Libro Transición energética. Civitas

Un libro apela a la participación ciudadana en la transición energética

La transición energética hacia fuentes renovables vive ahora su momento. Supone el 13 % de la generación mundial de energía y desde 2020 las energías renovables han representado más de la mitad del aumento de la generación mundial de energía, según datos del Foro Económico Mundial. “No obstante, la transición energética no es solo un momento histórico, supone una transformación del modelo espacial porque las energías renovables se despliegan en la ciudad y el territorio, en nuestras cubiertas y en las plantas solares fotovoltaicas de nuestros pueblos”, explicó la investigadora Alexandra Delgado, editora, junto a Joaquín Farinós y Roberto Álvarez, del libro Transición energética y construcción social del territorio ante el reto del cambio climático y el nuevo marco geopolítico (Editorial Civitas), que la Politécnica Nebrija presentó junto a los autores en el Campus de Madrid-Princesa.

El volumen, “una memoria de nuestro tiempo y una imaginación de un futuro en el que la sociedad puede tener un papel clave en las transformaciones de su territorio en materia de energía”, consta de doce capítulos que afrontan el reto del cambio climático, “un problema presente, pero con una métrica en aumento en el futuro si no transformamos nuestro modelo de desarrollo”.

Variante social

Según Alexandra Delgado, investigadora principal del Grupo de Investigación Nebrija en La Arquitectura y el Urbanismo ante las Transformaciones Sociales, Económicas y Territoriales (At-the-oUTSET), los expertos del volumen se han  puesto “manos a la obra” con los procesos y problemáticas de la transición hacia energías renovables (solar, eólica y geotérmica) “aunque sin descuidar la idea de que la energía que menos contamina es la que no se consume”.

La transición energética con una “fuerte” componente económica y ambiental, descuida, de acuerdo con los editores, la variante social. “Necesitamos una construcción social del territorio para que el papel de los vecinos, de los paisanos, de la sociedad forme parte de la toma de decisiones de esta gran transformación que estamos viviendo a ojos vista. Esta transición debe ser efectiva, justa, pero también democrática, con la participación de la sociedad, ya que supone una transformación del entorno, del espacio de nuestra vida”, opinó Alexandra Delgado.

La publicación, que “busca mostrar que la ciudadanía puede y debe convertirse en un agente activo y no meramente en un receptor”, incluye reflexiones, experiencias y estudios de casos concretos de diferentes lugares del mundo.

“No dejar a nadie atrás”

En el encuentro en la Universidad Nebrija, Joaquín Farinós, catedrático de Análisis Geográfico Regional del Departamento de Geografía de la Universitat de València, habló de ese momento de transición energética trastocado por un contexto internacional “que empieza a orbitar de forma complicada y que dificulta salir del modelo actual”. En la discusión de esta temática “poliédrica e incierta”, en este “ingente” cambio de paradigma, Farinós puso el acento en la sostenibilidad, la aceptación social de los cambios “para no dejar a nadie atrás”, una política territorial y urbana “que no reproduzca modelos de especulación del suelo”, la gobernanza y la democracia “para que todos seamos dueños de nuestro futuro”.

Como sus dos colegas, Roberto Álvarez Fernández, director de la Escuela de Ingeniería Industrial e investigador en movilidad sostenible de la Universidad Nebrija, cree que estamos ante un libro “comprometido” que aboga por el cambio hacia las energías renovables en una transición “coherente que abarque todo y no deje a nadie fuera”. El control de cómo “invaden” las infraestructuras de las renovables el territorio es, para el profesor de Nebrija, una de las claves de debate.

El foco en los habitantes

En definitiva, según los tres editores, “resulta necesario poner el foco en el papel de los habitantes de la localidad y en la responsabilidad de las comunidades locales sobre el espacio en el que se desarrolla su vida a la hora de poder recorrer el camino que lleva desde las energías contaminantes a las energías limpias y a la descarbonización. El objetivo es que se logre hacer esta transición no solo de la forma más efectiva sino también del modo más justo y democrático, sin dejar a nadie atrás en esta transición”.

La presentación del libro contó también con las palabras de bienvenida de Álvaro Bustinduy, vicerrector de Investigación de la Universidad Nebrija, y Juan Carlos Arroyo, director de la Politécnica Nebrija.