Teletrabajo

El teletrabajo y la transformación digital en los puestos de trabajo

Marzo de 2020 supuso, a nivel mundial, un antes y un después en casi todos los aspectos de nuestra vida. La crisis sanitaria ha acarreado grandes cambios que todos hemos ido experimentando, en mayor o menor medida. Aquel mes de marzo, de pronto, nos vimos obligados a modificar nuestro día a día, nos encontramos literalmente encerrados en nuestra casa, sin apenas margen para adaptarnos o tomar consciencia de lo que estaba sucediendo.

Ya conocemos la horrible repercusión sanitaria, social, económica, emocional e incluso medioambiental que tal confinamiento tuvo, pero este suceso trajo también consigo algo que en muchos casos podía parecer inconcebible. De pronto, nos vimos en casa trabajando, instalando herramientas de trabajo remoto, consiguiendo ordenadores y montando un despacho en lo que, hasta ahora, había sido nuestro lugar de descanso. De este modo, comenzó para la mayor parte de la sociedad el contacto con el teletrabajo.

De forma apresurada implementamos nuevos protocolos, investigamos otras herramientas y adaptamos el trabajo a la nueva realidad que, por lo que parece, ha venido para quedarse o al menos ha modificado la forma de concebir el trabajo. Llegó así la gran revolución digital que afectó a todos los perfiles y puestos que, de alguna forma, pudieran realizar en remoto su trabajo. Está claro que hay ciertos oficios en los que, por la naturaleza de sus funciones, no se podrá nunca eliminar o reducir la presencialidad. Aún no se ha inventado la fregona que funcione en remoto o un fuego que pueda apagarse digitalmente. Si bien, dentro de los casos en los que sí se puede trabajar desde casa, se han ido implementando una serie de novedades digitales y nuevas formas de trabajar. Muchas empresas tenían ya protocolos de teletrabajo, con una regulación actualizada, pero la mayoría de las organizaciones de nuestro país han tenido que ir creándolos y adaptar tanto sus equipos de trabajo como sus recursos humanos a esta nueva metodología.

Toda empresa cuenta con una plantilla de personas que, en muchos casos, llevan años realizando las mismas funciones y que han tenido que actualizar de algún modo su forma de trabajo. La disminución de la presencialidad ha tenido diferentes repercusiones, entre otras:

  • Reuniones virtuales:

Existen numerosas plataformas que permiten realizar tanto reuniones planificadas como llamadas o videoconferencias de carácter más espontáneo.

Aunque el trato personal ha disminuido, se puede favorecer una mayor cercanía con las personas que forman parte de una misma organización, pues con una sola videollamada podemos estar en comunicación con alguien con quien, por lejanía, normalmente lo haríamos por correo electrónico o esperaríamos a una reunión presencial. De este modo, se puede mejorar la comunicación, haciéndola más inmediata, fluida y natural.

Sin embargo, todas estas ventajas pueden terminar suponiendo un problema en la comunicación o una interrupción constante si no se realiza un aprendizaje previo o al menos cierta reflexión al respecto. Es importante adaptarse a las nuevas pautas y tener un método de trabajo homogéneo que permita hacer un uso correcto de las herramientas. Por ejemplo, respetar horarios, estados de disponibilidad, urgencia o importancia del tema a tratar, etc. También conlleva el desarrollo de habilidades de comunicación oral como la fluidez verbal, capacidad de síntesis, escucha activa, capacidad de adaptación al interlocutor, entre otras.

Podríamos decir que la clave reside en hacer un uso equilibrado de estas llamadas o reuniones, buscando la mejora en la comunicación y evitando el aislamiento que el teletrabajo pueda suponer.

  • Nuevas herramientas digitales:

Estas mismas plataformas también permiten el trabajo cooperativo sin necesidad de reunirse físicamente. Con ellas se puede, por ejemplo, trabajar en un mismo proyecto, compartir ideas, realizar seguimiento, facilitar el reporte y la supervisión. El teletrabajo ha fomentado la digitalización de muchos procesos y la revisión de los mismos, por lo que es necesaria la adquisición de competencias digitales que, hasta ahora, podían no ser tan necesarias. En este sentido, los perfiles de las empresas se han ido actualizando, han ido variando las descripciones de puestos y las competencias requeridas. Una posición que antes podía tener un contacto mínimo con el ámbito tecnológico, es posible que ahora requiera el uso diario de estas herramientas. Por ello, la actualización digital del talento que ya forma parte de la institución resulta esencial para que nadie se quede atrás, se genere frustración o un peor rendimiento.

  • Demanda de nuevos perfiles:

Como mencionaba en el punto anterior, las empresas necesitan captar talento con competencias digitales, por lo que en un proceso de selección es posible que este aspecto sea considerado como prioritario, independientemente del puesto al que se opte.

Por otro lado, para las empresas que den continuidad al teletrabajo, la necesidad de atención presencial también disminuye y se fomentará, en cambio, la atención en remoto. Por lo que es previsible que los puestos más ligados al mantenimiento de la infraestructura vayan tornando hacia puestos más digitales, con el incremento de vacantes de carácter tecnológico, como puedan ser departamentos de informática o soporte digital.

  • Fomento de la autonomía:

No tener físicamente al lado a nadie que nos resuelva una duda al instante o nos haga un seguimiento constante de nuestro trabajo puede repercutir en una mayor autonomía o, en el peor caso, en problemas de inseguridad o desatención a nuestras tareas. Aquí los responsables tomarán un papel muy activo, ya que será favorable incrementar la confianza en los trabajadores, fomentar el trabajo autónomo sin dejar de hacer seguimiento o mostrar apoyo. Son precisamente las herramientas digitales las que permitirán generar una buena dinámica de trabajo. Sin embargo, por muchos medios que tengamos, si no existe una buena planificación, gestión del tiempo y responsabilidad, es complicado poder garantizar buenos resultados.

Podemos extraer como principal conclusión, la importancia de la actualización digital, siendo tan esencial contar con buenos medios como asegurarnos de tener personal con competencias digitales. En este sentido, el trabajo por parte de la organización será garantizar el acceso a una formación adecuada, actualizar los perfiles de búsqueda y consolidar una buena cultura de teletrabajo. De esta manera, podremos controlar la posible repercusión negativa que pueda tener y beneficiarnos de todas las bondades que ofrece esta modalidad. El mundo avanza, la tendencia a la digitalización en todos los ámbitos es inminente y el ámbito empresarial no puede quedarse atrás.

Alba Maíllo Díaz

Gestión del Talento

Universidad Nebrija

WoS

New Web of Science: nueva interfaz, nuevas funcionalidades

Desde el pasado 6 de enero de 2022 la base de datos clásica de Web of Science (WoS), de la firma Clarivate, ha dado paso a una nueva interfaz plenamente asentada ahora, desde que comenzara su construcción a comienzos de 2021, se implementara en julio y se actualizara a lo largo del pasado año.

Muchos son los cambios que ha sufrido esta plataforma. Para empezar, la nueva Web of Science incluye, además del acceso tradicional desde cualquier ordenador, una aplicación específica para el teléfono móvil denominada My Research Assistant (MyRA), disponible tanto para IPhone como para Android, que requiere instalación y de la que hay disponibles dos versiones: una limitada de acceso abierto y otra ampliada para toda la comunidad Nebrija, vinculada a nuestra licencia de Web of Science y por tanto a la cuenta de correo electrónico de la Universidad Nebrija.

En este post vamos a centrarnos en las novedades de la Nueva WoS, concretamente de la plataforma habilitada para ordenadores personales.

El primer impacto lo recibimos nada más entrar en la base de datos y atisbar un cambio cromático muy visual. Al acceder, como al resto de bases de datos, desde el Catálogo-OPAC~Web Portal del Servicio de Biblioteca de nuestra Universidad Nebrija.

Imagen: Acceso a WoS desde el Catálogo OPAC$~Web Portal. Fuente: Baratz.

observamos que el tenue gris de la WoS Clásica ha dado paso a un tono morado intenso y los elementos han variado su disposición en la página.

Imagen: Página de inicio de la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Página de inicio de Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Lo primero que hay que considerar es que todo lo que teníamos en la versión clásica de la Web of Science está disponible también en la nueva WoS, aunque en ocasiones ha cambiado de lugar y, además, se han incorporado nuevas herramientas y funcionalidades.

Todos los contenidos se han migrado a la nueva plataforma, tanto en lo que atañe a las publicaciones, como a los datos de autor; y también incluso las preferencias y configuraciones de las sesiones de usuarios, como pueden ser las alertas o los históricos de búsquedas, por ejemplo.

Una vez abierta la puerta de acceso, pasemos y hagamos un recorrido por las distintas partes del sitio. En la barra superior atisbamos un cambio. Donde antes se visualizaban desplegadas las distintas herramientas de Clarivate: EndNote, Essential Science Indicators, o Journal Citation Reports, ahora estas se encuentran agrupadas bajo la pestaña de Productos que localizamos en el extremo superior derecho.

Imagen: Acceso a las herramientas de Clarivate en la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Acceso a otros productos de Clarivate en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Prosigamos nuestro paseo y veamos, a continuación, qué novedades hay a nivel de documentos y búsquedas:

Partiendo siempre de que tenemos que seleccionar en primer término la Colección principal de Web of Science para lanzar la consulta a todas las bases contratadas por la licencia nacional de FECYT; como se ve en las imágenes de arriba, antes teníamos una barra inicial con cinco posibilidades de consulta; a saber, búsqueda básica, búsqueda de autores, búsqueda de referencias citadas, búsqueda avanzada y búsqueda de estructuras. Ahora, en cambio, encontramos tan solo dos pestañas denominadas “Documentos” (Documents), por un lado, e “Investigadores” (Researchers), por el otro.

Por defecto la opción preseleccionada es Documentos y es aquí desde donde, ahora sí, visualizaremos las opciones de búsqueda tradicionales: básica, avanzada, de referencias citadas y las de estructura para localizar datos, diseños de estructuras, etc.

La búsqueda avanzada ha pasado a colocarse en la parte inferior. Aparte de esto, el único cambio inicial es que se han invertido las columnas de la tabla. Mientras que en la WoS Clásica la caja para introducir nuestra consulta aparece a la izquierda y la selección de los campos de búsqueda a la derecha, en la Nueva WoS se muestran justo al revés. Por otra parte, donde antes teníamos que pinchar en la opción “Restablecer”, para limpiar la consulta, ahora tenemos que hacer clic sobre el botón “Borrar” (Clear). Esto es lo fundamental en lo que atañe a la disposición de los elementos de la página de inicio para la búsqueda por publicaciones, documentos etc.

La rapidez en la obtención de los resultados sí es una mejora muy relevante, pues los resultados se muestran con mayor premura y las respuestas a nuestras consultas son más ágiles. Las páginas se cargan a mayor velocidad y esto redunda en un ahorro considerable de nuestro tiempo. De hecho, se ha incluido la escritura predictiva y, al empezar a escribir los términos que nos interesan, la herramienta te ofrece alternativas por las que podemos optar, sin necesidad de terminar de escribir; con seleccionarlas es suficiente para que se incrusten automáticamente en la caja de búsqueda y se ejecute la consulta.

Una vez hemos realizado nuestra consulta y aparece la página de resultados, la interfaz difiere ligeramente en tonalidades pero las funcionalidades son similares. Lo que se ha implementado es fundamentalmente el flujo de trabajo. Ahora se necesitan menos clics para filtrar, delimitar, excluir y, en definitiva, reajustar nuestras consultas para llegar a la información pertinente y que realmente nos interese, de una manera más sencilla e intuitiva.

Imagen: Visualización de resultados en la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Visualización de resultados en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Ahora tenemos una posibilidad más rápida de rehacer nuestra consulta desde esta misma página, sin necesidad de volver a editarla redirigiéndonos a la página inicial de “Búsqueda” (Search). En esta nueva plataforma basta con pinchar y activar la caja de búsqueda y/o eliminar los filtros seleccionados para hacerlo y relanzar una segunda o tercera consulta, todas las que necesitemos para nuestros fines.

En la sección izquierda, en el apartado de filtros rápidos, sí hay algunos cambios. Por ejemplo, la inclusión de la tipología documental por “Review articles”, que son los artículos de revisión; también de Early Access, que se refiere al acceso anticipado para las publicaciones que han pasado la revisión por pares, que aún no se han publicado y no se les ha asignado volumen, número y paginación, pero que en cambio sí pueden haber recibido citas.

El filtro denominado “Acceso abierto” (Open access) se ha desglosado desde la primera pestaña y es posible delimitar la consulta por su tipología —vía verde, vía dorada, etc., según sea la política de acceso al texto completo de la publicación—, desde un segundo nivel en lugar de tener que desplegar la opción de “Ver todas las opciones”, en primer lugar, y luego seleccionar “Acceso abierto”, para desplegar por fin estas opciones. De tres pasos se ha reducido a uno solo, tal y como se muestra aquí abajo.

Imagen: Filtro de publicaciones en acceso abierto en la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Filtro de publicaciones en acceso abierto en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Si comparamos estas dos imágenes, vemos además que en la Nueva WoS aparece en la parte inferior derecha un botón para “Excluir”, que permite seleccionar y eliminar lo que no nos interese. En la WoS Clásica este botón solo existía en algunos filtros y estaba oculto. Ahora, en cambio aparece en un primer nivel de visualización y en todos ellos. Es otro ejemplo más de cómo se han enriquecido las posibilidades para editar la consulta desde la propia página de los resultados y, sobre todo, de cómo es posible en estos momentos combinar las búsquedas desde una misma consulta.

Si seguimos deambulando por las opciones de búsqueda, encontraremos que el campo Organización-consolidada (Organizations-Enhanced) ha pasado a denominarse sencillamente “Afiliación” (Affiliation); un término mucho más claro cuando queremos realizar una consulta por la institución de los investigadores. Además, esta consulta a los índices por afiliación es mucho más rápida e intuitiva y, una vez más, nos ahorramos pasos y clics.

Imagen: Consulta por Afiliación en la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Consulta por Afiliación en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

De tener que buscar por Organización consolidada, acceder a los índices, realizar la consulta, preseleccionar la institución deseada y añadirla para capturarla, hemos pasado con la Nueva WoS a sencillamente seleccionar por “Afiliación”, comenzar a escribir o introducir el término más significativo de nuestra institución y esta aparece con celeridad. Basta con seleccionarla, pinchar en buscar y listo.

La opción tradicional de búsqueda por índices, en cualquier caso, no ha desaparecido. Para aquellos que deseen localizar una institución por esta senda, es posible hacerlo pinchando en el icono redondo verde que aparece a la derecha, en la caja de texto. Se desplegará una nueva página de búsqueda similar a la que aparecía en la WoS Clásica.

Para concluir con la sección de búsquedas, merece la pena hacer una breve pausa y destacar dos novedades más: la lematización y la posibilidad de copiar nuestras búsquedas.

Imagen: Nuevas funcionalidades de búsqueda y datos enriquecidos en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

En primer lugar, se ha habilitado un botón, denominado “Puede que también le guste…” (You may also like…) que activa o desactiva la opción de búsqueda por sinónimos o términos relacionados que la Nueva WoS, de forma automática y preconfigurada, considera como afines a la consulta que nosotros queremos realizar. Es lo que en lingüística computacional se denomina lematización y ayuda a que la base de datos interprete y procese adecuadamente el lenguaje natural que utilizamos en nuestras consultas, permitiéndonos delimitarlas al hacer clic sobre este botón.

La segunda novedad, también muy pragmática, es la opción de “Copiar el enlace de consulta”. Basta con hacer clic sobre este texto y automáticamente se copiará la URL de nuestra consulta. Podremos guardarla para reutilizarla en otra ocasión, compartirla, enviarla por correo electrónico a un compañero o colega al que pueda interesarle, etc.

Viramos en este punto del camino y tomamos la senda de los “Investigadores” (Researchers), la segunda pestaña con la que nos hemos topado nada más entrar en la Nueva WoS.

Esta es una nueva funcionalidad que en la WoS Clásica estaba presente tan solo en modalidad beta y en período de prueba. En la Nueva WoS se ha implementado por completo, entre otros aspectos, porque se ha puesto en marcha, en primer lugar, la integración de los registros de autor de la plataforma ORCID (Open Researcher and Contributor ID) en los perfiles de autor de WoS y, en segundo lugar, porque Clarivate ha desarrollado un nuevo sistema de evaluación de la actividad investigadora de los autores denominado Beamplot.

Desde esta pestaña de “Investigadores” se accede a la búsqueda por autores y a sus registros y perfiles de WoS, donde encontramos toda la información relacionada con ellos: nombres preferidos, variantes de su nombre, histórico de afiliaciones, publicaciones, citas recibidas y su actividad según Beamplot.

Al igual que en la búsqueda por documentos, todas las opciones de consulta de la pestaña de “Investigadores” están configuradas con el asistente de texto predictivo. De hecho, para que obtengamos resultados tenemos que seleccionar un autor y/o ID (número identificativo del perfil de autor de WoS o de la plataforma de ORCID) de entre las opciones que nos ofrece la base de datos.

Imagen: Búsqueda por autor en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Una vez localizado el investigador, la presentación de los perfiles de autor ha mejorado considerablemente. Mientras que en la WoS Clásica la interfaz era más sencilla y menos visual, en la Nueva WoS se ha incrustado el perfil de autor de Publons (plataforma de registros de autores y revisores) en el registro Researcher ID de WoS, de tal forma que ambos se retroalimentan y ahora aparece, por ejemplo, la imagen del autor en su perfil de WoS, siempre y cuando este la haya incluido en Publons.

Imagen: Visualización del perfil de autor en la versión Clasica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Visualización del perfil de autor en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Como decíamos y tal y como se observa en la imagen, en la Nueva WoS se ha integrado el identificador hiperenlazado de ORCID. A esto se suma el hecho de que ahora WoS incluye no sólo información del investigador en tanto en cuanto autor y/o coautor de sus publicaciones sino también en sus funciones como revisor.

Sin duda alguna, la gran novedad es Beamplot; es decir, la creación de unas nuevas consideraciones en las métricas de autor para que estas sean más transparentes y justas.

Además de incluir la repercusión tradicional de autor según su Índice-h (h-Index), que tiene en cuenta su número de publicaciones indexadas en WoS y las veces que ha sido citado, ahora se analizan de manera más compleja estas referencias citadas y el impacto de la producción científica de un autor según los artículos y los artículos de revisión a lo largo de su carrera y hasta el año 1980 como máximo, de acuerdo con los rangos de percentiles donde se sitúan sus publicaciones en base a esas citas recibidas y a la mediana de percentil de dichas citas. Es un sistema más complejo y que requiere una explicación más pormenorizada que podemos consultar en cualquier momento en WoS, pero sirvan esta pincelada como base y los gráficos que aparecen a continuación como botones de muestra.

Imagen: Visualización de métricas clásicas de publicación de un autor en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Visualización de Beamplot de impacto de autor. Fuente: Clarivate.

Imagen: Visualización gráfica de las revisiones mensuales de un autor y en comparación con otros revisores y su institución. Fuente: Clarivate.

Para concluir con las novedades de WoS en lo que a los autores se refiere, hay que mencionar que este año se van a ir incluyendo nuevas funcionalidades. Entre ellas destacan la integración definitiva del perfil de Publons en los registros de autor de WoS (WoS ResearcherID) y la inclusión de un mapa geográfico de citas para que estas estén mejor definidas y contextualizadas.

Retirémonos de la senda de “Investigadores” y volvamos a nuestro paseo cuya meta está ya próxima. Antes de finalizar, hagamos dos breves paradas: la primera la dedicamos a las opciones de Exportación de los resultados, ya que resulta muy útil saber que WoS ha ampliado el límite de referencias que pueden exportarse a Excel. De realizar en una única exportación 500 resultados, en la Nueva WoS se ha duplicado este número y se pueden exportar hasta 1000 registros y además se permite personalizar los campos que quieren incluirse en dicha exportación.

Imagen: Límite de 500 registros de exportación a Excel en la versión Clásica de WoS. Fuente: Clarivate.

Imagen: Límite de 1000 registros de exportación a Excel en la Nueva WoS. Fuente: Clarivate.

La segunda y última parada la encontramos a nivel de contenido. En la nueva versión de Web of Science se ha añadido una base de datos que recopila los datos de investigación que provienen de diferentes repositorios multidisciplinares. Se denomina Data Citation Index y se pretende que sea una herramienta útil para completar la información de las publicaciones y el impacto sus autores.

Como hemos podido comprobar durante esta andadura, WoS ha implementado nuevas funcionalidades, mejorado la interacción entre el investigador y la plataforma; se ha simplificado en muchos aspectos la navegación, y agilizado las respuestas a las consultas.

Esperamos que el paseo no concluya aquí. Te animamos a que consultes esta base de datos, te familiarices con la nueva interfaz y le saques el mejor provecho para tu investigación.

Pilar Jiménez Encinas

Servicio de Biblioteca

Agradecimientos: este post se ha escrito gracias a las inestimables aportaciones de Anne Delgado, del Equipo de Formación de Clarivate, recibidas durante las sesiones impartidas a lo largo de 2021.

11febrero Mujer ciencia

Y tú, ¿qué quieres ser de mayor?

11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Yo no tenía claro qué quería ser de mayor, pero tenía claro que quería estudiar Matemáticas.  El reto que suponía para mí enfrentarme a un problema de matemáticas y la aventura de plantear la estrategia de resolución, solo eran superados por la satisfacción de verlo resuelto.

Durante mis años de BUP y COU, me fascinó especialmente la trigonometría, esas técnicas ancestrales que usan razones entre los lados de un triángulo para evitar la ardua tarea de medir ángulos. Tal vez de ahí mi inclinación posterior por la Geometría y el Álgebra.

Tengo que decir que gran culpa de todo ello tuvieron los excelentes profesores de Matemáticas del Instituto Sagasta de Logroño. Después de las clase venían aquellos ratos en el departamento de Matemáticas donde descubrí a Martin Gardner o Julio Rey Pastor y me enganché a la revista Cacumen , también escribí mi primer programa de ordenador (resolución ecuaciones de segundo grado) en un “espectrum” conectado a una tele de tubo.

Por supuesto, me licencié en Matemáticas, también me doctoré (en el programa de Algebra y Geometría), todo ello en la Universidad Complutense, y realicé un postdoc en el departamento de Matemáticas de la Universidad de Pisa. He desarrollado mi profesión en la Universidad Nebrija en el ámbito académico universitario, la docencia y la investigación han sido el centro, pero también he ocupado cargos de gestión en la universidad, como rectora o vicerrectora.

Mirando atrás con una perspectiva de género, no hay ningún obstáculo visible que se interpusiese en mi camino para estudiar y desarrollar una profesión en el ámbito científico-tecnológico.  La mayor parte de mis profesores fueron hombres, sin embargo, en las aulas de la universidad y durante el doctorado, finales de los 80 y principios delos 90 éramos más o menos un 50% de mujeres. La cosa cambió cuando comencé a asistir a congresos internacionales de matemáticas, allí las mujeres no llegábamos al 10% y éramos básicamente españolas, francesas o italianas. Situación que no ha cambiado mucho, a excepción que se han sumado algunas asiáticas. Cuando pienso en los grupos en que he impartido docencia en titulaciones del ámbito de las Ingenierías Industrial e Informática en la Universidad Nebrija, el número de alumnas siempre ha sido testimonial.

Si atendemos a los datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional reflejados en el Libro Blanco de las Matemáticas, entre 2000 y 2005 los porcentajes de mujeres en los estudios de Matemáticas superaron el 50%. Eran años en que la principal salida profesional de los matemáticos era la docencia o la investigación. A partir del curso 2006-2007, comienza a descender este porcentaje y hoy se encuentra cercano al 30%, cifra que se va acercando (según datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional) al poco más del 25% de mujeres en titulaciones de la rama de Ingeniería y Arquitectura o del sólo 20% en titulaciones de Informática. Este descenso continuo se produce precisamente cuando las matemáticas se hacen más y más populares por su importancia clave en la digitalización y la inteligencia artificial, las empresas demandan matemáticos para puestos de prestigio, con buena remuneración.

¿Qué está sucediendo? ¿Por qué las chicas no quieren ser ingenieras, y ahora tampoco matemáticas?

No, no es una cuestión de discriminación explícita, tampoco una cuestión de ADN, es un tema cultural y educacional. Según diversos estudios, las preferencias de las chicas a la hora de estudiar responden a estereotipos muy arraigados con respecto a lo que se espera de nosotras o cuál es nuestro papel en la sociedad (cuidar, educar, darse a los otros…); así como, a una educación hacia la perfección en todos los ámbitos (ser guapas, educadas y ordenadas, estar arregladas y delgadas, sacar buenas notas…). Todo ello autoimpone limitaciones, baja autoestima y miedo al fracaso. Precisamente, para que las niñas puedan proyectarse en lo que quieren ser, es muy importante contar con referentes femeninos en profesiones STEM.

La Organización de Naciones unidas declaró el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia para, según reza en su resolución, apoyar a las mujeres científicas y promover el acceso de las mujeres y las niñas a la educación, la capacitación y la investigación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Mi mensaje a las niñas es que  no olvidemos que son precisamente los campos STEM los motores de la Cuarta Revolución Industrial y que, por ejemplo, ya se habla de sesgo en los algoritmos; por tanto tened en cuenta, no solo que los algoritmos precisan de una mirada femenina, sino también que la ciencia y la tecnología son apasionantes y están aquí para mejorar el mundo.

Prof. Dra. Mª Pilar Vélez Melón

Directora del Grado en Matemáticas Aplicadas

Defensora Universitaria

Universidad Antonio de Nebrija

V Centenario con logo

2022: V Centenario del Fallecimiento de Antonio de Nebrija

Este 2022 es un año muy especial no solo para la Universidad Nebrija, sino también para la cultura, el humanismo y la lengua. Celebramos el V Centenario del Fallecimiento de Antonio de Nebrija, figura clave de nuestra historia. Todo un adelantado a su época cuya vida y obra siguen vigentes.

Esta efeméride, declarada «Acontecimiento de excepcional interés público» en marzo de 2021, está respaldada por una Comisión Interadministrativa que la Fundación Antonio de Nebrija tiene el honor de presidir y que incluye las siguientes instituciones: el Ministerio de Cultura y Deporte, la Subsecretaría de Hacienda y Función Pública, la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional, el Ayuntamiento de Sevilla, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, el Ayuntamiento de Salamanca, el Ayuntamiento de Lebrija, el Ayuntamiento de Zalamea de la Serena, la Biblioteca Nacional de España, el Instituto Cervantes, la Real Academia Española, Acción Cultural Española, la Universidad de Salamanca, la Universidad de Alcalá de Henares y la Fundación Antonio de Nebrija.

Muchas actividades culturales, de índole muy variada, tendrán lugar durante este año y el próximo 2023. Si queréis estar al tanto de todas las novedades, no os perdáis la web https://nebrija500.es/.

Para ir abriendo boca, os recomendamos este magnífico documental realizado por el Centro del Profesorado de Lebrija, con la colaboración del Ayuntamiento de Lebrija y la realización de Lebrija TV:

Youtube: Documental “Descubriendo a Nebrija: la pasión de saber”

Por parte de Global Campus, en unas semanas os adelantaremos una sorpresa muy especial sobre la figura de nuestro Nebrija… Estamos poniendo toda la ilusión del mundo para que os guste tanto como a nosotr@s.

Estad atent@s…

Global Campus Nebrija