José Antonio Marina y Carmen Pellicer presentan el modelo de inteligencia ejecutiva

Con motivo del III Encuentro con Orientadores y Profesorado celebrado por la Facultad de las Artes y las Letras de la Universidad Nebrija, la Cátedra Nebrija Santander en Inteligencia Ejecutiva y Educación ha celebrado una conferencia impartida por su director, José Antonio Marina, y la subdirectora, Carmen Pellicer.

Bajo el título Pensaurus: el “Tesaurus” de la mente, ambos pedagogos han planteado las bases del modelo de inteligencia ejecutiva que pretende entrenar los mecanismos del cerebro de los alumnos para mejorar los resultados en su aprendizaje.

El pedagogo José Antonio Marina ha explicado que este modelo de inteligencia se basa en la idea de que nuestro cerebro trabaja en dos pisos. El primero es el que genera y maneja grandes cantidades de información y el segundo es el que la dirige, la ordena y permite desarrollar las funciones ejecutivas. “Si conseguimos que algo que hacemos conscientemente se automatice liberamos el mecanismo de la atención, que es el que antes se agota, y podemos utilizar ese recurso en otras tareas de aprendizaje”. Para José Antonio Marina no sólo hay que enseñar a los alumnos a “jugar mejor con las cartas que les han tocado” sino que la educación permite “fomentar que esas cartas recibidas cambien y mejoren”.

Carmen Pellicer Iborra, presidenta de la Fundación Trilema.Carmen Pellicer, también directora de la Fundación Trilema, ha dedicado su exposición a mostrar de una forma más práctica cómo aplicar este modelo en la programación de las clases que prepararía un docente. Ha insistido en la importancia de “acompañar los conocimientos con experiencias prácticas para fomentar el interés de los alumnos por el aprendizaje y los conceptos que se les están explicando”. Introducir experimentos de manera asidua en el aula hará que los alumnos desarrollen sus propios desempeños cognitivos y se pregunten de manera natural por el mundo que les rodea. “El entrenamiento de las funciones ejecutivas requiere una periodicidad y una repetición por parte del docente, si no, no tendrá ningún efecto”, ha matizado la pedagoga. Para Carmen Pellicer, el desafío en la educación “no es memorizar, sino cambiar el aprendizaje para que se comprendan los conceptos”.

Ambos expertos coinciden en que este modelo presenta un gran cambio en la metodología de aprendizaje que se pone en práctica hoy en día en las aulas, pero insisten en los buenos resultados que han sido demostrados con la utilización de este modelo y en la necesidad que los docentes ya han detectado de dar un giro a la educación en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *