“Podemos crear el mejor contenido del mundo, pero si la base técnica no está optimizada no sirve para nada”

La visibilidad en internet de una empresa es una herramienta clave para asegurar su éxito y su supervivencia en el competitivo mundo empresarial. El posicionamiento web en los buscadores debe responder a una estrategia SEO – optimización en buscadores online– meditada y medida y para que los alumnos del Grado en Diseño Digital y Multimedia comprendan cómo formular esta estrategia Charlie Torres, director de la consultora audiovisual Red Torres y especialista en marketing online, impartió una clase magistral compartiendo las claves SEO que, insistió el ponente: “Son estrategias a largo plazo”.

Para Torres hay dos aspectos fundamentales que deben tenerse en cuenta a la hora de formular la estrategia de posicionamiento web cuyo objetivo principal es “mejorar la visibilidad de nuestro sitio web intentando copar la primera página de resultados en el buscador con contenidos de nuestra empresa para atraer el máximo tráfico posible”.

Una base técnica sólida sobre la que construir nuestra página web

Por un lado es imprescindible que el sitio web que queremos posicionar tenga contenido que se vaya renovando asiduamente y de calidad, pero también es imprescindible una buena base técnica que no genere problemas con la velocidad de carga, una versión pobre para visualizar la página a través de smartphones, o que contenga imágenes demasiado pesadas: “Podemos crear el mejor contenido del mundo, pero si la base técnica no está optimizada no sirve para nada” ya que buscadores como Google, el más utilizado, están valorando, cada vez más, la calidad técnica de las páginas para aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

Para esta base técnica lo primero, según Torres, será definir bien la estructura de la web de arriba abajo, de lo más importante a lo menos importante, señalando bien los servicios principales de la empresa: “La estructura hay que tenerla bien definida porque es clave para el posicionamiento y da el nombre a nuestra URL”. Para el experto es como “ir creando migas de pan con las subcarpetas que vayan marcando el camino”. De esta manera se creará el sitemap, un mapa de la web identificando las partes que la conforman y que serán indexadas en los buscadores. Torres explicó que también se pueden incluir algunas áreas con información reservada que no queramos que aparezca en los buscadores. Para ello utilizaremos herramientas como Yoast o robot.txt que nos ayudarán a definir qué contenido queremos indexar y cuál no.

Otra cuestión a tener en cuenta, según dijo Torres, es que hoy en día, casi todos consultamos las páginas web en el móvil o en tablets por lo que es esencial “que nuestra web esté pensada para visualizarla en el móvil porque este tráfico cada vez gana más peso. Esto muchas veces nos e tienen en cuenta por parte de los clientes que te solicitan una web, pero Google ya están indexando antes este tipo de web diseñadas para móvil que las que no tienen esta opción”.

La realidad es que Google va realizando cambios de criterio cada cierto tiempo y eso puede hacer que nuestra web suba o baje en la página de resultados del buscador. Para evitar esto Torres afirmó que “es un trabajo de adelantarse a la competencia cuando Google hace cambios, hay que estar preparado y un mantenimiento técnico es esencial para ello”.

El contenido es el rey

El contenido es la otra cara de la moneda que sí importa a la hora de posicionar una web. El primer consejo de Torres es “identificar quién es tu público objetivo y definirlo para poder crear el contenido más acorde”. Es también una buena idea identificar las tendencias en el mercado, “hay herramientas que nos ayudan a verlas, como Google Trends”. “Generar contenidos de esas tendencias es importante, pero también detectar otros temas relacionados con nuestro público para posicionarnos por delante de nuestra competencia”, aseguró el experto.

La comprensión del contenido publicado es fundamental por lo que Charlie Torres recomendó “escribir para humanos, es decir, no introducir demasiadas veces la palabra clave y hacer variaciones naturales”. También debe primar la calidad sobre la cantidad, “pero hay que mantener un ritmo constante de publicación de contenido”, añadió. Para eso resulta muy útil “trabajar con un plan de contenido asumible y estable”.

Tras un tiempo de ir “probando contenidos y distintas variaciones” es necesario “analizar los resultados para eliminar y corregir los temas que no funcionen y optimizar y mejorar constantemente la estrategia de posicionamiento web”.

En cuanto a los textos de los contenidos, Charlie Torres también aportó algunas claves para su redacción que contribuyen a una mejor indexación de las páginas. Por ejemplo, son necesarias 800 palabras como mínimo en los textos “y responder a las preguntas que se está haciendo el usuario, si son preguntas muy concretas conseguirás posicionarte en los primeros puestos”. No debemos olvidarnos de algunas especificaciones como no superar los 60 caracteres en el título, incluir una descripción de entre 50 y 300 caracteres y que ambos incluyan la palabra clave. Fundamental también será incluir enlaces internos, “pero también externos porque son los que darán autoridad a nuestra página”.

Con todos los consejos y las herramientas que Charlie Torres compartió con los alumnos, estos podrán sacarle el máximo partido posible a sus contenidos y crear estrategias de posicionamiento web sólidas y estables que garanticen esos resultados a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *