Manolo Caro desvela que su próxima serie de Netflix abordará la polémica de la gestación subrogada

Manolo Caro desvela que su próxima serie abordará la polémica de la gestación subrogada

La gestación subrogada es el tema central de la nueva serie de Manolo Caro para Netflix. “Se trata de un tema delicado, que abrirá mucho el debate”, admitió el director de La Casa de las Flores. El cineasta participó en las I Jornadas de series de ficción Espóiler Nebrija, organizadas por la Facultad de Comunicación y Artes de la Universidad Nebrija.

Titulada Sagrada Familia, está protagonizada por Najwa Nimri y Alba Flores, que vuelven a compartir reparto tras Vis a Vis y La Casa de Papel. Manolo Caro no precisó la fecha de estreno de la que será su primera producción íntegramente española.

El productor, director y guionista mexicano admitió que Sagrada Familia es el proyecto del que se siente más orgulloso y confesó que la idea surgió de una reunión con amigos de la infancia. “Uno de mis amigos tuvo un hijo por vientre subrogado. No voy a “espoilear” la serie, pero allí empezó una discusión sobre hasta dónde hay legalidad y negocio”. Al hacer el visionado, en el propio equipo que ha hecho la serie “hay posturas a favor y en contra de lo que hacen los personajes principales”, advirtió. “Yo tengo muy clara mi postura, pero he decidido dirigirla sin ponerme a favor o en contra”.

La buena relación entre Manolo Caro y Najwa Nimri

Caro aseguró que los espectadores se sorprenderán con las protagonistas, por encontrárselas en un papel “poco convencional” en sus carreras. “Ver a Najwa Nimri paseando por el parque, sin correr y sin pistolas, se sale del patrón. Ha hecho un trabajo increíble”.

Tras haber convertido en su musa a la actriz mexicana Cecilia Suárez (“me apetece escribirle todos los papeles”) en la popular La Casa de las Flores, el director aseguró haber conectado también con Nimri en este trabajo. “Nos conocíamos poco, pero en el set me quedé enamorado de ella. Conectamos desde una estética muy profunda y lo hemos pasado increíble. Yo necesito conectar con los actores y tener algo de qué hablar con ellos”, admitió.

La polémica con Verónica Castro

Autor de otros títulos como la serie Érase una vez… pero ya no (con Sebastián Yatra y Rossy de Palma) o los largometrajes Perfectos desconocidos o No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, la obra audiovisual de Caro responde a un universo propio. De estética pop, con bandas sonoras que son casi editoriales y mucha tragicomedia, el autor asegura que lo principal de la creación en la industria audiovisual radica en la autenticidad, y “en ser sincero y honesto” con uno mismo. “Sagrada Familia es cotidiana, pasa en un parque, pero también tiene un universo. Me gusta sacar a la gente de sus realidades”, explicó.

Manolo Caro también aludió a la polémica con Verónica Castro, la gran dama de las telenovelas mexicanas que, tras diez años retirada, accedió a protagonizar La Casa de las Flores. “El trabajo fue maravilloso. Pero luego hubo muchos dimes y diretes en la prensa”, admitió. La actriz firmó por la primera temporada y, cuando estaba escrita la segunda, se echó atrás en el último momento, explicó el director. “Teníamos fecha de arranque de rodaje y poco tiempo para reestructurar. Yo respeto la decisión de Verónica, no sus tiempos, porque no puedes creer que puedes mover el trabajo de 200 personas. Y fue lo único que me dolió. Después de renunciar tuvimos un año y medio de relación, pero al final la prensa insistió tanto en que había conflicto entre nosotros, que nos lo creímos”.

Consejos de una actriz para directores

Otros profesionales de peso en el mundo de las series, como Ángela Cremonte, también participaron en Espóiler Nebrija. Ante alumnos del Máster en Dirección y Realización de Series de Ficción, la actriz y escritora les aconsejó que, antes de ejercer como directores, intenten entrar en contacto con la formación actoral, para comprender a los eventuales intérpretes con los que trabajen. “Tenéis que ver al actor como persona que trabaja con emociones, altamente sensible, que va a poner el corazón en vuestro proyecto si cree en él”, les dijo. Por ello les aconsejó que trabajen su liderazgo como directores intentando crear una relación íntima que permita al actor tener su espacio creativo.

La intérprete de títulos como Las chicas del cable, Mentiras o Feria admitió que es habitual deshumanizar la figura del actor, incluso entre los propios compañeros de profesión. “Olvidaos de lo que veis en Instagram. Los actores, salvo que seamos protagonistas, que eso son tres o cuatro, somos bastante muertos de hambre. Cada vez trabajamos menos y se paga fatal. Ha llegado Netflix a España y no llegamos a fin de mes, aunque luego salgamos haciendo promoción en Instagram”.

El acoso a Daniel Retuerta, Roque en El Internado

Por su parte, el actor y guionista Daniel Retuerta relató la experiencia de acoso que vive en las redes desde hace doce años. Intérprete de Roque en El Internado, explicó que recibe insultos una media de tres veces a la semana por el papel que interpretó en la serie y lamentó el poco margen de actuación que tiene al respecto. “¿Cuántos tenemos que acabar como Verónica Forqué para que aprenda la gente que no está hablando con robots?”, se preguntó.

En Espóiler Nebrija también participaron otras figuras como David Orea, del departamento de Desarrollo en Bambú Producciones. El guionista de Malasaña 32 o El verano que vivimos aconsejó a los alumnos que aprovechen su experiencia personal, la imaginación y la observación de lo que les pasa a otros como herramientas a la hora de escribir guiones o adaptarlos.

Víctor Sala, co-creador de Serielizados Fest, explicó que, desde la fundación de este festival en 2013, el panorama ha cambiado de manera destacada. “La ficción nacional ha crecido mucho en importancia. Cada vez tiene más apego y conexión con los espectadores y es casi lo que nos hace llenar las salas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *