Gamificación

Juego, cultura digital y coronavirus

Empecé a escribir este artículo unos días antes de la situación de confinamiento en la que nos encontramos ahora por la pandemia del coronavirus. Le había prometido a nuestra querida María García que, antes de que finalizara marzo, le mandaría un artículo para publicar en NGC, y ya sabéis aquello de “lo prometido es deuda”.

Aquel artículo que empecé antes de que estallara la situación de emergencia llevaba por título “Juego y cultura digital” y comenzaba así: “No sé si todavía somos conscientes de que estamos inmersos en una auténtica revolución, la digital”… Después del estallido de esta pandemia, y desde la cuarentena a la que nos vemos obligados, este comienzo ha perdido todo su sentido, porque, de repente, la vida digital se nos ha impuesto y para sobrevivir nos hemos visto obligados a desenvolvernos en ella a marchas forzadas, sin instrucciones, como es habitual en esta nueva civilización digital. Así, de un día para otro, privados del mundo físico, el virtual ha pasado a formar parte de nuestra realidad cotidiana. Trabajamos, nos comunicamos, nos informamos, nos entretenemos, nos abastecemos…, casi toda nuestra vida transcurre en digital. No quiere decirse que antes lo digital no estuviera presente -de hecho, muchos jóvenes pasaban gran parte de su tiempo en este entorno y esto era objeto de crítica por muchos-, lo que sí es nuevo en la situación actual es que estas experiencias digitales se han generalizado entre la población y, desde el confinamiento, es esta tecnología la que nos está permitiendo seguir con nuestras vidas.

Así pues, ya todos hemos aterrizado en una nueva era, la digital, con reglas de juego bien distintas a la analógica. Se trata de una nueva civilización en la que, por ejemplo, la tecnología ya no la vivimos como algo separado de nosotros, como puede ser un coche o un teléfono, artefactos a los que recurrimos para hacer algo, que utilizamos porque cumplen una función. En esta nueva civilización, las tecnologías de la comunicación han pasado a formar parte de nosotros, como si fueran una extensión de nuestro cuerpo. Se han convertido en vitales, porque nos hemos dado cuenta de que, de otra forma, sería imposible mantenernos unidos y seguir formando comunidad durante esta etapa de cuarentena.

Alessandro Baricco denomina a esta nueva era la civilización del game (The Game, 2019) porque, señala, toda la cultura digital lleva en su ADN “el patrimonio genético del videojuego”, y desde tal paradigma podemos entender algunas claves de este nuevo modelo de civilización.

En realidad, la vinculación entre cultura y juego no es nueva; historiadores, filósofos y sociólogos se han ocupado de ello mucho antes que Baricco. Destacamos dos autores muy renombrados, Johan Huizinga (Homo ludens, 1938) y Roger Callois (Los juegos y los hombres, 1958), que vislumbraron ya hace tiempo que el juego está en la génesis y desarrollo de la cultura. Ambos autores sostienen que el juego cumple un importante papel civilizador debido a que ofrece un modelo controlado de la realidad; los niños/as cuando juegan es lo que hacen, controlar a través del juego lo que desconocen y les conmueve. 

Es en el siglo XIX, según Huizinga, cuando el juego pierde interés, ya que, para la cultura del productivismo, el juego, una actividad voluntaria e innecesaria, resulta una pérdida de tiempo. Frente al valor de la disciplina del trabajo productivo, el juego deja de ser un concepto útil, hasta que la cultura digital recupera este concepto, que conforma un nuevo paradigma cultural.

El propio Callois señala que los juegos, por el hecho de crear hábitos y ofrecer un modelo controlado de la realidad, son un reflejo de la cultura en que vivimos, y se aventura a decir que podemos comprender las cualidades, defectos, creencias, gustos, tendencias… de una sociedad a partir de los juegos que en ella predominan.

Tres rasgos básicos del juego lo hacen especialmente valioso como artefacto cultural: persigue una meta, lo que sin duda incrementa la capacidad de salvar obstáculos y de hacer frente a las dificultades; fomenta la interacción, requisito fundamental para la sociabilidad; y se rige por reglas, y por lo tanto contribuye a disciplinar los instintos. Tres rasgos muy útiles sin duda para la total implantación de la cultura digital.

Por todo esto, el juego se ha convertido en una actividad central de nuestra cultura. Los datos económicos así lo constatan: Solo durante el año 2019, el sector de los videojuegos facturó 152.1 billones de dólares, con un incremento de un 9,6% respecto al año anterior, y una cifra de jugadores que superan los 2.500 millones (Global Gemes Market, 2019). Pero no solo la economía evidencia este hecho, también otras perspectivas menos materialistas lo corroboran. Pensemos, por ejemplo, en la importancia que ha adquirido el fenómeno de la gamificación (aplicación de dinámicas de juego en entornos no lúdicos). Desde hace ya un tiempo se ha convertido en una actividad que se está aplicando a multitud de campos: en educación, como metodología de enseñanza-aprendizaje; en el mundo de las empresas, ya sea a la hora de motivar a los equipos de trabajo o de promover la interacción con las audiencias; en el contexto informativo, como es el caso de los docuwebs y los newsgames, formatos en los que periodismo digital y cultura del videojuego cooperan con la idea de conseguir un periodismo más lúdico e inmersivo.

¿Y cómo es esta civilización que “ha elegido el camino del game” (Baricco, 2019) para su supervivencia? Este mismo autor nos aporta algunas claves, que son las mismas de los videojuegos: un diseño agradable orientado a la satisfacción sensorial; una estructura basada en esquemas muy simplistas: problema-solución, pregunta-respuesta, amenaza-defensa; poco tiempo de espera entre cualquier problema-solución, todo tiene que ser rápido, deprisa, sin parar; aumento progresivo de las dificultades del juego; inexistencia o ineficacia de la inmovilidad; ausencia de instrucciones abstractas de uso, se aprende jugando; disfrute inmediato; existencia de una puntuación que va marcando el progreso, que te da un resultado, lo cual resulta muy tranquilizador. Podríamos ver estos rasgos en la gran mayoría de las actividades digitales que hacemos a diario, ya sea cuando escuchamos música por Spotify, cuando nos comunicamos por WhatsApp, participamos en las Redes sociales o cuando navegamos de un link a otro en internet.

Se trata pues de civilización lúdica, amante de lo superficial y en continuo movimiento. Lo que no significa que este modelo cultural sea estúpido; significa simplemente que ha adoptado esta vía (de nuevo Baricco) como forma de rebelión contra el sistema hasta ahora imperante, un sistema basado en las castas, en las élites, y que denostaba el juego por considerarlo superficial y una pérdida de tiempo.

Estoy segura de que en esta semana de confinamiento todos tenemos multitud de anécdotas que ratifican experiencias lúdicas (muy similares a los comportamientos de las comunidades virtuales online de videojuegos), como la moda que parece se ha impuesto de tomar el aperitivo con los amigos por videoconferencia; o la de pasar tiempo viendo y enviando vídeos divertidos, memes…, etc.; o la de estar permanentemente compartiendo información en los refugios favoritos digitales, principalmente WhatsApp y las Redes sociales; cuando no directamente jugando a alguno de la multitud de videojuegos que las empresas están  regalando estos días para amenizar la cuarentena. De hecho, parece que el juego de estrategia Plague Inc se ha convertido en una de las aplicaciones más descargadas para teléfono móvil con la aparición del coronavirus. Yo misma ayer por la tarde me bajé dos videojuegos para el móvil (no sé por qué aprovecho cuando estoy en el baño para jugar algún juego o consultar Twitter…) Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, también ayer vi en un artículo de prensa la noticia de dos ingleses que han creado una aplicación que permite calcular la cantidad de papel higiénico necesario para pasar la cuarentena. Sin duda, esta original idea está conectada con todas las bromas y memes que se han hecho sobre el acopio compulsivo de papel higiénico por parte de la gente para pasar la cuarentena.

Imagen: Aplicación sobre el uso de papel higiénico. Fuente: La Vanguardia (https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20200320/474269635730/aplicacion-permite-calcular-papel-higienico-necesitas-cuarentena-coronavirus.html)

Ahora mismo, mientras hago una última lectura antes de enviar este artículo, me llega este meme:

Imagen: Meme. Fuente: Twitter (https://twitter.com/AndyStalman/status/1241331395609444353?s=20 )

Y con estos ejemplos, que en mi opinión reflejan a la perfección la lógica del game, pongo punto final a este artículo que ya es demasiado largo y que me ha quedado un poco a caballo entre la cultura analógica y la digital.

Juana Rubio

Profesora de la Facultad de Comunicación y Artes

#EnNebrijaSeguimos

Debido a la situación generada por el coronavirus, en la Comunidad de Madrid se han cancelado durante unos días las clases presenciales en todos los niveles educativos.

Ante esta situación, la Universidad Nebrija ofrece a sus alumnos la posibilidad de asistir a sus clases en modalidad online. Para ello, desde Global Campus hemos trabajado en un plan de contingencia cuyo objetivo es dar soporte a profesores y estudiantes y acompañarles de cerca durante estos días. Ese plan de contingencia contempla:

  • Dimensionamiento: Número y características de profesores, alumnos, asignaturas y sesiones síncronas simultáneas
  • Aspectos técnicos: Dispositivos, equipación de las aulas, software, soluciones de audio, etc.
  • Formación: Sesiones específicas con los docentes que nunca han impartido en modalidad online
  • Comunicación: Información enviada a alumnado, profesorado y otras áreas de la universidad
  • Infraestructuras: Aulas y espacios en los distintos campus
  • Procedimiento del equipo: Pautas y organización del trabajo durante las próximas jornadas (reparto por campus, división por facultades, canales de atención/comunicación, etc.)
  • Coordinación con otras áreas: Comunicación, facultades, Marketing, Sistemas, Infraestructuras, etc.

Alumnos y profesores pueden contactar por los canales habituales para hacernos llegar cualquier comentario, incidencia o sugerencia al respecto.

Gracias a tod@s por vuestro compromiso y proactividad…

Y, recordad, #EnNebrijaSeguimos.

Global Campus Nebrija

Google Académico

Google Académico, un potente recurso a tu alcance

En anteriores post habíamos señalado la necesidad de ir más allá de Google para la búsqueda de información en el ámbito académico, con el fin de evitar enfrentarnos principalmente al problema de la discriminación selectiva de información. Así, este gigante tecnológico nos ofrece un espacio específico de contenidos científico-académicos de la mayor utilidad, Google Académico o Google Scholar, en inglés.

Imagen: Buscador de Google Académico. Fuente: Google Académico.

Este buscador nos permite acceder gratuitamente desde un solo sitio a numerosas disciplinas, fuentes y tipologías documentales, por ejemplo, artículos de revistas científicas y libros, comunicaciones y ponencias a congresos, informes científico-técnicos, tesis, trabajos fin de grado, archivos depositados en repositorios, patentes, etc., ya sea en forma de referencias bibliográficas o de documentos a texto completo.

Cuenta con interfaz básica, simple e intuitiva, con un formulario inicial que permite consulta general y ofrece una serie de funciones, para mejorar su uso, desde el menú desplegable:

Imagen: Menú de Google Académico. Fuente: Google Académico.

  • Mi perfil: Para crear uno personal como investigador
  • Mi biblioteca: Para guardar los resultados de las búsquedas y     recuperarlos en cualquier momento
  • Alertas: Para recibir nuevas referencias sobre un tema de interés por medio del correo electrónico
  • Estadísticas: Ofrece el impacto de las revistas científicas desde el recuento de citas que reciben sus artículos
  • Configuración: Según preferencia de número de resultados por páginas, idioma, gestor bibliográfico y enlaces de bibliotecas
  • Búsqueda avanzada: Permite optimizar la búsqueda a través de filtros por palabras, autor, idiomas, formato de archivo, fecha, etc.

De los resultados de búsqueda, podemos obtener la siguiente información:

  • Tipo de documento, en formato PDF, WORD, HTML, CITA, LIBRO.
  • Citado por: indica el número de veces que el artículo ha sido citado.
  • Artículos relacionados: explora trabajos relacionados con el mismo tema.
  • Versiones: diferentes versiones en que puede aparecer el documento, con la posibilidad de que alguna de ellas permita una descarga más fácil. Cuando se facilite el acceso a la versión completa, aparecerá indicado en el enlace del margen derecho de la página.
  • Citar: permite copiar y pegar una cita en distintos estilos (APA, MLA, ISO 690). Asimismo se puede exportar información a un gestor de referencias bibliográficas como, por ejemplo, RefWorks, sobre el que puedes ampliar información en los post que le hemos dedicado: ¿Trabajando en Refworks? Crea y organiza tu propia base de datos en un plis-plas
  • Guardar: en el espacio personal de Mi Biblioteca se permite guardar los documentos.
  • Más: Busca otras opciones.

En el margen izquierdo se visualizan las distintas opciones para afinar la búsqueda: ordenar por relevancia, fecha, períodos cronológicos, idioma, y desde aquí también podemos crear una alerta. Se observan todos estos datos a través de los resultados obtenidos de una búsqueda mediante la siguiente imagen:

 

Imagen: Resultados de búsqueda. Fuente: Google Académico.

Imagen: Opciones de citas. Fuente: Google Académico.

Además de sus prestaciones como buscador, Google Académico es un índice de citas muy utilizado para la evaluación de la productividad investigadora, característica que lo convierte en un competidor de los conocidos índices de citación, como Web of Science (WOS) o Scopus.

En este orden de funciones, presenta:

  • Citas de Google Académico (Google Scholar Citation), herramienta que permite crear un perfil de investigador con información de su actividad. Así cada autor puede realizar un seguimiento de las citas de sus artículos, quién lo hace, gráfico de citas a lo largo del tiempo y cálculos métricos de las mismas. Es conveniente hacer público el perfil, con el fin de que aparezca en los resultados cuando se busque por su nombre. Este servicio resulta fácil de crear y mantener, además de gratuito. Ayuda a conocer cuáles son las áreas en las que más impacto se consigue. Facilita la creación de alertas de novedades sobre temas y autores de interés. Las estadísticas de citas se calculan y se actualizan automáticamente conforme Google Académico encuentra más citas. Permite así aumentar la visibilidad y accesibilidad de las investigaciones, a la vez que fortalece su reputación e identidad digital.

Veamos un ejemplo, con la siguiente imagen:

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Fuente: Citas de Google Académico.

Accedemos al perfil detallado de un investigador, en este caso, profesor de la Universidad Nebrija, con indicación de su filiación institucional, especialidades y áreas o temas de investigación. En el margen derecho aparecen los datos del impacto del autor: total de citas recibidas; índice h, que mide la calidad profesional del científico en función de la cantidad de citas que han recibido sus artículos; índice i10, que señala las publicaciones citadas al menos diez veces; gráfica de citas por años y relación de coautores.

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Alertas Fuente: Citas de Google Académico.

Métricas de Google Académico (Google Scholar Metrics). Las prestaciones generales de esta herramienta se hallan en la página dedicada a Google Scholar Metrics, dentro de nuestro Espacio de Investigación.

Desde Estadísticas del menú inicial, se accede a la clasificación de publicaciones principales. Permite buscar datos de una revista, de las publicadas en una lengua determinada, de las publicadas según categorías o subcategorías, si están en inglés, ofreciendo una clasificación de las mismas según el índice h5, que facilita al investigador dónde publicar y aumentar la visibilidad de sus trabajos.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Fuente: Métricas de Google Académico.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Categorías y subcategorías. Fuente: Métricas de Google Académico.

Procede señalar finalmente algunas limitaciones que han generado polémica en la comunidad académica. Entre otras, la falta de transparencia en los contenidos, ya que Google Académico no informa con exactitud de las fuentes que indexa; su clara dependencia de la Web hace más inestable este buscador (materiales que desaparecen); los contenidos son heterogéneos, desde alta investigación a trabajos poco relevantes, así como las eventuales falsas atribuciones que alteran los resultados de las citas y el índice h. En consecuencia, es aconsejable que los autores revisen la información con regularidad.

Al margen de las observaciones anteriores, constituye una herramienta tecnológica de notable valor, que si la conocemos en profundidad nos permite aprovechar al máximo sus múltiples opciones. Con este fin, te recomendamos un tutorial muy completo elaborado por la Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid, Google Académico, paso a paso.

Cristina Palma

Servicio de Biblioteca

CRM 01

CRM: Una nueva herramienta de gestión interna que nos acerca más al alumno

Desde Global Campus Nebrija (GCN) se viene trabajando recientemente con una nueva herramienta de gestión de peticiones, consultas y reclamaciones del alumnado, llamada CRM (Customer Relationship Management) o lo que es lo mismo, Gestión de Relaciones con Clientes.

Y ahora bien, nos podemos hacer las siguientes preguntas:

¿Qué es?

Se trata de un software de empresa que sirve para disponer de todas las comunicaciones con el alumno en un único sitio accesible y común para aquellos departamentos de la universidad que disponen de él, en nuestro caso estos departamentos se corresponden con: departamento de desarrollo universitario, call center, atención al estudiante (ATE) y GCN.

Se trata de un software sencillo, teniendo en cuenta las funcionalidades que nos interesen, dado que tiene un amplio abanico de posibilidades y opciones, es personalizable y es online.

¿Cómo funciona?

Todas las conversaciones que cualquiera de las áreas anteriormente citadas tengan con el alumno, ya sean emails, llamadas o reuniones, se guardan automáticamente en la ficha de dicho alumno. Esta ficha es accesible para todo departamento implicado y además, sobre estas conversaciones se pueden añadir notas internas y/o actividades con una fecha de registro, consiguiendo así que mejore muchísimo la atención y por tanto, el grado de satisfacción del alumnado.

En nuestro caso, podemos gestionar y conocer el flujo de vida del alumno, desde el momento en que contacta con el asesor universitario, hasta que llega a los departamentos de atención al alumno para resolver aspectos del día a día en su paso por la universidad: reclamaciones, consultas, solicitudes o peticiones.

A través de este contacto diario, se pueden resolver de manera rápida las incidencias conociendo el histórico de cada alumno y  tramitar aspectos administrativos comunes tales como: títulos, certificados, dispensas, cambios de grupo o asignaturas.

La explotación de datos y análisis de resultados también nos la facilita esta herramienta a través de la extracción de informes. Con ello, podemos segmentar y clasificar los flujos de gestión e incidencias de tal modo que podamos adoptar acciones de mejora ágiles y resolución de problemas inter e intradepartamentales.

Ya es de sobra sabido que en GCN y por tanto en Nebrija apostamos por el humanismo digital, la cercanía y por ello es muy importante para nosotros que el alumno nos ponga cara. Para ello siempre contará con figuras tales como: gestor/a e-learning, facilitador/a e-learning o gestor/a blended siendo figuras de apoyo al alumno, recogiendo sus peticiones en función de la categoría que seleccione (dudas de acceso al campus o a las videoconferencias, apoyo metodológico, dudas con aspectos académicos, etc.) y de este modo siempre tendrá su referente, a lo largo de toda su vida universitaria.

En resumen, en Nebrija apostamos por la innovación y la mejora constante, tanto a nivel de tecnologías educativas como en aspectos internos de gestión y procedimientos de todos los departamentos dedicados a nuestro principal objetivo, el alumno.

Miriam Munilla

Gestora e-learning y responsable del proyecto «Learning Using Experience» de Global Campus

OEB 2019

Global Campus en Online Educa Berlin (OEB)

El pasado mes de noviembre Global Campus Nebrija (GCN) participó con la presentación de una comunicación en Online Educa Berlin (OEB), la conferencia anual sobre educación y formación basada en las nuevas tecnologías y en la enseñanza-aprendizaje en línea. El encuentro reúne cada año a más de 2.500 asistentes y expertos procedentes de todos los rincones del mundo para debatir e intercambiar conocimiento, experiencia y buenas prácticas en el ámbito del e-learning y de la educación a distancia. En su 25ª edición, la OEB centró su atención en la configuración de los futuros modelos de aprendizaje mediante más de 20 sesiones plenarias y 130 talleres y paneles en los que expertos del sector de la educación y de la empresa presentaron los retos y avances en el marco de la tecnología aplicada a la formación y a la enseñanza en todos los niveles de la etapa educativa. 

Para este encuentro internacional, desarrollado plenamente en inglés, y dentro del panel de expertos Courses and Learning Activities for 21st Century, Global Campus contribuyó con una publicación en la línea de las competencias transversales en entornos digitalizados bajo el título de Transversal competences in virtual environments. Design and implementation at Nebrija University. Mediante esta presentación se destacó la importancia de la transversalidad como elemento que garantiza una metodología de enseñanza de calidad en nuestra institución. Así, en esta comunicación, Global Campus dio a conocer la puesta en marcha de tres cursos en Blackboard, la plataforma LMS utilizada en la universidad para la enseñanza y el aprendizaje: 1) Liderazgo transformacional; 2) Digital Mindset y 3) Resiliencia y gestión del estrés con mindfulness.

Imagen: Ponentes de la comunicación. Fuente: App OEB Berlín

El objetivo principal que se perseguía con el desarrollo de estos tres cursos era mejorar las competencias de los estudiantes y prepararlos para su inserción en el mercado de trabajo en un futuro. Así, la formación sobre Liderazgo transformacional se centra en la importancia de fomentar las competencias clave de futuros líderes profesionales con el objetivo de que el alumnado aprenda a valorar el trabajo en equipo y a gestionar el talento humano gracias a su capacidad de liderazgo. Por su parte, Digital Mindset es un curso destinado a que nuestros estudiantes desarrollen las competencias digitales y el espíritu emprendedor, dos cuestiones necesarias para afrontar los retos de la sociedad actual. Por último, Resiliencia y gestión del estrés con mindfulness destaca la inteligencia emocional como cualidad esencial para el desarrollo de las habilidades sociales de los profesionales, como la persistencia, la gestión del tiempo y la comunicación en todas las esferas de la vida laboral. Con todo ello, Global Campus destacó en este encuentro internacional que es necesario formar profesionales capaces de entender y afrontar los desafíos de un mundo hiperconectado y globalizado y que es en este sentido donde la Universidad Nebrija apuesta por un modelo de educación transversal que abarque la formación de todos nuestros estudiantes en todas las esferas del entorno laboral.


Irene Flores

Gestora e-learning y reponsable del proyecto «Marca académica» de Global Campus Nebrija



Comparador de revistas de Scopus, una forma rápida para indagar dónde publicar

Hay ocasiones en las que tenemos un buen artículo. Aunque seamos investigadores noveles, hemos dedicado grandes dosis de esfuerzo, tiempo a inspirarnos, pensar y reflexionar; experimentar, investigar, redactar para, por fin, tener la idea desarrollada y el texto preparado. Es una sensación fantástica la de ver terminado un buen trabajo, aunque tan efímera que suele durar tan solo unos segundos, pues rápidamente nos asalta la gran incertidumbre: “y ahora, ¿qué hago con esta investigación?”

La ilusión inicial se desvanece a la misma velocidad a la que sentimos caer la presión bajo nuestros hombros y empezamos a plantearnos mil y una cuestiones: ¿cuál es el mejor medio para dar a conocer nuestra investigación? ¿Qué revista es la que tiene mayor impacto? ¿Cuál la que está mejor posicionada en mi área? ¿Cuál la que más se ajusta al contenido de mi artículo? ¿Qué periodicidad tiene, para que no se quede desfasado mi estudio? ¿Aceptarán mi trabajo?

Desde luego esta no es la más grata de las situaciones. Lo ideal sería tener de antemano varias opciones donde enviar nuestros artículos, antes incluso de tenerlos listos. Para ello, existen numerosos rankings de revistas que permiten observar su posicionamiento según su nivel de impacto, citas recibidas, supuesta calidad y repercusión científica dentro de nuestra área de investigación.

Entre los más conocidos y prestigiosos, con sus bondades y limitaciones, están sin duda el ranking de Elsevier, SCImago Journal Rank, conocido también como SJR, o los indicadores de análisis Journal Citation Report (JCR) y Essential Science Indicators, al igual que la base de datos Web of Science, productos gestionados por Clarivate Analytics.

Quizás más adelante le dediquemos otro post a estos índices. En esta ocasión nos gustaría centrarnos en una herramienta de análisis de revistas, denominada Compare sources tool, que suele pasar desapercibida y que proporciona la base de datos Scopus.

Se trata de una herramienta muy útil para todas las áreas que permite comparar hasta un máximo de diez revistas y cuyo funcionamiento está basado en las métricas de citas recibidas de cada publicación. Lo mejor es lo sencillo que resulta obtener resultados de una forma rápida.

Veamos cómo funciona y cómo se visualizan y analizan los resultados con un ejemplo.

Pongamos por caso que ese artículo maravilloso del que hablábamos unas líneas más arriba versa sobre psicología cognitiva, por lo que queremos comparar revistas especializadas en esta disciplina.

El primer paso que tendríamos que dar es acceder a la base de datos Scopus. Podemos hacerlo directamente desde el Catálogo-OPAC~ Web Portal del Servicio de Biblioteca de nuestra Universidad Nebrija:

Imagen: Registro bibliográfico del recurso Scopus. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 28/01/2020

Nada más acceder a la base de datos, tenemos un enlace en la parte superior derecha de la pantalla denominado Compare sources que nos lleva a la herramienta deseada, a Compare source tool.

Imagen: Página principal de la base de datos Scopus. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Imagen: Página de inicio de Compare source tool de Scopus. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Una vez aquí estamos preparados para realizar la comparación. Bien podríamos hacer una búsqueda general y directa por área, para obtener todas las revistas y seleccionar las más conocidas. Sin embargo, siguiendo con el ejemplo de nuestro caso, sentimos curiosidad por saber cómo está posicionada una revista que solemos consultar y creemos que puede ser buena candidata para publicar en ella, Advances in cognitive psychology (ISSN 1895-1171).

Como Compare source tool nos permite buscar por ISSN (abreviatura en inglés de International Standard Serial Number, o número internacional normalizado para publicaciones seriadas), título o editor y, en nuestro caso, tenemos clara la revista, seleccionamos el campo de consulta ISSN, lo indicamos en el segundo campo, pinchamos en el botón “Search” y listo: obtenemos los resultados de esta primera revista una vez la seleccionamos.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por ISSN. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

En este primer paso podemos ver en formato gráfica o tabla sus índices y la evolución y progresión a lo largo de los años, SJR, SNIP (Source Normalized Impact per Paper), citas recibidas por año, número de documentos publicados por año, etc.

Imagen: Ejemplo de visualización de resultados. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Proseguimos nuestras indagaciones y comparamos esta revista con otra concreta que también nos parece relevante para nuestra disciplina, por ejemplo, con Applied cognitive psychology. Como en este caso no disponemos del ISSN, seleccionamos la opción de búsqueda por título “Source title”, introducimos el título y pinchamos de nuevo en el botón que acciona la búsqueda “Search”.

Una vez la visualizamos en la parte inferior izquierda, la seleccionamos para poder empezar la comparación con la primera revista localizada. Podemos comprobar, por ejemplo, que, en cuanto al índice SJR, esta segunda se mantiene más regular en el tiempo que la primera, algo que suele ser positivo porque es un indicio de publicación estable.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por título. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Aun así, nos gustaría seguir contrastando con más revistas. Buscamos por ello otras cuya temática coincida con nuestra especialidad, la psicología cognitiva. Procedemos una vez más, utilizando esta vez el filtro limitador de consulta por área temática y seleccionando “Psychology”.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por área. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Obtenemos seis resultados que todos nos parecen relevantes, por lo que los seleccionamos todos y comparamos.

Imagen: Posibilidades de ordenación de resultados. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Por defecto, la base de datos ordena alfabéticamente, pero podemos determinar las opciones de Cite score, SJR, SNIP o ISSN, para que aparezca este orden, tanto ascendente como descendente. Así, de un simple vistazo obtenemos la información que nos resulte más esencial.

En el supuesto de seleccionar SJR, podemos observar que, según esta herramienta de Scopus, la revista mejor posicionada en este caso sería Cognitive psychology. Si, a su vez, comparásemos con otros índices, por ejemplo con JCR de Web of Science, corroboraríamos que también ahí tiene un buen posicionamiento en un primer cuartil (11/77).

Imagen: Ejemplo de visualización y análisis de gráficos y tablas. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Una vez realizada la selección de todas las revistas sometidas a comparación, Compare source tool nos permite realizar otras acciones. Podemos, por ejemplo, visualizar cada uno de los elementos comparables en formato gráfica o tabla.

En la opción de las citas recibidas por año es factible excluir las autocitas, para que el análisis sea más exacto, pues no es precisamente indicio de neutralidad que un autor se cite a sí mismo reiteradamente o que los autores que publiquen en una misma revista citen en exceso esa misma revista.

Todos estos datos podemos imprimirlos, enviarlos por correo electrónico o exportarlos a un archivo CSV o, en su defecto, comprimirlos a una carpeta zip para su posterior análisis.

Y ya lo tenemos. De una forma rápida y sencilla hemos accedido a la comparación de varias revistas de manera conjunta o individual, según sea nuestro deseo o necesidad. Por supuesto no estaría de más analizar estas revistas en otros índices y compararlos, sería lo más recomendable, pero este es un buen punto de partida para aligerar la presión y volver al entusiasmo inicial.

Ahora es tu turno, ¿ya sabes dónde vas a intentar publicar tu próximo artículo?

Pilar Jiménez Encinas

Servicio de Biblioteca

BNEscolar: tu espacio educativo

Secuencias didácticas, retos interactivos, talleres y vídeos, son algunas de las  nuevas herramientas y servicios que nos ofrece BNEscolar, la plataforma educativa online de la Biblioteca Nacional de España (BNE).

Imagen: Página principal de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Dicho espacio web, que ya contaba con otras secciones, se renueva de esta manera incorporando más funcionalidades, recursos y posibilidades de exploración.

En ella, tanto docentes como estudiantes, tienen a su disposición una selección de recursos digitales del patrimonio bibliográfico, documental y cultural del país para su uso en la enseñanza y el aprendizaje escolar.

Con esta iniciativa se permite la reutilización y aprovechamiento del fondo documental de la biblioteca, que es la encargada de recoger y conservar el Patrimonio Bibliográfico de España.

En colaboración con RED.es, la idea se encuentra enmarcada en BNELab, proyecto de reutilización digital de obras de dominio público de la BNE.

Dentro de este espacio se aúnan servicios y recursos que aprovechan la tecnología y necesidades actuales para llevar al aula el patrimonio de nuestro país y también,  hacer hincapié en la importancia y necesidad de la preservación de la memoria histórica y cultural.

A través de su buscador se puede acceder a los documentos. Además del buscador normal, dispone de la opción de búsqueda avanzada que nos ayuda a encontrar de forma más precisa lo que queremos encontrar ya que nos permite utilizar varios filtros para delimitar dicha búsqueda.

Por un lado, encontramos una primera parte que permite introducir las palabras de búsqueda con arreglo a diferentes fórmulas o modelos de consulta, como: todos los campos, título, autor y tema. Asimismo, podemos decir si queremos que una palabra se encuentre incluida o excluida en esos campos específicos de búsqueda. Si queremos buscar con diferentes criterios en una misma búsqueda y vez, tendríamos que darle al botón de Nuevo criterio cada vez que quisiéramos añadir uno nuevo para combinarlos entre sí, lo que podemos hacer mediante los operadores “Y” (si queremos que esos criterios se den conjuntamente en el resultado final) u “O” (si esos criterios no tienen por qué darse conjuntamente en el resultado final).

Hay que tener en cuenta que cuantos más criterios añadimos, más combinaciones se hacen para la búsqueda que estamos realizando y, por tanto, el resultado al ser más específico, será menor en número de recuperaciones.

Por otro lado, la segunda parte tiene cuadros desplegables que aplican nuevas condiciones adicionales para restringir la búsqueda anterior: nivel educativo, asignaturas, autores, idiomas, tipos de recursos (fotografía, locución…) y siglos.

Una vez introducidas las palabras y seleccionados los desplegables que nos interesen, debemos hacer clic en el botón Buscar.

Imagen: Buscador de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Para poder visualizar mejor la manera en la que podemos sacarle partido a todo este fondo, la BNE ha desarrollado distintos ejemplos de cómo utilizarlos y llevarlos al aula.

En primer lugar, nos encontramos con Secuencias didácticas que promueven el aprendizaje basado en proyectos y la participación colaborativa del alumnado. En ellas encontraras además de una visita digital a través de la propuesta, las guías del docente y del alumno.

Imagen: Secuencias didácticas de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

En segundo lugar, tenemos Desafíos interactivos en los se deberán resolver los enigmas propuestos y contestar las preguntas planteadasa modo de “Escape room” en el juego Cuadros de una exposición o de preguntas geolocalizadas mediante la App de la BNE.

Imagen: Desafíos interactivos de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Otro tipo de actividad son los Talleres en los que por medio de videotutoriales nos enseñan la manera de utilizar diferentes técnicas como el collage, mediante fotografías sobre la Guerra Civil Española, por ejemplo, o la creación de un manuscrito iluminado mediante la fabricación de papel e imitando la caligrafía gótica. Para ello, los alumnos tendrán que escoger uno de Los 12 trabajos de Hércules que la BNE pone a su disposición. Claros ejemplos de cómo profundizar en las distintas asignaturas o temas de una manera más entretenida.

Imagen: Talleres de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Por último, tenemos los Vídeos con los que a través de la narrativa audiovisual se presentan contenidos curriculares con una guía de sugerencias metodológicas para su aplicación en el aula, así como los diferentes recursos utilizados para su creación. Puede verse como ejemplo un vídeo de unos seis minutos sobre la Guerra de la lndependencia Española o un vídeo sobre La evolución de los soportes documentales.

Imagen: Vídeos de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

El portal persigue la motivación del alumnado mediante la creación de nuevos contenidos y el aprendizaje colaborativo con estudiantes de la misma escuela o con otros centros educativos. Se integra de esta manera el concepto de gamificación, tratando de presentar los contenidos curriculares de una forma más atractiva.

Con este proyecto se invita a colaborar a toda la comunidad educativa por lo que BNEscolar ya ha sido probado en una primera fase por un conjunto de centros educativos entre los que figuran: el IES Sa Sierra de Ibiza, el Colegio CEIP Pablo Iglesias de Talavera de la Reina, en Toledo y Humanitas Bilingual School de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Gracias a los participantes se ha podido ajustar y validar la idoneidad del entorno tecnológico, así como la consecución de objetivos curriculares.

Así que ya sabes, si estás interesado, tanto si eres profesor como alumno, accede a Mi BNEscolar. Podrás disponer de un espacio personal donde organizar tus colecciones y recursos favoritos. Además, podrás visualizar otros proyectos e incluso participar en las diferentes propuestas ya existentes y compartir los propios con el resto de la comunidad educativa.

Con esta iniciativa, la BNE se abre al ámbito escolar y educativo y continúa explorando de esa forma las posibilidades de reutilización de sus materiales.  Gracias a ella y a las tecnologías, vemos cómo se puede enlazar la cultura, el acceso libre a la misma y la educación, en una misma plataforma.

Si bien está pensada para completar los currículos educativos, principalmente de secundaria, puede servir también para todos los ciudadanos en el desarrollo de sus conocimientos y en el recuerdo de nuestra memoria. La página se encuentra en varios idiomas: español, inglés, catalán, gallego y euskera.

En nuestro entorno universitario, esta plataforma resulta muy interesante para los alumnos y profesores del Área de Educación, e incluso de otras áreas que van a encontrar en esta herramienta un potencial para presentar y trabajar diferentes contenidos de una manera más visual.

Utilizar el pasado para construir un futuro. ¿Te apuntas?

Dentro de nuestro Catálogo-OPAC ~ Web Portal también podrás encontrar acceso al espacio BNEscolar.

Para más información o cualquier duda que te pueda surgir, no dudes en preguntarnos.

Ana Higueras

Servicio de Biblioteca

SciELO, tu biblioteca online en Ciencias de la Salud

SciELO es una biblioteca virtual que alberga una gran colección de revistas científicas de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, México), España, Portugal, el Caribe y Sudáfrica de acuerdo con unos criterios de calidad preestablecidos, pero ¿cómo surgió SciELO? Esta Biblioteca es el resultado de la cooperación entre BIREME (Centro latinoamericano y del Caribe de información en Ciencias de la Salud) y FAPEP (Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo) en el año 1997.

En España, este proyecto está siendo desarrollado por la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud por el acuerdo establecido entre El Instituto de Salud Carlos III y la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud).

Gracias a la creación de este proyecto se ha hecho una gran contribución al desarrollo de la investigación y se ha visto aumentada la difusión de la producción científica nacional, pero ¿qué tipo de criterios se siguen para escoger una u otra publicación? Para escoger las publicaciones se estudian los aspectos formales de las mismas, su contenido científico y la difusión que tienen.

Actualmente, esta biblioteca virtual contiene: 60 revistas, 2843 fascículos, 39101 documentos y 792954 referencias. De esas 60 revistas hay 43 títulos vigentes y 17 no vigentes.

Uno de los principales objetivos de este recurso es proporcionar el acceso completo y abierto a un número determinado de revistas y artículos mediante la utilización de unos buscadores e índices.

En la página principal de SciELO podemos encontrar un Buscador general:

Imagen: Buscador general. Fuente: SciELO.

Y una Búsqueda avanzada, en la que podréis utilizar una serie de filtros, como por ejemplo:

  • Filtrar por colección:

Imagen: Filtrar por colección. Fuente: SciELO.

  • Por revista:

Imagen: Filtrar por revista. Fuente: SciELO.

  • Por idioma:

Imagen: Filtrar por idioma. Fuente: SciELO.

  • Año de publicación:

Imagen: Filtrar por año de publicación. Fuente: SciELO.

Entre otras muchas posibilidades, estos filtros os darán la posibilidad de acotar vuestras búsquedas según los resultados que queráis obtener. Además, podréis compartir vuestros resultados a través de varias redes, como por ejemplo Twitter y Facebook o enviarlas por correo electrónico e incluso ver la métrica (citas recibidas, citas concebidas y visualizaciones) del artículo seleccionado y de la revista en la que se encuentra.

Imagen: Redes sociales y métricas. Fuente: SciELO.

Cuando hayáis hecho vuestras búsquedas podréis ver vuestro historial gracias a la pestaña Histórico de búsqueda, lo que os puede ser muy útil para saber qué términos habéis buscado, de qué forma y cómo. Este histórico os facilitará vuestra investigación y podréis modificar vuestras búsquedas y además minimizar el tiempo empleado en las mismas.

Imagen: Histórico de búsqueda. Fuente: SciELO.

Desde la página principal de SciELo si cliqueáis en cada una de las banderas que aparecen os dará la posibilidad de buscar dentro de cada colección, cuyos resultados son la producción nacional de cada país, por título de revista y también de buscar artículos mediante la utilización de los operadores booleanos (AND, OR, NOT). ¿Qué son estos operadores? Son nexos lógicos entre los términos de búsqueda cuya utilización permitirá obtener mejores resultados.

El operador AND une dos términos, es decir, si por ejemplo queréis encontrar artículos en cuyo título aparezcan los términos “psicología” y “niños” tendréis que utilizar el operador AND para obtener aquellos resultados en los que aparezcan ambos términos. Si por el contrario, quisierais obtener únicamente resultados en los que en el título aparezca el término “psicología” pero no “niños”, tendrías que utilizar el operador booleano “NOT”. Y por último, si quisierais resultados en los que puedan aparecer ambos términos o uno de ellos el operador que deberíais utilizar sería “OR”.

Otra de las curiosidades de esta biblioteca digital es que además se pueden visualizar libros académicos que se pueden leer en ebooks, tablets, smartphones y pantallas de ordenador. Hay 1.191 títulos disponibles, 734 títulos en Acceso Abierto, 9.868 capítulos en Acceso Abierto y 5.965 autores. ¿Dónde podréis ver estas publicaciones? Cliqueando en SciELo Libros.

Un dato importante de SciELo es que os da la posibilidad de trabajar en varios idiomas: inglés, portugués y español.

¿Cómo podéis acceder a este recurso? De una forma muy sencilla: dentro de la página de Biblioteca encontraréis un apartado de Recursos web donde encontraréis la opción de Recursos y herramientas útiles para el investigador. El siguiente paso será hacer “clic” sobre Repositorios. El enlace os llevará a una página donde encontraréis varios recursos, entre ellos SciELO. Otra opción es ir directamente al recurso buscándolo en el buscador poniendo el término SciELO en él.

Si queréis conocer más recursos como este, podéis visitar las noticias de nuestras compañeras Cristina Palma Repositorios y recursos de información científico académica y Ana Higueras Medir para investigar: herramientas para evaluar la ciencia que os serán de gran utilidad.

Para cualquier duda o consulta podrás encontrarnos en los mostradores de las Bibliotecas de los diferentes campus.

Cristina Simón

Servicio de Biblioteca

REPISALUD: una novedad en salud

¿REPI…qué?… REP (repositorio) I (Institucional) en SALUD, REPISALUD: el nuevo repositorio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y sus Fundaciones, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) especializados en Ciencias de la Salud.

A estas alturas, todos sabemos que es un repositorio ¿no?, si alguno está un poco despistado vamos a echar la vista atrás… el término repositorio proviene del latín repositorĭum, que significa armario o alacena, es decir, espacio utilizado para almacenar “cosas”. En la actualidad, la mayoría de los repositorios se desarrollan en el medio virtual donde se almacenan, organizan, conservan y difunden archivos digitales normalmente derivados del trabajo de una institución, entidad, organismo…etc.

¡Si queréis saber más! no os perdáis el post Repositorios y recursos de información científico-académica en acceso abierto

En este caso, REPISALUD es un repositorio electrónico que recoge los archivos digitales en acceso abierto de la producción científica y académica de estos centros:

  • El ISCIII es el principal Organismo Público de Investigación (OPI) en España y el centro de referencia a nivel internacional en materia de Salud Pública e Investigación Biomédica. Sus objetivos son mejorar la salud y combatir las enfermedades, a través del fomento de la investigación e innovación en Ciencias de la Salud y Biomedicina. Además, otra de sus líneas de trabajo es proporcionar servicios científicos y técnicos de referencia y programas de estudio dirigidos al Sistema Nacional de Salud (SNS).

 

  • El CNIC es una Fundación Pública Estatal dedicada a la salud y a las enfermedades cardiovasculares. Es reconocida a nivel internacional como centro de excelencia cuya misión es investigar, prevenir y promover los avances científicos y sanitarios en estas disciplinas de estudio.

 

  • El CNIO, al igual que el CNIC es una Fundación Pública Estatal de reconocido prestigio internacional creada por el Instituto de Salud Carlos III.

Entonces… ¿qué tipo de información y recursos podemos encontrar en REPISALUD?, como ya hemos visto el contenido de este recurso proviene del trabajo de sus centros, por lo que encontraremos artículos, congresos, libros, patentes, tesis, memorias institucionales, documentos de divulgación (trípticos, folletos, carteles, etc.), materiales docentes y mucho más.

Para empezar, hay que tener en cuenta que el contenido de este repositorio se organiza en cinco grandes colecciones denominadas Comunidades: Investigación, Institucional, Docencia, Eventos científicos y Programa editorial; que a su vez están formadas por subcomunidades que contienen la información producida por los centros de investigación ISCIII, CNIC, CNIO.

Imagen: Comunidades o Colecciones de REPISALUD. Fuente: REPISALUD.

Como veréis en la siguiente imagen, la página principal se estructura en varios espacios diferenciados, de izquierda a derecha y de arriba abajo encontramos un listado desplegable con el acceso a las Comunidades (colecciones) y una serie de opciones de búsqueda: Fecha de publicación, Autor, Título, Tipo de documento, Institución y Palabras clave.

 

Imagen: Página principal de REPISALUD. Fuente: REPISALUD.

 

En el espacio central de la página encontraréis las herramientas de búsqueda sencilla y avanzada, las Comunidades arriba mencionadas y un apartado dedicado a la documentación recientemente añadida en el que podemos ver las últimas novedades en investigación.

Y en la parte derecha de la página se encuentran: el acceso a una cuenta personal restringida a los miembros de las instituciones (ISCIII, CNIC y CNIO) ; guías y recomendaciones para el autoarchivo, derechos de autor, licencias Creative Commons, políticas, FAQS y Contacto.

Y ahora… ¿Cómo realizamos una búsqueda?, podemos utilizar la búsqueda sencilla y búsqueda avanzada. Ésta última ofrece una serie de filtros para refinar nuestras búsquedas y resultados, y la posibilidad de buscar en todo el recurso o sólo en una de sus Comunidades. Además… si necesitamos ayuda solo tenemos que hacer clic sobre el botón de interrogación y se abrirá una guía con recomendaciones de búsqueda.

 

Imagen: Búsquedas y Comunidades. Fuente: REPISALUD.

 

Otra opción que os proponemos es navegar por las distintas Comunidades que integran el repositorio. Dentro de cada Comunidad encontraréis un listado de opciones para filtrar vuestras búsquedas (fecha, autor, título…) o también,  podéis seguir navegando por  las subcomunidades de los centros de investigación ISCIII, CNIC, CNIO, que a su vez se subdividen en más subcomunidades. Además, al lado de cada colección se indica entre paréntesis el número de documentos que la componen.

 

Imagen: Ejemplo de búsqueda en la Comunidad Investigación. Fuente: REPISALUD.

 

Imagen: Ejemplo de búsqueda en las Subcomunidades de la Comunidad de Investigación. Fuente: REPISALUD.

 

¡A qué esperáis! Visitad el repositorio REPISALUD y explorar todo su contenido, seguro que os sorprenderá. Podéis acceder a él desde la página de Biblioteca:

¡Y además! No olvidéis que la Universidad Nebrija también cuenta con su propio Repositorio resultado de la producción científica y académica de sus profesores, investigadores y alumnos.

 

Amara Almagro

Servicio de Biblioteca

Repositorio Nebrija: En un lugar (para nuestra producción académica y científica) del que sí quiero acordarme…

¿Sabes ya qué es un repositorio? Pues va siendo hora, como universitario de pro, que sepas de qué estamos hablando cuando hablamos de repositorios. Como ya hemos comentado sobre ellos en nuestra serie de artículos escritos para este blog, vamos a remitirte a otras aportaciones que nos han acercado el tema con anterioridad. Encontrarás una sencilla y muy correcta definición en el post Repositorios y recursos de información científico-académica en acceso abierto y aún más información relacionada en los artículos Localización de tesis doctorales mediante recursos electrónicos y repositorios  e Hispana: Repositorio del patrimonio digital nacional.

Pero en este post vamos a hablar sólo del Repositorio Nebrija: un nuevo catálogo que recoge la producción académica y científica propia de la Universidad Nebrija. Y tú te preguntarás, ¿pero es que esto no se hacía ya antes? Pues sí: lo has adivinado. Ya desde finales del año 2008, comenzamos a catalogar la producción académica y científica de nuestros investigadores, profesores y alumnos, que hasta la llegada del repositorio tenía su catálogo tradicional localizable en el Catálogo-OPAC ~ Web Portal del Servicio de Biblioteca. Ahora, esta producción documental tiene una interfaz gráfica propia y una plataforma renovada gracias a un proyecto de Baratz (propietaria de la solución tecnológica AbsysNet que lo ha hecho posible) y la Universidad Nebrija. Auspiciado por el Vicerrectorado de Investigación, y pensado no sólo como una herramienta de gestión y consulta, sino como un servicio de recolección que podrá ser consultado y recolectado por otros repositorios y recolectores de nuestro entorno (organismos de investigación, universidades, proyectos transnacionales, etc.) el Repositorio Nebrija ha llegado para quedarse, y aquí te contamos qué contiene y cómo funciona.

Como hemos comentado, el Repositorio Nebrija alberga la producción académica y científica de la Universidad, lo que quiere decir que allí encontraremos, fundamentalmente y sólo en formato electrónico, artículos, libros, capítulos de libros, contribuciones a congresos, tesis, TFGs (Trabajos Fin de Grado) y TFMs (Trabajos Fin de Master), todos autoría de nuestros alumnos, docentes, e investigadores, cada uno de ellos en su faceta como productores de documentos académicos (alumnos) y científicos (profesores e investigadores) Además de esta característica del contenido documental del repositorio —que lo convierte en lo que se conoce como repositorio institucional y de investigación—, una peculiaridad —extensible a otros muchos repositorios— es que todos los documentos que contiene están disponibles en acceso abierto, es decir, son lo que se conoce como open access en el marco de una política de acceso abierto al conocimiento y la investigación que la Universidad Nebrija respalda.

Así, es misión del Repositorio Nebrija recolectar, gestionar, difundir y preservar la producción académica y científica de la universidad con el objetivo de ofrecer una plataforma de publicación de los trabajos académicos y científicos a texto completo que se hallen en acceso abierto, y aumentar la visibilidad e impacto de los contenidos generados por los autores y la institución, siguiendo las orientaciones de la legislación española y las directrices internacionales al respecto.

Sobre las características generales de esta plataforma, sus objetivos, contenidos, formas y régimen de depósito, puedes encontrar más información en la página dedicada al Repositorio Nebrija dentro de nuestro Espacio de Investigación.

Entre las ventajas evidentes del repositorio se encuentran, muy especialmente, su interfaz gráfica, con un diseño responsive (adaptado) para la navegación en todo tipo de dispositivos, la autogeneración de atractivas cubiertas para los documentos mostrados, la visualización de información ampliada sobre los autores, y nuevas y resolutivas formas de visualización de la información en general, así como sus posibilidades enriquecidas para la formulación de búsquedas y la recuperación de información, que vamos a ver inmediatamente de manera resumida.

 

Imagen: Vista de la página principal del Repositorio Nebrija. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Una característica que el repositorio comparte con otras plataformas de parecida condición es la posibilidad de navegar por distintas colecciones, sin la necesidad de realizar, a priori, una consulta específica. La naturaleza del contenido de este repositorio implica la navegación por diferentes áreas temáticas, tales como Arquitectura, Artes Escénicas, Bellas Artes, Biblioteconomía y Documentación, Biografías, Ciencias de la Salud, Derecho y Relaciones Internacionales, Diseño, Economía y Empresa, Educación, Enfermería, Fisioterapia, Geografía e Historia, Informática, Ingenierías, Lingüística, Literatura, Moda, Odontología, Periodismo y Comunicación Audiovisual, Psicología, Publicidad y Marketing, Turismo. Otra colección destacada es la de documentos académicos, que comprende tres grandes tipologías: Tesis Nebrija, TFGs y TFMs).

Otras colecciones secundarias son los formatos (Artículo de revista, Capítulo de libro, Libro, Libro electrónico, Ponencia o comunicación en congreso), los departamentos académicos (Arte, Arquitectura e Ingeniería de la Edificación, Derecho y Relaciones Internacionales, Economía y Administración de Empresas, Enfermería, Fisioterapia, Ingeniería Informática, Ingeniería Industrial, Lenguas Aplicadas y Educación, Periodismo y Comunicación Audiovisual, Publicidad y Marketing, Turismo, Nebrija Business School) y los años de producción.

Por supuesto, las posibilidades de consulta por estrategias búsqueda clásica están presentes, mediante la consulta sencilla disponible en la página principal, o mediante la consulta avanzada. La primera nos permite realizar una consulta a través de una sencilla palabra clave, aplicando —si queremos— un filtro directo a esta consulta a través de la colección de áreas o de la colección de documentos académicos. La segunda forma de consulta, nos permite hacer una búsqueda más compleja y refinada, y aplicar una estrategia de consulta pensada y con variedad de filtros y opciones a priori. Hagamos la consulta que hagamos, o naveguemos las colecciones que naveguemos, los resultados se nos presentarán listados —con la posibilidad de disponerlos en forma de imágenes en mosaico— y podremos aplicarles nuevos filtros por autores, responsables y entidades, títulos, materias o tipos de formato documental, o marcarlos para exportarlos después fuera de la plataforma.

 

Imagen: Vista de la lista de resultados tras una consulta o navegación por colecciones. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Al seleccionar cualquiera de los resultados obtenidos veremos una descripción completa del documento, incluyendo información de los autores, datos técnicos y descriptivos del tipo y características del documento, e información muy útil como el resumen o las palabras clave y áreas temáticas a que pertenece. En la zona derecha de la página dispondremos de distintas posibilidades para la exportación de la información descriptiva del documento en variados formatos, incluido Google Scholar y RefWorks (si todavía no has leído nuestros artículos sobre RefWorks, la herramienta más famosa para gestión de bibliografías, te recomendamos que no te pierdas Refworks, una gran herramienta de trabajo, Agiliza la creación de tus bibliografías con Refworks o ¿Trabajando en Refworks? Crea y organiza tu propia base de datos en un plis-plas), enlaces rápidos a la página para llegar a la misma desde el exterior de la plataforma sin necesidad de repetir la consulta, o ampliadores (términos y palabras clave comunes con otros documentos para navegar directamente entre todos ellos)

Por último, el servicio estrella de la plataforma es el acceso inmediato al documento final, que puede hacerse bien mediante la opción de descarga visible normalmente en la zona superior derecha de la página, o mediante el enlace a propósito que aparece, alternativa o contemporáneamente, en el cuerpo de la información descriptiva del documento.

 

Imagen: Vista completa de un resultado con toda su información descriptiva y las opciones de filtro, exportación y descarga. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Ahora ya sabes cómo las gasta el Repositorio Nebrija, y sólo tienes que pensar en el provecho que puedes sacarle, como centro neurálgico para referenciar tu producción académica o científica, ver qué están haciendo tus compañeros y colegas en los estudios o áreas que compartís, etc. Sólo ten en cuenta que si no encuentras algún trabajo que crees debería figurar aquí, es muy posible que no esté porque no puede ponerse en acceso abierto. En tal caso, echa un vistazo en el Catálogo-OPAC ~ Web Portal donde encontrarás la referencia de cualquier documento de la producción académica y científica de la universidad que no pueda ponerse en abierto: si necesitas algún dato de la referencia, puedes tomarlo de aquí. Hay varias razones por las que un documento electrónico no puede ponerse directamente en abierto, créenos, pero nada debe impedir que podamos saber de su existencia.

 

Imagen: Usuario navegando el Repositorio Nebrija. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Finalmente, en la parte superior de la página de vista completa, donde puede verse la descripción completa del cada documento seleccionado, verás siempre un icono que representa la licencia de uso que tiene el documento. Se trata de una licencia Creative Commons sobre la que puedes saber algo más en la página de información adicional del Repositorio Nebrija y en el propio sitio web de la licencia, pero que viene a indicarnos que los documentos (trabajos) depositados en el Repositorio Nebrija pueden descargarse y usarse siempre que se identifique y referencie la autoría de los mismos, no se saque rédito económico o comercial de estos a partir de ningún uso a propósito, y no se modifiquen, alteren, transformen o cambien en ningún caso con distribución y/o uso posterior del resultado.

 

Imagen: Icono de la licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International (CC BY-NC-ND 4.0). Fuente: https://creativecommons.org/

 

Por tanto, no olvides nunca citar correctamente los contenidos en que puedas apoyar tus propios trabajos o investigaciones, y ten siempre presente el Repositorio Nebrija como el sitio de referencia para la producción académica y científica de tu universidad: ¡bienvenidos al conocimiento y la ciencia abierta de la Universidad Nebrija!

 

Rafael Jiménez

Servicio de Biblioteca