Más énfasis en el aprendizaje de los jóvenes y mayor vinculación a las necesidades productivas

El Consenso Económico es el informe trimestral de coyuntura económica que elabora, desde 1999, PwC a partir de la opinión de un panel de expertos y empresarios entre los que se encuentra Fernando Tomé, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad Nebrija. A través de una encuesta enviada a un colectivo de 400 personas seleccionadas, el Consenso económico del primer trimestre consta de un monográfico sobre Los jóvenes, la formación y el empleo en España.

La tasa de paro de los jóvenes en 2020 ha vuelto a repuntar y, para los de 16 a 24 años, ha alcanzado en España el 38 %, una cifra muy superior al de la mayoría de los países europeos. De acuerdo con la síntesis del informe, las razones de estas elevadas tasas de paro remiten a aspectos muy diversos. Entre algunos de los más relevantes cabe citar el excesivo peso de la contratación temporal, que sitúa a ese colectivo en primera línea de los ajustes laborales en tiempos de crisis; las dificultades de encaje de la formación recibida a las necesidades de las empresas; o los problemas de movilidad, en parte vinculados a la reducida oferta de vivienda en alquiler.

Dada la contracción de los activos jóvenes, el Consenso plantea la siguiente cuestión: ¿qué medidas le parecerían adecuadas para fomentar su incorporación al mercado de trabajo? Casi el 70 % de los encuestados opinan como “más adecuadas” modificar los mecanismos de entrada en el empleo, con mayor énfasis en el aprendizaje, y modificar la formación que reciben, vinculándola más directamente a las necesidades productivas.

En las distintas crisis de los últimos años en España, los jóvenes (16-34 años) han experimentado una pérdida de ocupación muy superior a la media y muy por encima de las de aquellos de 35 a 66 años. Un 67 % de los consultados consideran que en gran medida debería reducirse el peso de la temporalidad en los más jóvenes.

El informe económico indaga sobre las propuestas para corregir los desequilibrios en la formación de los jóvenes. Estiman como las medidas “más adecuadas” incentivar e invertir en la formación profesional (96,3 % de los encuestados), modificar la oferta de formación universitaria, reforzando los estudios técnico-científicos (56,5 %), reforzar la formación básica (54,6 %) e implementar una política de becas para estimular la continuidad de los estudios (32,4 %).

Asimismo, en un período de intenso cambio técnico, el Consenso pregunta “¿qué medidas habría que adoptar para aumentar la oferta de trabajo juvenil con formación tecnológica?”. El 73,2 % de los expertos creen que la “más adecuada” se traduce en reforzar los estudios secundarios y terciarios con oferta técnico-matemática.

.- Acceso al informe Los jóvenes, la formación y el empleo en España. Consenso Económico de PwC – primer trimestre 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *