Gustavo Romanillos

La huella ciclista en el centro de Madrid demuestra el creciente uso de la bicicleta

Las ciudades van evolucionando según el uso que hacen de ellas sus habitantes y es innegable que el transporte en ellas es vital para su desarrollo. El urbanista Gustavo Romanillos presentó a los alumnos del Grado en Fundamentos de la Arquitectura sus estudios sobre la huella ciclista en la ciudad de Madrid que han permitido tener datos y análisis de los movimientos y los usos que los ciudadanos están haciendo de este medio de transporte sostenible más utilizado cada día.

La huella ciclista en la ciudad de Madrid

Romanillos comenzó su estudio realizando un trabajo de campo de recogida de datos con la ayuda de personas voluntarias que utilizan la bicicleta para sus trayectos habituales o por ocio. Mediante un seguimiento por GPS y una aplicación, estableció las principales rutas que se utilizan por las calles de Madrid: “Me gusta ver que la recopilación de datos fue gracias al esfuerzo de todos”.

El urbanista y doctor en Geografía ha centrado su trabajo en la visualización y análisis del tráfico urbano mediante tecnologías emergentes y la huella ciclista le interesó especialmente porque “no había ningún estudio precio”. El análisis realizado en un primer lugar le permitió ver, a él y a su equipo, “que en las grandes arterias de la ciudad había un gran flujo ciclista, no solo en las calles más tranquilas como se podía pensar”.

Tras este primer análisis decidieron incluir la participación de empresas de bicimensajería y más tarde, Bicimad, -la empresa de bicicletas urbanas con motor de la ciudad de Madrid- les contactó para que realizaran un análisis de los flujos de actividad de Bicimad.

“Con los datos que teníamos antes a penas se podía medir el flujo en algunas zonas, ahora tenemos datos para hacer miles de planos según las necesidades”, aseguró Romanillos. Con el análisis de Bicimad se pudo ver el desequilibrio que había en algunas estaciones que tienen más recogida de bicis que entrega y “pudieron hacer un mejor reparto de las bicicletas”.

Con otro estudio que elaboraron pudieron ver hasta qué punto las infraestructuras ciclistas atienden a las necesidades del flujo ciclista y analizar la accesibilidad de la ciudad en bicicleta y compararlo con otros medios de transporte. Los datos arrojaron la conclusión de que “en un periodo de 20 minutos la bicicleta priivada era el medio de transporte más competitivo en el centro de la ciudad”.

Movilidad y concentración turística

Otra pata de los estudios que ha realizado el equipo de Romanillos ha puesto el ojo en la concentración de plazas de alojamiento turístico en ciudades europeas. Su primer objeto de estudio ha sido la ciudad de Venecia, Italia.

Un análisis junto a los datos de Airbnb y los hoteles del centro de Venecia reflejó la creciente concentración turística en torno a los puntos más turísticos de la ciudad. “En líneas generales, la concentración de apartamentos es tres meces mayor que los hoteles, Sin embargo, en torno a los puntos turísticos, la concentración de plazas hoteleras es más del doble”, explicó Romanillos. “La suma de ambas duplica la capacidad turística frente a la residencial en algunos puntos”, advierte el urbanismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *