Jornada europea en la Universidad Nebrija

“Es importante que aprendáis a trabajar en equipos multiculturales”

¿Qué pasaría si desapareciera el programa Erasmus? ¿O si ya no pudiéramos disfrutar del billete de Interrail con el que tantos veranos hemos recogido Europa? Estas son algunas de las dudas que se plantean ahora mismo en Reino Unido, que se encuentra en pleno proceso de separación de la Unión Europea. La materialización del brexit conllevará que muchos de los programas de ayudas que establece el Parlamento Europeo desaparezcan para los británicos culmine su salida de la UE. Una decisión, el brexit, que afectará a toda la población británica, aunque solo fue votada por el 36% de la gente joven.

Precisamente para transmitir a los alumnos la importancia de ejercer el derecho al voto, la Oficina de Movilidad Internacional organizó el martes 19 de octubre una jornada europea sobre la multiculturalidad y las experiencias Erasmus, temas que se deciden desde el Parlamento Europeo. Este encuentro se enmarca dentro de la campaña de difusión de las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, en la que colabora la Universidad para incentivar el voto entre los jóvenes, dándoles a conocer las decisiones que se toman a nivel comunitario que les afectan de manera directa en su día a día.

En la jornada participaron estudiantes que están realizando una estancia en la Universidad Nebrija y alumnos que han estudiado parte de su titulación en una universidad extranjera. Así, el encuentro contó con Yannick Ondoa, de la Universidad de East Anglia; Celine Woltringen, de la Fachhochschule Münster; Kevin Carrascal, que hizo su movilidad en la Universidad de la Sapienza, y Belén Blanco, que cursó parte de su carrera en la Universidad de Utrecht. Además, estuvieron acompañados de Jorge Hernando, coordinador internacional de la Facultad de Ciencias Sociales, que ofreció su visión sobre la importancia de los programas de movilidad internacional en la etapa universitaria.

Todos coincidieron en que el programa Erasmus había sido un momento único en su vida y que se lo recomendarían a todos los estudiantes universitarios. “El intercambio es una experiencia muy enriquecedora porque te permite entrar en contacto con otra cultura, aprender otro idioma y conocer a gente de todo el mundo”, afirmó Yannick Ondoa. Un año que “te cambia tu manera de ver la vida y de relacionarte con los demás”, como destacó Belén Blanco.

“A lo largo de vuestra vida profesional, trabajareis con personas de diferentes países y distintos bagajes culturales. Es importante que aprendáis desde la universidad a vivir estas experiencias y adquiráis la competencia de trabajar en equipos multiculturales”, señaló Jorge Hernando. Una idea en la que también incidió Rocío Santamaría, coordinadora del Centro de Escritura Nebrija, que impartió un taller sobre interculturalidad durante la jornada europea. “Reconocer nuestra mochila cultural nos permite ganar en conciencia y en identidad, lo que nos ayuda a interactuar con otras culturas y a evitar el rechazo hacia comportamientos distintos a los nuestros”, explicó la experta.

Santamaría hizo un repaso por las costumbres de distintos países y culturas y aconsejó a los alumnos que aprendieran a observar los comportamientos que les sorprendieran en lugar de juzgarlos. “Miramos la vida a través del prisma que nos han enseñado. Es importante que salgamos de nuestra zona de confort cultural y pongamos en valor lo diferente”, concluyó la profesora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *