Aspectos a tener en cuenta en la búsqueda de empleo

Muchas personas que acaban de salir de la carrera, han perdido su empleo o buscan un cambio laboral, no saben cómo empezar a buscar trabajo y suelen cometer errores porque nadie les ha enseñado estrategias y herramientas de búsqueda de empleo efectivas en la actualidad.

Desde el Club Alumni Nebrija, queremos que conozcas los fallos más comunes que se suelen cometer en la búsqueda de empleo, así como las pautas y herramientas necesarias para realizar una búsqueda efectiva. Te invitamos también a que te apuntes al programa de asesoramiento del “Desarrollo del perfil profesional” en donde te brindaremos ese apoyo personalizado en la búsqueda, acompañamiento en el plano emocional y os dotaremos de las herramientas necesarias para poder encontrar ese empleo que tanto queréis.

Cambio de paradigma

Adaptarte al nuevo entorno que te rodea, con respecto a la búsqueda de trabajo, es fundamental para que tu candidatura sea visible. No se puede buscar empleo como se hacía antes a través de los periódicos o llevando tu CV en mano a las empresas. Hoy en día, la búsqueda de trabajo se puede hacer desde el sofá de tu casa; solo necesitas un ordenador y unas buenas herramientas de presentación. Por eso, acercarte a los portales de empleo tanto generales como específicos de tu profesión o etapa profesional y mandar autocandidaturas a las empresas de tu interés son claves en la búsqueda de trabajo hoy en día. Te recomendamos que eches un vistazo al artículo publicado de CV y portales de empleo para conocer a fondo en qué consisten.

Por otro lado, acercarte a las empresas y a los trabajadores de esta a través de sus páginas web y redes profesionales es diferenciador; no solo muestra tu interés hacia ellos, sino que también te permite llevar el control de tus acciones sin dejarlo en manos del algoritmo informático y de una plataforma de empleo.

Buscar trabajo es un trabajo, y como tal, lleva tiempo, dedicación y compromiso. De media se suele tardar como mínimo unos 3-6 meses en encontrarlo. Pensar que por enviar un par de candidaturas a una oferta de empleo y esperar un par de semanas a que te llamen, por lo general, no es suficiente.

Autoconocimiento y CV

Uno de los errores más comunes es no saber a qué puesto o puestos te quieres enfocar y como consecuencia, mandar candidaturas generales a través de portales de empleo o directamente a las empresas; mencionando los títulos que tienes y mencionando que podemos adaptarnos a cualquier puesto sin hacer referencia a las necesidades concretas de la empresa que aparecen en la descripción de la oferta.

El CV debe ir dirigido a un puesto en concreto e indicar en él por qué te interesa ese puesto, especificando cuáles son tus competencias más destacadas para poder desempeñarlo. Lo ideal, y para que sea lo más personalizado posible, sería ajustarlo también a la empresa a la que lo vas a enviar, adaptándolo con los requisitos de la oferta.

¿Cuál es el error más común? Si no sabes lo que quieres y no sabes lo que puedes aportar a una empresa, no vas a saber venderte en base a sus necesidades. Pasarás desapercibido/a al igual que lo hacen los profesionales del telemarketing, te avasallan con productos sin ni siquiera preguntarte qué necesidades tienes.

Carta de presentación

La carta de presentación tiene que ser breve, impactante, personalizada y con contenido relevante. Responde a la pregunta: ¿Por qué debemos de contratarte a ti? Es el momento para mostrar: qué sabes hacer, cómo lo haces, qué consigues y cuáles son tus logros más destacados.

Destaca también qué sabes hacer en función de los requisitos específicos que piden y añade tu propuesta de valor. Por último, no olvides indicar los motivos concretos por los que te interesa esa empresa en especial y qué puntos en común tienes con ella.

Si envías una carta de presentación igual a diferentes empresas y puestos sin adaptar el contenido o repitiendo de una forma más extendida lo que dice tu CV, lo más probable es que tu candidatura no pase ese primer filtro y no consigas esa entrevista.

Portales de empleo

Es imprescindible no solo que estés registrado en los principales portales de empleo y tengas alertas de empleo, sino que también tengas bien nutrido tu perfil con palabras claves. Un error muy común es no subir tu CV o poner poca información de tu trayectoria profesional. Todo esto hace que no les aparezca tu perfil a los reclutadores en la base de datos del portal de empleo y, además, que aparezca un grado de compatibilidad bajo cuando te apuntes a las ofertas de empleo, por lo que tu candidatura se leerá de las últimas o puede que incluso no la lleguen a leer.

Entrevista

Una vez que un reclutador te ha llamado porque cree que puedes encajar en el puesto, es el momento de preparar la entrevista. Busca información de la empresa, cuáles son sus necesidades, sus valores, sus líneas de negocio y analiza qué puntos tenéis en común y qué cosas concretas les podrías aportar. Cuanta más información tengas de la empresa, más a fondo podrás conocer sus necesidades y mejor podrás venderte con tu propuesta de valor. No debes prepararte una entrevista y hacerla siempre igual independientemente del puesto o empresa, ya que cuanto más específico, adaptado y concreto seas en tus respuestas, mayor probabilidad tendrás de conseguir el puesto. Te recomendamos que le eches un vistazo al artículo Impactar en una entrevista de trabajo para descubrir todos los trucos para enfrentarte de forma efectiva a una entrevista de selección.

Marca personal

Hoy en día, nos encontramos que existe un limitado número de ofertas visibles en comparación con el número de candidatos que se postulan. Estamos rodeados de muchos perfiles muy bien cualificados, por eso, tener una carrera, máster o un alto nivel de inglés, ya no es diferenciador y tenemos que ir más allá. Debemos mostrar a las empresas quiénes somos, qué conocimientos y habilidades tenemos y, qué somos capaces de hacer y cómo lo hacemos. Tenemos que hacer mucho trabajo de autoconocimiento para saber cuál es nuestro valor diferenciar por el que nos tienen que contratar.

Por último, no solo basta con saberlo, sino que tenemos que comunicarlo a través de un buen networking, utilizando plataformas y recursos profesionales para que las empresas vean de lo que somos capaces y nuestro perfil pueda destacar entre otros. Tienes que crear una buena red de contactos, ver qué hace tu competencia y acercarte a las empresas de tu interés y a los técnicos de selección.

Uno de los aspectos que más se tiene en cuenta en la actualidad es estar en continua formación, así como la capacidad de adaptarte a los nuevos entornos y recursos, sobre todo digitales que van integrándose en nuestro modelo de vida.

Recuerda que desde el Club Alumni Nebrija, te brindamos apoyo personalizado en la búsqueda de empleo a través del programa de desarrollo del perfil profesional y las consultorías de asesoramiento. Pide más información a [email protected]

¡Nos vemos en el siguiente artículo!

Autora:  Sonia Mediavilla Martín. Club Alumni Nebrija

Los comentarios están cerrados.