Recordamos la Semana de la Comunicación y Artes 2018-19 de nuestra Facultad [Vídeos].

En la Semana de la Comunicación y las Artes de la Facultad de Comunicación y Artes de la Universidad Nebrija vivimos grandes momentos que hoy recordamos en estos vídeos realizados por el alumno Andy Tavárez.  Esta semana es una oportunidad para poner en práctica, una vez más, la metodelogía Learning by doing. Los alumnos, participando en la organizaciónen estos eventos ponen a prueba todas las competencias que adquieren en la Facultad. Además, es una extraordinaria ocasión para conocer e inspirarse con profesionales referentes en su sector y extender su red de contactos.  Roberto Leal, Nieves Álvarez, Ana Pastor, Carlos Franganillo o Iñaki Gabilondo, fueron algunos de nuestros invitados.

Semana de la Comunicación y las Artes 2019: Primera jornada

El primer día de la Semana de la Comunicación y las Artes estuvo inaugurado por una performance y un desfile del grado de Moda, la visita de Roberto Leal y la presentación del Festival ADN.

Semana de la Comunicación y las Artes 2019: Segunda jornada

Nieves Álvarez, Jesús María Montes y Katy Mikhailova visitaron la Facultad de Comunicación y presentaron sus últimos trabajos.

Semana de la Comunicación y las Artes 2019: Tercera jornada

Elena Alti presentó “Cuánto: Más allá del dinero” y Adrián Casado, alumni de Nebrija, realizó un coloquio sobre “Héroes Anónimos”, su documental en Tanzania.

Semana de la Comunicación y las Artes 2019: X Edición de NIPHO

El cuatro día de la Semana de la Comunicación y las Artes tuvo como protagonista la X Edición del concurso periodístico NIPHO. El acto tuvo como arranque un desayuno de prensa que contó con la estimable presencia de Iñaki Gabilondo, Carlos Franganillo y Lorena Baeza así como representantes de Cicloplast.

Programa de la Semana de la Comunicación y las Artes 2019: ¡No te pierdas nada!

Programa de la Semana de la Comunicación y las Artes 2019: ¡No te pierdas nada!

Lunes 25 febrero

  • 10:00 – 20:00 h. Maratón de Radio
  • 11:20 h. Performance de los alumnos del Departamento de Arte (Patio Princesa)
  • 11:30 h. Inauguración de la Semana de la Comunicación y las Artes (Salón de Actos): Marta Perlado y Roberto Leal
  • 14:00 h. Presentación Festival AdN (Patio Princesa)

Martes 26 febrero

  • 9:00 h. Foro de empleo (Aula PR8 y Media Lab)
  • 10:00 h. Presentación del proyecto Movimiento sin Piedad. Katy Mikhailova (Salón de Actos)
  • 12:00 h. Flashmoda (TVE). Encuentro con Nieves Álvarez y Jesús María Montes Fernández (Salón de Actos)

Miércoles 27 febrero

  • 10:00 h. Conferencia Cuánto: más allá del dinero Elena Alti (Salón de Actos)
  • 12:00 h. Inauguración de la exposición fotográfica “Born to learn”. Adrián Casado

Jueves 28 de febrero

Premios Nipho X Edición

  • 10:00 h. Recepción de los invitados (Salón de Actos)
  • 10:30 h. Celebración de la X Edición de los Premios NIPHO: Iñaki Gabilondo, Lorena Baeza y Carlos Franganillo . *Asistencia por invitación

Viernes 1 de marzo

  • 12:00 h. Clausura de la Semana de la Comunicación y las Artes: Ana Pastor (Salón de Actos)

 

Lugar:

Campus Madrid-Princesa. Sta. Cruz de Marcenado, 27

Descárgate aquí el programa

¡Ya está aquí nuestra felicitación de Navidad! El cortometraje ¡Ay, Pepe!

¡Ay, Pepe! es un cortometraje realizado por los alumnos del Laboratorio audiovisual del Club Nebrija MediaLab para felicitaros las fiestas y desearos un feliz 2019.

La Navidad es un tiempo de reencuentro con la ilusión, un tiempo en el que revivimos momentos de la infancia y el niño que llevamos dentro despierta de nuevo. Esperamos que os guste y que vivais esta Navidad como esos niños que viven en vosotros…

¿De verdad quieres dejar de ser un niño?”

Discurso en el Acto de Graduación 2018 de la Universidad Nebrija del Dr. D. Nicolás Grijalba de la Calle

El pasado 15 de junio tuvo lugar el Acto de Graduación de los alumnos de Grado de la Universidad Nebrija en el Campus de la Berzosa.

El profesor de la Facultad de Comunicación y Artes, Dr. D. Nicolás Grijalba fue responsable del discurso representativo del claustro docente, que a continuación reproducimos:

Graduación Nebrija“Rector magnífico, autoridades académicas, miembros del patronato y del consejo rector, Madrina, profesores, graduados, familias,

Me ha tocado a mí, pobre infelice, armar un discurso de despedida, también de agradecimiento, en nombre de todo el claustro docente de la Universidad Nebrija. La tarea no es sencilla, pues se espera de mí ecuanimidad, palabras inteligentes, ser menos pesado que el plomo y hasta ejercer de perfecto guionista para que brote de vuestro ojo derecho una tímida lágrima post-digital.

Prometo que para hacerlo no he revisado el discurso de Steve Jobs, tampoco el de Steven Spielberg; me bastaron las canciones de Los Ramones y algún que otro bolero como banda sonora.

En fin…

Queridos alumnos, todavía sois alumnos… Sois jóvenes, hermosos, millennials con bandas de colores esperando a la noche para bailar al ritmo frenético de Maluma, pero sois, ante todo, universitarios, gente preparada, cultos… unos privilegiados.
Hace un tiempo, en este mismo lugar, con unos cuantos grados de más, me tocó dirigirme como recién licenciado de Periodismo a mis compañeros. Es caprichosa la vida; ahora estoy aquí, en calidad de docente, dirigiéndome a vosotros. Arropado por mis primeras canas, con cientos de exámenes corregidos a mis espaldas, más forofo aún si cabe del salmorejo cordobés que entonces, constato que, si algo he aprendido estos años, es que todo aquello que parecía inmutable, sí, definitivamente, se ha transformado.
En este escenario de cambios, entonces, como si utilizásemos todos los filtros de Instagram a la vez, las referencias van y vienen, los iconos se rompen y los pensamientos se corrompen, pero quiero creer, y así lo hago, que hay una idea, una sola, que más que desvanecerse con los nuevos tiempos, se crece ante las adversidades de este milenio: “únicamente por la educación el hombre puede ser hombre”.

Yo sé que vuestra juventud ahora es un valor en alza. Vuestra in(sana) costumbre de adaptaros a las modas y tendencias os convierten en el blanco perfecto para las apetencias del mercado; asimiláis mejor que nadie los rápidos mensajes en 140 caracteres, las series de Netflix y la HBO se modelan al ritmo de vuestros gustos; os etiquetan de muchas maneras, que si la generación hiperconectada, que si sois emprendedores y flexibles, poliamorosos y tolerantes, nativos digitales, que una encuesta dice que vuestro Emoji favorito es la berenjena…
Que no os engañen; vuestra juventud vale ahora, y me pongo pedante, por algo que con vuestra edad dejó escrito mi admirado Walter Benjamin, “ser conscientes [vosotros mismos] de que sois un futuro factor cultural de la humanidad”.


Abogados, enfermeros, actrices, ingenieros, educadores, publicitarias… ¿veis cómo ha cambiado el mundo a vuestro alrededor? Este mundo es el vuestro; dialogar con él.
Del Tuenti al Tinder; de Maastricht al Brexit; del Ebay al Wallapop; de Obama a Trump; de Juan Carlos a Felipe; del euro al bitcoin; de Berzosa a Princesa… y de Putin a… Putin.
Vale, aceptemos que hay cosas perdurables. Pero ni los mismísimos guionistas de ‘Narcos’ o de ‘The Walking Dead’ hubiesen creído que comenzasteis los exámenes en la era Rajoy y los acabasteis en plena etapa Sánchez. ¡Eso sí que es un punto de giro en la trama!

Por todo esto, y por lo que tiene que venir, el único asidero sensato que debéis de mimar es el de vuestra educación, vuestra formación, vuestra cultura. Me quedo con esta última palabra: CULTURA. Más manoseada que vuestro smartphone; más adulterada que una pizza de nachos con queso…
No se lleva en estos tiempos presumir de saberes, es sospechoso aquel que destaca en el camino; la sociedad prefiere lo evidente a lo diferente…, aunque digan lo contrario. Es tendencia el ¡Virgencita que me quede como estoy…!

Mirad, cuando hablo de que cuidéis vuestra formación, que aumentéis vuestros saberes, no hablo de cuotas, ni de números, ni siquiera de obras maestras. En este estrado nos acompaña un hombre culto, un hombre apasionado por el teatro. Garrigues Walker ha definido, en alguna ocasión, la cultura como la única riqueza que merece la pena aumentar sin límite, y sin duda la más rentable y gratificadora.

Esto es así, merece la pena aceptar este reto. Dialogar con lo que somos y lo que fuimos; plantear, sin presiones, lo que seremos.
Bueno… estoy contento; he llegado hasta aquí sin nombraros palabras ya ajadas por el continuo uso: éxito, valor formativo, emprendimiento, sinergias, posverdad…, y una expresión muy de nuestros días que me produce un ligero rechinar de dientes (“salir de la zona de confort”). No es que no crea en ellas, sé que son eficientes, que ilustran perfectamente el sentir de nuestros tiempos, pero prefiero rescatar de esta telaraña mediática una que suena mucho mejor: ya os la he dicho, cultura. La cultura como diálogo; la cultura como vivencia; la cultura de la formación, del entendimiento, del disenso, para llegar quizá al consenso. La cultura de la tradición; la cultura del esfuerzo; la cultura que se esconde en los libros; en los archivos; en los templos; en aquel cine de la Gran Vía que lucha en vano contra los elementos. La cultura de las aulas; del lienzo en blanco; del documento de Word en suspenso; la cultura de la libertad, de la igualdad, de la identidad; la cultura heredada de abuelos a nietos, de profesores a alumnos, de compañeros a compañeros.
La dichosa cultura, la cultura sin mayúsculas.

Me consta que Nebrija os ha proporcionado herramientas y destrezas para que este camino de baldosas amarillas os sea más venturoso. Aunque os cueste creerlo, durante estos años, todos los docentes que aquí estamos, hemos sido vuestras brújulas, vuestros mapas, vuestros compases o audio-guías. O siguiendo con el símil del Mago de Oz en ocasiones éramos fieles espantapájaros, rotundos hombres de hojalata o fieros leones subiendo al Campus Virtual anuncios y actividades por doquier.
Entrasteis en Nebrija algo perdidos, en Campus ya históricos amedrentados por las ardillas, por las camillas, en Dehesa de la Villa…, os familiarizasteis con las competencias, con mucha paciencia, y algún que otro soplido. Aprobasteis Estadística por los pelos, Teoría de la Comunicación por un milagro, en Mundo Contemporáneo un 8 rotundo, Redacción Periodística por un tubo…

– te falta un crédito en DEPYS,
– ¿en qué?
– en DEPYS
– ¿hago un solicita?
– mi TFG será una revolución, un trabajo colaborativo imponente
– aquí no cabe más gente, me paso al B2 plus
– pues es perfecto, ese profesor se tira el rollo, aquí hay salseo, la automatrícula y un deseo,
– cafetería en Princesa,
– ¿no puedo hacer un trabajo extra?
– soy delegada, independiente, ¿hay clase el viernes o es diferente?

Mirad, esto de la educación es un misterio, un ritual a ratos dulce y a ratos amargo. Los triunfos, las derrotas, las noches de estudio, los DAFOS y los esquemas, los morfemas y los músculos, la termodinámica y las máquinas eléctricas, las leyes y las normas, los acuerdos y los pasos de baile, Stanislavski y Aristóteles, los bocetos y los planos estudiados de Hitchcock, todo aquello que conforma el saber, de verdad, os ayudará a ser algo más libres. Quizá ahora con el vértigo del momento no lo veáis muy claro.
Os miramos y estamos orgullosos de vosotros; mirad a vuestros padres, a vuestras familias, dadles las gracias. Esto no es un punto final; esto es un punto y aparte… ese punto que, por cierto, tanto os cuesta usar. El mundo está deseando conocer vuestra creatividad, vuestra lógica, vuestros conocimientos. Las ideas revientan las costuras; expanden universos.
Para acabar, permitirme que me dirija a los alumnos y alumnas de la Facultad a la que pertenezco, la de Comunicación y Artes. (Es una excusa, esto vale para todos).
Como bien sabéis me apasiona el cine; y os recomiendo una película de hace un montón de tiempo. Española. El espíritu de la colmena, de Víctor Erice. Es muy lenta, ya os aviso. Es muy mágica, ya os aviso.

En esta cinta hay una secuencia hipnótica, muy bella, también muy dura. Recrea nuestros años de posguerra. Dos niñas, con los ojos bien abiertos, asisten por primera vez a una proyección cinematográfica. Sus caras, como las del resto de los vecinos del pueblo, reflejan sorpresa, alucinación, desconcierto…
Los ojos de esas niñas están llenos, de repente, de ansias de conocimiento. Descubren, por fin, que el mundo puede ser realmente fascinante.
Echadle un ojo, o dos, cuando podáis.

Disfrutad lo conseguido. Felicidades.”

Junio, 2018

Doctor D. Nicolás Grijalba de la Calle
Director del Grado en Comunicación Audiovisual