El modelo educativo de Presencialidad Híbrida de la Universidad Nebrija reconocido con el premio Blackboard Catalyst Awards

El proyecto de innovación docente de la Universidad Nebrija, liderado por Global Campus Nebrija, ha recibido el premio Blackboard Catalyst Awards dentro de la categoría Leading change que reconoce el modelo educativo de Presencialidad Híbrida como un cambio vanguardista de innovación educativa que ha generado un gran impacto en toda la Universidad.

Metodología propia y tecnología al servicio de los alumnos

El modelo de Presencialidad Híbrida de la Universidad Nebrija supone un modelo metodológico propio que enriquece los espacios físicos con tecnología, los expande y potencia la interactividad y la inmersión de los alumnos, tanto los que se encuentran físicamente en el aula, como aquellos que asisten a las clases en remoto para que aprovechen todo el potencial de las herramientas digitales que integra el campus virtual.  

“En la Universidad Nebrija llevamos varios años investigando y profundizando en los entornos híbridos (mixtos o expandidos). La situación provocada por la covid ha sido una palanca o acelerador que ha permitido acortar plazos de implementación de un modelo propio de enseñanza híbrida, innovadora, flexible y polivalente”, explica Cristina Villalonga, directora de Global Campus Nebrija.

El modelo de Presencialidad Híbrida de la Universidad Nebrija nace de la combinación de una metodología propia y tecnología en un escenario que permite al estudiante interactuar de manera inmersiva con compañeros y docentes, sin verse limitados por barreras físicas o limitaciones de aforo. Se ha implementado una tecnología puntera, que incluye un potente sistema de vídeo, barras de sonido de última generación (para garantizar la calidad de audio de las sesiones) y un software sólido y ágil como Blackboard.

El proyecto supone un avance en la transformación digital docente en la que se encuentra inmersa la Universidad Nebrija. Su implementación ha requerido de un plan de formación del profesorado y el alumnado para poder sacar el máximo provecho a las oportunidades que la Presencialidad Híbrida ofrece. En total se han realizado casi 300 formaciones a más de 1000 profesores para que la docencia en la Universidad Nebrija siguiera avanzando a pesar de la pandemia.

La categoría Leading change reconoce los proyectos que están a la vanguardia de la innovación educativa y que han desarrollado e implementado estrategias educativas de alto impacto ayudando a aumentar las tasas de éxito de sus alumnos.

Fundados en 2005, los Catalyst Awards anuales reconocen la innovación y la excelencia en la comunidad docente de práctica global de Blackboard, donde millones de educadores y estudiantes trabajan todos los días para redefinir lo que es posible al aprovechar la tecnología. Los ganadores son seleccionados por un equipo multifuncional de expertos de Blackboard y representan a los mejores en su campo.

El equipo de Global Campus Nebrija llevó a cabo un gran trabajo en tiempo récord para que los alumnos de la Universidad Nebrija pudieran mantener sus clases en una nueva modalidad que asegurara la excelencia académica que caracteriza a Nebrija.

Este premio supone un reconocimiento a todo el equipo que reciben con orgullo y con ganas de seguir innovando y «liderando el cambio». Cristina Villalonga, directora de Global Campus Nebrija, nos cuenta, de parte de todo el equipo, cómo ha sido esta experiencia.

  • ¿Cómo recibe el equipo de Global Campus Nebrija un reconocimiento como este? ¿Qué representa este reconocimiento?

Nos hace mucha ilusión, es un orgullo haber conseguido este premio, y más todavía en la categoría Leading Change, “liderando el cambio”. Es el reconocimiento no solo al equipo de Global Campus, sino a toda la Universidad, ya que todos hemos estado implicados en este cambio de modelo educativo. Este premio nos anima a seguir esforzándonos para seguir creciendo y mejorando en un área que nos apasiona, la educación digital.

  • ¿Qué os inspira o qué os mueve para seguir buscando las metodologías más innovadoras y la mejor implantación en Nebrija?

Creemos totalmente en ello. La clave está en conjugar metodología e innovación, centrándonos en las necesidades de los estudiantes y los profesores, sin perder de vista nunca las tendencias que puedan ayudar a mejorar día a día. Investigamos intensamente sobre ello, pero no nos quedamos en el terreno teórico, sino que siempre buscamos las formas de integrar estas metodologías en el aula. Por eso es tan importante que este proceso se haga de forma conjunta con el profesorado y en este punto tenemos mucha suerte. Contamos con un claustro de excelencia que no solo domina sus áreas de conocimiento, sino que se implica e innova en metodologías, contenidos, estrategias de aprendizaje, etc.

  • ¿Cuáles son las mayores dificultades que os encontrasteis al inicio de este modelo de Presencialidad Híbrida?

Cuando definimos el modelo, junto al Vicerrectorado de Ordenación Académica, tuvimos claro que estábamos trabajando en un proyecto de innovación docente. El momento en el que nos encontrábamos no era el idóneo, ya que estábamos en plena pandemia, pero el modelo que planteábamos venía de lejos, lo habíamos analizado y ya contábamos con experiencia. La situación lo que hizo fue “acelerar” su puesta en marcha.

Por un lado, nos encontramos con el reto tecnológico, que los compañeros del departamento de Transformación Digital y Sistemas superó de forma espectacular, digitalizando todas las aulas en tiempo récord y con un sistema flexible y adaptable a las diferentes asignaturas. Por otro lado, nos encontramos con el reto metodológico, ya que debíamos diseñar un modelo válido para los docentes de las diferentes facultades, con asignaturas y estilos de enseñanza muy diferentes. Aquí las facultades y todos los docentes fueron el mejor aliado posible.

Cuando llegó el momento de la implementación, quisimos dotar al profesorado de material de calidad para que pudieran conocer el modelo en detalle pero, sobre todo, nos centramos en la formación y el acompañamiento. Los y las docentes debían sentirse cómodos en el nuevo entorno híbrido y, para eso, además de dedicarles tiempo específico de formación en el aula, era fundamental estar cerca, que no se sintieran solos en ningún momento. Ahí el reto estuvo en optimizar al máximo los recursos en todos los campus, en todas las circunstancias. Y nuestro claustro reaccionó de la mejor manera posible, igual que el alumnado.

En definitiva, ha sido un reto metodológico, tecnológico, pero sobre todo, ha sido un reto por y para las personas.

  • ¿Qué es lo que crees que más ha gustado o llamado la atención de la propuesta de Global Campus Nebrija?

Este premio valora la innovación, literalmente el “liderazgo en el cambio”. Y es un reconocimiento internacional de gran valor para todo el equipo. Que el modelo de Educación Digital de la Universidad se ubique en el mapa global es muy emocionante. Pero debemos reconocer que lo que más nos llega en el día a día es el reconocimiento de los alumnos y los docentes. Hemos estado muy cerca durante estos últimos meses y además hemos tenido la oportunidad directa de hablar con ellos en diferentes grupos de discusión y realizar encuestas específicas sobre ello. Valoran la capacidad de adaptación y el acompañamiento. Y también nos han dado algunas claves para seguir mejorando el modelo.

  • ¿Qué diferencia el modelo de Presencialidad Híbrida de Nebrija frente a otras universidades?

Hemos planteado un modelo híbrido real, en el que conviven metodologías del ámbito presencial y virtual. Con lo que desarrollamos estrategias de aprendizaje totalmente híbridas. La dotación tecnológica es muy importante, pero el reto real es lograr el cambio de paradigma educativo, en el que se encuentre inmersa toda la organización. Toda la experiencia que hemos venido desarrollando desde los últimos diez años, tanto en formación virtual como en escenarios mixtos, nos ha permitido dar una respuesta ágil y sólida, así como empezar a pensar en el modelo educativo futuro.

 

Los comentarios están cerrados.