MOOC de Global Campus sobre Green Transport

Autora: Pilar Bernat

 

No ha pasado ni medio año desde que terminamos de rodar el MOOC sobre coches sostenibles y conectados que Global Campus Nebrija ha puesto online y que comenzará en unos días; sin embargo, a primeros de noviembre, en un congreso celebrado en Londres, tuvimos ocasión de subirnos al primer taxi autónomo volador y de recorrer el parking en un mini bus sin conductor que ya es comercial; dos productos revolucionarios que hasta hace unas semanas no existían.

 

En este universo de la autoconducción todo está preparado para que un día salgamos a la calle, nos subamos a un vehículo, propio, compartido o incluso de un tercero que lo pone al servicio de la sociedad en las horas en que él no lo utiliza y nos dejemos llevar, nunca mejor dicho. En ese momento, factores como el “infoteintment in car” cobrarán máxima relevancia para quienes entrarán en el coche y durante el trayecto podrán trabajar, informarse o entretenerse en tanto en cuanto llegan a su destino.

 

Sin embargo, dos factores retienen el lanzamiento final: la seguridad y la ética. Con respecto al primer factor, para que todo ruede, cualquier posible brecha de ciberseguridad, debe estar resuelta y los fabricantes tienen que poder garantizar la protección de los ocupantes sin que intrusismo alguno los ponga en jaque. Por lo que se refiere al segundo, aun pareciendo mucho más fácil, nadie ha resuelto el tema ético; el hecho de programar una máquina que si llega el momento, debe decidir por quien debe optar: ¿por un anciano que a lo mejor cuida de sus nietos? ¿Por un perro lazarillo? ¿Por un niño que va jugando y no ha prestado atención al cruce? Difícil. Difícil porque las leyes de Asimov no resuelven el dilema, si a mil personas le preguntas, mil respuestas obtienes.

 

Pero el cambio empuja, y es imparable. Estamos seguros del interés que el MOOC “Green Transport: vehículos verdes, conectados y automatizados” tiene reside en la necesidad de profesionales que, con este tipo de conocimientos, va a requerir, requiere ya, el mundo laboral. El giro de 360 grados que se van a vivir en todos los ámbitos de la automoción requiere mucha didáctica, mucho ‘entendido’ que difunda y comparta experiencias, muchos especialistas que, en los puntos de venta, los organismos oficiales y las multinacionales colaboren con esta imparable y apasionante evolución. Por eso os animamos a aprender y a descubrir para luego enseñar y compartir.

 

 

 

Pilar Bernat

Profesora del MOOC “Green Transport: vehículos verdes, conectados y automatizados”

 

 

 

MOOC de Global Campus sobre Fintech: Aprende sobre la banca del futuro

Autor: Pablo Blasco

 

La evolución tecnológica que estamos viviendo en este nuevo contexto empresarial hace que desde la universidad se quiera preparar adicionalmente a nuestros alumnos en aspectos que puedan tener una incidencia directa e indirecta en su empleabilidad futura.

Conscientes de esta necesidad, y en estrecha colaboración con Global Campus Nebrija, hemos diseñado y elaborado un MOOC sobre cómo la tecnología financiera está cambiando las reglas del juego en la industria bancaria.

Yo seré el profesor de este interesante curso, que abordará los principales retos que las startups fintech y los bancos digitales tienen para disruptir una industria en la que pocos jugadores controlan el mercado desde hace unos años.

El programa lleva por título “Fintech: la banca del futuro” y está dividido en seis semanas. Durante este período, los temas que abordaremos serán: entorno fintech, los nuevos bancos digitales, los cambios en el sector de pagos, la financiación alternativa de empresas y las tecnologías que están transformando la industria financiera.

En cuanto a la metodología, cada tema está apoyado por un vídeo explicativo y una prueba de conocimientos al finalizar. La segunda semana, los participantes tendrán que analizar un informe sobre la situación del mercado fintech y al finalizar todos los temas, deberán analizar un caso práctico real a partir de una guía de análisis que os facilitaré.

Además, todas las semanas habrá un foro de consultas para aclarar las posibles dudas que surjan sobre el contenido propuesto.

 

En definitiva, ofrecemos un programa formativo que aborda aspectos clave en los próximos años y que proporcionará a los participantes una visión completa sobre el mercado fintech, sus actores principales y las tecnologías que pueden ayudar a cambiar el sector financiero en todo el mundo.

Sin duda, una excelente oportunidad para aprender sobre un tema candente en el mundo financiero.

 

 

Pablo Blasco

Director de Spain Fintech

 

MOOC de Global Campus sobre New Media

Autor: Adam Abadías

 

 

Imagen: Ejemplo de la revolución digital: Fuente: Eurostitch.

 

Estamos en plena revolución digital donde se producen cambios a velocidad de crucero y a menudo sin tiempo para asimilarlos. Las TIC han contribuido a un cambio de modelo en el campo de la comunicación que ha influido, sin lugar a dudas, en muchos aspectos cotidianos del conjunto de la sociedad. La forma en la que nos comunicamos y nos relacionamos con otros ha mutado radicalmente en los últimos años con la llegada de nuevos avances tecnológicos y los llamados New Media (nuevos medios) que han propiciado el cambio en casi todos los aspectos de nuestras vidas: comercio, educación, medicina, ocio, periodismo…

Hoy en día ya es habitual comprar ropa, reservar un viaje o llenar la cesta de la compra mediante una app instalada en algún dispositivo móvil, podemos seguir las clases de un máster desde el sofá de casa con una tableta electrónica, analizamos dietas para estar más sanos con apenas unos clics desde nuestro ordenador o incluso quedamos con nuestros amigos mientras publicamos y compartimos artículos de opinión a través de nuestros smartphones. Todo evoluciona rápido y los cambios han venido para instalarse cómodamente en nuestro día a día.  

Las barreras espacio-temporales de años anteriores casi han desaparecido por completo y esto ha traído consigo cierta “democratización” de la información, en el sentido en que las figuras del emisor y receptor se entremezclan para ser partes activas de la creación y del flujo de la información. Si años atrás predominaban los medios periodísticos unidireccionales más característicos del mass media, aquellos que se dirigían a un gran número de receptores (por ejemplo, la televisión hasta finales de los 90) ahora, sobre todo con la consolidación de internet, el paradigma ha evolucionado hacia una mayor segmentación y personalización del canal y el mensaje.

La sociedad está cada vez más informada y está permanentemente interconectada en tiempo real con todo el resto del mundo. Es por eso que el periodismo y la comunicación han tenido que adaptarse a marchas forzadas en busca de satisfacer las necesidades de un usuario que, ante tanta información a su alcance, requiere que la información llegue con flexibilidad, inmediatez (tiempo real), mediante multitud de canales (omnicanalidad) y desde cualquier lugar las 24 horas del día.

Imagen: Omnicanalidad. Fuente: Fastcogroup.

 

La llegada y consolidación de las redes sociales, sobre todo con Twitter y Facebook; el desarrollo de nuevos formatos (ej: TV a la carta), el impulso de nuevos dispositivos (ej: internet of things) y el cambio de mentalidad “offline” hacia lo “digital” ha estimulado la aparición de nuevos modelos de negocio basados en internet.

Es probable que muchos de vosotros os preguntéis, ¿qué es primero el huevo o la gallina? es decir, ¿el cambio en los hábitos de la sociedad o los avances en las TIC?

La verdad es que tanto los hábitos de la sociedad como los avances en el campo de las TIC se retroalimentan al mismo tiempo, se hace verdaderamente difícil entender la evolución de uno sin tener en cuenta el otro. El hecho que ambos conceptos avancen, ha comportado que nazcan nuevas ideas de negocios basadas en modelos novedosos que no existían, como por ejemplo, los modelos basados en la suscripción a cambio de una cantidad dineraria periódica (ej: Netflix) o modelos aún más transgresores basados en la colaboración (ej: couchsurfing).

En cualquier caso parece que la revolución digital está tan solo en el inicio y durante los próximos años deberemos aprender a adaptarnos a los cambios de manera eficiente para no quedar obsoletos. Muchos de vosotros pensaréis “es un reto difícil”, pues sí, lo es, pero también es verdad que tenemos ante nosotros una gran oportunidad, la oportunidad de ser los primeros en algo que marcará la historia de los próximos siglos…

 

 

Adam Abadías

Profesor del MOOC sobre New Media

 

MOOC de Global Campus: ¿P2P en turismo, quieres entenderlo?

Autora: Mónica Figuerola

 

En 2010 TIMES auguró que el “consumo colaborativo”, sería una de las 10 ideas que cambiarían el mundo. Autores como Bostman y Rogers  determinaban que la sociedad ya no quería poseer, sino acceder a los bienes.  Los autores distinguían tres sistemas de consumo colaborativo. El sistema basado en el producto, el de redistribución y el de compartir estilos de vida. Lo que está claro, es que en cualquiera de sus formatos, la “economía del acceso” se ha consolidado en el mundo como un tsunami imparable; abarcando todas las verticales de la industria.

 

En 2017 la sharing economy, representa  un conjunto heterogéneo y cambiante de modos de producción y consumo por el que los agentes comparten, de forma innovadora, bienes y servicios infrautilizados, a cambio o no de un valor monetario, valiéndose para ello de plataformas sociales digitales y, en particular, de Internet.  Sin embargo, nos encontramos con que ni la sociedad, ni el regulador, ni la clase política, es capaz de comprender estos nuevos modelos de negocio.

 

Modelos de negocio turísticos, lo suficientemente grandes y disruptivos como para que los reguladores, la administración, las empresas, la prensa y la “Academia” lo asuman como una normalidad en la nueva era de la economía digital y sobre todo, se estudie en todas sus dimensiones. Este curso de Global Campus Nebrija, da un paso significativo para ello.

 

Debemos obligarnos a profundizar en la necesidad de cambiar procesos, equipos y fórmulas de trabajo obsoletas, que forman parte del pasado y que deben ser imperiosamente revisadas, porque es un hecho que el turismo ha cambiado y que lo seguirá haciendo; pues lo que no cambia se estanca, y lo que se estanca se muere.

 

 

Mónica Figuerola

Profesora del MOOC sobre P2P en el sector turístico

Timeline: Una herramienta sencilla para crear ejes cronológicos

¿Qué es una línea del tiempo?

Una línea del tiempo es un documento gráfico para separar eventos y etapas enmarcados en una variable tiempo y de ese modo delimitar distintos hitos/acontecimientos a lo largo de un proceso temporal. Las líneas del tiempo, por su practicidad visual y por facilitar la comprensión de elementos temporales de una manera sencilla, son un recurso muy valioso para sintetizar tanto el conocimiento pasado como futuro, así como para analizar y comparar acontecimientos según su duración.

 

¿Cómo crear una línea del tiempo?

Para elaborar una línea de tiempo, deben ser identificados los eventos y las fechas (iniciales y finales) en los que se enmarcará el proceso a visualizar. Para ello, se deben ubicar los eventos en orden cronológico; seleccionar los hitos más relevantes del tema estudiado para poder establecer los intervalos de tiempo más adecuados; agrupar los eventos similares; determinar la escala de visualización que se va a usar y por último, organizar los eventos en forma de diagrama.

 

Creando una línea del tiempo

A continuación se ofrecen algunas indicaciones de cómo manejar el programa y crear tus propias líneas del tiempo:

  • Acceder a la web (https://www.timetoast.com/timelines/dipity-online-timeline).
  • Registrarse en la página web y a continuación validar tu cuenta a través del email que te envían.
  • Una vez recibas el email, pincha en el enlace que ha sido sido enviado a tu correo (o copias la url) y accedes a tu cuenta con el usuario y la contraseña elegida.
  • Como no habrá líneas del tiempo previas, se deberá cliquear en Add timeline+

 

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

  • Una vez cliquees en Add timeline+ tendrás que rellenar los datos básicos para crear tu timeline, como son:
    • Título
    • Estatus de publicación (borrador o público)
    • Categoría
    • Imagen

 

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

  • Una vez cumplimentados todos los datos, se debe pinchar en create timeline.
  • Una vez introducido el título y los datos básicos de estatus y categoría, encontramos dos opciones para añadir eventos a nuestra timeline:
    • Add event: utilizado para añadir eventos que ocurren en un periodo de tiempo en concreto.
    • Add timespan: utilizado para añadir un proceso temporal continuo. Es decir, un intervalo temporal.

 

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

  • Una vez creados todos los eventos que quieras añadir a tu timeline, deberás pulsar sobre el despegable more. Dentro de este menú, se encuentran 4 opciones:
    • View this timeline: sirve para visualizar la línea del tiempo.
    • Collaborate: utilizado para compartir con otros usuarios y que también puedan modificar el timeline.
    • Print: sirve para imprimir el docmento.
    • Draft/Public: opción binaria para decidir si quieres hacer de dominio público o mantener como borrador tu timeline.

 

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

Y ya estaría hecho nuestro timeline

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

Algunas de las opciones que el programa ofrece, además de imprimir y compartir la timeline, es la posibilidad de interactuar con la línea del tiempo. De este modo, pulsando sobre los diferentes eventos aparece una pestaña con la descripción y la foto del evento concreto.

Imagen: Captura de pantalla de la herramienta. Fuente: Timeline.

 

Como habéis podido comprobar, es realmente sencillo crear líneas del tiempo para poder presentar información cronográfica de un modo sencillo, visual y online de fácil manera. Os animamos desde Global Campus Nebrija a continuar experimentado con esta herramienta y crear vuestros propios timeline.

 

David García

Facilitador elearning

Las galerías gráficas del Catálogo-OPAC ~ Web Portal: una imagen vale más que mil palabras

Quien dijera primero aquello de que una imagen vale más que mil palabras acuñó una expresión a la que todos hemos recurrido infinidad de veces. Y aunque no siempre se cumple esta afirmación, y la palabra sigue siendo la herramienta fundamental de comunicación en las sociedades humanas, no es menos cierto que unas cuantas imágenes ayudan a ver y entender mejor cualquier expresión escrita delante de nuestros ojos, y que en sí representan, muchas veces, un contenido único y autónomo que comunica por sí mismo. Y en esas claves redunda, precisamente, el entorno gráfico del Catálogo-OPAC ~ Web Portal de la Red de Bibliotecas de la Universidad Nebrija.

Si en los primeros catálogos electrónicos de bibliotecas brillaba por su ausencia el rastro de cualquier imagen, de no ser el propio del logo de la institución a la que estas pertenecían –y eso como mucho–,  las nuevas generaciones de OPAC (Online Public Access Catalog) acompañan frecuentemente sus datos bibliográficos y textos con imágenes que, no sólo hacen más atractivo el ecosistema de información general, sino que complementan y añaden información de contenido al propio contenido, ayudando a que la información escrita en sus páginas y en el sitio web cale en nosotros de forma más atractiva y visual.

¿Cómo funcionan las galerías de imágenes en el Catálogo-OPAC ~ Web Portal? Lo primero que tenemos que decir es que una gran parte de las imágenes disponibles están relacionadas con las nuevas adquisiciones de libros y otros documentos de interés para la comunidad Nebrija y, por tanto, están asociadas a ellos. Normalmente pueden verse de tres maneras diferentes:

√ Mediante el nuevo servicio (incorporado en el mes de septiembre de 2017) de carrusel o galería de imágenes: una vista de las cubiertas de libros y documentos que se incorporan en la Red y que podemos ver por grupos en relación, por ejemplo, con las novedades más recientes, un acontecimiento especial a cuya celebración se une el Servicio de Biblioteca, o una actividad o exposición de libros en nuestras sucursales.

Imagen:Vista del carrusel o galería de imágenes.  Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

Seleccionando cualquiera de los hiperenlaces activos bajo la zona de las imágenes, podemos cambiar de galería para ver su relación de obras. Posicionando el puntero del ratón encima de cualquiera de las cubiertas, se proyecta el título de la obra con el fin de poder identificarla claramente, para el caso de que este no se visualice bien desde la propia cubierta, y si pinchamos en el mismo nos iremos directamente a la descripción completa de la obra. Las galerías pueden recorrerse a través de las flechas laterales disponibles para hacer avanzar la vista en grupos de cuatro imágenes. También pueden navegarse mediante los selectores circulares situados bajo las imágenes, que permiten ir de un grupo a otro a grandes saltos y sin necesidad de recorrer toda la galería.

Para terminar, al final de cada galería, encontraremos un enlace denominado Ver todas, que permite listar de un plumazo, en forma de descripciones breves y sus cubiertas, la serie completa de obras relacionadas en el carrusel que se está visualizando.

Imagen: Vista de todas las obras de la galería. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

√ Mediante la vista de resultados en cuadrícula o lista que sucede a una consulta cualquiera: para cada resultado podemos contemplar la imagen de cubierta y, bajo la misma, los datos descriptivos básicos de la obra.

 

Imagen: Vista de los resultados tras una consulta. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

√ Mediante la visualización particular de cualquiera de los registros bibliográficos que se genera al seleccionar un ítem en la lista de resultados tras realizarse una consulta concreta: la imagen de cubierta aparece a la izquierda de la descripción completa del registro bibliográfico.

 

Imagen: Vista de uno de los registros de la lista de resultados. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

En cualquiera de los modos comentados, y en su caso, tenemos que distinguir entre el hecho de pinchar en la imagen de la propia cubierta o hacerlo en el hiperenlace del título correspondiente, ya que aunque ambos se relacionan con la obra y son, en efecto, hiperenlaces, el  que se corresponde con la imagen suele llevar al sitio web del servicio o proveedor externo –no necesariamente proveedor de la Red de Bibliotecas– donde se podría adquirir, en su caso y siempre de forma ajena a la Universidad, la obra correspondiente, mientras que el título hiperenlazado nos llevará siempre desde la galería o la lista de resultados al registro bibliográfico correspondiente de la obra.

La razón fundamental de esta singularidad es que una gran mayoría de cubiertas –no todas– que acompañan las descripciones de libros y documentos, son provistas por otros servicios externos como Amazon, Dialnet u OpenLibrary y, por tanto, es lógico que en correspondencia con este servicio de préstamo de cubiertas la navegación pueda llevarnos también a sus propios puertos. En ocasiones, estos servicios no están en disposición de facilitarnos una imagen de cubierta, por lo que nuestros técnicos pueden subir una relacionada y, al pinchar en ella, simplemente –y no es poco– podremos verla más grande. En estos casos, muchas veces, veremos series de cubiertas idénticas, de factura propia, homogeneizadas para dar una imagen corporativa de la producción profesional, científica y académica de la Universidad, que no se encuentra publicada, pero que el Catálogo-OPAC ~ Web Portal, en su papel como repositorio científico y académico de la Universidad, recoge.

 

Imagen: Vista de resultados con la misma cubierta por idéntica tipología. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

Tanto las cubiertas que se hayan subido desde la Red de Bibliotecas, como cualquier otra serie de imágenes relacionadas con los fondos bibliográficos que asociemos a estos, pueden visualizarse mucho más cómodamente –y con bastantes más funciones que la del simple visionado– a través del visor multimedia del Catálogo-OPAC ~ Web Portal, una herramienta que nos permite no sólo ver la imagen, sino aplicarle también una serie de efectos, como la rotación (la imagen rota de derecha a izquierda dando un giro completo de 360 grados a nuestra voluntad), la graduación de luminosidad, la vista en pantalla completa, la descarga o la proyección continua si se trata de una serie de imágenes. El visor multimedia se encuentra en la zona de enlaces multimedia del registro bibliográfico, junto a la función para descargar la imagen –por conversión– en un formato .pdf y la función para ver la imagen ampliada en pantalla sin necesidad de recurrir al visor multimedia. A continuación pueden verse un par de buenos ejemplos en los títulos Colección de diapositivas del Museo Nacional de Artes Decorativas y The Titanic disaster: as reported in the British National Press April-July 1912 de las colecciones bibliográficas.

 

Imagen: Vista de una serie de imágenes a través del visor multimedia. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

Y por fin, otro de los servicios gráficos con contenido destacado y de impacto es la galería principal de imágenes que se localiza en la parte superior de la página principal del sitio web: un expositor de anuncios que permite avisar, en primera plana, de los acontecimientos, recursos, novedades y servicios que, puntualmente, interesan a los distintos usuarios del servicio. Las imágenes son autodeslizantes a modo de carrusel dinámico y nos permiten, al estar hiperenlazadas, acceder a la información y contenidos del portal web que promocionan los distintos avisos.

 

Imagen: Vista de la galería principal de anuncios del sitio web. Fuente: Catálogo-OPAC ~ Web Portal (Red de Bibliotecas Universidad Nebrija).

 

Ahora ya conocemos las posibilidades básicas relacionadas con el aporte gráfico que complementa y da contexto a los contenidos bibliográficos y documentales del portal web de la Red de Bibliotecas de la Universidad Nebrija ¿Interesante, no? Sin embargo, las posibilidades potenciales de las herramientas comentadas van más allá del marco de contexto mencionado, ya que con ellas pueden incluso gestionarse verdaderas colecciones de imágenes con contenido propio a disposición de todas nuestras áreas de conocimiento. Todo es cuestión de proponérselo y, por supuesto, se admiten sugerencias: ¿alguien tiene alguna?

 

Rafael Jiménez

Servicio de Biblioteca

Antes y ahora: Todos somos Red Social

Autora: Fátima Presas

 

“Me gusta”, “sígueme”, “etiquétame”…. Son expresiones que forman parte de nuestra vida cotidiana. Desde los nativos digitales hasta nuestros mayores, todos comparten pequeños fragmentos de su vida en la redes sociales. En los últimos años, se han convertido en una ventana abierta al mundo en la que comunicarse, relacionarse, conocerse, y por qué no, también sentir. Fotos de nuestros viajes, de nuestro primer día en un trabajo nuevo, de nuestras copas entre amigos, de la victoria en Champions de nuestro equipo, de la boda de esa amiga especial… Y así hasta un sin fin de momentos que quedan registrados para siempre en el universo digital. Pero esto no es nada nuevo, como todos sabemos, y como bien definió Aristóteles en el sigo IV a.C. “el hombre es un ser social por naturaleza”, necesita relacionarse, dar, recibir y en definitiva interactuar para poder sobrevivir. Ya en la Edad de Piedra el hombre vivía en sociedad, buscaba y utilizaba la comunicación como vehículo y medio de coexistir en comunidad.

 

El hombre se organiza, se expresa, crea conocimiento y se relaciona a través de la comunicación, por eso no cesamos en la búsqueda constante de mejorar nuestro modo de comunicarnos, de relacionarnos con los demás. Todos queremos ser partícipes del cambio que desde hace años se viene viviendo y que se materializa y concreta en los medios sociales, nuevas formas de expresión que nos permiten conectarnos en un mundo en el que se han traspasado fronteras y roto las barreras.

 

Vivimos una nueva era, un nuevo modo de escuchar, de relacionarnos y de acceder a la información. Todos participamos de ello y nadie quiere quedarse fuera del juego. Pensemos por un momento en nuestros mayores, ellos también se adaptan. Quién no ha abierto WhatsApp y lee “abuela está escribiendo…” y 10 minutos más tarde, en el mejor de los casos, llega el tan esperado y escueto mensaje “Hola”, y si tienes suerte completado por un “¿cuándo vienes?…”, algo que quizá le lleve otros diez minutos, pero eso no importa. Lo que de verdad importa es que tu abuela, tu tía, tu padre, tu hermano… Todos ellos  también participan de las nuevas formas de comunicación.

 

Al leer el mensaje de nuestra abuela, además de una pequeña sonrisa, solo podemos apreciar el mérito de quién nació en un mundo en el que el concepto de tecnología digital ni existía. El mensaje de WhatsApp era, en el mejor de los casos, un nota escrita a mano dejada en la entrada de la casa, y Facebook, el patio de vecinos donde se contaban las últimas historias y cotilleos.

 

Las redes sociales representan la evolución lógica de las tradicionales maneras de relacionarse del ser humano. Nuevos medios de comunicación que han avanzado con la aparición y el uso de canales y herramientas, que se sustentan en la co-creación, la confianza generalizada y el conocimiento colectivo.

 

Las redes sociales las formamos todos. Todos participamos y todos podemos comunicarnos en ellas. Vivimos un momento único y hay que aprovecharlo. Construyamos nuestra identidad digital, que no lo hagan otros por nosotros,  con responsabilidad, seguridad, consciencia y teniendo siempre presente que antes: “Vivíamos en granjas. Luego vivimos en ciudades. Ahora vamos a vivir en la red” (La red social, David Fincher, 2010).

 

Fátima Presas

Profesora del Máster en Marketing y Publicidad Digital