«Consideramos que ahora estamos más cerca, si cabe, de empresas y alumnos»

Al cumplirse más de dos meses desde el establecimiento del estado de alarma en España derivado de la situación generada por la covid-19, la Universidad Nebrija ha formalizado, en este intervalo de tiempo, 390 periodos de prácticas o ampliaciones en modalidad telepresencial, con tan solo un 15% de disminución respecto al mismo periodo de 2019. Antonio Pérez Castro, responsable del Área de Prácticas Profesionales de la Universidad Nebrija, ofrece más detalles.

Pregunta: ¿Cómo se plantea desde la Universidad Nebrija la labor de acercamiento del alumno a la realidad empresarial?

Respuesta: La Universidad Nebrija revisa continuamente sus programas para adaptarlos a las demandas del mercado laboral. Desde el departamento de Carreras Profesionales ponemos en contacto a los alumnos desde su primer curso con la realidad empresarial y profesional, de manera que puedan orientar y planificar su desarrollo adecuadamente.
Los alumnos caminan con seguridad y confianza al finalizar sus estudios tras haber realizado diferentes programas de acercamiento, como visitas a empresas destacadas, compartir jornadas laborales con profesionales y directivos de empresa, charlas y encuentros universidad-empresa y talleres en empleabilidad, además de los programas de prácticas curriculares y extracurriculares en España y en el extranjero.

P: Se cumplen dos meses desde el establecimiento del estado de alarma en nuestro país, derivado de la situación generada por la COVID-19 en este periodo, habéis formalizado 390 periodos de prácticas o ampliaciones en modalidad telepresencial, con tan solo un 15% de disminución respecto al mismo periodo de 2019. ¿Cómo valora estos datos y cómo se han podido implementar?

R: En la situación extraordinaria actual hemos vivimos la ralentización o paralización de la actividad de muchas empresas, así como diferentes procesos de ERTE. La Universidad Nebrija reaccionó con agilidad y rapidez para adaptarse a esta situación y continuar con la formación de todos los alumnos minimizando los inconvenientes que esta situación podía generar. Respecto a la incorporación y desarrollo de prácticas en empresas, el primer balance es muy positivo y continuamos trabajando para dar la mejor atención a nuestros alumnos y empresas, ahora que vemos como se está reactivando la actividad en las empresas y la próxima incorporación presencial de nuestros alumnos a las mismas. Tras unos días iniciales de incertidumbre y adaptación, continuamos nuestra labor con optimismo, dedicación, esfuerzo, compromiso y proactividad. Sin duda, en situaciones como la actual es muy importante una actitud positiva y saber encontrar oportunidades en situaciones difíciles.

P: ¿Cuál ha sido la respuesta del alumnado? ¿Están satisfechos con la reacción de la Universidad? ¿Alguna reacción curiosa?

R: Los alumnos también han reaccionado con agilidad, adaptándose a la nueva situación. En muchas ocasiones se sorprenden de nuestro contacto y respuesta rápida en este momento excepcional. Valoran el esfuerzo y las soluciones que la Universidad les facilita para que continúen su formación tanto académica como práctica en las empresas.
A modo de ejemplo, algunos alumnos gracias a la telepresencialidad actual, han podido realizar prácticas en empresas objetivo y que se ubican a cientos de kilómetros de su residencia. Los alumnos han agradecido nuestra cercanía y agilidad, transmitiéndonos su tranquilidad frente a la preocupación inicial.

P: ¿Cómo han reaccionado las empresas en este sentido?

R: Inicialmente, la preocupación por la situación generaba situaciones de estrés y dificultades de comunicación. Muchas se sorprendían de nuestro interés en continuar con normalidad las relaciones profesionales, sin duda debido al parón que muchas de ellas estaban sufriendo.
Afortunadamente tras adaptarse cada empresa, hemos continuado captando y cubriendo sus necesidades, y ampliando colaboración con nuevas empresas e instituciones. En general, todas las empresas e instituciones se han implicado en continuar y salir adelante trabajando con compromiso, y nos agradecen el trabajo y facilidades en estos momentos difíciles.

P: ¿Tiene más datos o porcentajes elborados desde el Departamento de Carreras Profesionales?

R: Al iniciarse este curso las previsiones que teníamos eran de doblar el número de prácticas gestionadas en España y en el extranjero, y alcanzar los 6.000 periodos.
Debemos esperar a la evolución de la situación y la flexibilización de las medidas restrictivas de movilidad y presencialidad para conocer la consecución de esta cifra.
Nos preocupa especialmente las limitaciones a la movilidad entre países, de cara a continuar potenciando y facilitando la realización de prácticas internacionales por nuestros alumnos. El pasado curso 54 alumnos realizaron prácticas en el extranjero, en 24 Países .
Sabemos que la empleabilidad no debe tener fronteras. Y estamos convencidos que todos los alumnos que deseen desarrollar una experiencia profesional en el extranjero la realizarán cuando la situación lo permita.

P: ¿Por qué se conoce a la Universidad Nebrija como la Universidad de la empleabilidad?

R: La Universidad Nebrija, desde su nacimiento, tiene como objetivo la empleabilidad de sus alumnos. Toda la Universidad se preocupa por saber qué buscan las empresas y los alumnos para formar al “candidato perfecto”.
Fomentamos la empleabilidad de nuestros estudiantes con el diseño de planes de estudio transversales, internacionales y exigentes académicamente, factores que desde la institución consideramos esenciales para alcanzar el éxito profesional. Ello ha situado a la Universidad Nebrija en las primeras posiciones de los rankings universitarios más importantes. Y las encuestas de inserción laboral que se realizan cada año así lo confirman. El porcentaje de empleabilidad de los egresados de la Universidad se sitúa en el 85,41% en grado y en el 91,3% en máster, llegando en varias titulaciones al 100%.

P: ¿Qué ha supuesto el formato telepresencial en la gestión con las empresas y los alumnos?

R: Esta situación nos ha cambiado a todos como profesionales demostrando gran capacidad de adaptación, flexibilidad y compromiso, y también como personas. Hemos detectado un importante incremento en esa cercanía humana con empresas y alumnos, que suple al déficit de cercanía personal actual. De hecho, consideramos que ahora estamos más cerca, si cabe de empresas y alumnos. Sin duda incrementa esa unión y cercanía el comenzar una videollamada con empresas o alumnos preguntando por la familia, despidiéndola pidiéndonos que nos cuidemos todos, o simplemente al aparecer de fondo niños demandando a su madre o padre.

Javier Picos / Foto: Zaida del Río

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *