Experiencia Erasmus+ Universidad Nebrija en la sede de Turnitin

Autora: Natividad Reyes

 

Hace dos semanas que volví de mi experiencia Erasmus+ y todavía me siento encantada de esta vivencia. El pasado mes de octubre, comencé a pensar en el programa Erasmus+ ideando la mejor oportunidad posible para aprender y aportar valor a mi puesto de trabajo. Tenía claro lo que buscaba, pero se trataba de una experiencia completamente nueva para mí, poco después descubriría que también lo era para la institución de acogida. Se trata de la empresa Turnitin. A muchos (si no a todos) os sonará este nombre, es la herramienta de prevención de plagio académico que utilizamos en la Universidad, y dado que en el departamento ejerzo una fuerte influencia en el uso de la herramienta, decidí que podría ser una gran oportunidad para formarme en ella, ¿y quienes mejor que los propios creadores de la herramienta para enseñarme? Posteriormente, desde que contacté con la empresa hasta el día 18 de marzo que fue cuando tomé contacto real, todo fue sobre ruedas. ¡Qué decir de los días consecutivos de los que os voy a hablar más adelante!

Previo a la estancia, es necesario poner en marcha todo el papeleo y gestiones para optar a la beca. De esto no os preocupéis porque tenemos unas compañeras muy amables y profesionales en la Oficina de Movilidad Internacional (OMI) que te ayudarán en todo. Lo importante es que tengas la inquietud e iniciativa. Lanzarse a este tipo de experiencias puede suponer un esfuerzo añadido, sí, lo sé: viajar al extranjero, otro idioma, estar lejos de familia y amistades, la acumulación de trabajo que te puedes encontrar a la vuelta… Sí, son varios aspectos los que pueden llevarte a rechazar una oportunidad así, pero créeme, es un esfuerzo bien recompensado, un aprendizaje vital y una experiencia que te hará crecer profesionalmente.

Ahora hablaré de la experiencia en sí. Turnitin es una empresa internacional con diferentes sedes repartidas en varios países del mundo, nació en California (EE.UU) a partir de las inquietudes de docentes que reconocían la necesidad de enseñar a sus estudiantes bajo la premisa de la honestidad académica. A día de hoy trabajan con herramientas que ayudan al docente a desarrollar su labor educativa en una sociedad donde la tecnología se ha convertido en un eje vertebrador de la innovación en metodología educativa.

Durante los 5 días en la sede que opera en Newcastle, Reino Unido, me sentí muy cómoda, en un ambiente laboral influenciado por la cultura de empresa americana, que es en la que nació. Me prepararon una agenda muy completa de la que formé parte activa, incluyendo la asistencia a una de sus formaciones internas sobre una herramienta de corrección masiva en la que están trabajando actualmente. El equipo de personas con las que estuve en contacto cada día, me permitieron no solo resolver dudas del uso de la herramienta y su implementación en nuestro campus virtual, sino que también intercambiamos ideas sobre la filosofía de la empresa, la “Ética académica”. Conversaciones de las que estoy muy satisfecha ya que me llevaron a reflexiones más profundas sobre cómo estamos trabajando dentro de nuestra institución.

Como dije antes, para el equipo de Turnitin, también se ha convertido en una experiencia muy positiva ya que por vez primera han realizado un intercambio en el que el cliente  ha contado su experiencia como usuario y expuesto sus necesidades de manera muy personalizada en un mismo tiempo y espacio. Hemos convertido esta experiencia pionera para una empresa internacional, ¿quién sabe? Tal vez hayamos iniciado una nueva forma de relación entre empresa-cliente.

En definitiva, una experiencia inolvidable a nivel personal y profesional, que siempre estaré encantada de compartir con aquellas personas que quieran escucharla.

Cierro este post con un agradecimiento a las personas que hacen posible estos programas y a mis compañeras/os de Global Campus que durante mi estancia se han encargado de atender algunas de mis gestiones diarias y han hecho más fácil mi reincorporación después de una semana.

 

Natividad Reyes Torres

Gestora blended de Global Campus Nebrija y responsable del proyecto “Student Success Tecnhologies”

La habilidad del futuro: aprender a aprender

 

Autora: Vanessa Carrera

 

El entorno en el que vivimos está en continuo y rápido movimiento. Está cambiando nuestra forma de relacionarnos, de movernos, de comprar, de comunicarnos, de aprender….  La tecnología y la globalización marcan un ritmo de cambios acelerado y muchas veces imprevisible.

Esto nos demanda nuevas actitudes, nuevas habilidades y competencias, y nuevas formas de estar en el mundo. Una de ellas es la capacidad de aprender a aprender.

Sin embargo, en muchas ocasiones nos aferramos a lo que sabemos. ¿Por qué? Por una sencilla razón: nos da certeza y seguridad. Nos sentimos incómodos en el ‘no saber’. Preferimos aparentar que sabemos algo, o quedarnos con lo que ya conocemos, en lugar de aceptar que tener ‘un hueco’, es una oportunidad tremenda para llenarlo y seguir creciendo.

 

Puede resultar tremendamente útil en este proceso, entender las fases del aprendizaje:

 

  • En la primera de ellas, nos sentimos Inconscientemente Incompetentes, ‘no sabemos lo que no sabemos’. Si le dices a un niño, ¿quieres conducir un coche? El niño seguramente dirá que sí, porque no sabe qué es conducir un coche.
  • Luego, pasamos a Conscientemente Incompetentes. Este es el momento en el que ‘sabes lo que no sabes’. Siguiendo el ejemplo del coche, es el momento en que acabas de aprobar el examen, y aún tienes que pensar cuando cambiar de marcha, cuando pisar el embrague… En esta fase, es muy importante tomar consciencia de que estás aprendiendo, tener paciencia y perseverancia. Al sentirte torpe -ya te das cuenta de lo que no sabes- muchas veces te desesperas, dejas de aprender y abandonas. Saber que estás aprendiendo y que forma parte de tu proceso, te ayudará a mantenerte.
  • Más tarde, pasamos a sentirnos Conscientemente Competentes. Aquí ya ‘sabes lo que sabes’. Te das cuenta de lo bien que aparcas, de cómo cambias de marcha sin problema…
  • Y por último, llega un momento, en el que somos Inconscientemente Competentes. Este es el momento en el que ‘no sabes lo que sabes’. Es un estado en el que fluyes con la actividad que estás desempeñando. Es cuando te encuentras con otras personas que te dicen ‘qué bien conduces, eres un experto…’ y tú dices ‘ ¿Ah, sí? No me había dado cuenta.’

 

Entender y aceptar que estamos aprendiendo es muy útil para seguir creciendo. Muchos de los aprendizajes se ‘estancan’ porque las personas nos con capaces de pasar – y aceptar- la segunda fase: saber que no sabes puede ser muy duro cuando no sabes manejar la frustración.

Recuerdo un momento de mi etapa profesional en la que di un cambio importante en mi rol: cuando empecé mi etapa de Directora de Innovación. Me sentí muy feliz, y agradecida por el nuevo reto, y también asustada. Conocer qué nos pasa cuando aprendemos me ayudó a entender que mi ‘sensación’ formaba parte del proceso.

Hubo momentos en los que los resultados no llegaban como esperaba, y eso me generaba frustración – la frustración suele aparecer cuando nuestras expectativas no se corresponden con la realidad-. Me ayudó, en lugar de juzgarme y quedarme atrapada por la sensación de frustración, preguntarme:

  • ¿Estoy haciendo lo mejor que sé en este momento?
  • ¿Qué estoy aprendiendo de esta situación?
  • ¿Cómo estoy utilizando estos aprendizajes?
  • ¿Qué es lo que no sé?
  • ¿Dónde puedo saberlo? ¿Quién puede ayudarme?

 

Y sobre todo, mantener la actitud curiosa y aceptar que estaba aprendiendo.

 

Vanessa Carrera

Experta en Innovación y Desarrollo de personas

Autora de Abraza los cambios: una guía de innovación personal

www.vanessacarrera.com

El patrimonio bibliográfico y cultural del Ministerio de Defensa al servicio de la ciudadanía

 

Indagando sobre fuentes electrónicas y públicas para enriquecer el área que sustenta estudios como el Máster en Seguridad y Defensa, el Máster en Gestión de Riesgos en Conflicto o las necesidades del grupo de investigación SEGERICO (Seguridad, Gestión de Riesgos y Conflictos) de nuestra Universidad, nos hemos topado con la página web del Patrimonio Cultural de Defensa: Archivos, Bibliotecas, Museos donde podemos encontrar información detallada del mismo y que intentaremos desgranaros en estas líneas por su utilidad con respecto a la cantidad de recursos útiles que aporta a esta área de conocimiento y a nuestros estudios.

 

Como reza en su presentación, “El patrimonio cultural del Ministerio de Defensa, entendido patrimonio en un sentido amplio como el conjunto de bienes tangibles e intangibles propios de esta institución, al servicio de la sociedad donde se inserta, es uno de los más ricos del Estado. Se ha ido formando a lo largo de la historia y se conserva en archivos, bibliotecas, museos y distintas unidades, lo que evidencia su diversidad y valor. Este patrimonio permite conocer la administración y gestión de los Ejércitos y Armada, la actividad científica, cultural, formativa y la participación en los avances tecnológicos a lo largo de distintas épocas…” Todas las labores que realizan de coordinación, gestión, normalización y difusión de su patrimonio y centros, están encaminadas a ponerlo a disposición de los ciudadanos para su conocimiento, investigación y disfrute, de acuerdo a la normativa vigente en cada caso.

 

Algunas cifras que contemplamos, nos aclaran la magnitud de su patrimonio:

  • Más de 2 millones de fondos bibliográficos.
  • 000 usuarios en bibliotecas.
  • Más de 150 km de estanterías de documentos en archivos.
  • Más de 80.000 consultas atendidas en archivos.
  • 000 bienes del patrimonio histórico mueble inventariados en museos, colecciones museográficas, unidades, centros y organismos.
  • 700.000 visitantes a los museos y colecciones museográficas.

 

Son varios cientos de centros los que pertenecen a esta red y que se agrupan tanto por su dependencia orgánica como por su tipología en tres unidades de coordinación: Archivos, Bibliotecas y Museos. Su temática es especializada y se ajusta como un guante a nuestras necesidades: seguridad, defensa y Fuerzas Armadas, ingeniería, legislación, historia, etc.

 

Los Archivos de Defensa custodian un rico patrimonio documental entre archivos históricos de carácter nacional, intermedios y de establecimientos científicos. Por otro lado, la Red de Bibliotecas de Defensa está compuesta por más de doscientos centros bibliotecarios:

  • 14 bibliotecas generales / históricas.
  • 25 bibliotecas especializadas y centros de documentación.
  • 22 bibliotecas de centros de enseñanza y formación.
  • 162 salas de lectura.

 

Desde 2009 cuentan con una Página colectiva desde la cual podemos obtener información sobre la organización, los diferentes centros, los buscadores y las novedades.

Imagen: Vista del Catálogo Colectivo de la Red de Bibliotecas de Defensa. Fuente: Ministerio de Defensa.

 

Por último, la Red de Museos de Defensa, incluye los tres museos nacionales pertenecientes al Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire. En la actualidad hay un total de 22 Museos y 25 Colecciones museográficas.

 

Para su utilización, aunque en general están abiertas al público, si se encuentran en instalaciones militares puede que su accesibilidad esté restringida y debamos atenernos a algunas normas, horarios o procesos especiales de utilización.

 

Para la localización de las diversas obras que, como podemos imaginar, son de tipología muy variada: libros, documentos, mapas, objetos, etc., se ofrecen cinco aplicaciones de búsqueda, que surgen por los diferentes sistemas de información, y que nos proporcionarán los datos referenciales y de localización concreta del fondo o el acceso virtual a la pieza o al texto completo en otros casos.

 

Búsqueda en Archivos > El presente buscador ofrece un listado de términos clave para la recuperación de información contenida en los archivos del Sistema Archivístico de la Defensa.

 

Biblioteca Virtual de Defensa (BVD)  > Está constituida por colecciones digitales de los fondos de archivos, bibliotecas y museos del Ministerio de Defensa, con una variada y numerosa tipología documental y museística de interés. La BVD cuenta con la tecnología de Linked Data (datos vinculados para la colaboración  e intercambio de información entre bibliotecas) y se ajusta al Europeana Data Model, para posibilitar su consulta y recolección por parte de agregadores como Hispana, Europeana, OAIster y WorldCat, y sobre alguno de los cuales puedes ampliar información en anteriores post en los que ya hemos hablado de ellos, como Hispana o Europeana.

Imagen: Vista del Catálogo de la Biblioteca Virtual del Ministerio de Defensa. Fuente: Ministerio de Defensa.

 

Búsqueda en Museos (piezas destacadas) > En este apartado se presenta una selección de piezas de los Museos y Colecciones museográficas del Ministerio de Defensa digitalizadas en la Biblioteca Virtual de Defensa. Hasta el momento, se han cargado un total de casi 8.000 fondos museográficos de diversa tipología: esculturas, pinturas, grabados, armas, fotografías, uniformes, banderas, insignias, instrumentos científicos, etc.

 

Catálogo Colectivo de las Bibliotecas de Defensa > En este catálogo colectivo se puede consultar información bibliográfica de unas 52 bibliotecas que se organizan con la misma herramienta de gestión bibliotecaria que usamos en la Universidad Nebrija “AbsysNet” por lo que su utilización nos resultará muy fácil.

 

Buscador de Recursos de Información > Este buscador es una herramienta de nueva generación que permite la consulta integrada de recursos bibliográficos, documentales y electrónicos presentando los resultados en una sola lista. Como en el caso anterior, el Ministerio de Defensa ha optado por la misma ‘herramienta de descubrimiento’ que nosotros (EDS de EBSCO) por lo que también nos será familiar su navegación.

 

Creemos firmemente que este patrimonio del Ministerio de Defensa puede ofrecernos muchas sorpresas y una gran cantidad de información útil, así que no perdamos tiempo e indaguemos todas sus posibilidades.

 

Olga Álvarez Álvarez

Servicio de Biblioteca