Carmen Werner y Leyson Ponce llevan su abrazo al Teatro Ensalle

Leyson Ponce Flores, profesor de Educación Corporal III en el Doble Grado en Artes Escénicas + Comunicación Audiovisual, coreógrafo e intérprete invitado de la compañía Provisional Danza de Madrid que dirige Carmen Werner (Medalla de Oro de Bellas Artes y Premio Nacional de Danza de España 2007), ha interpretado en Teatro Ensalle en Vigo, los días 19, 20 y 21 de febrero, la obra El Abrazo.

Este dúo -Carmen Werner y Leyson Ponce- versa sobre la imposibilidad y la necesidad del encuentro. «El Abrazo ha sido en nuestro proceso creativo el acontecimiento que ha permitido hacer vibrar la frágil  fisionomía de un encuentro sobre otras teatralidades del  cuerpo en la escena. Desde sí mismo y en su propia cualidad, querer y poder  abrazarnos ha hecho posible ese estado de equilibrio que se opone al desvanecimiento de una realidad inundada de personajes solitarios intentado relacionarse desde sus  complejas carencias. El abrazo es el intento de danzar esa  totalidad armoniosa siempre posible en la expresión recuperada de una mirada y un gesto abriendo fronteras. Entre otras fuentes han sido las imágenes del pintor estadounidense Edward Hopper el punto de partida de esta experiencia siempre en evolución», comentan desde la compañía.

Foto: © Juan Carlos Toledo

2 Comentarios

  1. Excelentes profesionales que al estar junto con esta propuesta «El Abrazo» nos muestran un mundo maravilloso sobre la importancia de estar unidos y de la convivencia tan necesaria en estos tiempos. He realizado el vestuario y he podido ver esta obra desde su inicio en el Festival Surge Madrid. Bravo

  2. Una vez más reitero el elogio a una de las tantas otras de mi amigo Leyson Ponce, quien en su pieza El Abrazo, nos ofrece un sentimiento que lo vemos expresado en eso que Maffesoli llamó “ lo trágico-lúdico “ . Y ello sin duda, porque ese Abrazo es vivido cualitativamente, con una intensidad que hace pensar o sentir al espectador, que lo que allí está en ese Abrazo, es el seno mismo del Ser. Haciéndonos recordar la preocupación de Heidegger de hacer resurgir eso “ simple “ como un abrazo, pero a la vez, como la esencia de la existencia humana. Ese Abrazo vivido es la expresión de un Si a la vida y como diría Nietzsche, un sólo instante, un abrazo, un Sí, a ese sentimiento que va de la mano con un gran vitalismo, que obviamente se ven en la figura de la bailarina Carmen Werner y el coreógrafo Leyson Ponce. Un abrazo hecho de una urgencia tranquila, pero lleno de movimientos, de armonía, y de apreciación de lo cotidiano. Es un abrazo convertido en un instante de belleza perfecta. ¿ será ese Abrazo el objetivo de la existencia? Dra. Tania Hernández @eldeshollinadorilustrado