Las III Jornadas de Transversalidad desvelan las conexiones para lograr la polimatía

La Universidad Nebrija consta de una red de caminos, calles y carreteras de conocimiento. Aunque por cada ruta transitan profesores y alumnos de un estudio específico, las tendencias actuales en la educación y en la sociedad reclaman encrucijadas en las que todos intercambien aprendizaje e ideas. Esos cruces de caminos llevan a la polimatía porque las destrezas de los futuros trabajadores ya no se enrocan en compartimentos estancos. Precisamente de esos puntos de encuentro, de su versatilidad y mejora, trataron las III Jornadas de Transversalidad en la Docencia de la Universidad Nebrija en las que participaron 50 profesores a lo largo de 30 ponencias y 7 mesas redondas temáticas – transversalidad Nebrija, transversalidad STEM, transversalidad e igualdad, competencias transversales 1 y 2, transversalidad audiovisual y buenas prácticas docentes en transversalidad-. Todos apostaron por la convivencia de saberes y así lo hicieron público los días 18 y 19 de junio.

En la presentación de las jornadas, puestas en marcha en modalidad online, Enrique Fernández Redondo, vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la Universidad Nebrija, retó a los docentes a insistir en la investigación y la aplicación de la enseñanza transversal, que adopta “una trascendencia fundamental en este momento de nueva normalidad”. Beatriz Contreras, directora del Instituto Nebrija de Competencias Profesionales, también en los turnos iniciales, consideró que estas sesiones pretenden “liderar” la transformación hacia la transversalidad, “una nueva forma de trabajar colectiva e híbrida que busca a alumnos polímatas y versátiles que sepan gestionar nuevos entornos profesionales”.

En la primera mesa redonda, moderada por Rubén Alvés, coordinador del Centro de Estudios Hispánicos, Virgilio García Aparicio, director del Máster Universitario en Formación del Profesorado en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación profesional y Enseñanza de Idiomas, anunció el Portal de Educación Nebrija, que se encuentra en la fase de creación de “píldoras educativas”, que más tarde dispondrán de un enlace en YouTube. “Es un proyecto vivo que irá creciendo continuamente”, adelantó. Junto con Beatriz Juárez, profesora y coordinadora de alumnos en el Máster en Tecnologías de la Información y la Comunicación para la Educación y Aprendizaje Digital, coordina este proyecto que se erigirá en uno de los ejemplos más representativos de la transversalidad en la Universidad Nebrija al contemplar la intervención de los alumnos de los grados de Infantil y Primaria, Derecho, Diseño digital, Comunicación audiovisual, Marketing, Comunicación corporativa, protocolo y organización de eventos, Publicidad y relaciones públicas, y Periodismo. El futuro portal tendrá tres secciones diferentes dirigidas a los profesores, a los alumnos y a las familias.

Efecto Medici

Acto seguido, Aida Maoudj, profesora del Instituto de Competencias Profesionales, defendió la búsqueda de esa sinergia entre todas las áreas de Nebrija para mejorar la formación del alumnado y definió la esencia de las jornadas con una cita de Frans Johansson, extraída de su libro El efecto Medici: “Cuando nos adentramos en una intersección de campos, disciplinas o culturas, podemos combinar los conceptos existentes y formar un gran número de ideas nuevas y extraordinarias”. Concretamente, Maoudj se refirió a las asignaturas ILC (Interdisciplinary Learning Courses) –las materias interdisciplinares- que se han comenzado a impartir en el curso 2019-2020: “Son muy prácticas, su metodología se basa en el aprendizaje basado en proyectos, en el aprendizaje cooperativo y, cuando es posible, en el aprendizaje basado en retos”. La presencialidad –dependiendo de la crisis sanitaria-, la evaluación continua y la liberación del examen obligatorio son otros de los rasgos de las ILC.

La certificación de las competencias digitales según los estándares europeos es otro eje transversal de Nebrija. Una acción en la que había trabajado antes de la pandemia Global Campus Nebrija. Su directora, Cristina Villalonga, y la profesora Clara Vizoso recordaron las seis áreas de competencias digitales al alcance de los alumnos de Nebrija y el desarrollo del CDN Nebrija cuyo plan piloto desarrollaron en el curso pasado.

Dentro de Global Campus -“la unidad transversal de apoyo a la formación a distancia y al uso tecno-pedagógico de plataformas y herramientas digitales”-, Lorena Delgado e Irene Flores hablaron sobre la implantación del sistema de control de la evaluación en modalidad telepresencial, lo que se conoce como proctoring. En seis fases, esta técnica, que también han desarrollado María García y Patricia Ibáñez, ha pasado por 7 formaciones con 436 asistentes que aprendieron sobre las pautas para la realización de evaluaciones en el campus virtual y sobre sistemas de control de exámenes, 48 simulacros de examen con 4.488 participantes, y un total de 31.478 sesiones finalizadas. Esta herramienta ha sido “especialmente útil”, no sólo “por su implicación interdepartamental y su transversalidad”, sino también por ayudar a los alumnos a acabar el curso de una manera “telepresencial”.

Bola de nieve

Siguiente ejemplo de interconexión: Reading Nebrija, un club del Centro de Escritura Nebrija (CEN), organizado por Diego Adúriz y Rocío Santamaría “para aprender y reflexionar con la lectura”. Su funcionamiento es sencillo: elección de un título y difusión por todos los canales, lectura de ese libro en cuestión y debate entre todos los lectores. El próximo encuentro –por necesidad, digital- girará el 1 de julio en torno a Novela de ajedrez, de Stefan Zweig. Todo el mundo puede participar remitiendo un correo a centrodeescritura@nebrija.es. El CEN y su “fenómeno bola de nieve”, que explica que una idea suelta germine en un alud de proyectos, también ha facilitado los jueves lectores en Twitter y la ejecución de la asignatura ILC Club de Lectura, que va más allá del Reading Nebrija y que amenaza con “empoderar poéticamente” los campus de la Universidad y organizar visitas y acciones nada convencionales.

Como cierre del primer bloque, José Miguel Calvillo y Alfredo Crespo, profesores del Máster Universitario en Relaciones Internacionales, disertaron sobre los conceptos de seguridad y desarrollo, “un binomio indisoluble” en la geopolítica internacional. Las herramientas del desarrollo y de la cooperación son los dos grandes conceptos que, según ellos, pueden ofrecer soluciones a los conflictos “asimétricos actuales”, que se caracterizan por la complejidad de sus actores y su contexto.

La segunda mesa redonda de la primera jornada sobre transversalidad STEM, moderada por Daniel Magaña, subdirector de la Fundación Antonio de Nebrija y director de Relación con Empresas y Actividad Universitaria, trajo a colación uno de los temas que más florecen en época de exámenes: la ansiedad. Este asunto también es un tema transversal porque no distingue de grados. Los profesores de Psicología Fernando Miralles, Juan Carlos Fernández y Amable Manuel Cima han tenido en cuenta en sus estudios la ansiedad y la han abordado desde sus diferentes tipologías. Entre el 15 y el 25% de los estudiantes españoles la sufren. Miralles apuntó a que un nivel óptimo en la que no aparece es cuando el rendimiento del estudiante es máximo con un nivel medio de estrés. Para ayudar a disminuir la ansiedad fisiológica (dificultad de respirar, taquicardias, mareos, náuseas…), motora (temblor de voz, tics, temblores…) o cognitiva (preocupación excesiva, pensamiento negativo…) hay una serie de técnicas como la de relajación Jacobson, que puede ser usadas antes de dormir, las respiraciones abdominales, la restructuración cognitiva, “que objetiva el pensamiento”, y la sensibilización sistemática, que nos acerca al problema y lo jerarquiza. “Lo que mejor ayudaría sería una combinación entre una terapia cognitiva, unas técnicas de relajación Jacobson y unas adecuadas técnicas de estudio”, dijo Miralles.

En equipo

Mientras Zaida Moreno, profesora del Grado en Educación Infantil, hacía hincapié en el diseño e implementación de recursos docentes en el aula, ya sean artesanos o digitales, y pedía a otros profesores sumarse a su proyecto -zmorenov@nebrija.es-, las profesoras María Pilar Vélez y Alia Baroudi explicaron otra muestra de transversalidad: la creación de videos para la evaluación de las competencias oral y escrita en Matemáticas. Junto a Belén Ariño, ambas aclararon que en Matemáticas I también tienen cabida la escritura de un guion para un video didáctico, la asignación de diferentes roles, la investigación creativa y el peso de un 40% de la expresión oral en la evaluación. El trabajo en equipo resulta asimismo fundamental en esta actividad en la que colabora el CEN.

Elisabeth Lorenzi, Rafael Barea y Aranzazu Garitagoitia escenificaron cómo dos asignaturas de grados y campus diferentes como Diseño de moda e Ingeniería de materiales pueden despertar la curiosidad por la polimatía. Esta visión “holística”, según Lorenzi, ha determinado que el alumno, entre otros objetivos, haya aprendido las propiedades de las fibras textiles sintéticas, se haya familiarizado con la dinámica de un laboratorio de materiales y haya visualizado la importancia de la transversalidad de la materia que estudia. En este sentido, también Inmaculada Yustres y Fátima Sánchez, profesoras del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, insistieron en que materias como la psicología, la estadística y las exposiciones orales también forman parte de un estudiante interesado en ser un profesional del deporte.

Melisa Teves, gestora de innovación docente del Instituto de Lenguas Modernas, moderó la tercera mesa redonda caracterizada por la reivindicación de la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito académico y social. Alicia de la Peña, directora de Institutos Nebrija para el Desarrollo de Competencias, y Beatriz Contreras recordaron las jornadas Mujeres para quitarse el sombrero, celebradas en la Universidad Nebrija en marzo y que tributaron un homenaje a las musas que en las décadas de los 20 y los 30 del siglo pasado “nos allanaron el camino a todas”. Estas sesiones, que implicaron a facultades y departamentos, pusieron su granito de arena en “construir una educación rica en valores, inclusiva, tolerante, equitativa, no discriminatoria y tolerante”. Precisamente, las investigadoras María Vaíllo y Guiomar Merodio hablaron sobre la asignatura Género y Sociedad en el marco de las asignaturas interdisciplinares de la Universidad Nebrija, que cursaron el año pasado alumnos procedentes de diferentes grados, un 15% del total, hombres, y un 85%, mujeres. En esta materia, los alumnos aparte de asistir a sesiones magistrales, trabajar en equipo y debatir sobre noticias de actualidad, intervinieron en acciones como la distribución de caramelos con envoltorios en los que había frases “impactantes” sobre la igualdad de género. La exposición de Vaíllo y Merodio terminó con la proyección de varios comentarios de alumnos como los de Andrea, de 18 años: “Esta asignatura debería ser obligatoria en todas las titulaciones”.

Pensamiento crítico

El profesor e investigador Alfonso Diestro ejerció de moderador de la última mesa del primer día de las III Jornadas de Transversalidad en la Docencia de la Universidad Nebrija. Jorge Hernando, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales, enfrentó un aprendizaje significativo, encaminado a interiorizar el conocimiento, a un aprendizaje meramente memorístico e instó a todos los docentes a fomentar el pensamiento crítico entre sus alumnos. La comparación de la misma noticia en dos medios de comunicación diferentes es una de las prácticas donde queda en evidencia la necesidad de adquirir esta destreza. Mezclar estudiantes de diferentes grados y diversas ópticas en los trabajos fue otra de las reivindicaciones de Hernando para una educación plena en las enseñanzas universitarias.

La asignatura de Dirección de Actores e Interpretación, del Máster en Dirección y Realización de Series de Televisión, cumple el objetivo de ponerse en el lugar del otro. La profesora Saida Santana cree que el futuro profesional de la dirección “tiene que empatizar con el actor y ser el protagonista de su propio proceso de aprendizaje”. De esta manera, a través de talleres y de la realidad de las técnicas teatrales, los estudiantes emprenden una ruta práctica, pero asentada en cimientos teóricos, que les lleva a ser “autónomos y creativos”.

Por su parte, la profesora Macarena Donoso, Premio Extraordinario de Doctorado en la Universidad de Sevilla por su tesis Evaluación de la educación emprendedora en la adolescencia. Incidencia del programa Ícaro en la identidad emprendedora, instó a los futuros docentes a extender el conocimiento “más allá de las aulas”. Una muestra de su opinión se concretó en la pasada Semana de la Facultad de Lenguas y Educación y en la XIX Semana de la Ciencia y la Innovación de la Comunidad de Madrid, donde los responsables y alumnos del Máster Universitario en Cognición y Emoción en Contextos Educativos de la Universidad Nebrija, apoyados por el Grupo de Investigación Nebrija Cognición, Educación y Diferencias Individuales, organizaron un recorrido interactivo por tres estancias a alumnos procedentes de diferentes grados.

Paisano de Alejandro Valverde

Con mucho sentido del humor, Higinio González-García ofreció a sus compañeros de profesión una experiencia en primera persona para que puedan replicarla cuando comienzan a impartir su materia. Él se presentó a sus alumnos con una pequeña adivinanza. A través de pistas como “Soy de la comunidad en la que nació Juan de la Cierva”, “soy paisano de Alejandro Valverde” o “soy de la comunidad en la que se inventó el submarino”, sus alumnos tenían que averiguar de dónde es. “Cumplí el reto al presentarme con la competencia clave de Conciencia y expresiones culturales; la dinámica sirvió para humanizar al docente”, alegó. Por cierto, es de la Región de Murcia.

El profesor de Turismo Francisco Javier Navarro explicó, en la última ponencia del primer día, los beneficios “añadidos” de la evaluación entre pares, “una técnica de aprendizaje colaborativo y de desarrollo de habilidades transversales” que consiste en la evaluación de los estudiantes por parte de sus compañeros, aunque siguiendo la hoja de ruta marcada por el docente. Un mayor grado de implicación de los alumnos, un “fuerte” estímulo para el desarrollo de nuevas capacidades y una reflexión “activa y profunda” de los contenidos son algunas de las ventajas de esta práctica expuesta por Navarro. La aplicación gradual del método y la paciencia del profesor en su implantación, son, en su opinión, dos aliados de la admisión de la evaluación entre pares.

La jornada del 19 de junio también integró un apretado programa de experiencias, propuestas e intercambio de ideas entre los profesores de la Universidad Nebrija. En la quinta mesa redonda, presentada por el profesor Nicolás Grijalba, la transversalidad se dio un paseo por el terreno audiovisual. En primer lugar, Marta Saavedra, directora del Departamento de Comunicación; Rocío Gago, directora de Nebrija MediaLab; y Andy Távarez, coordinador de alumnos de Nebrija MediaLab, contaron cómo se gestó Nebrija Talent y cómo en su tercera edición, celebrada en mayo, se convirtió en el primer concurso de talentos online de España. La pandemia no pudo con este certamen nacido en 2017 al albur del Laboratorio de Televisión del multifuncional Nebrija MediaLab, donde los alumnos empiezan a adquirir una experiencia y un conocimiento que luego les va a ayudar en su incorporación al mundo profesional. La emisión tuvo 900 visualizaciones en directo, 3.000 comentarios durante la gala y 75.000 impactos en Instagram y Twitter. Saavedra apuntó algunos de los logros de Nebrija Talent 2020: capacidad de adaptación a “las circunstancias especiales” provocadas por la covid-19, sentimiento de comunidad, fomento de la interacción entre alumnos y profesores, escaparate de acciones y proyectos de innovación docente, mejora del posicionamiento de la Facultad de Comunicación y Artes en las redes sociales, crecimiento humano y profesional y adopción del concepto learning by doing.  “Nebrija Talent fue un momento de escape para los alumnos, un proyecto ilusionante, motivador y creativo”, afirmó Marta Saavedra.

Didáctica y humor

La colaboración entre el equipo de Comunicación Audiovisual y el CEN también se traduce en proyectos fértiles para la Universidad Nebrija. Ana Heredero, Alejandra Casis y Gustavo Solís (CEN) y Marcos Bort y Javier Montero (Audiovisuales) descubrieron la enriquecedora experiencia de colaborar en la elaboración y grabación de cortos que expliquen de forma lúdica temas como la puntuación en un escrito o el plagio. “Es una forma interesante de plasmar estos conceptos para la universidad, con didáctica y humor”, confesó Bort. “Ha sido genial y ameno poder hacer estos cortos para brindar herramientas de escritura para los estudiantes”, añadió Solís. En este maridaje CEN-Audiovisuales, aparte de los tutores del CEN, también aportaron su profesionalidad Nacho Nava y Rocío Santamaría.

Radio Nebrija ha unido a la comunidad Nebrija en el confinamiento. A través de 10 capítulos sonoros de una hora de duración cada uno trasladaron información de Nebrija y entretenimiento a los alumnos, docentes y personal de la Universidad. Laura M. Otón y Eduardo Castillo consiguieron, gracias a las plataformas de audio, las redes sociales y el trabajo de los alumnos del taller de radio Nebrija MediaLab y del máster en radio, dotar de un peso específico al sonido radiofónico, que, a través de los podcast y la colaboración transversal, se convertirá en una referencia entre las universidades de Madrid. “En esta época de crisis se ha demostrado que la radio es una herramienta muy útil por su sencillez técnica y su capacidad integradora”, opinó Laura M. Otón.

Con su asignatura Didáctica de las artes escénicas, la profesora Tania Ugena diseñó una experiencia transversal entre el Museo del Prado, el Museo Thyssen, la Universidad Nebrija y dos institutos de Madrid. Gracias al proyecto D-SEA, integrado por diferentes entidades culturales y académicas, los alumnos de 4º del Grado de Artes Escénicas elaboraron en este curso “itinerarios performativos” relacionados con los contenidos de educación sexual frente a las obras de los museos. Esta acción, dirigida a los adolescentes, generó, entre otros objetivos, “una red de trabajo entre los ámbitos de la educación, la salud y la cultura para facilitar experiencias de educación afectivo-sexual a través del arte”. Ugena traduce en un texto de prosa poética su proyecto: “Es tiempo de bailar bajo la lluvia de verbos dinámicos y en movimiento que fueron transmitidos por el alumnado a partir de la experiencia vivida: aprender, enseñar, compartir, mejorar, conocer, descubrir, conectar, practicar, crear, evaluar, innovar. Mojarse por esta lluvia les llevó a aprender sin darse cuenta”.

“Hacer vibrar al estudiante”

Patricia Ibáñez, gestora E-learning de Global Campus Nebrija, introdujo la sexta mesa redonda sobre transversalidad. Bajo el sugerente título de “buenas prácticas docentes”, Alfonso Diestro, profesor perteneciente al Vicerrectorado de Ordenación Académica, instó a sus colegas a no caer en la monotonía ni en la improvisación a la hora de impartir sus materias. Frente a la clase expositiva, Diestro defendió una clase magistral “crítica, pasional, trascendente, conmovedora, que debe hacer vibrar al estudiante”. No obstante, el investigador de Nebrija se preguntó si es “pertinente” la clase magistral en el modelo de formación por competencias del Espacio Europeo de Educación Superior. “Sí- respondió-, pero una asignatura no puede basarse solo en clases magistrales”. El dominio del espacio y de la comunicación, incluso la habilidad para introducir alguna performance, son, a su juicio, capacidades que pueden manejar los docentes a la hora de motivar a los estudiantes.

Por otra parte, Jutta Schürmanns, coordinadora de Lengua Alemana, trató la transversalidad desde la lengua alemana y el turismo. La habitual forma impersonal del alemán a través del pronombre man, el importante léxico del turismo en su lengua y el tratamiento de cortesía fueron algunos de los asuntos de su conferencia. Laura de la Parra, profesora de Literatura Inglesa, haciendo acopio de la pedagogía crítica, metodología desarrollada por el brasileño Paulo Freire, mostró dos propuestas que pretende implantar plenamente el curso que viene entre sus alumnos para que puedan escribir textos literarios en inglés. Una versa sobre el soneto shakesperiano y la otra sobre la creación de dos páginas de un diario ficticio basándose en lecturas como A journal of the plague year, de Defoe, y The White album, de Didion. “Cuando planteas una actividad creativa se abren muchas posibilidades en clase, pero los alumnos tienen que superar la vergüenza”, señaló.

Otra oportunidad para la interdisciplinariedad es la reinvención de la ópera Rusalka, de Dvořák. Mª Jesús Sánchez Soriano y Luis Ponce de León diseñaron este proyecto, que tendrá continuidad en el próximo curso, para que “los niños reflexionen sobre la toma de decisiones y reinventen la historia de Rusalka”. Con la participación de los alumnos del Grado de Educación Infantil y Primaria, esta iniciativa, enmarcada dentro de las actividades del Teatro Real y del estreno de la citada ópera en el escenario madrileño del 12 al 27 de noviembre, contemplan un mensaje transversal que utiliza recursos como la elaboración de videos.

Un poco de tensión

Higinio González-García repitió ponencia en las III Jornadas de Transversalidad. En su segunda intervención, expuso cómo la resolución de un crucigrama relacionado con los contenidos de una asignatura puede aportar novedad en unas clases que requieren “que hagamos actividades que saquen de la rutina a nuestros alumnos para que no se sientan cómodos y tengan un poco de tensión”.

El Centro de Escritura Nebrija (CEN), uno de los catalizadores de la Universidad, también tuvo protagonismo en la última mesa redonda moderada por Raquel Gómez, profesora y responsable de Formación In Company del Instituto Nebrija de Competencias Profesionales. Ana Heredero y el tutor Jesús Rodrigo instaron a toda la comunidad universitaria a participar en los proyectos del CEN, “un espacio interdisciplinar en el que es imposible aburrirse”.

Además del uso del Escape Room para el desarrollo de competencias que, según Tania Ugena, favorece el trabajo cooperativo y entrena el pensamiento crítico y creativo, la Visión del alumnado de postgrados oficiales de Educación online sobre la cercanía del profesor, un estudio elaborado por Leopoldo Callealta, Juan Esteban Rodríguez y María Patricia Soroa, ofreció otro documento que demuestra la transversalidad de la Universidad Nebrija. En una encuesta a 64 alumnos de la Universidad Nebrija, sobre todo de los másteres de Formación del Profesorado y de TIC, sobre un total de 156 respuestas, un 63,5 % de los consultados, ante la pregunta ¿Qué es para ti que un profesor sea empático?, contestaron, entre otros ítems dados, “que se muestre accesible para resolver dudas”. Por otro lado, un 49,4 % a veces pide consejo al docente por correo electrónico o videoconferencia y un 45, 5 % sigue manteniendo contacto con los docentes que congenian con ellos. En este último dato “se ve este vínculo humano y bonito… hablemos a nuestros alumnos de corazón a corazón”, pidió María Patricia Soroa.

La investigación atrae

En la última intervención, José Luis Olazagoitia, investigador principal del grupo GREEN -centrado, entre otros temas, en la recuperación de energía tanto térmica como mecánica en vehículos- relató cómo una experiencia de formación en un equipo de investigación puede provocar el interés de alumnos de grado. Desde GREEN idearon hace un año la 1ª Semana de Iniciación a la Investigación donde durante cinco días invitaron a los mejores expedientes de dentro y de fuera de la Universidad Nebrija. Alumnos de diversos cursos y diferente procedencia tuvieron que entender, diseñar y construir una máquina termoacústica. Esta actividad, de acuerdo con Olazagoitia, facilitó el aprendizaje de los alumnos integrados en grupos transversales e incluso el grupo GREEN integró en su seno dos alumnos de entre todos los participantes.

Después de dos jornadas sin apenas tiempo para los cafés virtuales, los asistentes se reunieron en equipos telemáticos que confluyeron en un espacio para la generación de ideas coordinado por Alicia de la Peña, directora de Institutos Nebrija para el Desarrollo de Competencias. Las propuestas de colaboración entre los profesores se materializarán en proyectos que serán expuestos ya en las IV Jornadas de Transversalidad… esperemos que presenciales. En todo caso, los miembros de la comunidad Nebrija seguirán confluyendo en los cruces de camino de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *