Otras caperucitas rojas, otras mujeres, otras miradas

El profesor David Cortés y la artista Pilar del Puerto Hernández protagonizaron el último acto de las II Jornadas Mujeres para quitarse el sombrero, que, con motivo de la Semana de la Mujer, organizaron el Instituto Nebrija de Competencias Profesionales (INCP), la Escuela Politécnica Superior, las facultades, la Biblioteca Nebrija y Global Campus Nebrija. La sesión presentada por Pablo Álvarez de Toledo, director del Departamento de Artes de la Universidad Nebrija, tuvo continuas referencias a la exposición De la Divina a la Humana: Thesmoforias que hasta el 22 de marzo puede verse en el Campus Madrid-Princesa, en las escaleras del Rectorado, con obras de Kika Beneyto, Alba Soto, Lucía Loren, Sara Quintero y Amelia Meléndez

David Cortés se adentró en la visión de la artista Kiki Smith (Estados Unidos, 1954) de los cuentos folclóricos y en especial de Caperucita Roja. En contraste con las ilustraciones de Gustave Doré y Walter Crane, del movimiento Arts and Crafts, ilustradores del siglo XIX, las imágenes de Kiki Smith muestran la complicidad de la niña y el lobo “alejándose por escapar de un orden patriarcal”. Así se puede reflejar en su instalación Banda de chicas y manadas de lobos (1999), donde los personajes caminan juntos en la misma dirección, en un libro de artista de estilo acordeón (2002), en la litografía Companions (2001) o en el aguafuerte Friend (2008). Incluso David Cortés mostró dos imágenes en las que se produce una simbiosis entre el animal y la joven: Chica lobo e Hija.

El profesor de Teoría e Historia del Arte de la Facultad de Artes y Comunicación de la Universidad Nebrija confesó que desde que se dedica a la docencia “intento siempre compensar la escandalosa omisión de mujeres en la historia del arte”. Esta opinión también responde a uno de los ejes vertebrales de la obra de la artista Pilar del Puerto Hernández González, Artista en Residencia 2020 de la Universidad Nebrija y que amadrinó la reciente exposición colectiva @somossurco, en CRUCE Arte y Pensamiento, en Madrid.

Además de comentar esta obra también desplegada por Zoila Oliva Fernández Paulino, Hugo Prieto, Gustavo Ruiz López y Suyi Yuan, Pilar del Puerto Hernández revisó el concepto de mujer en el arte desde una perspectiva crítica y documentada. Por su recorrido de palabra e imagen aparecieron referencias a Simone de Beauvoir; Diane Torr y sus talleres, donde pretende “perfomativizar el género para que las mujeres que han sido educadas como mujeres observen la cantidad de veces que se muestran culpables”; Teresa de Lauretis y sus tecnologías de género; las fotografías de imágenes superpuestas de estrellas de cine de los años 50, de Nancy Burson; las propuestas sobre el vello facial de Ana Mendieta; las modelos utilizadas como “pinceles humanos” por Yves Klein; y, en general, todo un catálogo de autores y obras y de divisiones del trabajo donde “el término `genio´ (activo) se destina a los hombres y el de `musa´(pasivo), a las mujeres».

Imagen: Kiki Smith. Gang of girls and pack of wolves, 1999

Los comentarios están cerrados.