Discurso en el Acto de Graduación 2018 de la Universidad Nebrija del Dr. D. José Olivares Santamarina

 

El pasado 15 de junio tuvo lugar el Acto de Graduación de los alumnos de Postgrado de la Universidad Nebrija en el Campus de la Berzosa.

El profesor de la Facultad de Comunicación y Artes, Dr. D. José Olivares Santamarina fue responsable del discurso representativo del claustro docente, que a continuación reproducimos:

«Buenas tardes a todos.

Autoridades Académicas. Excelentísimo Señor Rector Magnífico. Ilustrísimos Señores Decanos y Vicedecanos. Por supuesto, Excelentísimo Señor Presidente. Colegas Doctores. Claustro de profesores. Fundamental, todo el Personal de Administración y Servicios. Padrino de la promoción 2018, señor Don Antonio Huertas. Tantos amigos y familiares venidos de todas partes del mundo. Y, sobre todo, vosotros: alumnos -ya egresados- y, por tanto, ahora colegas profesionales.

Hoy, en este día magnífico, es un gran día para vosotros. Un día del que podéis sentiros muy, muy orgullosos. Por todo vuestro esfuerzo y trabajo tan intenso a lo largo del los últimos 9 meses que ha alumbrado en algo tan importante para vuestra carrera profesional como vuestra graduación. Un gran esfuerzo y un gran éxito para vosotros que merece un fuerte aplauso.

Cuando me dijeron que tendría el gran honor –que agradezco tanto a la Universidad y por el que me siento sincera y francamente afortunado- de compartir una palabras en representación del claustro académico en el tan solemne acto de vuestra graduación, me invadió una mezcla de alegría y miedo escénico: unos nervios, que espero que no me traicionen. Y como, anteriormente, nunca había tenido la bonita oportunidad de dar este tipo de discursos, hice lo que hace todo el mundo cuando se enfrenta a algo nuevo y desconocido por primera vez: me metí en Google.

Puse, “grandes discursos de graduación” y así tuve la suerte de volver a repasar, por ejemplo, el de Steve Jobs en la Universidad de Standford, con su famoso y archiconocido “stay hungry, stay foolish” que creo que sigue siendo una buena sugerencia para hoy, para vosotros: seguid siempre hambrientos, siempre inquietos, no perdáis nunca la sed de querer saber más, de seguir aprendiendo cada día porque, aunque hoy comenzáis una nueva etapa vital –y superior- con fuerte foco en vuestro futuro profesional, esta sociedad líquida que nos enseñó Zygmunt Bauman en la que vivimos hoy, en fugaz y constante cambio, nos ha conducido a las puertas de un nuevo modelo de conocimiento: lo que Joseph Stiglitz –Premio Nobel de Economía- ha llamado la Sociedad del Aprendizaje.Algunos de vosotros, que me habéis sufrido más directamente como profesor o mentor, me habéis escuchado decir que, hoy en día, la relación entre el mundo académico y el mundo profesional ya no puede funcionar como en tiempos de mi padre: que estudió durante 6 años una ingeniería que le proporcionó los conocimientos necesarios para desempeñarse con éxito profesional durante los siguientes 40 años.

Esta sociedad del aprendizaje en la que podríamos entender que vivimos hoy, como describe mi admirado José Antonio Marina, se basa en que no hay posibilidad de progreso –tanto civil como económico- si no contamos con sólidas estructuras de creación y transmisión de conocimientos. Otro filósofo español como Daniel Innerarity habla de que en la actual sociedad del conocimiento –mi búsqueda en Google, ya sabéis- la gestión de los procesos de aprendizaje es más importante que la administración de los saberes asumiendo la Ley de Revans que dice que para sobrevivir y progresar, una persona, una organización o una sociedad necesitan aprender al menos a la misma velocidad con la que cambia el entorno. Y nuestro entorno –vuestro entorno-  hoy corre que se las pela, salta a la vista.

Como vosotros, yo también soy nuevo en la universidad. Después de terminar mi máster en comunicación me pasé más de 20 años trabajando en diversas agencias de publicidad y consultoras hasta que el año pasado, la Nebrija me abrió sus puertas y me acogió con el mismo cariño que seguro que también habéis sentido vosotros. Muchos de mis colegas y amigos de las agencias me preguntan cómo hago para mantenerme constantemente actualizado en cuanto a tendencias de comunicación y nuevas necesidades de la industria, y mi respuesta es siempre la misma: gracias a vosotros. A todos vosotros: alumnos, profesores, amigos y familia. Gracias a todo lo que me enseñáis todos y cada uno de los días que compartimos, que es muchísimo. Todo es gracias a vosotros. Yo sólo pongo el hambre: el stay hungryque os invito y animo a que no perdáis jamás. La curiosidad infinita como la clave de todo. La verdad es que creo que nos está tocando vivir unos tiempos tan emocionantes que es imposible no sentirse afortunado y disfrutar al máximo de la nueva etapa del viaje que comenzáis hoy mismo.

Cuando más o menos tenía vuestra edad, tuve la gran suerte de tener un jefe que me dijo: Jose, sólo hay dos formas de hacer las cosas: con alegría o sin alegría; porque las cosas tienen que acabar hechas igualmente. Por eso os sugiero que, igual que espero que hayáis disfrutado al máximo de los 9 meses que habéis compartido en la universidad, disfrutéis de una gran carrera profesional plagada de éxitos –y cada uno entenderá por sí mismo qué significa el éxito para él- y que la desarrolléis en los momentos más duros, más tensos, más difíciles y más inciertos -que os aseguro que los habrá- sin perder nunca la ilusión, la emoción, la curiosidad por el qué vendrá – que también os aseguro que serán cosas buenas y nuevas- y la alegría por saber que, sea cual sea, tenéis la posibilidad de convertirlo en el mejor trabajo del mundo. En vuestro mayor éxito. Y, en definitiva, -y siempre con algo de suerte- en pieza clave de vuestra felicidad.

Mucho ánimo, fuerza y talento. El futuro es vuestro.

Muchas gracias a todos.»

Junio, 2018

Dr. D. José Olivares Santamarina
Director del Master en Dirección de Publicidad Integrada TBWA