El español, vehículo hacia la integración en la Cátedra Global Nebrija-Santander del Español como lengua de migrantes y refugiados

La Facultad de Lenguas y Educación de la Universidad Nebrija, con la colaboración de Santander Universidades, ha presentado hoy la Cátedra Global Nebrija-Santander del Español como lengua de migrantes y refugiados. Desde el supuesto básico de que la lengua es el primer y principal motor para tender puentes entre culturas, esta Cátedra promoverá y coordinará actividades relacionadas con la investigación y difusión del conocimiento sobre el español como lengua de migración y de refugiados, con el objetivo de avanzar en su bienestar lingüístico, social, identitario y emocional. El español, con unos 500 millones de hablantes, es la segunda lengua más hablada del mundo.

Para llegar hasta los hablantes la Cátedra contará con una furgoneta, cedida por el operador Northgate Renting Flexible, en la que, completamente acondicionado, se instalará un laboratorio móvil que hará posibles las investigaciones sobre el terreno rompiendo las barreras entre los científicos y la sociedad. Es la primera vez en el mundo que se utilizará un laboratorio móvil de este tipo para investigaciones de esta índole.

El rector, Juan Cayón, ha inaugurado la presentación junto a Amador Fraile Palacios, director de Convenios de Santander Universidades. Cayón ha afirmado que “el tema migratorio va a estar en la agenda de instituciones durante muchos tiempo en parte por seguridad, pero desde esta Cátedra queremos darle un punto de vista cultural y de educación porque con la correcta adaptación cultura, que pasa por el lenguaje, las diferencias y problemas de integración pueden ser menores”.

Fraile ha asegurado que desde Santander “nos gusta acercarnos a proyectos con valores sociales por lo que nos sentimos muy satisfechos de esta Cátedra con una misión tan social”. Además ha añadido que “la lengua tiene que ser un vehículo de unión y no una herramienta de separación”.

Susana Martín Leralta, decana de la Facultad de Lenguas y Educación, ha dicho que “la bandera lingüística se suele dejar relegada a un segundo plano, pero suele ser el principal problema en la integración y desarrollo de los inmigrantes en un país nuevo”.

Por su parte, la directora de la Cátedra, Juana Muñoz Liceras, ha añadido que “no se trata de que la sociedad se a más homogénea, sino de que el mosaico cultural de la diversidad sea más fuerte”.

El investigador Jon Andoni Duñabeitia ha explicado el funcionamiento que tendrá el laboratorio móvil de la Cátedra y ha dicho que “tenemos que atender a los diferentes grupos sociales que aprenden español por distintos motivos de maneras diferentes porque los grupos migratorios que se desplazan de su país y tienen que aprender español para sobrevivir no pueden acercarse al español de la forma más académica y clásica”.

La jornada de presentación de la Cátedra ha contado también con la exposición de Martha Young-Scholten, de la Universidad de Newcastle, sobre cómo la alfabetización afecta al aprendizaje de un segundo idioma en los adultos; y Abou, licenciado en filología francesa y solicitante de asilo en nuestro país, quien ha explicado a los asistentes la importancia de aprender el español como puente entre los inmigrantes y refugiados y el país de acogida para la favorecer la integración en el país de acogida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *