Mclaren y PLD Space: “Innovar en lo Desconocido”

La Semana de la Ingeniería alcanzó su culmen con una sorprendente y motivadora conferencia acerca de las creaciones de vanguardia en los sectores del automóvil y aeroespacial, vertientes en las cuales los maestros de ceremonia venidos de Mclaren y PLD Space compartieron las lineas de desarrollo de sus respectivas compañías al tiempo que animaban a todos los estudiantes a seguir una serie de pautas que, atendiendo a las trayectorias consolidadas de diversas personalidades ingenieriles, conducen a la profunda explotación de sus pasiones e ingenios. Repasemos estas perspectivas. (Click en título para más) 

Guillermo Martínez – PLD Space: “Lo inconcebible, sin prejuicios”

El contacto con el entorno nos conduce rápidamente a decorar cualquier cohete con el inconfundible vinilo de la NASA y, sin embargo, a nuestros oídos llega la increíble historia de una compañía 100% española que, alimentada con la ilusión de medio centenar de visionarios, trabaja sin cesar para colocar frente a nosotros conceptos nunca antes vistos en un ámbito de la ingeniería en el cual derriban prejuicios históricos en la búsqueda de la innovación, en el alcance de lo inconcebible.

Guillermo Martínez, ingeniero técnico aeroespacial dedicado al diseño en PLD Space, partía hablando de la idea básica que, desde un principio, se aferró a su mente como ninguna otra, la resolución de problemas nunca antes atendidos. Dicha base ayuda a crecer a un organismo orientado a la invención de microlanzadores y otras máquinas que, al mismo tiempo, puedan ser reutilizables, facilitando la consecución de la colosal idea de los viajes espaciales. La financiación privada les brindó gran independencia a la hora de actuar mientras se apresuraba la necesidad de resultados palpables que, atendiendo al proceso de crecimiento de los proyectos “Miura 1” (1 motor) y “Miura 5” (5 motores al inicio y casi 4 toneladas de empuje (medio millón de caballos)), se aborda con gran organización y dedicación. La 1º de estas creaciones busca dar con un lanzador suborbital de 12 metros de longitud que posibilite varios minutos de microgravedad (hasta alcanzar los 150 km de altura) sucedidos de una correcta recuperación tras amerizar con la ayuda de un paracaídas. A su vez, el 2º Miura duplica el largo mencionado para emprender la misión de colocar en órbita satélites destinados a un amplio abanico de fines. Una vez se hacen con un banco de ensayos en 2015 y comienzan con el desarrollo de sus propios motores, los siguientes pasos conducen a las primeras pruebas de dichos sistemas en 2019 y 2021, respectivamente.

Guillermo explicó también cómo se organizan estas decenas de mentes dentro del peculiar puzzle de PLD Space, un entramado en el cual su labor en el diseño requiere conocimiento y comunicación constantes con el resto de integrantes que llevarán a la realidad lo acontecido en la pantalla, buscando el máximo rendimiento al tiempo que los costes de material (alrededor de 30000 €/kg) quedan minimizados.

Sin duda, bien plasmado quedó el énfasis en una ilusión que guíe a cada persona a superar cualquier tipo de barreras en su evolución dentro de la ingeniería, una vertiente en la cual los avances en equipo se sitúan a la orden del día.

Alejandro Batán – Mclaren: “La vida se mide en logros, no solo en años”

Así comenzaba su turno Álex, evocando una de las antológicas citas que Bruce Mclaren (Subcampeón F1 con 4 victorias en el Gran Circo y creador de la mítica firma británica) lanzó al mundo, un planeta donde únicamente un sector muy distinguido del conjunto de sus habitantes es capaz de acceder a la tecnología puntera que esta compañía desarrolla para las mejores experiencias de conducción en el día a día. Ni que decir tiene que cada uno de los modelos que abandonan el Mclaren Technology Centre de Woking nacen en un entorno recatado e impoluto en el cual más de 2500 empleados son capaces de dar forma con la mayor precisión a 20 unidades diarias cuyo precio se engloba dentro del marco de Sports Series (aprox. 200000€ , sin contar las “Special Operations” para la personalización única de cada vehículo), Super Series (aprox. 500000 €) o Ultimate Series (obras de arte a partir de 750000 €).

Cabe destacar la importancia insuperable que adquiere el cliente dentro de la mentalidad de cada uno de los trabajadores de Mclaren, destinatarios a los cuales ofrecer siempre la última tendencia que, por supuesto, llegue a sus manos antes que las alternativas de sus homólogos en el sector. De nuevo, pudimos encontrarnos ante un ingeniero técnico aeronáutico dedicado en cuerpo y alma a la ampliación de horizontes que, al fin y al cabo, han terminado por conducirlo a un puesto laboral en una de las firmas más codiciadas en el mundo del automóvil. Con todo ello, una historia que ahora mismo lo relaciona con la dirección de un equipo de diseño destinado al chasis de cada creación tuvo un inicio mucho más cercano, un comienzo en proyectos como Formula SAE y MotoStudent (presentes y en pleno desarrollo dentro de la Universidad Nebrija) que lo ayudó a interiorizar cualidades esenciales para desempeñar el mejor trabajo en equipo con la plena satisfacción de sus ilusiones. El conocimiento teórico es siempre indispensable y, sin embargo, éste debería venir acompañado de diversas oportunidades para aplicarlo en el mundo real, caminos en los cuales discurren  con notable experiencia estos últimos proyectos mencionados.

La historia personal de Alejandro implicó un aprendizaje ligado al crecimiento a través de nuevos estilos de vida, superándose y descubriéndose a sí mismo a lo largo de una serie de años en los cuales, tras abandonar la etapa universitaria que muchos compartimos, dejó su sello en nombres como Prodrive, Aston Martin, Jaguar y, hoy por hoy, en una compañía Mclaren que anuncia una veintena de novedades sobre ruedas hasta 2025, dando la progresiva bienvenida a términos como hibridación y electricidad.

Obviamente llegas por los coches y te quedas por la ingeniería“, dijo nuestro protagonista mientras alentaba a los estudiantes a perseverar en un trabajo que, sin duda, encierra un esfuerzo de dimensiones incalculables detrás de cada magnífico resultado. Valores como el conocimiento, actitud, esfuerzo, integridad, relaciones humanas, ambición (respetando a las demás personas), personalidad, humildad y valentía necesitan penetrar en el interior de los potenciales ingenieros que, con ilusión, exploten los dones inherentes que siempre llevarán consigo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *