Escribir

Escribe: lo llevas dentro

Uno de los significados que el diccionario de la Real Academia Española le atribuye a la palabra escritor es: “Persona que escribe”. Esta acepción del término es la más afín a mi punto de vista ya que reconoce a cada persona como escritora en potencia. Considero que todos podemos hacernos escritores y que, para ello, lo único que hace falta es sentarse y comenzar a escribir.

Tal y como señala Dahl (2008): “[…] prácticamente todos los escritores que han acabado por alcanzar el éxito en el mundo de la ficción han empezado en otro oficio: maestro, quizás, o médico o periodista o abogado”. Esta verdad universal nos hace pensar de inmediato en que independientemente de en qué estás ocupando tu tiempo, a qué dedicas tu empeño académico o profesional, todos tenemos un escritor dentro que puede eventual y óptimamente salir y brillar.

Sin duda, aquello que diferencia a un escritor de alguien que no lo es, es la motivación. Para desarrollar el hábito de escribir y, por lo tanto, “ser escritor”, resulta fundamental sentir necesidad por decir algo, incluso de gritarlo. Aquel que no tenga nada que reclamar, ningún sentimiento que expresar, un desahogo pendiente u otro motivo que lo empuje a escribir, es muy probable que no lo haga y que mantenga inéditos los textos de su escritor interno.

Lo cierto es que la vida misma nos expone a infinitas experiencias y, por ello, a múltiples sentimientos. Me atrevería a afirmar que quien diga que no encuentra fuentes de motivación o inspiración para escribir, miente. Además, hoy en día, gracias a la tecnología y a la globalización, no es necesario publicar libros para compartir producciones literarias o académicas con el resto de personas. Esto hace mucho más sencilla y diversa la difusión de lo que escribimos. En todo caso, lo que sí aleja a las personas de convertirse en escritores es la falta de interés.

Pedro Suárez-Vértiz, el máximo exponente del Rock en Perú, es el ejemplo vivo, tanto de la ya mencionada inquietud de expresión, como de que nunca es tarde para hallar en la escritura un hábito e incluso una profesión. Siendo de los músicos peruanos más populares de la historia, fue diagnosticado con disartria, una enfermedad que ataca al sistema nervioso y produce dificultades al hablar que se agravan con los años. Como es lógico, esto lo alejó de los escenarios para siempre. Desde entonces, fue poco a poco adentrándose en la escritura, impulsado por la misma llama que lo condujo a una carrera musical exitosa. Ya ha publicado un libro titulado “Yo, Pedro” y trabaja escribiendo columnas para El Comercio, el periódico más importante del país. Si bien como escritor tiene ciertos detractores, nadie puede decir que no lo sea. Es un claro ejemplo de que todos podemos escribir y nos ha dado la lección de que cuando tienes algo que contar, puedes encontrar la manera de hacerlo.

Para terminar, quiero destacar que estamos acostumbrados a ver a los escritores como personas tocadas por una varita mágica. Quizás lo sean aquellos que logran cautivar a millones de personas y vivir de ello; sin embargo, todos podemos ser escritores si nos lanzamos a la aventura de lo desconocido, nos lo proponemos y damos el paso de materializar por la vía de la escritura nuestras ideas, experiencias, historias, sueños, reflexiones, conocimientos, entre otros. Nadie nos obliga a ser genios literarios, pero tampoco nos impiden escribir y, por ende, ser escritores. Por lo tanto, si realmente tienes algo que decir y ganas de escribirlo, hazlo. Las únicas barreras que te separan de convertirte en un escritor serán aquellas que tú te impongas.

Salvador Galdós Moreno

Estudiante de 2º curso de CADE

Referencias bibliográficas: Dahl, R. (2008). Historias extraordinarias. Anagrama.

Jugar a leer no es juego: Sobre el uso de las herramientas digitales para incentivar la lectura desde edades tempranas

Seguramente no eres ajeno a la tierna imagen de un niño de menos de tres años con un libro en sus manos (que bien puede sostener al derecho o al revés), jugando a leer. Sin temor a equivocarnos, sentirás, aparte de mucha ternura, la confianza de que está haciendo una actividad constructiva y beneficiosa.

Pero si la imagen es la de ese mismo niño con un dispositivo de pantalla, probablemente la emoción que se genera es la contraria: miedo o al menos incertidumbre. Quizás incluso juzgues a ese padre o cuidador por poner este aparato al alcance de sus niños a temprana edad.

Muchos beneficios se derivan del acercamiento a la lectura desde edades tempranas y no pocos estudios han abordado este tema, los cuales no nos dejan dudas al respecto.

Ahora bien, cada vez hay más opciones digitales que se ofrecen incluso con fines educativos, pero también mucha información sobre el daño que produce el uso de la tecnología, sobre todo en edades tempranas. En este mundo que echa mano cada vez más al uso de estas herramientas y que de cierta manera no nos deja escapatoria, se generan muchas preguntas sobre qué es correcto y qué no.

Un gran dilema y responsabilidad se nos presenta entonces a los profesionales en el área: ¿Debemos o no recomendar su uso? ¿Es posible que rinda los frutos que encontramos en los estudios sobre la lectura temprana?

Sobre este tema no hay respuestas definitivas, pero sí empieza a verse con gran seriedad en el mundo de la ciencia, por lo cual contamos con algunas claves que nos permitirán aplicar nuestro criterio de la manera más informada posible. Y vale considerar que también se abre como un tópico muy interesante para futuras investigaciones.

En este artículo hablaremos sobre cómo sí podemos usar la tecnología y sacar el mayor provecho de ella para incentivar la lectura desde edades tempranas, impulsar el desarrollo del lenguaje, ampliar el vocabulario y facilitar el posterior aprendizaje de la lectoescritura.

Iniciaremos recordando los beneficios de la exposición de los infantes a la lectura, abordaremos los pros y contras del uso de la tecnología a estas edades y cerraremos con algunas recomendaciones.

Beneficios de la aproximación a la lectura desde temprana edad

La cantidad de palabras que los niños escuchan antes de los tres años determinará su lenguaje y su éxito académico, y no hay mejor fuente de palabras novedosas y únicas que los cuentos infantiles. Hemos encontrado estudios muy interesantes que soportan esta afirmación y van aún más allá1, 2.

Son incontables los beneficios de la aproximación a la lectura para los niños antes del inicio de su escolarización. Por ejemplo, analizando la imagen del infante jugando a leer que retratamos al inicio de este artículo; más allá de la ternura que nos puede generar, dice muchísimas cosas. Por enumerar algunas:

  • Este niño definitivamente ha estado expuesto con anterioridad a la actividad de lectura y le es familiar.
  • La encuentra divertida y relevante, por lo cual merece ser emulada en sus juegos.
  • Probablemente hay una conexión emocional positiva que lo lleva a repetirla, lo cual a su vez reforzará aún más esa conexión.
  • Comprende que las letras hacen palabras, que este código les permite comunicarse y que el mundo se comunica con ellos a través de él.
  • Sabe que los textos y las letras guardan mensajes, historias, sorpresas, viajes, fantasía y emoción.

Investigadores de la Universidad de California Riverside2 encontraron que los cuentos infantiles son mucho más efectivos que las conversaciones familiares en el día a día, en cuanto a la riqueza de vocabulario. Los libros infantiles (para niños de cinco o menos años), contienen 70% más palabras únicas que las conversaciones diarias entre padres e hijos, por lo cual son una fuente de enriquecimiento del vocabulario por excelencia.

Adicionalmente, la edad más fértil para crear el hábito de lector va de los catorce a los veinticuatro meses, en los que la lectura acompañada adulto-niño produce un efecto “bola de nieve” de lectura y aprendizaje del vocabulario, que motiva a repetir la actividad con el consecuente incremento del aprendizaje del vocabulario. Igualmente, la exposición al texto escrito favorece la alfabetización temprana y el rendimiento escolar exitoso. No menos de diez minutos diarios de lectura acompañada, entre una y tres veces al día, producen resultados favorables para los factores señalados 3.

A lo anterior se debe añadir el efecto emocional positivo y el reforzamiento del vínculo amoroso y de seguridad que genera; un importante motor para que esta bola de nieve empiece a rodar. Igualmente, otros muchos beneficios en el desarrollo cognitivo y emocional del niño, que abordaremos en publicaciones siguientes.

En definitiva, la implementación (principalmente en el hogar, así como también en entornos educativos), de la lectura acompañada a edades tempranas, proporciona enormes beneficios y es una de las actividades prioritarias a incluir en la rutina diaria de nuestros niños. Una última acotación de gran importancia, el niño debe disfrutar de la lectura, aquí es muy importante escoger (y permitirle escoger) los contenidos y formatos que le sean más atractivos.

Uso de la tecnología durante la primera infancia

En cuanto al tema de los formatos más atractivos para nuestros niños, las investigaciones indican que el digital tiende a ser preferido frente al papel, lo cual no es de extrañar, puesto que la oferta es cada vez más abundante, accesible y hace parte de su día a día. Las diferentes estadísticas disponibles muestran números no menores a un 65% de penetración digital en niños menores de 12 años.

Sobre los beneficios de la tecnología, no obstante, no hay tantos acuerdos como en lo que respecta a la lectura. Pero es cada vez más claro que es un elemento de la vida moderna que además forma parte del modelo educativo actual.

Entre las desventajas del uso de la tecnología podemos empezar por la información que achaca al uso indiscriminado de la tecnología la disminución del llamado “efecto Flynn” (que explica un aumento del coeficiente intelectual en cada nueva generación), lo cual ha creado mucha polémica e incluso ha llevado a popularizar el término de “cretinos digitales”, introducido por el investigador Michel Desmurget. No obstante, también surgen argumentos que indican que no hay suficientes elementos para sostener que sea la tecnología la responsable de este efecto. La neuropsicóloga Katherine Possin, profesora del Centro de Memoria y Envejecimiento de la Universidad de California en San Francisco plantea que en los últimos tiempos ha cambiado la forma en la que la gente aprende y trabaja y que el concepto de inteligencia debe cambiar acorde con estos tiempos en que es crucial poder navegar en el mundo digital4,5 .

También es importante señalar estudios que han demostrado los efectos negativos del uso indiscriminado de la tecnología, los cuales abarcan desde la disminución de la capacidad de atención y concentración, hasta alteraciones del sueño. Dichos estudios plantean que dado que los cerebros de niños están en plena formación y tienen una alta plasticidad, el uso prolongado de pantallas no permite la correcta formación de redes neuronales que garantizarán el óptimo desarrollo cognitivo posterior. Por otra parte, encontramos la buena noticia de que investigadores hallaron que el uso de pantallas no afecta directamente hábitos como el ejercicio y el descanso de los niños6.

La duda continúa hoy en día, ante la información científica contradictoria o la falta de resultados contundentes.

En este caso, la alternativa más bien se centra en cómo sí podemos utilizar y escoger los que sean de mayor beneficio. Cencerrado y otros7 dedicaron un estudio a la escogencia de aplicaciones y plataformas. Reconocen que la oferta es inmensa y difícil de categorizar, por lo cual evalúan y recomiendan una metodología que aquí te dejamos si deseas profundizar en ella (ver infografía al final de este artículo).

Además, no todo son malas noticias y desventajas. La tecnología es sin duda conveniente, sobre todo en estos nuevos tiempos, y tiene unas ventajas importantes. Aquí compilamos y clasificamos algunas de las ventajas citadas por varios de los autores consultados8, 9, 10:

  • Conveniencia:
    • Portabilidad.
    • Mayor cantidad y diversidad de opciones.
    • Inmediatez de acceso y compra y mayor disponibilidad.
    • La lectura digital permite leer en cualquier sitio y momento.
    • Más económico y ecológico que la lectura en papel.
  • Favorable y adaptable en casos de necesidades educativas especiales, como visual, auditiva, etc. con la posibilidad de modificar aspectos de la forma y presentación del texto y audio, entre otras cosas. 
  • Acceso a información complementaria interactiva: vídeos, imágenes, enlaces.
  • Preparación para la educación digital:
    • Entender la lectura como una herramienta educativa e incluso como una puerta para el enriquecimiento cultural.
    • Entender cómo aprovechar las herramientas disponibles y aprender a la vez cómo usarlas de manera responsable.
  • La lectura digital permite la socialización con el autor y con otros lectores, lo cual puede ser de gran apoyo para los padres a la hora de escoger los contenidos más apropiados.

Según estudios realizados por el Joan Ganza Cooney Center11 (de los creadores del famoso programa educativo Plaza Sésamo), el cual se ha dedicado por años a evaluar la efectividad de los medios digitales y audiovisuales para la educación, los niños prefieren leer en digital. Además se han encontrado resultados similares e incluso favorables en la retención y comprensión del material leído en una pantalla en comparación con la lectura en papel. Aquí los investigadores hacen la acotación de que, dependiendo de la cantidad y de su relacionamiento con el texto, los elementos interactivos pueden tener efectos que o bien favorecen estos factores o producen el efecto opuesto, dado que funcionan como distractores (cuando hay excesiva cantidad de elementos interactivos o no se relacionan directamente con el texto).

Un efecto negativo consistente en diversos estudios, es el de la afectación del hábito del sueño y de las habilidades cognitivas y sociales, cuando el uso de la tecnología se extiende por largos períodos de tiempo.

De igual manera, muchos estudios son enfáticos en que cuando la lectura se hace de manera acompañada (adulto-niño), los beneficios para el desarrollo del lenguaje y el vocabulario se potencian.

Recomendaciones:

Si hay un buen uso que podemos hacer de la tecnología, es para promover la lectura.

Como ya hemos visto y bien señala Elisa Yuste12, experta en el impacto de la tecnología en la práctica de la lectura, leer con nuestros hijos en soporte digital no es una experiencia ni mejor, ni peor, sino diferente.

Ya hemos mencionado que la tecnología ha llegado para quedarse, forma parte de nuestro día a día y ahora es un elemento indispensable en el modelo educativo, desde sus niveles iniciales. Nuestros niños son llamados “nativos digitales” y más nos vale prepararlos para navegar en este mundo, incorporando desde temprano normas y hábitos saludables en su uso.

Aquí algunas recomendaciones que proponemos, basadas en las investigaciones consultadas y comentadas en este artículo:

  • No es recomendable, sino indispensable, promover encuentros positivos, asegurando el acompañamiento adulto-niño en actividades de lectura conjunta y en voz alta, incluso después de que el niño ya sea un lector autónomo.
  • Combinar el uso de pantallas con libros, revistas y otro tipo de materiales tradicionales de lectura.
  • Es una recomendación recurrente evitar el uso de pantallas en solitario en la primera infancia y regular los tiempos de uso de acuerdo con cada edad (ver infografía al final del artículo):
    • 2(*)- 6 años: 20/30 min. máx.
    • 6-10 años: 1 h máx.
    • + 10 años: 2 h máx.

(*)El tiempo inicialmente aceptado para iniciar la exposición de niños a las pantallas era de dos años, pero recientemente se ha cambiado a 18 meses. Antes de esta edad no es recomendable exponer a los niños a las pantallas. (Ver infografía).

  • Usar las herramientas tecnológicas para promover la lectura donde lo primordial sea el contenido escrito y las imágenes que lo acompañan. Los videos, pop up, y demás herramientas interactivas, deben ser de apoyo y estar relacionados con el contenido.
  • Es ideal que el adulto acompañe la actividad con comentarios o preguntas abiertas que inviten al niño a la reflexión o que relacionen la historia con su vida cotidiana. Esto favorecerá la comprensión lectora y refuerza el desarrollo de la alfabetización.
  • Disponer de una oferta variada entre títulos, estilos y temáticas y dar prioridad a los contenidos que sean de interés para el niño.
  • Acompañar, alentar y estimular la repetición de los textos de su preferencia (sobre todo antes de los tres años de edad).
  • Familiarizarse con las funcionalidades del dispositivo para mejorar y personalizar la experiencia (ajustes de letra, colores, luminosidad de pantalla, traductores o diccionarios, eliminar notificaciones para evitar distracciones, etc.).

Diez minutos al día es el tiempo mínimo recomendado de lectura acompañada adulto-niño, para ayudar el desarrollo de su vocabulario y el aprendizaje de la lectoescritura. Y recuerda que las pantallas no deben ser incorporadas antes de los dieciocho meses de edad.

Para cerrar, deseamos compartir la siguiente reflexión que nos regala Melania Brenes13: “La penetración de las tecnologías en cada vez más ámbitos de la vida individual y social demanda para los ciudadanos un uso de las tecnologías digitales (TD) que les permita hacerlas propias, en el sentido de integrarlas en su repertorio de acciones para interactuar con el mundo. Esto significa que sean capaces de resolver problemas, colaborar, interactuar y pensar críticamente en su manejo de las TD. A su vez, la UNESCO postula la ciencia y la tecnología como áreas emergentes de desarrollo de conocimientos en la primera infancia. Este organismo internacional plantea una reflexión sobre la necesidad de que los niños sean educados desde tempranas edades en conceptos, modelos de pensamiento y habilidades que les permitan desenvolverse de manera efectiva en el mundo de hoy para crear, construir y aportar en el desarrollo del conocimiento y, por tanto, en beneficio de sus sociedades.”

Imagen: ¿Te animas con las apps? Fuente: https://apptk.es/infografia-te-animas-con-las-apps/

Paula Sicard, psicóloga clínica

Instagram @smallbigtalk

REFERENCIAS

  1. Hoffman, Tomblin y otros (2017) Desarrollo del Lenguaje y de la Lectoescritura, Enciclopedia sobre el desarrollo de la primera infancia. https://www.enciclopedia-infantes.com
  2. Montag, Jessica y otros (2015). The Words Children Hear: Picture Books and the Statistics for Language Learning. Psychological Science. https://journals.sagepub.com/ (Citado en https://www.aprendemas.com/es/)
  3. Goikoetxea Iraola, E.; Martínez Pereña, N. (2015). Los beneficios de la lectura compartida de libros: breve revisión. Educación XX1, 18(1), 303-324. doi: 10.5944/educXX1.18.1.12334. http://revistas.uned.es/index.php/educacionXX1/article/view/12334
  4. BBC Noticias (2018). Por qué el coeficiente intelectual (IQ) está decayendo desde 1975. https://www.bbc.com/
  5. Jiménez, Javier (2020). Una fábrica de cretinos digitales: sobre si estamos creando la primera generación con «un coeficiente intelectual más bajo que sus padres». https://www.xataka.com
  6. García-Soidán, J., Boente Antela, B., & Leirós Rodríguez, R. (2020). ¿Los menores españoles, en su tiempo libre, prefieren dispositivos electrónicos o actividad física?. Sportis. Scientific Journal of School Sport, Physical Education and Psychomotricity, 6(2), 347-364. https://doi.org/10.17979/sportis.2020.6.2.6160
  7. Cencerrado Malmierca, L. M.; Pelosi, S. y Yuste Tuero , E. (2018). Recomendar contenidos digitales para niños y jóvenes: reflexiones, herramientas y criterios. Palabra Clave (La Plata), 7(2), e046. https://doi.org/10.24215/18539912e046
  8. López Mera, Laura (2016). La lectura digital como nueva experiencia infantil. Centro de formación profesional y técnica a distancia (CEAC). Artículo publicado en. https://www.ceac.es/blog/la-lectura-digital-como-nueva-experiencia-infantil
  9. Muñoz, David (2020). Las ventajas de la lectura digital con niños. Portal Web “La Tecnología a tu alcance”. https://tutoriales.tech/ventajas-lectura-digital-ninos/
  10. Chandía Rojas, Javier (2016). Lectura digital para niños. Portal Web “Conectatealalectura.cl”. https://www.conectatealalectura.cl/2016/04/11/lectura-digital-para-ninos/
  11. Chiong,C., Ree, J., Takeuchi, L. and Erickson, I (2012). The Joan Ganz Cooney Center. QuickReport: Print Books vs. E-books. https://joanganzcooneycenter.org/publication/quickreport-print-books-vs-e-books/
  12. Yuste, Elisa (S/F). Leer con nuestros hijos en soporte digital: una experiencia ni mejor, ni peor… ¡diferente!. https://empantallados.com/
  13. Brenes Monge, Melania (2019). Promover el interés por la lectura, la comunicación y el desarrollo del lenguaje en ambientes de aprendizaje con el apoyo de tecnologías digitales en la primera infancia. Investigación citada por reporte del Centro Regional para el Fomento del Libro – Cerlalc: “Lectura digital en la primera infancia”. Publicación bajo el auspicio de la UNESCO. https://cerlalc.org/wp-content/uploads/2019/04/Dosier-Lectura-digital-_-VF3.pdf
Formación biblio

Formación y biblioteca: Juntos en el mismo equipo… El tuyo

¿Conoces ya el programa de formación de la Biblioteca de la Universidad? La formación se ha convertido en una pieza muy importante de entre todos los servicios que ofrece la Biblioteca. En esta Sociedad de la Información es importante que adquiramos unas herramientas que nos ayuden en este complejo mundo y, por ende, a enfrentarnos a los diferentes trabajos que tenemos que realizar en nuestros grados y posgrados, con la soltura de una persona formada en competencias informacionales que requeriría, al menos, que fuéramos capaces de:

  • Buscar la información que necesitamos
  • Seleccionarla y analizarla de forma eficiente
  • Organizarla adecuadamente
  • Utilizarla y comunicarla de forma eficaz, ética y legal

Por tanto, estas competencias informacionales (definidas como el conjunto de capacidades que permiten a las personas reconocer cuando necesitan información, buscarla, gestionarla, evaluarla y comunicarla de forma adecuada), son muy necesarias para el aprendizaje a lo largo de la vida y para el mundo laboral.

El Servicio de Biblioteca de la Universidad Nebrija tiene como misión ofrecer a sus estudiantes las herramientas suficientes para que puedan desarrollar su aprendizaje de manera eficaz, tanto en el apartado de adquisición de monografías en papel, publicaciones periódicas y recursos electrónicos, como en el apartado de divulgación y formación.

Nuestro aliado

La Biblioteca cuenta con un Programa de Formación de usuarios desde hace mucho tiempo. Durante los primeros años, la formación fue presencial con cursos largos donde intentábamos dar cuenta de todos los recursos y las herramientas. Pero sobre el año 2000 apareció, en la estructura organizativa de la Universidad, Global Campus Nebrija —en sus primeros comienzos con otro nombre— quién se consolida entre 2013-2016 con la misión de “centralizar todos los programas online y semipresenciales de Nebrija, definiendo un modelo propio de pedagogía digital que ha sido reconocido en diversos foros nacionales e internacionales y cuyos pilares descansan en una sólida base metodológica, una tecnología ágil y transparente, el trabajo colaborativo y la apuesta por la innovación, el aprendizaje continuo y las competencias digitales”.

Así, nos pusimos a trabajar juntos y diseñamos un programa de formación online para que se desarrollara durante el curso universitario (de septiembre a junio), que abarcara de lo más general a lo más específico y que permitiera el visionado del mismo, en diferido y streaming, si no se podía asistir a la sesión online en directo. Este último requisito era muy importante ya que cualquier hora que escogiéramos para la sesión, siempre le vendría mal a más de un estudiante.

En el contexto de esta alianza, el Servicio de Biblioteca aporta los conocimientos y el programa formativo del curso, así como al formador, mientras que Global Campus Nebrija aporta la infraestructura tecnológica y logística que permite, en estas formaciones, llegar a todo el alumnado.

Dónde encontramos toda la información

Debemos dirigirnos al Catálogo-OPAC ~ Web Portal y hacer clic en la pestaña de Formación.

Imágenes: Página general del Catálogo-OPAC, pestaña de Formación. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

En la zona de enlaces, a la derecha, tenemos una visión general de todo lo que podemos encontrar y que veremos a continuación. También podemos conocer el calendario de formaciones a través de los anuncios de los banners y de la agenda de actividades, localizados en la página principal del Catálogo-OPAC. De forma paralela, el programa de formaciones se da también a conocer a través de comunicaciones específicas, y en el caso de las formaciones internas dirigidas a alumnos y realizadas en colaboración con Global Campus Nebrija, a través de los canales de comunicación propios de este último servicio.

Imagen: Agenda de Actividades. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

Calendario de acciones formativas

Encontraremos aquí todas las formaciones del curso académico vigente, ofrecidas desde las más recientes a las más antiguas, organizadas tanto por la Universidad Nebrija como por su centro asociado San Rafael-Nebrija, y dirigidas a todos los perfiles de estudiantes (grados, posgrados y doctorados), profesorado y PAS. Aquí solo disponemos de la información esencial como nombre el curso, fecha de celebración, destinatarios, la modalidad (virtual o presencial) y el profesor/a que lo impartirá. También se encuentra aquí, para los cursos virtuales, el acceso al curso que se activa el mismo día que se convoca. La información particular de cada curso la encontramos haciendo clic en el título.

Imagen: Calendario de acciones formativas. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

Formación externa

Hemos incluido, desde el curso académico 2020-2021, acciones formativas y/o tutoriales externos que pueden ser de interés, y que provienen de organismos, instituciones y centros ajenos a la Universidad Nebrija, de reconocido prestigio, pero también de proveedores de servicios, herramientas y recursos de información que el Servicio de Biblioteca tiene suscritos, y que organizan formaciones sobre esos mismos recursos. En principio, estas formaciones son de carácter abierto y acceso libre, aun previa inscripción o registro, y están de acuerdo con muchos de los intereses en cuanto a contenidos y relación de áreas académicas que pueden tener estudiantes, PDI o PAS.

Imagen: Acceso a la página de Formación externa. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

Formación interna

La formación interna del Servicio de Biblioteca dedica, a cada formación, una página independiente donde podrá encontrar la descripción del curso y el programa detallado de los puntos que abordará la formación. Además, si esta ya se ha realizado, habrá un enlace al vídeo de la sesión grabada.

Imagen: Acceso a la página del curso “Cómo enfocar y estructurar trabajos de investigación”. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

Durante el curso 2020-2021 se han programado las siguientes acciones formativas online dirigidas a todos los estudiantes:

  • Introducción al Servicio de Biblioteca
  • El Catálogo-OPAC ~ Web Portal de la Universidad Nebrija
  • Catálogo-OPAC ~ Web Portal + Odysseus
  • Recursos electrónicos de información
  • Cómo enfocar y estructurar trabajos de investigación
  • Cómo hacer citas, elaborar y gestionar bibliografías
  • RefWorks: gestión de referencias bibliográficas

Además, se han programado cinco sesiones, de larga duración, exclusivas para alumnos de doctorado y que incluyen: Búsqueda de información científica y fuentes de información, referencias bibliográficas, citaciones y gestores de referencia, publicación, firmas y perfiles, derechos de autor, etc.

También, a petición de directores de grado y/o máster, hemos ofrecido formación “a la carta” para grupos cerrados que, en general, incluye una visión rápida de todos los servicios con especial interés en los recursos electrónicos que tienen a su disposición para su área de estudio.

Videotutoriales

Esta sección, en desarrollo, cuenta con lo que podríamos denominar como píldoras informativas que no son otra cosa que poner en formato vídeo, de muy corta duración, las dudas que nos llegan, sobre procedimientos, recursos, normas, etc. Es una vuelta de tuerca a la sección de “preguntas frecuentes” o FAQ (en inglés), sección con la que está íntimamente ligada.

Imagen: Acceso a la página de videotutoriales. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal

Como servicio de apoyo a la docencia y la investigación en la Universidad, nuestra mayor aspiración es conseguir que estudiantes, docentes y PAS dispongan de los conocimientos y habilidades necesarios para desenvolverse, de manera autónoma, en el manejo de los recursos de información y así puedan desarrollar su labor docente, discente e investigadora con resultados y a plena satisfacción.

¡Anímate a descubrir y participar en la formación del Servicio de Biblioteca!, seguro que te resultará muy interesante y útil para lograr tus objetivos, sea cual sea tu perfil dentro de la comunidad universitaria.

Olga Álvarez Álvarez

Servicio de Biblioteca

Objetos aprendizaje

MERLOT: Un espacio de búsqueda para objetos de aprendizaje en abierto

El desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación ha dado lugar a gran diversidad de recursos educativos innovadores, entre los cuales destacamos los objetos de aprendizaje por su valioso diseño como unidades didácticas, modulares, flexibles, utilizables en contextos educativos y entornos virtuales de enseñanza y aprendizaje diferentes. Constituyen pequeños contenidos digitales independientes, concebidos para lograr objetivos de aprendizaje. Pueden combinarse, actualizarse y modificarse, o bien formar parte de otra unidad mayor, con el fin de adaptarse a las necesidades de cada usuario. Así, deberán cumplir las características fundamentales siguientes:

  • Reusabilidad: multiplicidad de aplicaciones educativas.
  • Accesibilidad: fácilmente localizables e identificables, mediante la correcta utilización de los metadatos (elementos que los describen facilitando su almacenamiento y recuperación).
  • Interoperabilidad: capacidad de integrarse en diferentes plataformas.
  • Granularidad: susceptibles de contener más o menos componentes, en función de los recursos que utilizan y los conceptos que relacionan. Las unidades de menor tamaño facilitan su reutilización.
  • Interactividad: participación activa del usuario en el intercambio de información.

¿Dónde los puedes encontrar? En Repositorios de Objetos de Aprendizaje (ROA), espacios específicos para su almacenamiento, debido a que aisladamente no tendrían relevancia ni significado. Brindan facilidades para ubicarlos por contenidos, áreas, categorías u otros descriptores, poniendo a disposición del usuario herramientas completas de búsqueda que permiten su consulta, recuperación y descarga. En consecuencia, los ROAs constituyen una alternativa de uso muy apropiada para docentes y alumnos. En relación con el funcionamiento y las ventajas de los repositorios, puedes ampliar la información en el post Repositorios y recursos de información científico-académica en acceso abierto.

Dispones de dos tipos de ROAs: los que alojan objetos de aprendizaje con sus metadatos y los que solo contienen metadatos y una referencia a la ubicación de los mismos; de estos últimos, procede destacar, por sus aportaciones, MERLOT (Multimedia Educational Resource for Learning and Online Teaching), uno de los más reconocidos, que ha marcado las pautas para el desarrollo de posteriores ROAs. Creado en 1997 por la Universidad Estatal de California, con el fin de buscar, evaluar y compartir entre docentes y alumnos recursos educativos multimedia, abiertos y de alta calidad, principalmente para educación superior, en el proceso de enseñanza-aprendizaje en línea. Conforma una gran comunidad global, con más de 180.000 miembros registrados y más de 93.150 recursos.

Imagen: Página de inicio Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

En esta página de inicio hallamos pestañas que nos guiarán en la navegación y acceso a sus recursos gratuitamente; no obstante, hay funciones y servicios que requieren el registro como “Miembros” de MERLOT, con la facultad de añadir materiales, realizar comentarios y valoraciones, participar en discusiones, agregar un ejercicio de aprendizaje a un material, crear colecciones de marcadores o, entre otras, convertirse en un revisor de los materiales de su especialidad.

MERLOT ofrece igualmente la posibilidad de traducir, mediante el menú correspondiente señalado a pie de página, cualquiera de sus contenidos a un idioma diferente al predeterminado, el inglés. Sin embargo, el uso de palabras clave en este idioma aumenta las posibilidades de éxito en los resultados.

Facilita además una evaluación de los objetos de aprendizaje que almacena y la clasificaciónde los mismos, de acuerdo con la calidad de contenidos, eficacia potencial como herramienta de enseñanza y facilidad de uso. La revisión por pares, similar a la de las revistas académicas, es esencial para que los recursos sean mantenidos en MERLOT, que premia anualmente los mejores y controla con frecuencia los enlaces de materiales de la colección para garantizar su sostenibilidad.

Presenta la información en forma de catálogo en línea de objetos de aprendizaje en diversas áreas de estudio y a la vez proporciona contenidos fácilmente incorporables a los cursos.

Las funciones de búsquedas nos ofrecen la posibilidad de realizarse por ISBN, Materiales y Miembros: con ISBN (International Standard Book Number) encontramos recursos de aprendizaje para complementar un libro de texto; en Materiales, los resultados aparecen de modo predeterminado en la propia Colección MERLOT y pueden extenderse a Otras bibliotecas y La web, con la salvedad de que en estas dos últimas opciones no se produce revisión por pares; en Miembros, se ofrece la posibilidad de buscar a quienes están registrados en el repositorio, y una vez identificado el de nuestro interés, nos llevará a una página de su perfil.

Imagen: Búsqueda temática en Colección, Otras Bibliotecas o La web Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

Estas funciones incluyen asimismo búsqueda avanzada, con variedad de criterios de selección, entre los que se encuentran categorías de las áreas más diversas, subáreas temáticas, tipo de objeto, formato, destinatario, idioma y fecha de alta en el repositorio, entre otros, con el propósito de poder afinar los resultados.

Imagen: Búsqueda avanzada en Materiales Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

Imagen: Selección en Búsqueda avanzada Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

Una vez realizada la selección, con un clic en el título correspondiente, aparecerá la página “Detalle del material”, que incluye descripción amplia, palabras clave, idioma, accesibilidad, licencias, autor, etc. A la derecha de esta página se proporciona información adicional sobre la Calidad en MERLOT del objeto de aprendizaje:

  • Revisión por pares
  • Opiniones de los usuarios
  • Comentarios de los miembros
  • Ejercicios de aprendizaje
  • Colecciones de marcadores
  • Carpetas electrónicas de cursos
  • Información de accesibilidad.

En el ejemplo expuesto en la imagen siguiente se destaca revisión por pares, calificación de los usuarios, comentarios y colección de marcadores, a través de los cuales se extiende información. “Ir a material”, nos conduce a la página con el contenido objeto de nuestro interés.

Imagen: Detalle del material Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

La pestaña de “Novedades de MERLOT” facilita un resumen de su actividad durante los últimos treinta días por medio de materiales agregados, miembros incorporados, últimas revisiones por pares, colecciones de marcadores, comentarios y ejercicios de aprendizaje. Además de ser un repositorio de objetos de aprendizaje, participa en diversidad de programas, proyectos y en una conferencia internacional, anual, que reúne a quienes comparten los mismos intereses, facilitando el intercambio de prácticas de enseñanza y aprendizaje. Cuenta con su propio blog y permite el seguimiento a MERLOT en redes sociales, como Facebook, Twitter o Linkedln.

Imagen: Resumen actividad Fuente: Merlot.org Consulta: 11/02/2021.

En este post aportamos un modesto acercamiento a MERLOT; sin embargo, merece la pena conocerlo en profundidad e indagar en su funcionamiento, apoyándote en su servicio de ayudas, preguntas frecuentes, contactos para resolver dudas y en “MERLOT en Youtube”, a través de una serie de tutoriales en sus vídeos. A la vez, conviene que valores la posibilidad de registrarte como miembro activo de esta gran comunidad o bien de incorporarte como usuario y beneficiarte de su contenido.

Cristina Palma

Servicio de Biblioteca

Velocidad tecnología

Adaptación a un mundo virtual veloz

Desde hace aproximadamente treinta años, fluye entre nosotros la pregunta de si el cambio tecnológico y social que vivimos y que nos aboca a una velocidad sin precedentes, radica exclusivamente en la tecnología. Es un tema recurrente, donde se pone de manifiesto que la alteración que se ha producido en cómo entendemos la vivencia del tiempo, la velocidad del cambio, comienza a ser considerada una dimensión estructural de la realidad social. Y más ahora, en los tiempos que vivimos.

Para la comprensión de este fenómeno se requiere de muchos actores provenientes del ámbito de la sociología, la filosofía y de la tecnología. No lo podemos ver desde un único prisma. Necesitamos varias visiones para poder entender el impacto de la velocidad en nuestras vidas y cómo la estructura de la temporalidad vivida puede mostrar como la experiencia humana del tiempo acoge el tiempo objetivo de los procesos del mundo y se transforma por su influjo.

Lo anterior puede parecer una reflexión demasiado profunda o incluso filosófica pero me cuesta arrancar este post para el blog de Global Campus sin reflexionar sobre los aspectos más profundos de los que estamos viviendo, especialmente este año tan complejo, en el que todos hemos tenido que adaptarnos a unos cambios a los que no estábamos preparados, para poder continuar nuestra actividad docente en la Universidad.

La verdad es que no hemos sido solo nosotros; todo el mundo se ha adaptado a un mundo mucho más virtual, debido a la crisis sanitaria derivada de la pandemia del COVID-19 que estamos viviendo. En las empresas, instituciones de todo tipo e, incluso, en nuestro plano personal más íntimo y privado, lo virtual se ha ido imponiendo como un elemento básico para poder seguir interactuando socialmente.

En este artículo, me centraré en nosotros, en los que formamos parte de la familia Nebrija y que, desde principios de marzo del año pasado nos hemos visto inmersos en esta nueva realidad.

Pero, ¿es una nueva realidad de verdad? Yo creo que no y trataré de explicarlo. Cierto es que en los últimos tiempos habíamos vivido un imparable auge de la formación online. O aprendizaje virtual, e-learning, educación online o, en sus principios, la teleformación. Los anteriores son algunos de los sinónimos que se han ido utilizando para definir o hacer referencia a un modo de entender el aprendizaje basado a un medio tan abierto como es Internet.  Y puede parecernos que se trata de algo específicamente novedoso, pero hablamos de una metodología que va a cumplir casi 40 años.

Viví, en primera persona, la incorporación de esta metodología al mundo de la empresa a comienzos del 2000 y durante mis años de responsable de formación y desarrollo. Y ya venía de atrás. A mediados de los 80 del siglo pasado comenzó a incorporarse esta metodología en empresas de EEUU con la anteriormente llamada “enseñanza asistida por ordenador” y, poco a poco, fueron varios sectores de la industria más puntera (tecnológicas, aviación, etc.) las que fueron incorporándola a sus metodologías de formación corporativa. Hubo un hito muy importante en 1997 cuando se incorporó el protocolo SCORM que posibilitaba que los elementos o cursos pusieran ser compartidos en diferentes plataformas formativas.  Posteriormente vino el gran salto. A partir del 2000 las empresas comenzaron a incorporar su formación en redes corporativas como una alternativa real a la formación continua presencial y apareció la gran plataforma, Moodle, en paralelo a esa formación mixta, denominada blended learning.

No conozco cómo se vivió en las universidades esta evolución que he referenciado, pero en las empresas supuso un cambio radical de cómo nos enfrentábamos a la formación de nuestros empleados. Especialmente en los cursos que requerían de una parte teórica importante, previa a la puesta en práctica en el puesto de trabajo.

En los siguientes años, se avanzó a mucha velocidad. Se facilitó enormemente la formación accesible desde cualquier lugar y en cualquier momento impulsado por el mobile learning con la aparición de las app y llego el mundo de los MOOC (Massive Open Online Courses) que salieron de los entornos de las universidades para entrar al mundo de las empresas, facilitando el acceso a cursos que antes tenían que ser diseñados a la medida de las necesidades de cada organización.

Los últimos años, en lo que se refiere a “teleformación” como decíamos al comienzo de esta modalidad formativa, ha evolucionado a la misma velocidad que lo han hecho el resto de tecnologías disruptivas que estamos viviendo ahora y ha habido una eclosión de soluciones de conocimiento abierto como Coursera, Udacity o Edx que aglutina a prestigiosas universidades como el MIT, Harvard y Berkeley facilitando algo increíble; son los empleados los que deciden sus propios itinerarios formativos, acreditándose en muchos de estos contenidos.

Pero no viví el cambio en la universidad hasta marzo del año pasado. Nunca había impartido docencia de forma virtual. Conocía nuestra plataforma, nuestro campus, Blackboard, como un profesor presencial, pero no para impartir clases.  Una semana antes de que nos confinasen la Universidad decidió que las clases pasaban a modalidad online y aprovechando que aún se podía ir al campus, pedí ayuda a un profesor y amigo, para que me ayudase a poder manejar los mínimos para tener mi primera clase que iba a impartir desde el aula donde, hasta ese día, estaba llena de alumnos.

Nunca olvidaré aquella sensación. El campus de Princesa vacío, los pasillos sin nadie. Y yo, en el aula, dando la clase a todos mis alumnos, que la semana pasada llenaban el aula, y ahora estaban en modalidad a distancia. Milagrosamente, salió bien y me fui con una sensación agridulce. Era el comienzo de lo que íbamos a vivir todos. La semana siguiente, la clase, ya fue desde el confinamiento domiciliario.

Desde ese día y en los meses que siguieron, hubo un grupo de profesionales que se hicieron indispensables. Ya antes nos apoyaban en todas las cuestiones tecno-pedagógicas que les planteábamos, pero a partir de ese momento, su apoyo se hizo esencial para poder llevar a cabo nuestra labor docente. Me refiero al equipo de Global Campus y que nos apoyan permanentemente. No voy a citar a nadie en concreto, pero todas saben que hablo de cada una de ellas.

A partir de aquí, aparece una reflexión que, no por obvia y conocida, no la valoramos, en mi opinión, suficientemente bien. Igual que nosotros necesitamos a las tecnologías, estás necesitan a las personas. Parece obvio, pero es muy relevante que pongamos en valor este aspecto.

En la soledad de tu despacho, de tu habitación o desde el lugar en el que podías “teletrabajar” fueron viniendo momentos de inquietud cuando no sabías cómo hacer algo para poder impartir tu clase. Ni que decir tiene, poner los exámenes, sobre todo, a los que siempre lo habíamos hecho en papel.  Y es aquí, donde aparecían las gestoras de Global Campus. Su trabajo ha sido increíble sin el que, estoy seguro, lo que hemos vivido no habría sido posible. Mantuvimos la actividad docente gracias a su permanente apoyo. No creo que todas las universidades puedan decir lo mismo.

Ellas fueron nuestra primera línea. Su disposición a mantener una videollamada por Teams, daba la tranquilidad de saber que no estabas solo y que detrás había un equipo de profesionales que se iban a conectar y te solucionarían las dudas de cómo hacer o revisarían tu examen, te ayudarían a darte la tranquilidad de que todo estaba bien y que los alumnos podrían tener la certeza de que las cosas iban a funcionar.

En septiembre hicieron un esfuerzo, digno de admiración, para formarnos a todos en la nueva versión de nuestras vidas como docentes; la modalidad híbrida. ¿Cuántos profesores pasamos por sus formaciones? ¿Cuántas horas de dedicación han tenido? Es increíble el material que han generado a disposición de todos nosotros. Y, cuando arrancó el curso, qué decir de poder contar con ellas, entrando en cada aula a ayudarnos a estar bien conectados, a poder hacer ese movimiento tan atípico de arrastrar la sesión a una pantalla de televisión que nos muestra a nuestros alumnos mientras impartimos nuestra clase.

Han estado pendientes de nosotros. Por eso, se hace tan relevante mencionar, de nuevo, que las personas necesitamos a las tecnologías, como se ha demostrado en estos meses, pero las tecnologías no son nada sin las personas. La velocidad a la que hacía referencia al principio de este artículo la hemos hecho nuestra gracias a su apoyo. Por muy buena que sea la tecnología, estoy seguro, que habríamos fracasado. Hay muchos ejemplos a lo largo de la historia de la evolución tecnológica que lo corroboran pero para mí, el ejemplo que Global Campus nos ha dado me acompañará siempre.

Jesús Briones

Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales

Comp. transv.

e-Learning: Retos y competencias transversales

Desde hace más de veinte años convivimos con la enseñanza online. Las tecnologías de la información, el uso de internet y la comunicación, han influido los modelos pedagógicos en el marco del contexto de enseñanza y aprendizaje creando cambios y retos en todos los niveles de la educación, desde los más básicos hasta el entono académico-universitario.

Los primeros cursos realizados en modalidad online datan del año 1996 y fueron creados para complementar la educación a distancia. Sin embargo, el e-learning marca diferencias importantes del modelo tradicional de educación a distancia. La primera es que el proceso de enseñanza y aprendizaje se desarrolla a través de recursos tecnológicos y virtuales, por lo que el uso de internet es indispensable para acceder a los contenidos y actividades de formación. Otra de las diferencias es que la interacción y comunicación son fundamentales, esto hace necesario el papel del docente, tutor, gestor y/o facilitador, quien garantiza la calidad del diseño pedagógico y favorece la interacción durante el proceso de aprendizaje.

El e-learning demuestra que la educación está viva y que tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades y desafíos actuales, transformando las aulas en espacios multiculturales de interacción y conocimientos, lo cual conlleva asumir retos tecnológicos, pedagógicos y mentales, salir de la zona de confort, auto-disciplina y exigencia. “Duele. Merece la pena”, tal como lo recogió la campaña de Global Campus que puedes ver aquí: https://bit.ly/2WZRBAE.

La formación online y sus agentes activos se enfrentan día a día a los siguientes retos:

  • Tecnológicos: cada año está lleno de novedades e innovación tecnológica. La velocidad en crear aplicaciones y programas genera otras tendencias que nos obligan a aprender y desaprender continuamente.

  • Pedagógicos: la interacción docente y estudiante es substancial en esta modalidad. El docente adapta su método educativo, crea espacios de comunicación y contenido atractivo para las plataformas. El estudiante gestiona su proceso de aprendizaje, a mayor implicación y participación, mayor aprendizaje y satisfacción.  
  • Mentales: quizá sea el reto más difícil de superar, aparece como dudas, miedos previos a la formación o durante el proceso.

 ¿Será que si puedo con esto? ¿Esto si va a funcionar? ¿La educación online es de calidad? ¿Cómo podré organizar mi tiempo?


Todas estas preguntas tienen sus respuestas… Dentro de uno mismo y asumiendo los retos pueden ser reveladas.

Cuando se viven los retos de forma consciente, se desarrollan competencias transversales que van más allá del contenido teórico-práctico de la misma formación. El e- learning educa para la vida, transformando a las personas y generando un cambio positivo en la sociedad.


Dabbagh y Kitsantas (2012)[i] sostienen que la formación en línea es un entorno educativo ideal para desarrollar habilidades de autorregulación; como: la gestión y organización del tiempo, auto liderazgo, toma de decisiones, regulación del esfuerzo, motivación. En resumen, el alumno se convierte en el coach de su propio proceso, poniendo a prueba sus habilidades mentales y desarrollando nuevas competencias que le permitirán desenvolverse en equipo y a nivel personal. Sin duda, el e-learning es una inversión sostenible que perdura en el tiempo.

Mayra L. Angarita

Facilitadora de Global Campus


[i] DabbaghKitsantas – The Internet and higher education, 2012 –

Search

Búsquedas por materias y palabras clave. ¡Da en la diana y localiza con certeza toda la información sobre un mismo tema!

“Tengo que hacer un trabajo sobre un tema y no sé cómo localizar todo lo que hay publicado sobre él”. ¿Por dónde empiezo? ¿Cuál es el mejor sitio para buscar? ¿Cómo puedo localizar todo lo que me interesa sin tener que bucear e incluso ahogarme entre los millones de resultados que aparecen en los navegadores al uso y que tanto me abruman?

El que no haya tenido nunca esta sensación de moverse entre las tinieblas de la saturación de información puede dejar de leer tranquilamente el post. En cambio, si has estado alguna vez ante esta situación, este post puede resultarte práctico.

Para empezar, disipa de un plumazo las nebulosas y olvídate de los navegadores. Ve al grano consultando las bases de datos y revistas especializadas que están a tu disposición en nuestro Catálogo-OPAC ~ Web Portal, o mejor aún, deja que la herramienta de descubrimiento Odysseus te guíe y te lleve a tu meta. Ambos recursos son en sí mismos un filtro de calidad y tendrás garantía de que lo que localices ahí es información cultural, científica y potencialmente pertinente para tu trabajo académico.

Una vez que tenemos claro dónde buscar, nos adentramos en cómo hacerlo. Es fácil cuando tenemos que localizar, por ejemplo, un libro en concreto. Suele bastar con indicar el nombre del autor, el título y la editorial, o el DNI de los libros, es decir, su ISBN (International Standard Book Number). Sin embargo, cuando tenemos que escribir un trabajo sobre un tema y necesitamos saber qué hay sobre él, solemos abrumarnos y entrar en zonas nebulosas que pueden despejarse con sencillez si optamos en primer lugar por utilizar la Búsqueda avanzada, ya sea de Odysseus o del Catálogo-OPAC.

A diferencia de la opción de búsqueda sencilla, la búsqueda avanzada, como en la mayor parte de las bases de datos, te permite elegir los campos temáticos de consulta, llámense Materia (Subject headings) o Términos temáticos (Subject terms), tal y como se muestran a continuación.

Imagen: Búsqueda temática en el campo Materia del Catálogo-OPAC. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 17/12/2020.

Imagen: Búsqueda por tema en el campo Términos temáticos de Odysseus. Fuente: EBSCO Industries, Inc: 17/12/2020.

En ambos casos estamos lanzando la consulta a campos que describen los registros, que están tanto en el Catálogo-OPAC como en Odysseus, y nos dicen, en este caso, que tratan todos ellos del español como lengua extranjera. De esta forma estamos dando en la diana y localizando solo aquello que nos interesa, dejando fuera otras publicaciones no pertinentes para nosotros.

Ahora bien, si queremos afinar más aún, ¿por qué en el Catálogo aparece como campo temático Materia y en Odysseus Términos temáticos? ¿Hay alguna diferencia entre buscar en un campo o buscar en otro? La respuesta es afirmativa y guarda relación con dónde estamos buscando.

La primera diferencia radica en que, cuando buscamos en Odysseus, al ser un metabuscador, integra muchas bases de datos en un único buscador, incluido nuestro Catálogo-OPAC. Es decir, por un lado, lo que encontramos en Odysseus también está en el OPAC pero no a la inversa. Por otro lado, cada base de datos contenida en Odysseus trata la información de una forma distinta, por lo que no hay uniformidad exacta a la hora de describir los registros.

Odysseus es una herramienta muy útil para hallar mucha información pero, como esta procede de diversas bases de datos y recursos, cada uno de ellos tiene su propia configuración y forma de describir el contenido de las publicaciones:

  • Puede ser a través de los términos que cada autor indica libremente cuando prepara su investigación para describir de qué trata y que se denominan Palabras clave. Esto es lo más frecuente en Odysseus, sobre todo cuando lo que nos interesan son los artículos científicos o académicos publicados en revistas.
  • Puede ser utilizando diccionarios temáticos específicos que incluyen un listado de Descriptores, términos controlados por el área o disciplina, y que en el ámbito de la documentación e información se denominan tesauros. En el terreno de la Educación, por ejemplo, tenemos el Tesauro ERIC.
  • O bien recurriendo a listas cerradas también creadas con antelación por especialistas que incorporan términos preestablecidos pero que, a diferencia de los tesauros, recopilan todas las disciplinas y áreas de estudio. A cada uno de esos términos en el mundillo de la documentación se los denomina Materias y por eso estas listas reciben el nombre de listas de encabezamientos de materias.

Por lo tanto, al buscar por términos temáticos en Odysseus estamos buscando por palabras clave, o por descriptores y/o por materias, según cada publicación y base de datos, dependiendo por tanto de los deseos de los autores como de los sistemas que utilicen esos recursos.

Y aquí está la segunda diferencia y la más relevante, pues el Catálogo-OPAC utiliza un único sistema de descripción de contenido que está basado en las listas de encabezamientos de materia de la Universidad de Sevilla, de la Universidad de Laval, en Quebec (Canadá), de la Biblioteca Nacional de Francia, de la Biblioteca Nacional de Alemania, de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y, como no, de la Biblioteca Nacional de España.

Cada publicación que hay en el Catálogo-OPAC ha sido catalogada por el equipo del Servicio de Biblioteca que de forma minuciosa y normalizada le ha asignado los términos, las materias necesarias para describirla. Como siempre se recurre a la misma lista, todos los documentos y publicaciones que tratan del mismo tema tendrán las mismas materias, por lo que es un sistema formidable para localizar y recopilar con garantías y certeza todo lo que hay sobre ese tema.

Pero aún hay más diferencias que interesa conocer para afinar las búsquedas temáticas y dar en la diana. Por un lado, Odysseus utiliza la escritura predictiva y social. Esto quiere decir que, según vas introduciendo y escribiendo tus términos de consulta, aparece un listado de posibles opciones alternativas que son las más usadas por otras personas que están buscando por el mismo tema que te interesa. Como se muestra a continuación y, siguiendo el ejemplo anterior, solo con indicar en el campo Términos temáticos “Español como”, ya te aparecen dos opciones: “Español como lengua extranjera” y “Español como segunda lengua”, lo que nos permite afinar un pelín más las búsquedas.

Imagen: Ejemplo de escritura predictiva y social de Odysseus. Fuente: EBSCO Industries, Inc: 17/12/2020.

Por otro lado, en el Catálogo-OPAC, una vez que estamos en la descripción detallada de un documento, podemos acceder a los sinónimos, descripciones, campo de acción y particularidades de cada materia. Esto es muy útil de nuevo para afinar las consultas pues permite saber que el término por el que busco es el idóneo o, por el contrario, ayuda a reorientarme y decantarme por otro mejor, denominado “Véase además”. Observémoslo en otro ejemplo ilustrativo:

Escribimos de nuevo en la opción de búsqueda avanzada una consulta por la materia “Español como lengua extranjera”, pinchando en el índice, botón que hay a la derecha denominado “Ind.Aut.”, podemos obtener ese término y otros relacionados, ya de partida. Si nos parece adecuado, lo seleccionamos para activar la consulta.

Imagen: Búsqueda temática en el campo Materia del Catálogo-OPAC, utilizando los Índices de autoridades. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 17/12/2020.

Al ver cualquiera de los resultados de forma detallada, en la parte derecha de la pantalla nos aparecerá el menú Más información sobre, desde el que podemos acceder a nuestra materia “Español como lengua extranjera” y verificar que efectivamente estamos ante el tema que nos interesa, o bien, decantarnos por ejemplo por otras opciones que nos ofrece, como son los manuales de ELE o bien, sencillamente las obras sobre el Español en general. Como en la descripción se menciona “Úsese bajo las obras de lingüística específicas para la enseñanza del español para extranjeros o hablantes cuya lengua materna no es el español y justamente este es mi tema de investigación, tengo la garantía de que es la materia adecuada.

Imagen: Acceso a la descripción de la materia del Catálogo-OPAC, utilizando la opción “Más información sobre”. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 17/12/2020.

Imagen: Ficha descriptiva de la materia del Catálogo-OPAC. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 22/01/2021.

La última diferencia que nos interesa destacar en esta ocasión entre la búsqueda temática en Odysseus y en el Catálogo-OPAC está precisamente aquí. Si observamos la imagen de arriba, vemos que aparecen alternativas a “Español como lengua extranjera”, como pueden ser ELE o EL/E, por ejemplo, que son formas habituales de hacer referencia a lo mismo. Estos son sinónimos que hemos introducido en estos listados de tal forma que simplifiquen y hagan más cómoda la consulta temática, pues, indiques en el campo Materia ELE, EL/E, Español como lengua extranjera o Español como segunda lengua, vas a obtener los mismos resultados y podrás estar tranquilo sabiendo que estás localizando todo lo que hay sobre esta temática.

En Odysseus, en cambio, al utilizar diversos sistemas de descripción de contenido, como advertíamos al inicio del post, cuando se busca por un Término temático, se busca por él pero no por sus sinónimos; en este caso solo localizaríamos lo que haya por las palabras utilizadas, es decir, en nuestro estudio de caso, “Español como lengua extranjera”.

Si quisiéramos recuperar también lo que hay sobre ELE, tendríamos que recurrir a los operadores booleanos —esas partículas (AND, OR y NOT) que nos permiten relacionar términos distintos para que se incluyan en la consulta aglutinando, seleccionando o excluyendo—. En nuestro ejemplo, tendríamos que utilizar una segunda caja de búsqueda, seleccionar el operador “OR” e introducir las variantes o sinónimos pertinentes, ELE, en este caso, realizando esta acción tantas veces como sea necesario: Español como segunda lengua, etc. Así recuperamos todo lo que haya publicado sobre el tema, que contenga el primero o el segundo de los términos y sucesivos.

Imagen: Ejemplo de búsqueda temática avanzada utilizando el operador booleano “OR” en Odysseus. Fuente: EBSCO Industries, Inc: 17/12/2020.

Odysseus y el Catálogo-OPAC utilizan, en definitiva, dos formas de poder buscar por tema. Cada una con sus particularidades y ambas muy prácticas.

Conocer cómo funcionan las herramientas con las que trabajamos es fundamental para sacarle el mayor provecho. Esperamos que este post te ayude a evitar nebulosas y nieblas en las consultas temáticas y te deje despejado el camino más recto y directo para encontrar solo aquello que te resulta pertinente para tu tema de investigación.

¡Despeja las incógnitas y da en el blanco con las búsquedas temáticas!

Pilar Jiménez Encinas

Servicio de Biblioteca

dfaef

La enseñanza del español online a inmigrantes en tiempos de pandemia

La pandemia mundial provocada por la Covid-19 ha obligado a las universidades a adaptar sus modelos de enseñanza para ajustarse a las nuevas exigencias de esta situación. Así, nos hemos visto en la necesidad de buscar alternativas a la presencialidad que permitan a los estudiantes seguir con su formación académica sin que esta se vea perjudicada. En el Departamento de Lenguas Aplicadas, desde el Máster Universitario de Didáctica en ELE y la Cátedra global Nebrija-Santander de español como lengua de migrantes y refugiados, este reto se ha logrado, no solo con los estudiantes egresados en la Universidad Nebrija, sino también con la población inmigrante que toma cursos de español para aprender nuestro idioma. Gracias a un convenio entre la Cátedra y el Centro de Acogida Temporal (CAT) ‘San Blas’ de Cruz Roja, los alumnos del Máster mencionado han podido realizar sus prácticas curriculares impartiendo un curso de español online a inmigrantes del CAT. De esta manera, los masterandos han podido cursar esta asignatura incluida en su plan de estudios y los usuarios del CAT han tenido la oportunidad de continuar su formación de español de forma online.

Una vez que hemos presentado la iniciativa, vayamos por partes y expongamos, pues, los principales aspectos de este curso.

¿Cuándo se desarrolló?

Los alumnos del máster programaron un curso de 8 semanas que se impartió durante los meses de junio y julio de 2020.

¿Cuál fue la tarea de los alumnos del Máster de Didáctica en ELE de la Universidad Nebrija?

La programación del curso incluía dos aspectos principalmente. Por una parte, la elaboración de píldoras de vídeo formativas que se subían a una plataforma digital y, por otra, la impartición de clases síncronas online. Además, asistían a tutorías virtuales de seguimiento con las tutoras profesionales que supervisaban el trabajo que llevaban a cabo.

¿Cuál era el perfil de los estudiantes inmigrantes del CAT ‘San Blas’?

Participaron 33 estudiantes de español que se dividieron en grupos según su nivel de español: inicial, intermedio y avanzado. Todos ellos eran inmigrantes y refugiados con un perfil heterogéneo en cuanto a la edad y la nacionalidad. La mayoría de ellos eran varones que tenían entre 19 y 40 años, procedentes de Marruecos, Brasil, Ucrania, Bulgaria y distintos países del África Subsahariana, como Senegal, Nigeria, Camerún, Ghana y Sierra Leona. Muchos de ellos eran neolectores y presentaban ciertas dificultades para leer y escribir en español, un aspecto que es importante tener en cuenta puesto que determinó en buena parte las decisiones metodológicas que se tomaron.

¿Qué metodología de enseñanza se seguía en el curso?

Se optó por una metodología de enseñanza basada en la flipped classroom o clase invertida, que se materializó del siguiente modo. Primero, los estudiantes visionaban de forma autónoma una serie de vídeos de contenido teórico-práctico y realizaban unas actividades didácticas sobre los vídeos. Después, asistían a clases síncronas online en las que se resolvían dudas sobre los vídeos y se ponían en práctica los contenidos tratados. Consideramos que esta metodología encaja muy bien en la modalidad online y que, teniendo en cuenta que los estudiantes solo tienen 1 hora de clase síncrona a la semana, es fundamental fomentar el trabajo independiente del estudiante, fuera del tiempo de clase, para sacar un mayor provecho de las clases síncronas.

La flipped classroom se combinó con un modelo de enseñanza basado en el enfoque comunicativo. En las clases síncronas, se trabajaba especialmente la oralidad y la interacción entre los estudiantes, de manera que la destreza escrita quedó relegada a un segundo plano, pues, como ya se ha comentado antes, buena parte de los estudiantes eran neolectores y, por lo tanto, podían tener dificultades de lectura y escritura en español. En segundo lugar, los usuarios del CAT necesitan sobre todo mejorar su producción oral para poder comunicarse satisfactoriamente en su día a día. Y, en tercer lugar, los recursos tecnológicos disponibles (teléfonos móviles) se prestan mucho más a la práctica oral que a la escrita.

¿Qué recursos tecnológicos se utilizaron?

Los estudiantes del CAT realizaron el curso a través de sus teléfonos móviles, con lo que se desarrolló el denominado e-mobile learning.

El eje central de este curso fue la plataforma educativa Google Classroom, en la que se compartían los vídeos formativos y las actividades, y se publicaba información relativa a las clases. Asimismo, se utilizó el servicio de videollamadas Google Meet para impartir las clases síncronas una vez a la semana.

Por su parte, los masterandos aprendieron a utilizar diferentes programas de grabación y edición de vídeos como Kaltura Capture, PowToon y QuickTime, para preparar las píldoras de vídeo formativas. También tuvieron que familiarizarse con diferentes plataformas digitales que les permitieron crear actividades y cuestionarios online: Google Forms, Quizizz, Kahoot y EducaPlay.

¿Cuáles fueron las principales dificultades?

La modalidad online supone una serie de retos que todo profesor debe afrontar. En este caso en concreto, fue complicado dinamizar las clases combinando distintas agrupaciones que permitieran a los estudiantes trabajar por parejas o en pequeños grupos. Igualmente, dado que las intervenciones en una clase online deben estar mucho más dirigidas por el profesor, la interacción entre los estudiantes fue menos libre que en una clase de aula. Asimismo, no se contó con la posibilidad de hacer actividades cinestésicas que implican movimiento, como un dictado a la carrera o un juego de intercambio de tarjetas.

También se encontraron algunas dificultades relacionadas con el uso de los teléfonos móviles. Esto ocasionó, por una parte, que hubiera algunos problemas de ruidos, como pitidos o solapamientos y, por otra parte, que no se viera correctamente el contenido que presentaba el profesor durante las clases, dado el reducido tamaño de las pantallas. Asimismo, el diferente desarrollo de la competencia digital, tanto de los profesores en prácticas como de los estudiantes del CAT, supuso un obstáculo que se vuelve especialmente relevante cuando trabajamos con tecnología.

Por último, la heterogeneidad del nivel de español de los estudiantes, incluso dentro del mismo grupo, conllevó algunas dificultades en el desarrollo de las clases, las cuales debían ajustarse para atender las necesidades de todos los aprendientes.

¿Cuáles fueron las ventajas más destacadas?

La implementación de estas prácticas curriculares de forma online hizo posible que estas se desarrollaran ofreciendo clases a distancia en una situación en la que no podíamos seguir con la enseñanza presencial. De esta manera, los alumnos del máster pudieron completar esta asignatura obligatoria en el plan de estudios de su programa y los usuarios del CAT no vieron totalmente interrumpida su formación. Además, mediante este curso, pudo atenderse a un grupo de población que puede presentar problemas por riesgo de exclusión, como los migrantes y los refugiados. Finalmente, la aplicación de la clase invertida favoreció que se promoviera la autonomía de los estudiantes y se responsabilizaran de su propio proceso de aprendizaje.

Esta iniciativa ha contribuido a poner en valor la formación en español de uno de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, especialmente en tiempos tan difíciles e inciertos como los que estamos viviendo. En reconocimiento por la labor realizada desde la Universidad Nebrija, el pasado 16 de septiembre de 2020 celebramos un acto de agradecimiento en el que participaron Alejandro Mardomingo, coordinador del CAT ‘San Blas’, y Claudia Romero, coordinadora del voluntariado en el centro, junto con Susana Martín Leralta, decana de la Facultad de Lenguas y Educación; Margarita Planelles, coordinadora de la Cátedra; Ocarina Masid, directora del Máster de Didáctica en ELE; además de nosotras mismas, como tutoras profesionales de las prácticas.

Clara Ureña Tormo, investigadora posdoctoral – Cátedra Global Nebrija-Santander de Español como Lengua de Migrantes y Refugiados

Chiwoei Chen Liu, investigadora predoctoral – Departamento de Lenguas Aplicadas

Matemáticas

MathScinet: un recurso imprescindible para el estudio de las matemáticas

MathScinet es una base de datos referencial creada en 1996 por la prestigiosa American Mathematical Society. Versión electrónica de Matemathical Review (MR), en esta base de datos se nos proporcionan reseñas, resúmenes e información bibliográfica sobre literatura científica matemática generada por MR desde su creación en 1940 y también referencias bibliográficas a revistas de matemáticas publicadas desde 1810 y que han sido digitalizadas por diversos proyectos. MathScinet incorpora cada año 125.000 registros clasificados según la Clasificación de Materias de Matemáticas (Mathematics Subject Classification o MSC). Con un total de 3 millones de registros y unos 2 millones de enlaces a artículos originales, es un recurso fundamental para la investigación y estudio de todo lo relacionado con las matemáticas.

El acceso a MathScinet para los miembros de la Universidad Nebrija es muy sencillo. Hay dos opciones desde la página principal del Catálogo-OPAC: buscar MathScinet directamente por su nombre desde la caja de búsqueda del formulario de consulta; o bien pinchar en la pestaña “Recursos Web” y luego hacer clic en “Bases de datos (solo dominio Nebrija)”. Busca entre los resultados MathScinet y clica en acceso a la base de datos. Identifícate con tu cuenta de correo Nebrija y contraseña.

Imagen: Acceso a MathScinet desde el OPAC. Fuente: Biblioteca

La primera pantalla que encontramos cuando accedemos a MathScinet es la “Página principal”, donde podemos elegir hacer la búsqueda en:

  1. Publicaciones
  2. Autores
  3. Revistas
  4. Citations

Imagen: Página principal. Fuente: MathScinet

1.Publicaciones

En la pestaña “Publicaciones” tenemos la opción de buscar por diferentes criterios (“Términos de la búsqueda”). Si utilizamos los operadores de búsqueda booleanos (y, o, no) conectaremos de manera lógica los términos por los que lanzaremos la búsqueda y los resultados de esta serán más precisos. Podemos jugar con los operadores booleanos y así, por ejemplo, si solo recordamos dos palabras del título de un artículo que nos interesa, elegiremos la opción “Título” en dos de las cajas de búsqueda y escogemos el operador booleano “Y”. De esta manera nos aproximaremos mucho más a ese título del que solo tenemos una mínima información.

Imagen: Operadores booleanos. Fuente: MathScinet

Pero además de por título, tenemos diferentes opciones para la búsqueda y son las siguientes:

Author: por nombre o apellidos del responsable.

Autor/ related: con esta búsqueda, la base de datos nos encontrará todo lo relacionados con ese autor además de los documentos donde es principal responsable. Por ejemplo, si un autor es también editor o traductor, recuperaremos en los resultados los documentos donde dicho autor ejerza alguno o ambos aspectos.

Título: si conoces el título o alguna palabra del título.

Texto de la recensión: lanzamos la búsqueda sobre los resúmenes de los artículos referenciados. Si la búsqueda que vas hacer es por un conjunto de palabras, por ejemplo “financial mathematics”, no te olvides de las comillas que hacen que esas dos palabras sean buscadas como una.

Revista: por título de la revista (completo, parcial o forma abreviada) o ISSN de la misma.

Series: por el nombre de la serie.

Código de la institución: lanzamos la búsqueda por el código de la institución donde realiza un autor su labor de investigación. Los códigos puedes buscarlos en Math Reviews Institution Codes and Addresses Lookup. Uno de los códigos asignados para la Universidad Nebrija, por ejemplo, es E-NEBR-IEP, que corresponde al Departamento de Ingeniería Industrial Escuela Politécnica Superior de la Universidad Nebrija. Si escribimos este código en la caja de búsqueda con este criterio, MatchScinet nos dará como resultado todo lo que hay en su base de datos con ese código.

Imagen: Búsqueda y resultado por código de la institución. Fuente: MathScinet

MSC primaria/secundaria y MSC primaria: cada registro de la base de datos tiene, asignado por el editor de la revista donde se ha publicado el artículo, un código según la Mathematics Subject Classifications (MSC). Por ejemplo, si queremos buscar información sobre “teoría de números”, en el MSC el número asignado para esa materia es 11-XX; pero si queremos especificar más y buscar los documentos que traten sobre “teoría de números elemental”, el número que le corresponde a esa materia es el 11Axx. Así, y si buscamos con este último número con las opciones MSC primaria/secundaria o MSC primaria, la base de datos nos proporcionará todos los documentos que hagan referencia a la “teoría de números elemental”.

Imagen: Búsqueda y resultado por MSC. Fuente: MathScinet

Número de la recesión en MR: búsquedas por el número dado por Mathematical Reviews(MR) a cada registro. Consta de las letras MR (que se pueden obviar al buscar) y siete números (si el número comienza con algún cero se puede obviar también). MR4081801, por ejemplo, corresponde a la reseña del artículo títulado “Lotka-Volterra competition model on graphs” de Antonín Slavík.

DOI: el Digital Object Identifier o DOI es el número unívoco que identifica a un objeto digital. Por ejemplo, el DOI del artículo “A software framework to generate two-body potentials using Curvature Constrained Splines” es 10.1016/j.cpc.2020.107602.

Recensor: por el autor/a que ha revisado el artículo y lo ha reseñado.

Dondequiera: lanza la búsqueda de un término en cualquiera de los campos del registro: autor/a, título, revista etc.

Referencias: se realiza una búsqueda por el listado de referencias del registro.

Por último, señalar que podemos acotar nuestras búsquedas por fecha, tipo de documento y formato. Con estas opciones podremos concretar el campo de búsqueda y obtener unos resultados más pertinentes.

2. Autores

En la pestaña “Autores” tenemos la posibilidad de buscar a un autor y acceder un perfil profesional donde veremos las distintas facetas de su trabajo científico: números de citas o publicaciones, en que área matemática ha investigado con más asiduidad o el autor con el que ha colaborado más veces, cuando comenzó su labor investigadora etc. Además, clicando en “Refine Search”, volveremos a la pestaña “Publicaciones”, pero teniendo ya a ese autor como referencia en la búsqueda. Si sabemos el “MR Author ID”, que es un número que identifica a un autor, no puede haber confusión con autores con el mismo o similar nombre porque cada uno tendrá su número (Li, Tie Jun tiene el número 970001; Li, Tiejun el 674248).

Imagen: Búsqueda por autores. Fuente: MathScinet

3. Revistas

Desde esta pestaña accederemos a las fichas informativas de las revistas y podremos consultar las reseñas que haya de sus artículos en MathScinet y enlazar a su portal web. También se nos ofrece toda la información sobre la revista: datos que la identifican, porcentaje de citas, autores que más han colaborado, temas que más han desarrollado etc.

Imagen: Revistas. Fuente: MathScinet

4.Citaciones

En esta pestaña obtendremos información sobre las citaciones que ha tenido un artículo, libro o autor mediante estas opciones de búsqueda:

Citaciones Autores: con esta búsqueda sabremos cuantas veces o por cuantos autores ha sido citado un autor o sus artículos más citados de mayor a menor.

Citaciones Revistas: el resultado de esta búsqueda es el número de citas que ha tenido una revista en un año concreto.

Search by Subject: si buscas por materias recuperas los artículos que más han sido citados según un área temática de la Mathematics Subject Classification (MSC). Por ejemplo, si queremos saber que artículos han sido citados más veces con la materia “Fluid mechanics”, escribiríamos en la caja de búsqueda “76”, que es el número que le corresponde a esa materia en la MSC.

Search by Year: ofrece, de mayor a menor, los artículos o libros escritos en un año en concreto que han sido más veces citados desde su publicación.

Top (10) Lists: recupera los documentos más citados en un año no teniendo en cuenta cuando estén escritos y publicados. El MCQ (Mathematical Citation Quotient) para revistas es el promedio del número de citas que una determinada revista tiene durante cinco años divido por el número de artículos publicados en ese mismo periodo por la revista.

Imagen: Citaciones. Fuente: MathScinet

Una vez realizada la búsqueda, y obtenidos los resultados oportunos, seleccionamos de la lista sugerida un registro y accedemos a la ficha bibliográfica del documento: el nombre del autor o autores, donde se encuentra el artículo y un enlace a la revista que lo publica, que artículos lo han citado, resumen, si el artículo esta revisado o no etc.

Imagen: Ficha del documento. Fuente: MathScinet

También cabe señalar que MathScinet, además de las opciones de búsqueda reseñadas ya en este texto, permite también otro tipo de búsquedas más específicas y hechas ex profeso para esta base de datos. Estas las encontramos en la sección que se denomina “Nuevas herramientas”.

Imagen: Nuevas herramientas. Fuente: MathScinet

Las opciones que nos encontramos en esta sección son:

Búsqueda en MSC: podremos servirnos de esta búsqueda como guía para la consulta por un tema en concreto con los criterios MSC primaria/secundaria y MSC primaria en la pestaña publicaciones.

Distancia entre colaboradores: Paul Erdős fue uno de los autores más prolíficos en el campo de las matemáticas y el número Erdős mide la distancia colaborativa de un autor respecto a Erdős. Con este indicador bibliométrico de Mathscinet sabremos el grado de colaboración de un autor con Paul Erdős o la distancia colaborativa entre dos autores.

Imagen: Distancia entre colaboradores. Fuente: MathScinet

Revistas actuales: nos muestra y permite saber las revistas que han sido indizadas durante un determinado periodo de tiempo.

Publicaciones actuales: si queremos saber que se ha publicado en los últimos seis meses. Las opciones que nos ofrecen al hacer la búsqueda son con recensiones o solo indexadas, de una materia de MSC determinada o de un tipo de documento concreto.

Hasta aquí las múltiples posibilidades que MatchScinet contempla para sacar el mejor provecho de los recursos de los que dispone. No obstante, y si queremos profundizar más en su uso, en la misma página tenemos tutoriales o un blog, a cuyo acceso tenemos permiso, y en el que encontraremos entradas sobre las novedades que de MathScinet van surgiendo. También nos facilitan nuestro trabajo con la sección “Portapapeles”, donde podremos ir guardando los artículos que nos pueden interesar durante la búsqueda (solo tienes que pinchar cuando estés en la ficha del artículo a “clipboard”).

Imagen: Portapapeles y tutoriales. Fuente: MathScinet

En conclusión, MatchScinet es un recurso muy útil en el campo de las matemáticas y el estudio de áreas relacionadas con esta ciencia (informática, ingeniería, física, estadística, etc.) y que va ayudarte de manera notable en tus trabajos, estudios o investigaciones. Una herramienta para estudiantes e investigadores de la Universidad Nebrija, de uso intuitivo y sencillo, y que te servirá como brújula y punto de apoyo para indagar y estar informado sobre las publicaciones académicas más relevantes y actuales del universo matemático.

José Luis Salado

Servicio de Biblioteca

Hablamos de presencialidad híbrida en Onda Cero junto a Telefónica Empresas

Tras varias semanas de presencialidad híbrida en Nebrija, Cristina Villalonga (directora de Global Campus) y Belén Aramburu (de Telefónica Empresas) fueron entrevistadas el pasado 10 de noviembre por la periodista Julia Otero en el programa «Julia en la onda», de Onda Cero.

«Llevamos tiempo trabajando en tecnología educativa, tanto online como blended learning. Esta situación nos ha llevado a acelerar la creación de nuevos entornos», tal y como indica Cristina. «Un aula híbrida es un entorno totalmente digitalizado que permite tener alumnos de manera presencial, físicamente en el campus, y alumnos conectados de manera remota. La idea es que unos y otros aprovechen el potencial de la tecnología para su aprendizaje». El modelo metodológico resulta esencial para lograr de esta modalidad una apuesta de éxito, poniendo el foco en los contenidos y en las estrategias de aprendizaje del alumnado, lo que requiere un profesorado con una sólida formación en competencias digitales.

Por su parte, Belén Aramburu hizo hincapié en la calidad del sonido en el aula híbrida: «Utilizamos una barra de sonido que, independientemente de dónde se encuentre el profesor en la clase o dónde esté el alumno, se escucha perfectamente».

Os invitamos a escuchar la entrevista completa aquí (2h 31′ 15″).

¡Esperamos que la disfrutéis!

Global Campus Nebrija