Carlos Martínez: “Ahora parece que es más importante quién y cómo cuenta la noticia que la propia información”

“Aparece de nuevo Navas, que se desfonda. Balón para Fernando Torres, la pide Iniesta. El rechace le llega a Cesc que se la da a Iniesta. No hay fuera de juego, vamos Iniesta, chuta y…”. Probablemente, cualquiera de ustedes, si es aficionado al fútbol, sabrá cómo continúa esta locución. A lo mejor incluso pueda recordar la voz que narró esta jugada memorable. Si no lo es, seguro que habrá oído hablar del resultado final. Esa retransmisión pertenece a la jugada del gol de un tipo llamado Iniesta que llevó a España a proclamarse campeona del mundo de fútbol por primera vez en la historia, en 2010.

Carlos Martínez, narrador deportivo desde hace más de 20 años y profesor del Máster en Periodismo y Retransmisiones Deportivas de Movistar + y Nebrija, fue el periodista que puso la voz a ese momento histórico. En un tiempo en el que el “clickbaiting” y las redes sociales parecen haberse adueñado de una parte del periodismo actual, nuestro protagonista de hoy reflexiona sobre el estado de un sector “en el que siempre hay esperanza”, dice con una sonrisa.

Pregunta: ¿Qué ha cambiado en el periodismo de antes y ahora?

Respuesta: La gran diferencia es que antes el periodismo no tenía por qué ser espectacular, en cambio, ahora hay un gran componente de espectáculo y ruido en las noticias. Creo además que la figura del periodista se ha transformado: actualmente parece que es más importante quién y cómo cuenta la noticia que la propia información.

P: ¿Cree que las redes sociales contribuyen a esa espectacularidad de la que habla?

R: Lo que creo es que hay una confusión no muy acertada entre el uso del periodismo y las redes sociales. Me explico, en mi opinión, lo que aparece en ellas tiene que ver más con el ruido que con la realidad, por tanto, no podemos extrapolar lo que se dice ahí como un reflejo de lo que está pasando. Nuestra sociedad es infinitamente más amplia que eso y, además, generalmente quien menos reflexiona es quien más participa en las redes sociales y viceversa. En ellas aparecen retratadas las personas más extremas en sus posiciones y, aunque me parece bien saber que existen, no pienso que representen la realidad.

P: ¿Esos extremos también están cada vez representados en nuestra sociedad?

R: Infelizmente, sí. Si esos extremos se quedaran solo en el mundo del deporte, sería menos preocupante, pero es verdad que la sociedad camina más hacia la polarización y el sesgo que hacia la reflexión y la integración.

P: ¿Cómo pueden luchar los medios de comunicación contra la dictadura del “clickbaiting”?

R: Esa es precisamente la gran batalla a la que nos enfrentamos los periodistas de hoy en día. Igual que miramos las audiencias cuando emitimos un programa deportivo, en el que sabemos que habrá mayor número de espectadores si hablamos de Real Madrid o Barcelona, no podemos llevar al absurdo nuestra profesión y olvidarnos de contar la realidad. En mi opinión y ya que el periodismo tiene, tuvo y tendrá que ver con contar la realidad, debemos buscar un equilibro que consista en no caer en la dictadura del “clickbaiting”.

P: Volviendo al tema de las redes sociales, usted que es un personaje público ¿Cómo lleva las críticas que recibe a través de ellas?

R: Me parecen extraordinariamente divertidas, en mi caso tengo la costumbre de “provocar” después del partido. No me malinterpretes, con provocar me refiero a causar el pensamiento para hacer una reflexión general de mi narración. Esta, a pesar de contar el mismo hecho, es interpretada de maneras totalmente opuestas. En muchas ocasiones, algunos me recriminan el canto de un gol como si fuera un funeral y otros en cambio, me dicen que me he dejado la garganta celebrándolo. Así de amplia es nuestra sociedad y debemos entender que ese es el terreno de juego en el que estamos ahora mismo.

P: ¿Hay futuro en el periodismo?

R: Sin duda. Siempre va a haber cosas que contar y gente que quiere que se las cuenten. En la actualidad, existe la tentación de pensar que todo lo que está en primera página, y que tiene que ver más con el ruido que hablábamos antes, es lo único que van a poder hacer los periodistas. Sin embargo, yo me encuentro permanentemente gente demandando otro tipo de periodismo. En mi opinión, en nuestro sector cabe todo y la gente debe elegir lo que quiere.

P: Por último, ¿qué consejos les daría a los jóvenes periodistas que están empezando su carrera profesional?

R: El primero que le daría es que los periodistas no somos protagonistas de nada, simplemente debemos contar las cosas tal y como son. Después a la hora de narrarlas, es verdad que todo el mundo tiene su sello personal, pero se deben olvidar de dar bolar a su propio ego. Finalmente, les recomendaría que utilicen una forma simple de relatar la realidad ya que, si consiguen esto, llegarán a los espectadores de una manera mucho más directa.

Pablo M. Dorado / Foto: Zaida del Río 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *