Acto Santo Tomás de Aquino

La relación entre la empresa y la universidad, protagonista en el acto de Santo Tomás de Aquino

Un año más, la Universidad Nebrija rindió homenaje a su patrón, Santo Tomás de Aquino, en un acto que reunió a toda la comunidad universitaria en el Campus de Madrid-Princesa.

Como es tradición, el rector Juan Cayón abrió el acto con un discurso donde destacó el valor de la educación para la sociedad y para el individuo. “La educación es necesaria para que el hombre sea uno mismo”, aseguró. Asimismo, valoró la tarea de los docentes auténticos que son “los que sacan del estudiante lo mejor de sí mismo, lo preparan para la vida”. El rector aseguró que la labor de los docentes “nunca está hecha del todo” y esto debe servir “como motivación si nuestra vocación es verdadera”. La satisfacción de los profesores “estará en encontrar a nuestros egresados con éxito en el mundo profesional”.

Por otro lado, Cayón hizo hincapié en la renovación que ha ido haciendo la Universidad Nebrija en los últimos años, “manteniendo las esencias de la tradición al mismo tiempo”, un signo de diferenciación como institución. “Estamos consagrados a una tarea exigente, cada vez más tenemos que estar dispuestos a vencer las barreras que estén por venir”, concluyó el rector.

Andrés Tagliavía, secretario general, fue el encargado de entregar las menciones y diplomas a los nuevos doctores de la Universidad y los premios extraordinarios.

El invitado al acto este año fue Javier Vega de Seoane, presidente del Círculo de Empresarios, que comenzó en noviembre su andadura en el Patronato de la Universidad Nebrija. Vega de Seoane es ingeniero de minas y presidente de DKV Seguros y tiene una dilatada experiencia en el mundo empresarial y el contacto de este con las universidades. Durante su ponencia quiso exponer en qué estado se encuentra la relación entre la empresa y la universidad y la necesidad de conectar ambos sectores para que los egresados estén más preparados para lo que el mundo profesional espera de ellos.

El presidente del Círculo de Empresarios explicó que, aunque España está haciendo un gran esfuerzo por crecer, todavía tiene que seguir haciéndolo para generar empleo, reducir el déficit y mantener el estado de bienestar. Entre las reformas estructurales que España tiene que adoptar la de la educación es imprescindible y primordial, según Vega de Seoane.

Uno de los problemas que distancian a la empresa de la universidad es “la gran distorsión entre lo que demanda la empresa y lo que oferta la universidad”, aseguró Vega de Seoane. “Los estudiantes deben salir de la universidad con los conocimientos que demandan las empresas, pero también con las aptitudes y la actitud necesaria para que las empresas crezcan”, dijo el empresario. La solución, según el ponente, pasa por incrementar los valores que se inculcan a los estudiantes como el espíritu emprendedor, no temer al fracaso y el learning by doing que ya incorpora la Universidad Nebrija.

El presidente de la Fundación Antonio de Nebrija, Manuel Villa-Cellino, fue el encargado de cerrar el acto. El presidente se mostró muy satisfecho con el momento que atraviesa la Universidad Nebrija por las oportunidades que se están presentando para el crecimiento. “Contamos en Nebrija con la energía necesaria para ser una gran universidad que gana posiciones competitivas cada año”, aseguró.

Villa-Cellino felicitó a todos los miembros de la Universidad por su labor y por “haber actuado este tiempo con voluntad y diligencia para asegurar la andadura de esta Universidad”.

Se pueden ver todas las fotos del acto en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *