Rally CERT Madrid 2018: “Perfección y Orgullo”

Última estación de la temporada 2018 del Campeonato de España de Rallyes de tierra. Los alrededores de Villanueva del Pardillo (Madrid) sirven como escenario para diversas luchas en las cuales los mitos volvieron a llevarse el gato al agua al tiempo que jóvenes promesas daban un buen golpe sobre la clasificación general, clamando por un futuro que les brinde grandes recompensas a sus destacados talentos. Notables argumentos tienen para ello, repasemos lo acontecido en ese último asalto disputado en la capital. (Click en título para más) 

Las lluvias caídas a lo largo de la última semana de noviembre sobre los alrededores de Madrid prepararon un terreno muy hostil para la contienda que tendría lugar en el siguiente fin de semana. Las ligeras variaciones en el recorrido a seguir no consiguieron minimizar el riesgo constante que nace de un recorrido de 9 pasadas cronometradas cubiertas de barro que, a su vez, serían el patíbulo de muchos aspirantes a un sueño que nunca se hizo realidad. 74 nombres abrieron la carrera y 31 de ellos se vieron obligados a retirarse antes de cruzar la meta por diversos problemas mecánicos. A pesar de todo, el recrudecimiento de los obstáculos a superar no fue suficiente amenaza para un X.Pons que sellaría su 6º victoria absoluta del año tras una nueva e inconmensurable demostración de su archiconocido dominio. J.Basols, a pesar de llevarse el 1º scratch en juego del Rally, no pudo zafarse del acoso incesante del tetracampeón nacional de Rallyes de tierra y 4º en varias pruebas mundiales de la máxima división (WRC). El piloto de MRW perdería incluso las opciones de podio tras una sanción de varios minutos por saltarse parte del recorrido a seguir. Con todo ello, 3º posición final (3 “Top 3” incluidos) en el Campeonato Nacional, quedándose a 3 puntos de un J.Pardo que salvaría la 7º plaza en la prueba madrileña tras sobrevivir a problemas en el turbo de su Suzuki Swift R. El Skoda Fabia R5 de Pons ganaba ventaja al tiempo que el resto de la cabeza iba tomando su forma final, siendo el Ford Fiesta R5 de Gorka Eizmendi (ganador en Navarra) el aspirante capaz de ascender al 2º cajón de un podio que completaría el joven E.Llarena, ganador de su categoría (N5) y mejor piloto Júnior de la prueba, ampliando condecoraciones en su 2º participación del año sobre tierra tras su notable 4º plaza en la última prueba del certamen de asfalto. El cupo de sonrisas lo terminarían de llenar pilotos como Jan Solans (ganador y campeón del título R2 tras la caída prematura de A.Iriondo), Rodolfo Suárez (trofeo grupo N y producción), Juan Carlos Quintana (victoria y corona en la Mitsubishi Evo Cup) y Kevin Guerra, ganador tanto de la prueba madrileña como del galardón general en la Copa Kobe Motor que amparaba al evento tratado, una prueba de fuego que pilotos de la talla de S.Vallejo o A.Monarri, entre otros, no pudieron superar.

La perfección de Pons, difícilmente alcanzable (Majadahonda Magazin)

Más allá del sobresaliente triunfo de uno de los más ilustres representantes de un Skoda Fabia R5 que se ha hecho indiscutiblemente popular en múltiples rincones del mundo, nos topamos con un bello desfile de bólidos de diversas épocas y categorías sucedido por…¡Nuestra Universidad!. En efecto, la Nebrija volvió a hacer acto de presencia en una competición nacional con un representante de lujo que, aun afrontando por 1º vez un evento de estas características, no dejaría indiferente a nadie tras colarse en el podio de la Copa Deyscom de Producción. Jesús Martín, con María Ventura debutando en tierra como copiloto tras su paso por el asfalto, recogería buenos frutos de un comportamiento seguro y eficaz en pista que permitiría al tándem mencionado alzarse con la 3º posición en este cierre de la monomarca BMW e36 Compact 316i, cruzando la meta únicamente por detrás de los líderes de la categoría. Las declaraciones tras llegar a la cima en la prueba madrileña fueron:

¿El debut soñado? (Majadahonda Magazin)

“Mi compi María Ventura y yo hemos disfrutado muchísimo, era nuestra primera vez en tierra y la verdad que ha sido muy emocionante, hemos ido a pasarlo bien, fuimos penalizados por ayudar a un compañero de la copa, pero da igual, lo importante es echar una mano y después de una salida en el tramo A en la última pasada hemos conseguido el tercer puesto de la copa Desycom Sport y, en la clasificación global, la posición 32 que, para nuestro primer rally, está muy pero que muy bien”. 

María añadiría:

“La primera toma de contacto ha sido muy fuerte, luego hemos aflojado porque iba mal el trapecio y seguidamente, ya bien seguros, a acabar y disfrutar”

Si ellos han conseguido disfrutar tanto como nosotros al verlos codearse con las posiciones más altas, entonces perfecto colofón a un nuevo fin de semana para el recuerdo. La guinda del pastel la colocaron anunciando nuevas batallas en la próxima temporada 2019, una sesión en la que valdrá la pena enviar un incesante ánimo a una pareja llamada a superar muchas fronteras en el mundo de la competición que siempre admiramos de una manera especial. Formar parte de él es un sueño por el cual son necesarias la paciencia, el sacrificio y el trabajo constante para ir superando metas previas al objetivo final, un estado en el que Jesús y María son excelentes ejemplos de la importancia de estos valores a la vez que constituyen una fantástica fuente de motivación para el resto de alumnos que, hoy, pueden servirse de esta historia para coger más fuerza y lanzarse también a abrazar sus sueños, a traerlos a una realidad que depende directamente de nosotros. Por ello, ¡Intentémoslo hasta el final!

Unos primeros pasos dignos de orgullo (Majadahonda Magazin)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *