Alicia Framis: «El arte nos ayuda a construir una sociedad mejor»

La artista Alicia Framis pasea por nuestro Campus de Princesa con la misma naturalidad con la que transita por las distintas disciplinas del arte. Nacida en Barcelona, la arquitectura, el diseño, moda o el “performance” forman parte de su obra, desarrollada en su mayor parte entre España y Holanda. Una obra en la que el compromiso social con temas como la igualdad de género o la lucha contra el racismo han estado siempre presentes.

El pretexto para esta entrevista es el programa “Artista del año”, desarrollado por segunda vez desde el departamento de arte de la Facultad de Comunicación y Artes. La conferencia de hoy será solo el inicio de una serie de talleres que realizarán nuestros alumnos de los Grados en Bellas Artes, Diseño de Moda, Diseño Digital y Artes Escénicas. En todas las sesiones estará Alicia Framis como profesora y asesora para que los estudiantes “vivan una experiencia lo más cercana posible a lo que es ser un artista”, declara. El culmen tendrá lugar en la prestigiosa galería Juana de Aizpuru, donde las obras de los estudiantes se expondrán el próximo 30 de mayo.

P: ¿Qué es el arte para usted?

R: Para mí, el arte es vida, es un artificio que nos ayuda a entender el mundo en que vives. Creo que el arte es fundamental en los tiempos que corren y nos ayuda a construir una sociedad mejor de la que vivimos actualmente.

P: Habla de mejorar la sociedad actual a través del arte, pero ¿Cómo exactamente puede transformarla?

R: En primer lugar, el arte es una manera de transmitir información, nos ayuda a empatizar con el otro y a la vez nos muestra otras maneras de vivir. Por ejemplo, durante los últimos años la fotografía ha sido clave para conocer la realidad de algunas regiones subdesarrolladas del continente africano. Gracias a esto, ahora la sociedad tiene una mayor sensibilidad por estos lugares y por el mundo en que vivimos.

P: ¿Puede ser el arte un punto de encuentro entre personas con ideologías opuestas?

R: Claro que sí. Ahora más que nunca los artistas trabajamos con marcas o partidos políticos. El arte, ojo no confundir con la propaganda, es una excelente manera de llegar a la conciencia del ciudadano.

P: ¿Dónde está la línea que separa lo que es propaganda y lo que es arte?

R: Creo que la principal diferencia es que la propaganda quiere mandar un mensaje claro, sin aristas. Su objetivo es el de que tú entiendas ese mensaje y seas un mero espectador. En cambio, una obra de arte puede tener varias interpretaciones según la persona que lo mire y su meta principal es la de hacer visible lo invisible.

P: ¿Un artista nace o se hace?

R: Para esta pregunta voy a aludir a Albert Einstein y su afirmación que decía que “el genio se hace con un 1% de talento y un 99% de trabajo”. Eso se puede aplicar perfectamente en un artista. Dicho esto, también existen otros factores determinantes además del trabajo. Uno de ellos es que el entorno en que vives comprenda que quieras ser artista. En mi caso tuve mucha suerte ya que mi padre compartía mi pasión por el arte, pero hay muchos casos en los que no es así.

P: ¿Qué consejos les da a los estudiantes que le hubiera gustado recibir daba sus primeros pasos como artista?

El consejo que les doy es que si quieren ser artistas tienen que dar el 100% de ellos mismos. Si van a dar el 70 o el 80, mejor que ni lo intenten. Ser artista es una de las profesiones más difíciles del mundo, hay que trabajar duro durante muchos años, en los que es probable que se pasen penurias, pero luego tiene una gran recompensa.

P: ¿Qué objetivo persiguen los talleres que va a realizar con los alumnos de Nebrija? ¿Ha pensado ya algún tema para la exposición que realizarán los estudiantes en la exposición Juana de Aizpuru?  

R: Hay que buscar un tema en común, de fondo y que interese a los alumnos. Mi objetivo es que vivan una experiencia lo más real posible a la que tendrían si fueran ya artistas. Además, considero que más que nunca el artista actual no puede sobrevivir solo, necesita hacer amigos. Por ello, en todos los talleres trato de generar mucha comunicación y crear lazos de amistad en los grupos a quienes se los imparto.

P: ¿Ni aun siendo muy bueno puede subsistir un artista por sí mismo?

R: En mi opinión, eso es una visión muy romántica del artista. Es cierto que durante muchos años fue así con ejemplos tan claros como el de Vincent Van Gogh, pero actualmente estar comunicado y visible es lo que te ayuda a subsistir.

P: Por último, ¿cree que en países como España no se fomenta los estudios en Bellas Artes o de contenido más artístico por temor a una baja empleabilidad?

R: Creo que eso pasa en España y en muchos otros países. Es cierto que muy poca gente vive del arte, pero para mí no hay nada peor que un niño infeliz. Si alguien quiere ser artista mi recomendación es que vaya a por ello. A pesar de la precariedad y la poca ayuda social que ha recibido el sector durante mucho tiempo, tenemos la suerte de ser un país en el que hay muy buenos artistas.

Pablo M. Dorado / Fotos: Zaida del Río

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *