Las oportunidades requieren esfuerzos: Merece la pena

Autora: Mercedes Aramendia

 

Soy Mercedes de Uruguay, vivo en Montevideo, a 10.000 km de distancia de Madrid. Soy abogada en mi país, tengo una Maestría en Derecho Administrativo que hice en la Universidad de Montevideo y un MBA que hice en España, donde viví mientras lo hacía. Habiendo regresado a mi país, tras haber hecho el MBA, me di cuenta que quería tener más opciones y que quería poder trabajar de abogada en España, así como en otros países.

En ese momento trabajaba en Telefónica de Uruguay, en un puesto de responsabilidad y full-time, tenía poco margen de tiempo como para poder estudiar otra maestría, mas eso no me detuvo. Busqué opciones, consulté con conocidos y una amiga me recomendó la Universidad de Nebrija. Averigüé sobre el programa, tuve una entrevista y rápidamente me decidí por empezar este nuevo camino de trabajo, descubrimiento y aprendizaje constante.

Vivimos en mundo globalizado en el que todo cambia continuamente y cada vez más rápido. En esta nueva realidad, capacitarnos y perseverar es fundamental, por lo que poder estudiar y trabajar independientemente del sitio del mundo en el que nos encontremos y de la hora que sea…. Es una oportunidad única, realmente genial, que todos deberíamos aprovechar.

La posibilidad de ser abogada en España, a través de las opciones que brinda la Universidad, me abrió un mundo de posibilidades; no solo porque me permitió aprender y desarrollarme más, sino que me facilitó estar en contacto e intercambiar experiencias con estudiantes de diversas partes del mundo. 

El rol de los profesores y de los coordinadores del máster fue también un diferencial. Siempre tuve respuesta y atención inmediata a todas mis necesidades, ayudándome constantemente en todo aquello que estaba a su alcance. Más allá de que estaba en la otra parte del mundo y que solo viajaba para dar los exámenes, la distancia y la diferencia horaria no fueron una dificultad. Todo el equipo siempre estuvo dispuesto a ayudarme, siendo flexibles y adaptándose a mis necesidad y realidades.

Sin duda fue un gran esfuerzo y sacrificio, pero mereció la pena, hoy tengo más libertad de elegir y de ayudar. Abrí un mundo de oportunidades para mi futuro en el cual no existen fronteras.

 

Mercedes Aramendia

Abogada y alumna del Máster Universitario en Acceso a la Abogacía

 

Presencial, semipresencial y online, océanos azules

La formación semipresencial y online llegó definitivamente hace más de una década, y ha llegado para quedarse. Pocos dudan del paulatino crecimiento de estas nuevas modalidades de estudio, y año a año van impregnando nuevos niveles de la educación. Nos hemos acostumbrado a la formación online universitaria, pero de igual manera, se ha implantado en las empresas y en los ciclos formativos de grado medio y superior, con normalidad.

Más allá de las dificultades que tenemos los pertenecientes a generaciones no nativas digitalmente y que trabajamos en superar las barreras de aprendizaje, los “millennials”  perciben, la formación semipresencial y online como naturales opciones de estudio, que antes no podíamos ni imaginar. Avanzar en las asignaturas cuando puedas y donde quieras, no eran opciones concebibles hace 20 o 25 años, y ahora, se han convertido en las características comunes de la formación.

A menudo se habla de estas nuevas modalidades de estudio como competidoras de la formación presencial y es cierto que, en determinados segmentos formativos, los estudiantes pueden elegir entre las tres modalidades, pero esto no supone una posible canibalización entre la educación presencial y las nuevas vías no presenciales. No estamos ante océanos rojos, que fomentan la rivalidad entre las tres modalidades de estudio, en un mercado estático. Estamos, muy al contrario, ante el mayor crecimiento de la educación y formación, de las últimas décadas, si no siglos, generada por lo semipresencial y lo online.

Muchos de los estudiantes que actualmente cursan en modalidades no presenciales, no valorarían cursarlos, si solo existiera la modalidad presencial. Es decir, que las nuevas modalidades, la semipresencial y la formación online, han generado nuevos mercados, metafóricamente denominados océanos azules, que han hecho crecer el número total de estudiantes, y el público objetivo interesado en formarse. La presencialidad suponía una limitación, que las nuevas modalidades han superado, dando acceso a la formación, a colectivos que ya no valoraban volver a estudiar.

El uso extendido de internet, junto a la colonización de los hogares realizada por los dispositivos informáticos personales como las tablets y los smartphones, han trasladado el campus a nuestro salón o a las salas de espera de los aeropuertos. Pero lo han hecho, no solo para los estudiantes de 18 años, que llegan a la universidad para cursar de lunes a viernes, y que son habituales usuarios del campus virtual universitario, sino que estamos asistiendo a un fenómeno novedoso, consistente en la vuelta a las aulas, virtuales, de profesionales que abandonaron el campus hace décadas.

La formación ya no se clasifica por rangos de edad, y estamos viendo cómo, estudiantes de 40 y 50 años, no solo cursan un máster, sino que son cada vez más asiduos estudiantes de carreras universitarias, que cursan para mejorar su formación, o para completar aquella que no finalizaron cuando vivieron la universidad presencial en su juventud del siglo XX. Padres y madres, que estudian online, a la vez que sus hijos cursan sus estudios universitarios de manera presencial. Es decir, que las nuevas modalidades han atraído nuevos estudiantes, inaccesibles para la formación presencial, han ampliado el mercado formativo, y están colaborando en la mejora social, que supone el incremento de la formación.

 

Fernando Tomé

Decano de la Facultad de Ciencias Sociales

 

¡Participa en nuestro servicio de recomendaciones “La Experta opinión de…”!

 

¿Cuántas veces has estado en la tesitura de no saber decidir qué película ver o qué libro leer de entre la lista que has encontrado en el catálogo? ¿Está o aquel serán divertidos? ¿Por cuál me decanto?

Para ayudarte a solucionar esta cuestión la Red de Bibliotecas de nuestra Universidad ha creado un servicio de recomendaciones que son elaboradas por profesores y personal de administración y servicios expertos en la materia.

Denominado La experta opinión de..., el servicio pretende acercar al lector a la película, revista, artículo o libro que le interese a través de la creación de unas fichas escuetas que lo describen y analizan desde una óptica personal.

Estas fichas se encuentran en nuestro catálogo junto a la descripción del documento. Basta con pinchar en el pdf denominado Ficha de lectura o Ficha de visionado —dependiendo de si estamos ante un texto o una película— y podremos saber qué opina el profesor o el experto sobre el documento que tenemos en pantalla.

 

Imagen: “La opinión experta de…”. Fuente: Biblioteca.

 

Además de datos relevantes como la persona que ha elaborado la ficha —que bien puede tratarse de uno de nuestros profesores—, podremos saber cómo conoció el documento, cuándo y por qué lo ha leído o visto, a quién se lo recomendaría, qué le ha parecido el aparato crítico, a qué otras obras le recuerda y, sobre todo, cuál es su opinión general como experto: cuáles son los puntos más atractivos y por los que merece la pena verlo o leerlo, tanto desde la óptica aséptica y neutral de un especialista, como desde su visión más subjetiva y personal.

Es una forma muy práctica de contextualizar y acercarnos al documento antes de tenerlo en la mano y, justamente, es esta recomendación crítica la que puede ayudarnos a decidir si puede resultarnos atractivo o no.

Basta sólo con leer un breve texto que nunca supera la página, está editado en un formato tablilla muy cómodo y rápido y además nos lo podemos descargar con total libertad.

Como comentaba hace un segundo, cada una de las fichas se encuentra en el catálogo junto a la descripción del documento que referencia. Esta es una de las formas acceder a ella. Disponemos además en nuestro Catálogo-Opac ~ Web Portal de una página específica, denominada La experta opinión de… donde se describe el servicio y desde donde podemos tener acceso a toda la colección de fichas que hemos incorporado a nuestro fondo.

En principio, las fichas las elaboran profesores y personal avezado en cada una de nuestras áreas de estudio. En cualquier caso, es un servicio que está abierto a cualquier persona que sea un especialista en el tema del documento que se reseña.

Por ello, si precisamente tú eres uno de nuestros especialistas y conoces algún libro que tengamos en el fondo y del que te interese hacer una crítica, te invitamos a que colabores con nosotros. Tienes todos los detalles de cómo hacerlo en el enlace La experta opinión de…

 

Si te apetece saber más sobre nuestro servicio de recomendaciones y nuestras fichas de lectura o visionado, puedes leer el artículo que se publicó en la revista Mi Biblioteca y que puedes localizar desde aquí.

 

¡Anímate y comparte con nosotros tu experta opinión sobre libros, películas o artículos que te hayan interesado!

 

Pilar Jiménez Encinas

Servicio de Biblioteca

 

 

 

“Proyectos GCN: “In-Company” [Leire Nuere]”

En esta ocasión, Leire Nuere, directora de Global Campus, nos habla sobre su proyecto: In-Company.

 

Autora: Leire Nuere

 

El proyecto In-Company puede sonar, de primeras, extraño dentro de un área de e-Learning dedicada, desde su nacimiento, al soporte (metodológico y técnico) de los programas online de la Universidad en los que, su gran mayoría, son titulaciones oficiales.

Sin embargo, en los dos últimos cursos, y en especial en el actual, se ha detectado un incremento de interés por parte las empresas que se acercan a las universidades, y en concreto a la Nebrija, para colaborar.

A las primeras reuniones a las que me invitaban con empresas como Llorente y Cuenca, Gas Natural, Samsung, Leroy Merlin, CONCEE (Confederación de Centros Educativos), Global Market, Club de Riesgos, Beer&Food, Banco Interamericano de Desarrollo, Agencia de viajes CTRIP, Servicio de Salud Gallego (ACIS –Agencia de Conocimiento en Salud-), Deusto, la farmacéutica MSD, entre otros, era fácil de detectar, con independencia del sector al que pertenecieran las organizaciones, inquietudes que pasaban desde diseñar e implementar una universidad corporativa a la adquisición de competencias profesionales y al aprendizaje de la enseñanza online.

En lo que a Global Campus se refiere, se nos ha demandado especialmente una labor de asesoramiento tecno-pedagógico. Muchas empresas han invertido grandes cantidades de dinero en plataformas tecnológicas y en la creación y digitalización de cursos sin ser capaces de medir si se está produciendo un aprendizaje y, sobre todo, si dicho aprendizaje está repercutiendo en un incremento de la productividad. El principal problema detectado se halla en el enfoque pedagógico del curso. Si no se considera el tipo de aprendiz, la realidad/entorno en el que aprende, el uso de los recursos tecnológicos de forma adecuada y oportuna, es complicado que el curso deje huella y el poso de conocimiento necesario para luego transformarse en producciones de soluciones y/o creaciones en el contexto profesional real.

Por nuestro bagaje en la enseñanza a distancia y semipresencial, somos capaces de asesorar, de diseñar cursos, de implementarlos (tanto dentro como fuera de nuestras plataformas), de desarrollar contenidos… Todo el elenco de soluciones e-Learning de la Nebrija es perfectamente adaptable al universo In-Company.

O dejo, al final del post, algunos ejemplos de los trabajos recorridos hasta la fecha en este proyecto. Ahora mismo nos hallamos en pleno desarrollo de tres cursos de competencias (Liderazgo transformacional, Mindfulness –Resiliencia y gestión del estrés-, y Digital Mindset), que podrán impartirse tanto online como blended, al tiempo que asesoramos en metodología y pedagogía digital a diversas entidades.

Sin duda estamos ante uno de los proyectos con mayor recorrido por las muchas oportunidades que contempla.

 

Ilustración 1. Conclusiones Mesa de Expertos Código 100.

Fuente: ACIS, 2017.

 

Imagen 1. Apertura de curso para el Plan de Formación 2018 para el Servicio de Salud de Galicia.

Fuente: ACIS, 2018.

 

Imagen 2. Jornada Presencial y OnLine Universidad de Deusto.

Fuente: Deusto, 2017.

 

Imagen 3. Jornada Presencial y OnLine Universidad de Deusto.

Fuente: Deusto, 2017.

 

Ilustración 2. Ejemplo de programación didáctica del MOOC (SPOC) de MSD.

Fuente: GCN, 2017.

 

Ilustración 3. Ejemplo de recurso tecno-pedagógico. Los escenarios ramificados (branched scenarios).

Fuente: GCN, 2018.

 

Leire Nuere

Directora de Global Campus y responsable del proyecto “In-Company”

Proyectos GCN: “Academic Branding” [Patricia Ibáñez]

 

En toda Institución de Educación Superior es fundamental la innovación y la investigación académica. Más aún en la sociedad en la que nos encontramos, donde la colaboración, la cooperación, el aprendizaje abierto y el afán de crecimiento y superación es la piedra angular para el desarrollo del ser humano y de la propia institución. Además, el posicionamiento en un mundo globalizado, donde los recursos y la información están al alcance de todos, es fundamental para lograr el éxito.

En Global Campus Nebrija, el proyecto Marca Académica Academic Branding, liderado por Patricia Ibáñez, (psicopedagoga y doctoranda en educación) surge para responder a esas necesidades. A continuación, Patricia nos explica en qué consiste su proyecto.

 

Autora: Patricia Ibáñez

 

 

La investigación es un aspecto fundamental de nuestra vida pues como seres humanos en constante aprendizaje, es la forma con la que comprendemos, analizamos y finalmente aprendemos algo nuevo. Bien es cierto que hay diversas formas de aprender: cuando no sabemos instalar un programa en nuestro ordenador, buscamos recursos que nos muestren cómo hacerlo, o cuando queremos cocinar un risotto de setas, recurrimos a búsquedas de recetas y las analizamos para ver cuál es la que nos gusta más hasta que la aprendemos para repetirla cuantas veces sea necesario. Pues bien, aquí tenemos una investigación que podríamos llamar informal.

Sin embargo, en este post queremos hablar de la investigación, denominémosla formal; la que se realiza en un entorno laboral y en nuestro caso universitario.

La universidad es un lugar privilegiado para investigar, innovar, fomentar el desarrollo de la creatividad, etc. Un espacio donde las personas pueden contribuir al desarrollo de la sociedad a través de la investigación.

Global Campus Nebrija, como departamento de innovación y gestión de titulaciones elearning y blearning, apuesta por la innovación y la investigación con la finalidad de ser un punto de referencia dentro los entornos digitales. Es por ello que en el curso 2015-2016 nace el proyecto Marca Académica/Academic Branding con el objetivo, por una parte, de crear y compartir conocimiento con toda la comunidad universitaria y con la sociedad en general, y por otra parte, crear la Marca Académica Global Campus Nebrija. Todo ello a través de la divulgación del trabajo y los proyectos que se desarrollan en el departamento en foros nacionales e internacionales a través de artículos, libros, presentaciones y ponencias.

En el curso académico 2016-2017 se definieron las líneas de trabajo e investigación sobre las que giran nuestros entornos de trabajo:

  • Política y organización educativa en la innovación.
  • Metodología educativa en entornos virtuales.
  • Formación del profesorado y competencias digitales. Esta línea se incluye dentro del Grupo de Investigación Formación del Profesorado y Educación (IFPE) de la Facultad de Lenguas y Educación.
  • Herramientas tecnológicas y su integración metodológica.

Este proyecto está muy alineado a la investigación y al rigor académico que caracteriza a nuestra universidad.

En definitiva, investigar, publicar y presentar nuestros trabajos en diferentes foros nos permite estar en contacto con la realidad del sector y poder observar cómo trabajan otras instituciones y compartir experiencias y buenas prácticas con todas ellas.

Por lo tanto, os animamos a que participéis con nuestro departamento en la investigación. Es un proyecto fascinante y enriquecedor, es decir, ¡un proyecto que no os dejará indiferente!

 

Patricia Ibáñez

Gestora elearning y responsable del proyecto “Academic Branding”

Proyectos GCN: “Compliance & Procedures” [Carolina Castillo]

En Global Campus, todos nuestros proyectos están relacionados y se nutren entre sí. En esta ocasión, nos centramos en uno especialmente transversal y de gran importancia tanto a nivel organizativo como estratégico. Se trata de Control económico y legal y procedimientos / Compliance & Procedures, liderado por Carolina Castillo, licenciada en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y máster en Gestión Fiscal y Fiscalidad de Empresas.

Nadie mejor que Carolina para darnos el detalle de este interesante proyecto.

 

Autora: Carolina Castillo

 

Uno de los retos de Global Campus Nebrija es mejorar la organización, eficacia y capacidad del equipo. El proyecto que lidero, Compliance and Procedures, tiene mucho que ver con este cometido ya que tiene como objetivo principal optimizar el funcionamiento interno del departamento así como mejorar la coordinación con el resto de áreas funcionales de la Universidad.

Para mí lo más bonito de este proyecto es cómo se nutre de cada uno de los proyectos de mis compañer@s y lo mucho que puede aportar a su vez al equipo y a la comunidad Nebrija.

Podemos diferenciar tres áreas dentro de este proyecto: legal, organizativa y económica. A medida que os vaya contando sobre cada una de ellas podremos ir viendo cómo realmente se puede ir enlazando con otros proyectos. Siempre intentamos pensar de forma colaborativa e ir buscando sinergias  ya que creemos que es la mejor manera de ser productivos y eficaces.

 

 

Área organizativa

En el área organizativa ponemos sobre todo el foco en el flujo de trabajo diario. En este aspecto es muy importante saber aprovechar la experiencia que vamos adquiriendo a lo largo de los años. ¿Cómo conseguimos esto? La clave está en  la procedimentación. Parece una respuesta demasiado lógica, sin embargo, no en todas las empresas existe esta cultura de procedimentar y nos parece crucial para alcanzar estos objetivos.

Por ello en GCN se ha llevado a cabo la elaboración de una serie de procedimientos, guías y manuales relativas a diferentes ámbitos.

Por un lado contamos con  procedimientos que describen las actividades que llevamos a cabo internamente en el departamento. Entre ellos destacaría la  “Guía de Actuación GCN” en la que se centraliza toda la información relativa a la operativa diaria de GCN.

Por otro lado hemos elaborado una serie de manuales destinados a alumnado y profesorado que sirven para instruirles en el manejo de las distintas plataformas virtuales. La Guía de Plataformas Virtuales para alumnos es el documento que les guía tanto en Blackboard como en el correo electrónico y el Portal del Alumno. Este documento se complementa con la Netiqueta para asesorarles sobre la manera correcta de comunicarse en los foros, videoconferencias o cualquier otra herramienta online. También ponemos a disposición del profesorado guías que se pueden consultar en el Campus de Innovación Docente, campus que forma parte del proyecto de Natividad Reyes: Guía  Blackboard Learn para profesores, Plataformas Virtuales Nebrija, Formatos de contenido para publicar en el campus virtual, la Guía Global Campus Nebrija.

Hay que tener en cuenta que todos estos  procesos no son siempre estáticos y que pueden producirse modificaciones. Es por ello que debemos estar al tanto de todos estos cambios y llevar a cabo la actualización constante de los documentos. En ese trabajo estamos inmersos este año, en la actualización de todas estas guías.

Para poder completar el trabajo y que sea efectivo es igualmente necesario que se comuniquen adecuadamente estos cambios. Por ello debemos hacer hincapié en  que la información fluya dentro del departamento y entre GCN y el resto de departamentos de la organización.

Toda la información recogida en estos documentos tiene el complemento perfecto en los videotutoriales que con tanto mimo realiza GCN como parte del proyecto que lidera Miriam Munilla.

 

Área de control económico y legal

La parte de control económico y normativo nace debido a la evolución del departamento y su introducción en la estructura de la Universidad empezando a gestionar desde el año 2015 su propio presupuesto a través de la herramienta Planes Operativos.

Además desde GCN se han desarrollado en estos últimos años los proyectos In Company (Leire Nuere) y Metodología Integrativa (Cristina Villalonga) así como el proyecto de Digitalización de contenidos que actualmente lidera Sonia Rodríguez y esto ha generado una creciente necesidad de controlar los aspectos legales de los convenios y contratos que se firman en relación a estos proyectos, siempre con la ayuda del departamento de Asesoría Jurídica de la universidad, que nos guía y asesora en estos temas.

Hemos organizado algunas actividades de extensión universitaria y  actos como Elearnia 2017 (proyecto que lideró Paloma de Cruz) que tuvo lugar en Berzosa. En estos eventos fue necesario gestionar un exhaustivo control presupuestario para ser coherentes con las previsiones de gasto.

 

Además, se incluye en este proyecto el Repositorio de contenidos, desarrollado con los compañeros de biblioteca: El volumen de información y producción científica que genera la Universidad hace que sea necesaria la creación de un repositorio de contenido institucional. De esta manera podemos catalogar estos contenidos y ponerlos a disposición de la Institución. Para ello se hace uso de la herramienta Content Collection, espacio integrado en la plataforma Blackboard Learn.

Estrechamente relacionado con este proyecto se encuentra el del establecimiento de unos criterios de calidad comunes que se han de cumplir por parte de los contenidos elaborados por nuestros docentes.

El  proyecto de Repositorio está en un estado muy avanzado ya que el curso pasado se consiguió registrar en Content Collection el 75 % de los contenidos de los programas online y blended. Este curso nos hemos  propuesto conseguir que  la totalidad de los contenidos que se aprueben queden registrados.  De esta manera contaremos con un repositorio de contenidos accesibles para profesorado y alumnado que aportará calidad a los programas.

 

Y hasta aquí lo más destacable del proyecto que lidero y que, aprovechando las sinergias con el resto de proyectos de Global Campus, nos ayuda a optimizar nuestra organización y a mejorar nuestro funcionamiento tanto a nivel interno como respecto a otras áreas de la universidad.

 

 

Carolina Castillo

Secretaria de Global Campus y responsable del proyecto “Compliance & Procedures”

 

 

 

Renovarse o morir: la enseñanza universitaria en modalidades no presenciales en España

Autor: Juan Cayón

 

Estas breves reflexiones no aspiran a ser técnicas y, por tanto, obviaré el respaldo bibliográfico, legislativo o jurisprudencial para apoyar o ilustrar mi aportación. Por tanto, debe ésta enmarcarse más bien en la pura opinión sobre política universitaria que, si tiene algún valor para el lector, éste deriva del medio en el que se publican (el blog de Global Campus Nebrija) o de la ya dilatada experiencia de quien las escribe, presente y activo en puestos relevantes de distintas Universidades en los últimos treinta años de evolución de nuestras Universidades. Y como mera opinión bien puede rebatirse o disentir, como puede aceptarse y hacerse propia, total o parcialmente, siendo ese precisamente su objetivo principal, el de provocar en el lector un posicionamiento y, con suerte, una intervención en el blog que nos acoge.

 

La Universidad española no se ha caracterizado en los últimos años por una relevante capacidad de adaptación al cambio. Y es lógico, pues la Universidad, como categoría intelectual, tiene siempre puesta la mira en el largo plazo por lo que desconfía inicialmente de cualquier cambio que pueda entenderse como moda. Por ello, y por el eterno deseo de mantener un status quo inalterable que suele caracterizar a los universitarios de carrera, todo cambio (y ha habido muchos y muy profundos en los últimos decenios) es asumido a regañadientes, lentamente y casi siempre con polémica y crítica feroz, la misma crítica que permite a las Universidades cumplir con su misión institucional. En lo que toca a nuestro objeto de reflexión, la Universidad española ha visto multiplicarse el número de estudiantes y programas ofertados en fórmulas no presenciales o al menos no enteramente presenciales, incluso ha asumido la aparición de Universidades privadas enteramente orientadas a la enseñanza en estas modalidades. Pero todo ello lo ha hecho con prevención, con mucha prevención y en el fondo, aunque no se verbalice expresamente, con una actitud reacia hacia la enseñanza a distancia que siempre se prejuzga, quizás interesadamente, como de menor calidad o de alto riesgo de irregularidades. No se ve afectada por esta imagen degradada la ya clásica Universidad Nacional de Educación a Distancia, quizás por su asunción en el tiempo, quizás por su buen hacer, quizás por la tutela estatal que la ampara y que como toda Universidad pública la hace gozar de un salvoconducto hacia la ansiada calidad, por más que todos conocemos que las Universidades públicas, como las privadas, son buenas, malas y regulares, dependiendo de los programas, de los profesores que en ellas enseñan y de los gestores que las gobiernan. En realidad pienso que nuestro sector tiene miedo a lo desconocido y una inexplicable aversión a la innovación pedagógica que lleva a rechazar de entrada lo nuevo, para luego acabar aceptando aquello que realmente merece la pena. Ese retardo general, sin embargo, es, precisamente, la oportunidad que tenemos aquellas Universidades más innovadoras, con más capacidad de adaptación y sin las paralizantes ataduras que a veces acartonan la gobernanza universitaria.

 

Pero muy al contrario, la enseñanza a distancia, en mi humilde opinión, puede ser de excelente calidad y el único inconveniente que presenta, la ausencia de su inserción en una vida universitaria plena y por tanto integrada de amoríos, diversiones, experiencias en definitiva que sólo un campus universitario presencial puede proporcionar, es suplido con creces por las ventajas que aporta como una disponibilidad hoy ya universal, una necesidad de mayor disciplina y capacidad de autoaprendizaje y unas metodologías más adaptadas a la postmodernidad en la que vivimos y por tanto, más trabajadas y actuales. Por edad soy de una generación que ha visto la irrupción en la vida cotidiana de ordenadores personales, de software intuitivo, de aplicaciones y bases de datos electrónicas, de redes de comunicación rápidas y de instrumentos portables que permiten el acceso a todo ello desde prácticamente cualquier lugar y ocasión. En definitiva, he presenciado (y he intentado adaptarme) a esta sociedad donde el conocimiento es mucho más accesible para todos, por más que la sobreabundante información obliga más que nunca a permanecer atento a las fuentes y su fiabilidad. Sin embargo, una vez más, pareciera que el derecho y lo que es más grave, la política, evoluciona con retardo respecto de la sociedad, por lo que aún siguen campando a sus anchas en el ámbito universitario prácticas y normas incongruentes, como por ejemplo en el caso de España, las dificultades objetivas para establecer centros de tutorías para enseñanzas mixtas presencial/distancia en comunidades autónomas diferentes a la de establecimiento de la Universidad, la exigencia de que los exámenes sean siempre presenciales, cuando existen medios técnicos de sobra para garantizar la seriedad de los mismos a distancia, o la complejidad para la gestión de la atracción de estudiantes internacionales en nichos formativos concretos o provenientes de países con sistemas educativos esencialmente distintos al propio, máxime si optan por la modalidad a distancia, como sabemos por experiencia diaria en el trato con las agencias de calidad y los reguladores.

 

Y es que subyace sobre todo ello en el sistema español un prejuicio ideológico que lleva a mirar mal la actividad empresarial vinculada a la educación, como dicen, a ganar dinero en la educación. La cortedad de miras es tan asombrosa que, pasando por encima de la Constitución y las leyes, ese inane prejuicio sólidamente instalado, percibe que la enseñanza a distancia es un coladero plagado de irregularidades, de “pelotazos” académicos, sin caer en la cuenta de que muchas de las mejores Universidades del mundo son privadas o de iniciativa social y no estatal. Que el sector educativo es un sector más de la economía, que nuestras Universidades contribuyen de manera notoria al tejido social al que sirven y que la sociedad de hoy y previsiblemente del mañana, ha llegado a las tecnologías de la información con vocación de permanencia porque hacen nuestra vida más cómoda y productiva. La irreversible globalización y el sentido común acabarán imponiéndose sin duda, pero hasta entonces, el camino será arduo como bien sabemos quienes trabajamos en Universidades privadas.

 

Por ello, la importancia de rebatir la ideología con los hechos, la necesidad de que la enseñanza a distancia sea realmente abierta y de calidad equiparable si no superior a la presencial. Y con mucho orgullo puedo afirmar para terminar que Nebrija ha sido ejemplar, también, en la inclusión en su oferta académica de programas a distancia, en el desarrollo de una metodología a distancia propia y en el cumplimiento de los mayores y más exigentes estándares de calidad en su enseñanza a distancia o mixta. No solo al optar por alta tecnología y plataformas sólidas, sino especialmente, por haber creado una unidad específica, equiparable a una Facultad, dotada de excelentes profesionales, cuya motivación y trabajo en equipo solventa cualquier reto, tal y  como acreditan los numerosos premios recibidos y el reconocimiento de la comunidad educativa dentro y fuera de Nebrija. Nuestra Universidad llegó a la enseñanza a distancia para quedarse porque somos una Universidad en contacto directo con la sociedad, y ello solo era posible si nuestra manera de entender la Universidad se trasladaba también a esta novedosa metodología. Estamos convencidos de que el crecimiento de nuestra Universidad en los próximos años hasta alcanzar las cifras de estudiantes e ingresos previstos en nuestro plan estratégico, en buena medida, vendrá de la mano de Global Campus Nebrija. Hemos decidido y es un acierto, que nuestra enseñanza a distancia sea reconocible y diferencial para los estudiantes y sus empleadores, como reconocible y diferencial es la experiencia académica en nuestros campus presenciales. Y con ello, estamos logrando posicionarnos respecto de otras instituciones con las que competimos en un entorno tan exigente como el actual, pues son pocas las Universidades que comparten ambos ámbitos de manera tan natural y complementaria. De hecho, son ya varias las que nos piden exponer nuestras buenas prácticas para aprender de Nebrija, lo que como imaginarán es un auténtico placer pues como institución universitaria, creemos firmemente en la cooperación entre pares para lograr un sistema mejor.

 

Juan Cayón Peña

Rector de la Universidad Nebrija

¡No te desplaces!: Servicio de petición de préstamo intercampus

 

El Servicio de Biblioteca de la Universidad, tiene como cometido poner a disposición de la comunidad universitaria el acceso a la información, tanto de manera presencial como online y de la manera más sencilla posible.

Hoy vamos a explicar un servicio imprescindible en nuestra Universidad que muchos de vosotros ya conocéis: el servicio de préstamo intercampus.

Se trata de un servicio a disposición de toda la comunidad universitaria, que permite que un usuario reciba en la sucursal de su elección un documento que se encuentra en otra de las sucursales de la Red de Bibliotecas sin necesidad de desplazarse. Para los más despistados, recordamos que nuestro campus universitario lo forman diferentes sucursales: La Berzosa, Dehesa de la Villa, Madrid-Princesa, San Rafael-Nebrija y Residencia Agustinus-Nebrija.

¿Cómo puedes entonces solicitar un libro de otra sucursal desde nuestra Red de Bibliotecas? Muy fácil. Este servicio lo solicita el propio usuario desde el Catálogo-OPAC ~ Web Portal.

Para ello, deberás identificarte en el sistema con tu nombre de usuario y tu contraseña. Recuerda que existen diferentes tipos de usuarios: alumno; PAS, personal de administración y servicios, y PDI, personal docente e investigador. ¡No olvides cuál es el tuyo!

Después, si al realizar una búsqueda en el catálogo, compruebas que la obra que te interesa se encuentra en otra sucursal que no es la tuya, es decir, que no se encuentra en el campus en dónde realizas tus estudios, puedes hacer la solicitud de petición intercampus desde la pestaña Ejemplares, pulsando el botón correspondiente que, una vez identificado el usuario, aparecerá como opción de Petición de préstamo. Otro botón para la opción de Reservar, interesante cuando el documento en cuestión se encuentra prestado –así, a su devolución, queda apartado y se puede llevar después en préstamo–, aparece junto al anterior; y no te preocupes, si haces una reserva de una obra que se encuentra en una sucursal diferente a la tuya, se convertirá en petición de préstamo automáticamente cuando sea devuelta y se enviará a la sucursal que hayas elegido. De igual manera, ¡no tendrás que desplazarte!

 

Imagen: Botones para la realización de petición de préstamo y reserva. Fuente: Biblioteca.

 

Hay que hacer hincapié en que solamente podrán ser objeto de este tipo de préstamo aquellas obras cuya condición de préstamo sea Se presta, ya que existe otro tipo de fondo en la Biblioteca no disponible para préstamo a domicilio, en el que aparecerá en el tipo de ejemplar el mensaje de No se presta. Además, dependiendo del tipo de usuario (alumno, PAS O PDI) pueden o no solicitarse libros, material no librario y artículos de revistas.

Recuerda que para ver los tipos de materiales que puedes solicitar según tu perfil de usuario, puedes consultar la Guía del Servicio de préstamo que encontrarás a través de tu espacio privado en el Catálogo-OPAC > De mi interés > Mis servicios > Servicio de préstamo: mi guía.

A continuación, tienes que seleccionar el mostrador de la Biblioteca en la que se quieres recoger la obra:

Imagen: Sucursales de las Bibliotecas de la Universidad Nebrija. Fuente: Biblioteca. 

 

Después, marcar la casilla de la obra. Algunas veces tenemos varios ejemplares de una obra por lo que aparecerá una casilla por cada ejemplar, aunque solamente tendrías que marcar una.

 

Imagen: Sucursales de las Bibliotecas de la Universidad Nebrija. Fuente: Biblioteca. 

 

Y… pulsa en Aceptar. Cuando la obra llegue a la biblioteca receptora, recibirás un correo electrónico en tu cuenta institucional en el que se te informará de que la obra que has solicitado se encuentra ya disponible para su retirada, y que dispones de un máximo de 48 horas para recogerla; si no lo hicieras, pasadas las 48 horas la obra volvería a su sucursal de origen.

Lo mejor de todo es que para devolver el libro ¡se puede hacer en cualquiera de las sucursales! De la misma manera que no hay que desplazarse para el préstamo, tampoco hace falta para la devolución, pudiendo realizarse dónde mejor le venga a cada uno.

Actualmente además, en nuestra sucursal de Madrid-Princesa existe la posibilidad de pedir documentos como peticiones de préstamo a esta misma sucursal ya que disponemos de varias localizaciones de depósitos, es decir, que al no encontrarse muchas obras en nuestra Sala General, sino en esos depósitos,  hay que solicitarlos para poder hacer uso de los mismos, por lo que se realizaría una petición de préstamo y cuando el libro se encuentre disponible para su retirada en el mostrador de la sucursal de Madrid-Princesa, se informaría por correo electrónico al usuario.

¡Cuidado! Hay que prestar atención ya que los libros que se encuentren en Sala General de esta sucursal no se pueden solicitar por medio de petición, porque al encontrarse en dicha sala lo único que haría falta es ir al mostrador de préstamo y solicitarlo; de no ser así, las peticiones realizadas serán canceladas.

Así que ya sabes, haz uso de nuestra Red de Bibliotecas y de las ventajas de no tener que desplazarte para disfrutar del material; la comodidad ante todo.

Puedes buscar el material de tu interés en Catálogo-OPAC ~ Web Portal.

Para más información acerca del servicio o cualquier duda que pueda surgir, no dudes en preguntarnos.

 

Ana Higueras

Servicio de Biblioteca

 

 

 

Ir a clase desde casa y otras profecías

Autor: Guillermo Martín

 

Mi padre es un visionario. Le recuerdo paseándome de la mano cuando yo era niño y diciéndome: “Tus hijos llevarán móvil al colegio. Y cuando lleguen a la universidad podrán ir a clase desde casa”. No le faltaba razón aunque su previsión de plazos fue absolutamente desastrosa. Fui yo y no mis hijos quien llevó móvil al colegio en los últimos años y aunque yo sí me desplacé a la universidad para asistir a clases, mi primera experiencia como docente ha sido a través de un campus virtual.

“Un campus virtual… ¿Cómo es eso?” Me preguntaban mis amigos cuando les contaba mis nuevos proyectos. Y yo mismo sentía que al contarlo, la gente me compadecía. ¿Y si no se conecta  nadie? ¿Y si los alumnos no participan? ¿Cómo sabes si te están atendiendo? ¿Y si no te entienden? Desarrollé una gran capacidad para cambiar de asunto en las conversaciones, porque ni yo tenía respuesta a todas aquellas dudas. La visión de mí mismo hablándole a una cámara en una sala vacía durante hora y media me daba escalofríos. “No te preocupes”, me decía amablemente Begoña, la coordinadora del Máster en Planificación Estratégica de Medios Publicitarios de Nebrija y Carat. “Ya verás cómo es mucho más agradable de lo que parece en un principio”. Ahora, Begoña, puedo reconocer que no me fiaba del todo.

Mentiría si dijera que la experiencia de dar clase a través del campus virtual es similar a dar clase en un aula física. En el campus de Berzosa veo las caras de sueño de los alumnos, capto si les estoy aburriendo o me estoy extendiendo demasiado en una explicación y siempre tienes la oportunidad de que los alumnos te cuenten sus dudas y problemas en los descansos entre clase y clase.  Todo esto no se siente tan directamente, pero a cambio, estamos dando clase en diferentes lugares del mundo a diferentes tipos de personas que si no fuera a través del campus virtual no encontraríamos nunca. Esto nos lleva a conocer diferentes sensibilidades, lo que sin duda constituye una gran experiencia como docente.

El manejo del campus virtual como herramienta es sencillo e intuitivo, con lo cual esa primera y temida barrera a la que el profesor se enfrenta, pronto queda salvada. Pero una clase online sí exige esfuerzos de otro tipo para el docente. Uno de los que más nos obsesiona a los profesores es la preparación de materiales. Los hábitos de las nuevas generaciones de alumnos exigen que los materiales sean más amenos, más prácticos y más digeribles. En el profesorado hay un temor constante a aburrir, que en el campus virtual se agrava, ya que no se capta ese bostezo furtivo, esa desconexión de la explicación, esa mirada que de pronto refleja que el cuerpo está ahí pero la mente no. Por eso hay que desarrollar un instinto especial sobre lo que aburre y lo que no, ya que no tenemos acceso a un lenguaje corporal del alumno que nos permita medir en tiempo real el engagement (perdón por el anglicismo, es que soy publicista) que estamos generando durante la clase.

Por otro lado, la enseñanza de comunicación, en este caso de planificación estratégica de medios, requiere siempre de un extra de aplicación práctica, y esto se ha convertido en una herramienta absolutamente capital para las clases online. Los alumnos tienen que ver, quizás más que en otros campos, que la teoría tiene siempre una aplicación fuera del aula. Y en mi experiencia los casos prácticos se convierten en un eficaz aliado para mantener el interés del alumno. Y cuanto más extremo sea el caso, más curioso y más contenido audiovisual tenga, mayor garantía tendremos de que el estudiante está integrando los conceptos en su conocimiento.

La barrera del manejo del campus, de la preparación de materiales y de intentar ser lo más ameno posible estaba salvada. ¿Pero y la comunicación interpersonal? ¿Cómo sustituir el contacto alrededor del aula física? Ese momento en que ellos te cuentan sus trabajos para otras asignaturas, las prácticas en empresas que han encontrado, las preguntas que les surgen a raíz de una cuña de radio que escucharon ayer… Sigo trabajando para recortar esa distancia con los alumnos del campus virtual, haciéndoles preguntas para que participen lo máximo posible en clase y utilizando el correo electrónico de manera especialmente intensa como arma de comunicación fuera del tiempo de clase. Esta es quizá la única faceta de la clase física que todavía no he logrado suplir del todo desde la pantalla del ordenador.

Si mis amigos me volvieran a hacer todas las preguntas que me hacían sobre la enseñanza online, les diría que la experiencia es mucho menos fría de lo que se puede pensar en un principio. Porque al fin y al cabo, un alumno que se inscribe en un máster desde la otra punta del mundo, es un alumno generalmente muy interesado en la materia. Y como tal, es un alumno que, roto el hielo inicial, participa, hace preguntas a través del chat, transmite que está entendiendo lo que cuentas o te dice lo mucho que le ha gustado el último caso práctico. A la tercera clase, sientes su energía al otro lado de la pantalla.

Y aquí estoy, deseando arrancar el nuevo curso para conocer nuevos alumnos de cualquier parte del mundo. Como profetizó mi padre.

 

Guillermo Martín

Profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación

 

Comenzamos nuevo curso

¡Ya estamos de vuelta!

Aunque durante el mes de agosto os hemos seguido acompañando, el equipo de Global Campus al completo regresa con energías renovadas para encarar este curso 2017/18.

Cuántas experiencias y aprendizajes tenemos por delante…

Además de nuevos programas online y semipresenciales de las diferentes facultades, no podemos olvidar la oferta propia de GCN. Basada en nuestro modelo metodológico, consolidado y reconocido, seguimos apostando por la innovación y la calidad formativa en el elearning con programas que responden a necesidades reales del mundo actual:

 

Seguiremos trabajando en nuevos programas y contenidos, investigando las tendencias y necesidades actuales, compartiendo y debatiendo a través de los canales sociales, estudiando e implementando diferentes mejoras para optimizar la experiencia de alumnos y profesores en las plataformas digitales, analizando el uso que los estudiantes hacen de dichas plataformas para mejorar su uso, probando y proponiendo nuevas herramientas y recursos, participando en congresos y publicaciones relevantes, compartiendo las buenas prácticas de nuestros docentes, ofreciendo actividades del interés de nuestros alumnos, optimizando la digitalización de los contenidos… 

En definitiva, junto a nuestro claustro, los compañeros de las diferentes facultades y el personal de administración de la universidad, seguiremos trabajando por y para el alumno. Por y para vosotr@s.

¡Comenzamos!

 

Global Campus Nebrija