La transformación digital y el talento liderarán la recuperación del turismo mundial

La innovación, la inteligencia artificial, el talento y la formación están cobrando cada vez más relevancia en el turismo, un sector que la pandemia de la covid-19 sigue sacudiendo. Consciente de la necesidad de la transferencia de conocimiento, la dirección del Máster en Empresas y Destinos Turísticos de la Universidad Nebrija congregó a un plantel de expertos en el coloquio profesional Artificial Intelligence and Smart Tourism. Todos fueron optimistas por la resiliencia del sector y su capacidad para salir reforzado.

Moderado por Juan Daniel Núñez, fundador y CEO en Smart Travel News, al encuentro digital acudieron Antonio López de Ávila, presidente-consejero delegado de Tourism Data Driven Solutions (TDDS) – empresa global de desarrollo tecnológico y asesoría estratégica en innovación, tecnología y turismo-; Eduardo Gutiérrez, director de Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Segittur (Sociedad Mercantil Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, S.A.M.P); Íñigo Onieva, Senior Travel & Hospitality mentor en Barceló Hotel Group; Pedro Molleda, Senior vicepresident de Business Intelligence en NH Hotel Group; y Natalia Bayona, directora de Innovación. Educación e Inversiones de la Organización Mundial de Turismo (World Tourism Organization).

Para Antonio López de Ávila, la pandemia ha provocado que muchas empresas den un salto de tres o cuatro años en su proceso de digitalización, un impulso que muchos veían impensable en el FITUR de 2020. “En este parón hemos podido pensar en nuestro modelo de negocio y dónde queremos estar dentro de unos años”, señaló el responsable de TDSS, que en poco tiempo ha pasado de un trabajador a trece en su plantilla.

“Gran empleador de jóvenes”

A pesar de los 20 billones de dólares de inversión en el turismo en todo el mundo en 2020, Natalia Bayona (OMT) insistió en el desarrollo de la educación digital para fortalecer y profesionalizar el turismo, “el gran empleador de los jóvenes”. Reclamó más formación porque, según sus datos, el 50 % de los trabajadores jóvenes del sector solo cuentan con habilidades en secundaria. “En este ecosistema potente de emprendedores, deben ser los jóvenes los que estén a la cabeza de un turismo más sostenible, innovador e inclusivo”, afirmó Bayona, que cree que la innovación y la generación de talento va “mucho más rápido que los procesos políticos”.

Por su parte, Eduardo Gutiérrez, subrayó el interés de los destinos turísticos en abrazar un modelo de gestión que entronque con los nuevos tiempos: “Ya hace tiempo que nosotros empezamos a pensar en sistemas de inteligencia turística. Hemos pasado de la transformación digital a hablar de inteligencia artificial, estamos en la economía del dato”.

En la misma línea, Íñigo Onieva consideró que los profesionales centrados en el desarrollo tecnológico “hemos sido unos afortunados”. Concretamente, en el grupo Barceló “el trabajo que hemos estado tratando de evangelizar desde hace años estaba en el ADN cultural de la compañía”. De hecho, hace tres años se fundó en la empresa una Oficina de Transformación Digital. “Hay que seguir invirtiendo en el conocimiento del cliente y hacer esfuerzos tecnológicos en este sentido de cara ya a 2022”, añadió.

Mil decisiones

Para Pedro Molleda (NH Hotel Group), las cifras de 2020 no van a servir para orientarnos en 2021, pero “por suerte tenemos experiencia” en los modelos de datos sobre la experiencia de los clientes para poder tomar “mil decisiones”. A su juicio, vivimos “una oportunidad para sacar ventaja de todo lo que hemos estado sembrando durante años”.

En este sentido, Antonio López de Ávila precisó que el blockchain “nos va a traer grandes avances”. Cofundador de Health iCard, empresa desarrolladora de Hi+Card, una tarjeta sanitaria digital que recoge los datos médicos del viajero de forma segura, aseguró que el comportamiento del turista y la inteligencia artificial van a ayudar al sector en estos años de transición.

Mientras que para Pedro Molleda, “el dato en sí mismo no te dice nada, porque al final detrás de cada algoritmo hay una persona y una estrategia que dan sentido al negocio”, Iñigo Onieva cree que “durante un periodo concreto” nos vamos a encontrar ante clientes “diferentes”, y la big data “nos va a decir lo que van a demandar en los próximos meses”. La generación Z es un referente: “Los necesitamos en nuestro equipo y como clientes. Al final son los que nos van a abocar a la evolución “con su aire fresco de nuevas innovaciones e inquietudes”. Estuvo de acuerdo Molleda: “En incorporación de talento, yo no miro el DNI de nadie, pero los que están en torno a 25 años tienen una iniciativa y una independencia mayor a todos”.

Productos de calidad

Volcando su experiencia de gestión en la Organización Mundial de Turismo, Natalia Bayona comentó que el foco actual del sector está en un turismo sostenible, de naturaleza, rural, de experiencias no masivas, de “microsegmentos” y de productos turísticos de calidad, sin olvidar la innovación que permite diferentes usos como las salas de los hoteles reconvertidas en espacios de cotrabajo (coworking).

En el cierre de la jornada, Aurkene Alzua-Sorzabal, investigadora principal del Grupo de Investigación Nebrija en Inteligencia Turística e Innovación (Smarttour-INN), agradeció la pasión y el talento de todos los panelistas “por divulgar ese conocimiento que activará el futuro”. Augurando más encuentros profesionales organizados por el Máster en Empresas y Destinos Turísticos de la Universidad Nebrija, la investigadora y profesora confirmó el “mensaje y el sentimiento de verdadero optimismo” de un ecosistema turístico en el que la universidad “está comprometida como agente de conocimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *