesca o la enología también dependen en gran parte del turismo. Todo es una cadena.

Vanessa von Mioduski: Crear planes turísticos nacionales como internacionales seguros, sostenibles y de calidad para los turistas con la confianza de poder viajar sin infectarse. Trabajar de forma conjunta y ayudarse entre sí en el sector va a llevarnos a salir de esta crisis.

Daniela Pérez-Solero: Considero que es esencial que la gente se sienta segura por lo que el gobierno y el sector turístico tienen que coordinarse para trasmitir el mensaje correctamente y que la gente vuelva a viajar.

Lucía Carmen Terol: Las empresas siguen teniendo a sus clientes, la diferencia es que todos estamos en casa, pero deben seguir creando vínculo con ellos, esto ayudará a fidelizarlos. Otra cosa que considero importante es transmitir seguridad y positividad para quitar el miedo a las personas, tanto a nivel internacional como nacional, puesto que España ha sido uno de los países más afectados por la COVID-19. También hay que transmitir todo lo que se está realizando y promover un turismo seguro innovador, sostenible, de calidad y tecnológico.

Mateo Boves: Empezar a reactivar lo antes posible todas las infraestructuras turísticas de nuestro país, siempre desde el sentido común. Creo que lo mejor será empezar a fomentar el turismo a nivel nacional, también para darle un pequeño empujón a la economía nacional, y, a partir de ahí, en cuanto sea seguro, empezar a abrir fronteras poco a poco en los destinos más importantes para hacer girar poco a poco la rueda del turismo, y ya finalmente abrir todos los destinos. Personalmente, utilizaría las Islas Canarias como principal impulsor, ya que se puede vender durante los doce meses del año, y a partir de ahí ir, escalonadamente, abrir destinos que tengan una mayor duración de estacionalidad.

Pregunta: ¿Por qué estudias Turismo? ¿Ahora son los profesionales del turismo más necesarios que nunca?

Marta López Verdera: Decidí estudiar turismo porque soy una persona muy dinámica y al fin y al cabo el sector turístico está en constante cambio y evolución año tras año. El hecho de ser de una ciudad mayoritariamente dedicada al turismo ha hecho que me guste mucho el sector desde pequeña. En cuanto a la pregunta de si los profesionales del turismo son más necesarios que nunca, no estoy del todo segura. Idealmente la respuesta es sí, aunque tengo mis dudas. Se necesitan ideas frescas e innovadoras y creo que es una buena oportunidad para nosotros, los jóvenes, pero, por otro lado, va a ser muy complicado encontrar trabajo.

Vanessa von Mioduski:  Porque me apasiona el turismo. La posibilidad de ofrecer unas vacaciones ideales desde cualquier aspecto turístico (viaje, hospedaje o una experiencia) me encanta porque puedes hablar muchos idiomas y aprender otros nuevos. Es totalmente creativo e innovador. Cada día es diferente en el sector con nuevos retos y desafíos. Y es una rama en la cual hay caminos y oportunidades.

Daniela Pérez-Solero: Siempre ha sido una carrera que me ha llamado la atención y eso que yo era de ciencias, pero, conforme me fui informando de las salidas que tenía, lo tuve claro. En mi opinión, creo que los profesionales son esenciales debido a que uno de los motores de la economía es el turismo.

Lucía Carmen Terol: Por un lado, por mi pasión por el turismo, siempre me ha gustado mucho viajar, no solo por ver monumentos, sino también por conocer otras culturas. También, me gustan mucho los temas creativos e innovadores; además, me interesa conocer el comportamiento de la sociedad y sus necesidades. Pienso que actualmente hay que combinar el turismo con la innovación y la tecnología. Por esto mismo, los profesionales del turismo son necesarios; esto ha sido un parón, que nos ayuda a replantear todas las necesidades teniendo en cuenta los factores económicos, medioambientales, socioculturales y de seguridad.

Mateo Boves: Ha sido gracias a mis padres ya que los dos trabajan en el sector turístico. Mi padre ha trabajado como consejero de Turismo de la Embajada de España en Estocolmo y en Moscú durante casi 22 años y mi madre se ha dedica al sector hotelero. Por eso, desde pequeño he podido viajar y enamorarme del sector. Me encanta el contacto directo con las personas y promocionar el destino España.

Pregunta: Tu destino favorito…

Marta López Verdera: ¡Esta pregunta es muy complicada! No sabría decirte, porque tengo muchos. Tengo muchas ganas de ir a Japón, aunque mi último viaje por los Parques Naturales de Estados Unidos -Yellowstone, Yosemite, Sequoia, Grand Canyon…- me dejaron sin palabras y repetiría ese viaje unas mil veces más. Me encanta Nueva York y su variada oferta. En España, me gusta mucho el sur: Granada, Málaga y la costa de Cádiz; pero también el Norte: los Pirineos y Asturias.

Vanessa von Mioduski: Con toda la variedad de destinos maravillosos que hay en el planeta no puedo escoger uno. Cada destino tiene su encanto… Si tuviera que escoger un destino, elegiría el mundo. Hay tanto que recorrer, observar, aprender y disfrutar de él.

Daniela Pérez-Solero: Que pregunta más difícil… de los que he visitado por ahora puede ser Roma, Paris y Malta. Todavía me queda mucho por descubrir por lo que creo que mis destinos favoritos irán cambiando a lo largo de mi vida.

Lucía Carmen Terol: No sería capaz de escoger un destino favorito porque cada destino esté donde esté tiene cosas alucinantes que ofrecer. Para mí, esa es la magia del turismo, que vayas donde vayas disfrutarás de una experiencia nueva, incluso si repites destino.

Mateo Boves: Me encanta España y todo lo que ofrecemos como país y como cultura. Aragón es uno de mis destinos favoritos.  Sin embargo, no puedo elegir un destino favorito concreto. He tenido, gracias a mis padres, la suerte de viajar mucho. Además, vivimos en un mundo culturalmente diverso, y cada destino tiene algo que va a conseguir que te enamores un poco de él.

Pregunta: ¿Cómo esperáis acabar esta Liga de Turismo y qué estáis aprendiendo?

Marta López Verdera: No solo estamos adquiriendo conceptos nuevos, sino que también estamos realizando trabajos bastante elaborados desde casa, lo cual dificulta un poco la comunicación y el rendimiento. Creo que participar en la liga es una oportunidad muy buena para todos, porque estamos poniendo en práctica muchos conceptos y habilidades adquiridas a lo largo de la carrera. Al fin y al cabo, el resultado para nosotros es lo de menos, intentamos hacer todo lo mejor que podemos durante las semanas del challenge.

Vanessa von Mioduski:  Este reto nos ha dado la oportunidad de formarnos mejor como futuros trabajadores del sector. Tener la oportunidad de participar en la liga mundial más importante del sector turístico nos ha mostrado de lo que somos capaces.

Daniela Pérez-Solero: Ojalá acabemos en los primeros puestos, sería increíble. Hemos disfrutado de las pruebas y aprendido así que ya nos damos por satisfechos. Nos están haciendo pensar en soluciones reales para esta crisis.

Lucía Carmen Terol: Participar en esta Liga de Turismo es una gran oportunidad para nosotros, porque estamos aprendiendo a poner en práctica lo estudiado durante la carrera y conceptos nuevos para dar soluciones innovadoras a problemas de la actualidad.

Mateo Boves: El objetivo es estar entre los diez primeros del mundo; si no es así, al menos quedar entre los primeros de las universidades españolas. Realmente estoy aprendiendo muchísimo y de varios ámbitos del turismo que no había conocido hasta ahora…

Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *