Fundación Larramendi

El legado de Ignacio Larramendi a disposición de toda la sociedad

La Universidad Nebrija fue escenario de la conmemoración de la figura y el legado Ignacio Larramendi, fundador de la Fundación Ignacio Larramendi.

En el centenario de su nacimiento, los hijos de Ignacio Larramendi, junto a la Fundación Mapfre quisieron recordar su faceta empresarial y cultural y su gran interés en recuperar y mantener la historia de España e Iberoamérica.

Ignacio Larramendi fue motor de diversos proyectos que recogieron importantes aportaciones culturales, literarias e históricas y que organizó en fundaciones cuyo máximo propósito era “hacer la máxima difusión posible, que llegue a todo el mundo”, según explicó Xavier Ajenjo Bullón, director de Proyectos de la Fundación Ignacio Larramendi.

En su faceta empresarial, Larramendi destacó por “su audacia empresarial y sus ideas que llevaron a Mapfre al liderazgo en el sector de los seguros” reflotando la compañía en un momento complicado y poniéndola en el camino de su posterior expansión, aseguró Alberto Manzano Martos, expresidente de Fundación Mapfre. Además, Larramendi fue el impulsor de la Fundación Mapfre que hoy recoge un importante legado cultural al servicio de toda la sociedad.

En el acto conmemorativo celebrado en la Universidad Nebrija, se presentaron las Bibliotecas virtuales Mapfre 1492 y Clásicos Tavera. Un gran fondo de aportaciones históricas “de gran complejidad para su edición por la gran cantidad de obras y autores. Un desafío extraordinario con el que contribuir al conocimiento histórico y unir a los países iberoamericanos para que puedan ser mejor comprendidos”, explicó Ajenjo Bullón.

José Andrés Gallego, profesor de investigación en el CSIC y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, también participó en este acto conmemorativo y destacó del legado cultural de Larramendi en la Fundación Mapfre “el poder devolver a Iberoamérica una parte de lo que Iberoamérica ha dado a Mapfre. También, estos fondos recogidos sirven para crear un debate entre las gentes de América sobre su propia identidad”.

Luis Hernando de Larramendi, presidente de la Fundación Ignacio Larramendi e hijo de su fundador, destacó de la figura de su padre “su inagotable curiosidad intelectual, curiosidad por las opiniones de los demás y su interés por recorrer el mundo para conocer otras culturas”. Luis Hernando de Larramendi dijo, además, que las acciones de su padre “contribuyeron al debate intelectual con su visión heterodoxa que le convertían en un intelectual comprometido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *