Google Académico

Google Académico, un potente recurso a tu alcance

En anteriores post habíamos señalado la necesidad de ir más allá de Google para la búsqueda de información en el ámbito académico, con el fin de evitar enfrentarnos principalmente al problema de la discriminación selectiva de información. Así, este gigante tecnológico nos ofrece un espacio específico de contenidos científico-académicos de la mayor utilidad, Google Académico o Google Scholar, en inglés.

Imagen: Buscador de Google Académico. Fuente: Google Académico.

Este buscador nos permite acceder gratuitamente desde un solo sitio a numerosas disciplinas, fuentes y tipologías documentales, por ejemplo, artículos de revistas científicas y libros, comunicaciones y ponencias a congresos, informes científico-técnicos, tesis, trabajos fin de grado, archivos depositados en repositorios, patentes, etc., ya sea en forma de referencias bibliográficas o de documentos a texto completo.

Cuenta con interfaz básica, simple e intuitiva, con un formulario inicial que permite consulta general y ofrece una serie de funciones, para mejorar su uso, desde el menú desplegable:

Imagen: Menú de Google Académico. Fuente: Google Académico.

  • Mi perfil: Para crear uno personal como investigador
  • Mi biblioteca: Para guardar los resultados de las búsquedas y     recuperarlos en cualquier momento
  • Alertas: Para recibir nuevas referencias sobre un tema de interés por medio del correo electrónico
  • Estadísticas: Ofrece el impacto de las revistas científicas desde el recuento de citas que reciben sus artículos
  • Configuración: Según preferencia de número de resultados por páginas, idioma, gestor bibliográfico y enlaces de bibliotecas
  • Búsqueda avanzada: Permite optimizar la búsqueda a través de filtros por palabras, autor, idiomas, formato de archivo, fecha, etc.

De los resultados de búsqueda, podemos obtener la siguiente información:

  • Tipo de documento, en formato PDF, WORD, HTML, CITA, LIBRO.
  • Citado por: indica el número de veces que el artículo ha sido citado.
  • Artículos relacionados: explora trabajos relacionados con el mismo tema.
  • Versiones: diferentes versiones en que puede aparecer el documento, con la posibilidad de que alguna de ellas permita una descarga más fácil. Cuando se facilite el acceso a la versión completa, aparecerá indicado en el enlace del margen derecho de la página.
  • Citar: permite copiar y pegar una cita en distintos estilos (APA, MLA, ISO 690). Asimismo se puede exportar información a un gestor de referencias bibliográficas como, por ejemplo, RefWorks, sobre el que puedes ampliar información en los post que le hemos dedicado: ¿Trabajando en Refworks? Crea y organiza tu propia base de datos en un plis-plas
  • Guardar: en el espacio personal de Mi Biblioteca se permite guardar los documentos.
  • Más: Busca otras opciones.

En el margen izquierdo se visualizan las distintas opciones para afinar la búsqueda: ordenar por relevancia, fecha, períodos cronológicos, idioma, y desde aquí también podemos crear una alerta. Se observan todos estos datos a través de los resultados obtenidos de una búsqueda mediante la siguiente imagen:

 

Imagen: Resultados de búsqueda. Fuente: Google Académico.

Imagen: Opciones de citas. Fuente: Google Académico.

Además de sus prestaciones como buscador, Google Académico es un índice de citas muy utilizado para la evaluación de la productividad investigadora, característica que lo convierte en un competidor de los conocidos índices de citación, como Web of Science (WOS) o Scopus.

En este orden de funciones, presenta:

  • Citas de Google Académico (Google Scholar Citation), herramienta que permite crear un perfil de investigador con información de su actividad. Así cada autor puede realizar un seguimiento de las citas de sus artículos, quién lo hace, gráfico de citas a lo largo del tiempo y cálculos métricos de las mismas. Es conveniente hacer público el perfil, con el fin de que aparezca en los resultados cuando se busque por su nombre. Este servicio resulta fácil de crear y mantener, además de gratuito. Ayuda a conocer cuáles son las áreas en las que más impacto se consigue. Facilita la creación de alertas de novedades sobre temas y autores de interés. Las estadísticas de citas se calculan y se actualizan automáticamente conforme Google Académico encuentra más citas. Permite así aumentar la visibilidad y accesibilidad de las investigaciones, a la vez que fortalece su reputación e identidad digital.

Veamos un ejemplo, con la siguiente imagen:

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Fuente: Citas de Google Académico.

Accedemos al perfil detallado de un investigador, en este caso, profesor de la Universidad Nebrija, con indicación de su filiación institucional, especialidades y áreas o temas de investigación. En el margen derecho aparecen los datos del impacto del autor: total de citas recibidas; índice h, que mide la calidad profesional del científico en función de la cantidad de citas que han recibido sus artículos; índice i10, que señala las publicaciones citadas al menos diez veces; gráfica de citas por años y relación de coautores.

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Alertas Fuente: Citas de Google Académico.

Métricas de Google Académico (Google Scholar Metrics). Las prestaciones generales de esta herramienta se hallan en la página dedicada a Google Scholar Metrics, dentro de nuestro Espacio de Investigación.

Desde Estadísticas del menú inicial, se accede a la clasificación de publicaciones principales. Permite buscar datos de una revista, de las publicadas en una lengua determinada, de las publicadas según categorías o subcategorías, si están en inglés, ofreciendo una clasificación de las mismas según el índice h5, que facilita al investigador dónde publicar y aumentar la visibilidad de sus trabajos.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Fuente: Métricas de Google Académico.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Categorías y subcategorías. Fuente: Métricas de Google Académico.

Procede señalar finalmente algunas limitaciones que han generado polémica en la comunidad académica. Entre otras, la falta de transparencia en los contenidos, ya que Google Académico no informa con exactitud de las fuentes que indexa; su clara dependencia de la Web hace más inestable este buscador (materiales que desaparecen); los contenidos son heterogéneos, desde alta investigación a trabajos poco relevantes, así como las eventuales falsas atribuciones que alteran los resultados de las citas y el índice h. En consecuencia, es aconsejable que los autores revisen la información con regularidad.

Al margen de las observaciones anteriores, constituye una herramienta tecnológica de notable valor, que si la conocemos en profundidad nos permite aprovechar al máximo sus múltiples opciones. Con este fin, te recomendamos un tutorial muy completo elaborado por la Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid, Google Académico, paso a paso.

Cristina Palma

Servicio de Biblioteca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *