Elibro o la socialización del conocimiento

Es frecuente acudir al escritor Jorge Luis Borges cuando nos referimos a una biblioteca total, un lugar imaginado en su cuento la Biblioteca de Babel donde se custodian todos los libros que se han escrito desde el origen de los tiempos.  Pero lo que Borges no pudo imaginar es que su cuento, gracias a las tecnologías actuales, sería posible. La plataforma de libros electrónicos Elibro que el Servicio de Biblioteca de la Universidad Nebrija pone a disposición de sus usuarios es parte de esa Biblioteca de Babel donde podrás con un clic en tu ordenador, tablet o móvil leer un libro, resolver una duda o hacer volar tu imaginación en cualquier momento y lugar. Un paseo virtual por lo que serían los pasillos de una biblioteca tradicional. Y para que te orientes vamos a trazar un mapa que te sirva de brújula y guía cuando te dispongas a bucear por Elibro.

La plataforma de libros electrónicos Elibro es una biblioteca digital creada en 1998 y que pone a tu disposición un catálogo de alrededor de 100000 libros, publicaciones especializadas y otros textos en formato electrónico (tesis doctorales, textos de cátedra etc.) de más de mil prestigiosas empresas editoriales y prensas universitarias del mundo. Relaciones internacionales, moda, bellas artes, economía, marketing, publicidad, derecho, lengua y literatura etc. el catálogo de Elibro abarca una amplia gama temática que te ayudará a avanzar es tus estudios o trabajo en la Universidad.

Para que obtengas el máximo provecho y rendimiento en el uso de la plataforma, Elibro te ofrece un interfaz fácil e intuitivo en el que además de leer el libro que deseas puedes cambiar el idioma del interfaz (inglés, español o portugués) o echar un vistazo a un carrusel de portadas o lista de novedades donde exponen periódicamente los nuevos títulos que acaban de subir.

Imagen: Página principal. Fuente: Elibro

Si miras en la parte superior de la página principal del interfaz te encontrarás una caja de texto para la búsqueda rápida y ocho secciones: inicio, colecciones, búsqueda filtrada, búsqueda avanzada, mi estante, mis búsquedas, temas y ayuda.

Imagen: Búsqueda rápida. Fuente: Elibro

La caja de texto de la parte superior en la que aparece escrito “Teclee en cualquier lugar para realizar una búsqueda rápida” te servirá, tal como indica, para hacer una búsqueda rápida por un término o palabra cualquiera. Sería lo más parecido a cuando lanzas una pregunta en un buscador en Internet. El resultado de dicha búsqueda en Elibro serán los libros en los que aparece esa palabra o término tanto en la ficha que Elibro ha realizado del libro (por ejemplo, en el título o el resumen) como en el  contenido de otros documentos (por ejemplo en el índice del libro o en un capítulo de una revista). Observa, cuando optes por esta búsqueda que al escribir en la caja, aparecen debajo dos opciones: búsqueda filtrada y búsqueda avanzada. Elibro te indica de este modo que puedes hacer una búsqueda más refinada y selectiva con ese tipo de búsquedas y por tanto mucho más precisa que la búsqueda rápida. En estas búsquedas ahondaremos unos párrafos más adelante.

Imagen: Inicio. Fuente: Elibro

En cuanto a las 8 secciones que hemos enumerado anteriormente y empezando de izquierda a derecha desde tu pantalla, te encontrarás primero con la de Inicio. Si te encuentras navegando por una de las secciones y pinchas en dicho enlace, regresarás de nuevo al punto de partida: la página principal del interfaz.

Imagen: Colecciones. Fuente: Elibro

La segunda sección que nos encontramos es Colecciones. En esta sección encontraras la colección a la que el Servicio de Biblioteca tiene suscripción.

La tercera y cuarta sección, Búsqueda avanzada y Búsqueda filtrada (y que ya menciónanos cuando hablábamos de la búsqueda rápida) son las búsquedas que te va a permitir encontrar aquello que buscas con una mayor eficacia y precisión.

Imagen: Búsqueda filtrada. Fuente: Elibro

En Búsqueda filtrada introduce los términos, palabras o conceptos (caja “término de búsqueda”) de lo quieres obtener información y filtra la consulta con los desplegables que están situados a la izquierda de tu pantalla: Tipo de material, lenguaje, año de publicación, materia, editoriales, autores o tema .Filtrar los resultados lo puedes hacer antes o después de hacer la búsqueda. Es decir puedes filtrar y lanzar la búsqueda; o bien lo contrario, lanzar la búsqueda y filtrar.

Despliega estas secciones propias de la búsqueda filtrada que te hemos señalado en el anterior párrafo y especifica por lo que quieres filtrar (por ejemplo, si quieres encontrar los libros que estén en español del año 1999). Presiona en intro o en la lupa que aparece en la caja de búsqueda y observa que con esta sencilla operación el número de títulos que aparecen “en colección” o “contenido” se han reducido. Con la búsqueda filtrada conseguirás, por tanto, afinar más en tus búsquedas. Con los resultados de tu búsqueda en pantalla, elige cuantos quieres que aparezcan: 10, 15 o 25. Eso sí, no te olvides de pinchar en el botón azul “limpiar filtros” cada vez que hagas una búsqueda nueva.

Imagen: Búsqueda avanzada. Fuente: Elibro

Pero si lo que quieres es, pongamos por caso, buscar un título o autor concreto, un año o una editorial, es decir que ya tienes algo más claro lo que buscas porque sabes el nombre de ese autor o título, la sección búsqueda avanzada te ayudará a mejorar en tus resultados. Con esta opción de búsqueda en Elibro puedas agregar filtros (autor, editorial, fecha…)  y borrarlos también cuando no quieras utilizarlos (icono de basura). O lo que es lo mismo, puede hacer búsquedas mucho más concretas por palabras o grupo de ellas ya que puedes agregar tantos filtros como quieras y que a continuación te vamos a explicar.

En la sección de búsqueda avanzada te encontrarás con tres cajas. Son, de izquierda a derecha: el tipo de filtro por el que hacer la búsqueda y que es desplegable, otro con las palabras “contiene”, «igual a» o «rango» y que te explicaremos a continuación y la caja donde escribirás lo que quieres buscar. Despliega la primera caja e indica por lo que vas a buscar, un título de un libro por ejemplo, y  agrega un filtro si quieres buscar ese libro por un autor concreto y una editorial. A continuación, despliega la segunda caja (“contiene”). Con las posibilidades  que te ofrece esta caja, y si conoces, por ejemplo, el título o autor de un libro (como puedes observar en la imagen) señala “igual a” y encontrarás los libros que tienen exactamente ese título o autor (en mi caso Macías Rosendo, Baldomero). De lo contrario, y si señalas “contiene”, te devolverá los libros que tienen esas palabras que buscas; o  si en año de publicación deseas hacer la búsqueda entre dos fechas concretas, pincha en “rango”. Ya con la búsqueda creada y con las opciones especificas que has elegido (tipo de filtro, si es exactamente a esa palabra o no la búsqueda etc.) no te olvides de hacer clic en el botón azul “buscar” para lanzarla. Una vez que aparecen los resultados de tu búsqueda, veras una nube de términos que te permitirán afinar mucho mas. Pincha en el que creas más pertinente y de este modo reducirás el número de documentos. Y no te preocupes si has hecho una búsqueda muy compleja y quieres guardarla. Elibro te permite guardarlas tan solo pinchando en “guardar búsqueda” y así poder reutilizarla cuantas veces quieras desde la sección Mis búsquedas.

Imagen: Mi estante. Fuente: Elibro

Mi estante es la sección donde crear tu propia biblioteca. Es decir, cuando tengas el resultado de las búsquedas en tu pantalla, podrás añadir ese libro que te interesa a tu estantería y así encontrarlo con rapidez cuando necesites consultarlo de nuevo, sin tener que hacer otra vez ningún tipo de búsqueda. Pincha en el icono “añadir a estantería” y no te preocupes por cuántos libros tienes en tu biblioteca digital particular porque desde Mi estante también podrás hacer búsqueda rápida pero ahora solo de los libros que has elegido que formen parte de tu catálogo. También podrás organizar y personalizar tu selección de libros por carpetas.

Imagen: Mis búsquedas guardadas. Fuente: Elibro

La siguiente sección a la que ya nos hemos referido unos párrafos arriba, es la opción Mis búsquedas. En esta sección la plataforma te permite reutilizar las búsquedas que has guardado desde la Búsqueda avanzada. Solo pinchando en el botón azul que contiene las palabras “Realizar búsquedas” volverás a hacer esa búsqueda y si quieres también modificarla y así ofrecer otros resultados.

Imagen: Mis temas. Fuente: Elibro

Pero si lo quieres es simplemente darte una vuelta y ver lo que hay de un tema en concreto por Elibro, te lo resuelve la sección Temas. Presiona en el tema que te interesa y Elibro te dará como resultado todos los libros que sobre ese tema hay subidos en la plataforma.

Imagen: Ayuda. Fuente: Elibro

Por último en la sección Ayuda encontrarás varios enlaces y videos que te permitirán profundizar más en el uso de Elibro.

Imagen: Ficha del libro. Fuente: Elibro

Como ves es muy sencillo utilizar Elibro. Así que imaginemos que ya has realizado tu búsqueda correspondiente y has encontrado el libro o texto que te va servir para ampliar o apoyarte en tus estudios o investigaciones. Haz clic, por tanto, sobre el título del libro o directamente a “leer en línea”. Con la primera opción entrarás en la ficha que proporciona Elibro sobre el libro en cuestión (autor o autores, ISBN, materias, resumen o contenido del libro, limite de impresión etc.) y donde podrás acceder al libro de dos maneras : bien una lectura on line a la que podrás acceder también como más arriba señalamos ; o bien a modo de préstamo por 7 o 14 días mediante una lectura offline descargándote el programa Bluefire si te encuentras en un dispositivo móvil ; o en un ordenador con el programa gratuito Adobe Digital Editions y donde puedes bajar 10 documentos por usuario (aunque en algunos documentos no será posible y puede que haya restricciones).

Pero tal vez solo quieres un capítulo o un rango de páginas del libro. También es posible porque Elibro permite esa posibilidad. Solo fíjate en los límites de impresión que aparecen en la ficha del libro ya que son los mismos que el número de páginas que te puedes descargar.

Una vez que descargues el libro electrónico con Adobe Digital Editions  podrás hacer distintas operaciones: verificar vencimientos y devolución de documentos descargados, organizar tu biblioteca, transferencias de libros electrónicos descargados a otros dispositivos (iPhone, iPad, Kobo, Nook, Sony Reader, Kindle Fire), navegación en tu biblioteca de documentos descargados, búsqueda de texto dentro del libro electrónico,  anotaciones, resaltados y crear marcadores en el libro electrónico o  la impresión hasta el 25% del libro electrónico.

Los documentos que descargues expiran cuando se cumpla la fecha de vencimiento del préstamo, pero también puedes devolverlos antes de esa fecha. En Adobe Digital Editions haz clic en el icono en forma de flecha ubicado en el título, selecciona “devolver el objeto prestado”y  pincha en OK.

Imagen: Lectura online. Fuente: Elibro

Pero si no quieres descargarte el libro siempre puedes optar por la lectura on line desde la misma plataforma de Elibro. Con este tipo de lectura también tienes las opciones de copiar, anotar o subrayar pasajes del libro o bien consultar una palabra en un diccionario o un concepto que desconozcas en wikipedia. También puedes navegar por el libro desde el índice mediante enlaces a los distintos capítulos del libro o  buscar en el contenido del libro, añadirlo a tu estantería u obtener el enlace del libro para poder compartir el libro con un compañero, por ejemplo.

Como has podido apreciar, Elibro te ofrece además de un amplio catálogo, un abanico de herramientas que te harán mucho más sencillo el manejo en la búsqueda, uso y lectura de los documentos que aloja. Una plataforma a la que te invitamos entrar y echar un vistazo a sus estantes virtuales y que estamos seguros te será de mucha utilidad cuando realices tus trabajos o investigaciones desde casa y no tengas a mano los fondos de las distintas sucursales del Servicio de Biblioteca de la Universidad Nebrija. Es, como la propia Elibro indica en su web, la socialización del conocimiento.

José Luis Salado

Servicio de Biblioteca

Biomedicina

Medes: medicina en español

Conocéis esa sensación, ¿verdad? Os hablamos de la incertidumbre ligada a los primeros pasos en la elaboración de un trabajo de investigación, es decir, la búsqueda y selección de información. Esos instantes son los más temidos. No sabéis qué es lo que os vais a encontrar y, para colmo de males, la mayoría de lo que os encontráis tras esa búsqueda no suele estar escrita en vuestro idioma materno. No sufráis más.

En nuestro esfuerzo por facilitaros el acceso a la información os presentamos una herramienta en donde no existen esas temidas barreras lingüísticas: Medes, medicina en español que tal como indican en la propia página web “… es una iniciativa de la Fundación Lilly que tiene como objetivo promover la utilización del español como lengua para la transmisión del conocimiento científico en general y de las Ciencias de la Salud en particular, entendiendo este propósito no solo orientado a la comunicación entre científicos y profesionales de la salud, sino también a la divulgación social del conocimiento entre todos los hispanohablantes”. Por ello, es una iniciativa abalada y respaldada por la RAE (Real Academia Española).

Medes es una base de datos referencial de acceso gratuito enteramente en español; una herramienta de consulta cuyas principales ventajas son la continua actualización y contenidos de calidad puesto que su selección es llevada a cabo por un comité asesor compuesto por reconocidos profesionales del mundo de la medicina.

¿Qué quiere decir base de datos referencial?, os habéis preguntado. Quiere decir que recoge los datos bibliográficos fundamentales (autor, título, nombre de la publicación, etc.) y un pequeño resumen de los artículos publicados en revistas especializadas, es decir; no posee los contenidos de las revistas y los artículos. No obstante, lo que sí ofrece es un enlace que te dirige a ellos, ya sea la web de la revista u otra base bibliográfica que contenga el artículo o texto completo.

En este caso, Medes es una compilación organizada, tanto alfabéticamente (por título de revista) como por materias (un total de 50), de información referencial de artículos de más de un centenar de revistas en español (gratuitas y de pago) publicadas desde el año 2001, sobre Biomedicina y Ciencias de la Salud, editadas en España (actualmente, más de 86 en su haber) y otros países de habla hispana.

En la página principal de Medes, cuando pinchéis sobre el icono situado encima de ¿Qué es Medes?, os aparecerá una nota de información, en la que se describen brevemente los contenidos de la base de datos. Seguidamente, al pinchar en Leer más accederéis a la búsqueda.

Imagen: Leer más. Fuente: Medes

Antes de seguir, para los autodidactas, también hay una opción audiovisual que ilustra el funcionamiento de este recurso a través del apartado Tutoriales en video.

Imagen: Tutoriales en video. Fuente: Medes

¡Ahora sí! ¡Estáis dentro de Medes!

Imagen: Tutoriales en vídeo. Fuente: Medes

Aquí se os presentan varias opciones de búsqueda, a saber: Límites, buscar revistas, buscar referencia y búsqueda avanzada. A primera vista podéis apreciar que es muy fácil e intuitivo navegar por la web, siendo Buscar Revista la opción más sencilla para hacer nuestras búsquedas.

Cada opción, como supondréis, ofrece una nueva perspectiva de búsqueda; la elección, bajo criterio vuestro, os permitirá utilizar la estrategia más adecuada y que devuelva los resultados más refinados, pertinentes y acorde con vuestras necesidades informativas en cada momento. Para los más exigentes y experimentados la opción Límites será la favorita.

Imagen: Búsqueda por Límites. Fuente: Medes

O, quizá, la búsqueda por una revista en concreto, en este caso elegir entre el listado proporcionado:

Y, por último, la Búsqueda Avanzada. Aquí podéis buscar por cualquier campo: desde el campo título al campo ID del artículo o revista dentro de la base de datos.

Imagen: Búsqueda Avanzada. Fuente: Medes

Todo esto está muy bien, pero ¿cómo se accede al texto completo?, habéis pensado. Paso a paso. Lo primero es que os dirijáis a la página principal y pinchéis en Revistas en Medes.

Imagen: Página principal de la búsqueda. Fuente: Medes

A continuación, os ofrecemos un ejemplo de búsqueda para ilustraros el procedimiento a seguir. No es el único, como sabéis ya, pero éste os servirá de referencia. Para esta ocasión la opción elegida es Buscar revista. En ella se os presentan dos opciones: materia y orden alfabético. En la segunda opción basta con que abráis el desplegable y seleccionéis la inicial con la que comienza el título de la revista.

Imagen: Ejemplo de búsqueda alfabética. Fuente: Medes

Si pincháis en Ver información de la revista obtendréis los datos bibliográficos correspondientes, es decir, desde cuando la revista se publica, los años y números que Medes tiene en su haber.

Imagen: Datos bibliográficos de la revista. Fuente: Medes

Ahora, vais a realizar la búsqueda por la opción materia. Seleccionad Materia, abrid el desplegable y elegid Enfermería.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por materias. Fuente: Medes

A continuación, pinchad sobre Enfermería clínica. Aquí veis ordenados por año, volumen y número de ejemplar los artículos que esta revista contiene.

Imagen: Ejemplo de búsqueda en Enfermería clínica. Fuente: Medes

Después, pinchad sobre el último número del año 2019 donde encontraréis los últimos artículos que se han publicado.

Imagen: Artículos en Enfermería clínica. Fuente: Medes

En esta página os aparecen los enlaces de Texto completo que os remitirán al texto y/o documento.

Imagen: Acceso al texto completo del artículo. Fuente: Medes

Imagen: Texto completo del artículo. Fuente: Medes

¡Atención! Advertimos que habrá casos en los cuales por ser un recurso o servicio de pago os remitirá solo a la página principal, ya sea la revista o la base de datos que la contiene. En tal caso, tendréis que comprobar si el recurso está adscrito a la Universidad Nebrija a través de Catálogo-OPAC ~ Web Portal para poder acceder.

Y, por último, tras este breve inciso, os señalamos la posibilidad de obtener el Resumen del artículo.Para ello, pinchad sobre el título del mismo. Así mismo, podéis también acceder a través de esta vía u opción “referencias en Google académico” al texto.

Imagen: Ejemplo de resumen y referencias en Google Académico. Fuente: Medes

¡A qué esperas! Visita la base de datos bibliográfica MEDES y explora todo su contenido, seguro te sorprenderá. Te indicamos cómo puedes acceder a él desde la página de Biblioteca de dos formas: 

  • O, dirígete al apartado Recursos Web selecciona Áreas temáticas docentes y de investigación y haz clic sobre la sección Enfermería, aquí encontrarás ordenados alfabéticamente una serie de recursos electrónicos seleccionados por el Servicio de Biblioteca por su calidad e interés.

Gema Civantos

Servicio de Biblioteca

Google Académico

Google Académico, un potente recurso a tu alcance

En anteriores post habíamos señalado la necesidad de ir más allá de Google para la búsqueda de información en el ámbito académico, con el fin de evitar enfrentarnos principalmente al problema de la discriminación selectiva de información. Así, este gigante tecnológico nos ofrece un espacio específico de contenidos científico-académicos de la mayor utilidad, Google Académico o Google Scholar, en inglés.

Imagen: Buscador de Google Académico. Fuente: Google Académico.

Este buscador nos permite acceder gratuitamente desde un solo sitio a numerosas disciplinas, fuentes y tipologías documentales, por ejemplo, artículos de revistas científicas y libros, comunicaciones y ponencias a congresos, informes científico-técnicos, tesis, trabajos fin de grado, archivos depositados en repositorios, patentes, etc., ya sea en forma de referencias bibliográficas o de documentos a texto completo.

Cuenta con interfaz básica, simple e intuitiva, con un formulario inicial que permite consulta general y ofrece una serie de funciones, para mejorar su uso, desde el menú desplegable:

Imagen: Menú de Google Académico. Fuente: Google Académico.

  • Mi perfil: Para crear uno personal como investigador
  • Mi biblioteca: Para guardar los resultados de las búsquedas y     recuperarlos en cualquier momento
  • Alertas: Para recibir nuevas referencias sobre un tema de interés por medio del correo electrónico
  • Estadísticas: Ofrece el impacto de las revistas científicas desde el recuento de citas que reciben sus artículos
  • Configuración: Según preferencia de número de resultados por páginas, idioma, gestor bibliográfico y enlaces de bibliotecas
  • Búsqueda avanzada: Permite optimizar la búsqueda a través de filtros por palabras, autor, idiomas, formato de archivo, fecha, etc.

De los resultados de búsqueda, podemos obtener la siguiente información:

  • Tipo de documento, en formato PDF, WORD, HTML, CITA, LIBRO.
  • Citado por: indica el número de veces que el artículo ha sido citado.
  • Artículos relacionados: explora trabajos relacionados con el mismo tema.
  • Versiones: diferentes versiones en que puede aparecer el documento, con la posibilidad de que alguna de ellas permita una descarga más fácil. Cuando se facilite el acceso a la versión completa, aparecerá indicado en el enlace del margen derecho de la página.
  • Citar: permite copiar y pegar una cita en distintos estilos (APA, MLA, ISO 690). Asimismo se puede exportar información a un gestor de referencias bibliográficas como, por ejemplo, RefWorks, sobre el que puedes ampliar información en los post que le hemos dedicado: ¿Trabajando en Refworks? Crea y organiza tu propia base de datos en un plis-plas
  • Guardar: en el espacio personal de Mi Biblioteca se permite guardar los documentos.
  • Más: Busca otras opciones.

En el margen izquierdo se visualizan las distintas opciones para afinar la búsqueda: ordenar por relevancia, fecha, períodos cronológicos, idioma, y desde aquí también podemos crear una alerta. Se observan todos estos datos a través de los resultados obtenidos de una búsqueda mediante la siguiente imagen:

 

Imagen: Resultados de búsqueda. Fuente: Google Académico.

Imagen: Opciones de citas. Fuente: Google Académico.

Además de sus prestaciones como buscador, Google Académico es un índice de citas muy utilizado para la evaluación de la productividad investigadora, característica que lo convierte en un competidor de los conocidos índices de citación, como Web of Science (WOS) o Scopus.

En este orden de funciones, presenta:

  • Citas de Google Académico (Google Scholar Citation), herramienta que permite crear un perfil de investigador con información de su actividad. Así cada autor puede realizar un seguimiento de las citas de sus artículos, quién lo hace, gráfico de citas a lo largo del tiempo y cálculos métricos de las mismas. Es conveniente hacer público el perfil, con el fin de que aparezca en los resultados cuando se busque por su nombre. Este servicio resulta fácil de crear y mantener, además de gratuito. Ayuda a conocer cuáles son las áreas en las que más impacto se consigue. Facilita la creación de alertas de novedades sobre temas y autores de interés. Las estadísticas de citas se calculan y se actualizan automáticamente conforme Google Académico encuentra más citas. Permite así aumentar la visibilidad y accesibilidad de las investigaciones, a la vez que fortalece su reputación e identidad digital.

Veamos un ejemplo, con la siguiente imagen:

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Fuente: Citas de Google Académico.

Accedemos al perfil detallado de un investigador, en este caso, profesor de la Universidad Nebrija, con indicación de su filiación institucional, especialidades y áreas o temas de investigación. En el margen derecho aparecen los datos del impacto del autor: total de citas recibidas; índice h, que mide la calidad profesional del científico en función de la cantidad de citas que han recibido sus artículos; índice i10, que señala las publicaciones citadas al menos diez veces; gráfica de citas por años y relación de coautores.

Imagen: Resultados de búsqueda por autor. Alertas Fuente: Citas de Google Académico.

Métricas de Google Académico (Google Scholar Metrics). Las prestaciones generales de esta herramienta se hallan en la página dedicada a Google Scholar Metrics, dentro de nuestro Espacio de Investigación.

Desde Estadísticas del menú inicial, se accede a la clasificación de publicaciones principales. Permite buscar datos de una revista, de las publicadas en una lengua determinada, de las publicadas según categorías o subcategorías, si están en inglés, ofreciendo una clasificación de las mismas según el índice h5, que facilita al investigador dónde publicar y aumentar la visibilidad de sus trabajos.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Fuente: Métricas de Google Académico.

Imagen: Clasificación de publicaciones científicas. Categorías y subcategorías. Fuente: Métricas de Google Académico.

Procede señalar finalmente algunas limitaciones que han generado polémica en la comunidad académica. Entre otras, la falta de transparencia en los contenidos, ya que Google Académico no informa con exactitud de las fuentes que indexa; su clara dependencia de la Web hace más inestable este buscador (materiales que desaparecen); los contenidos son heterogéneos, desde alta investigación a trabajos poco relevantes, así como las eventuales falsas atribuciones que alteran los resultados de las citas y el índice h. En consecuencia, es aconsejable que los autores revisen la información con regularidad.

Al margen de las observaciones anteriores, constituye una herramienta tecnológica de notable valor, que si la conocemos en profundidad nos permite aprovechar al máximo sus múltiples opciones. Con este fin, te recomendamos un tutorial muy completo elaborado por la Biblioteca de la Universidad Autónoma de Madrid, Google Académico, paso a paso.

Cristina Palma

Servicio de Biblioteca

Comparador de revistas de Scopus, una forma rápida para indagar dónde publicar

Hay ocasiones en las que tenemos un buen artículo. Aunque seamos investigadores noveles, hemos dedicado grandes dosis de esfuerzo, tiempo a inspirarnos, pensar y reflexionar; experimentar, investigar, redactar para, por fin, tener la idea desarrollada y el texto preparado. Es una sensación fantástica la de ver terminado un buen trabajo, aunque tan efímera que suele durar tan solo unos segundos, pues rápidamente nos asalta la gran incertidumbre: “y ahora, ¿qué hago con esta investigación?”

La ilusión inicial se desvanece a la misma velocidad a la que sentimos caer la presión bajo nuestros hombros y empezamos a plantearnos mil y una cuestiones: ¿cuál es el mejor medio para dar a conocer nuestra investigación? ¿Qué revista es la que tiene mayor impacto? ¿Cuál la que está mejor posicionada en mi área? ¿Cuál la que más se ajusta al contenido de mi artículo? ¿Qué periodicidad tiene, para que no se quede desfasado mi estudio? ¿Aceptarán mi trabajo?

Desde luego esta no es la más grata de las situaciones. Lo ideal sería tener de antemano varias opciones donde enviar nuestros artículos, antes incluso de tenerlos listos. Para ello, existen numerosos rankings de revistas que permiten observar su posicionamiento según su nivel de impacto, citas recibidas, supuesta calidad y repercusión científica dentro de nuestra área de investigación.

Entre los más conocidos y prestigiosos, con sus bondades y limitaciones, están sin duda el ranking de Elsevier, SCImago Journal Rank, conocido también como SJR, o los indicadores de análisis Journal Citation Report (JCR) y Essential Science Indicators, al igual que la base de datos Web of Science, productos gestionados por Clarivate Analytics.

Quizás más adelante le dediquemos otro post a estos índices. En esta ocasión nos gustaría centrarnos en una herramienta de análisis de revistas, denominada Compare sources tool, que suele pasar desapercibida y que proporciona la base de datos Scopus.

Se trata de una herramienta muy útil para todas las áreas que permite comparar hasta un máximo de diez revistas y cuyo funcionamiento está basado en las métricas de citas recibidas de cada publicación. Lo mejor es lo sencillo que resulta obtener resultados de una forma rápida.

Veamos cómo funciona y cómo se visualizan y analizan los resultados con un ejemplo.

Pongamos por caso que ese artículo maravilloso del que hablábamos unas líneas más arriba versa sobre psicología cognitiva, por lo que queremos comparar revistas especializadas en esta disciplina.

El primer paso que tendríamos que dar es acceder a la base de datos Scopus. Podemos hacerlo directamente desde el Catálogo-OPAC~ Web Portal del Servicio de Biblioteca de nuestra Universidad Nebrija:

Imagen: Registro bibliográfico del recurso Scopus. Fuente: Baratz, Servicios de Teledocumentación S.A. Consulta: 28/01/2020

Nada más acceder a la base de datos, tenemos un enlace en la parte superior derecha de la pantalla denominado Compare sources que nos lleva a la herramienta deseada, a Compare source tool.

Imagen: Página principal de la base de datos Scopus. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Imagen: Página de inicio de Compare source tool de Scopus. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Una vez aquí estamos preparados para realizar la comparación. Bien podríamos hacer una búsqueda general y directa por área, para obtener todas las revistas y seleccionar las más conocidas. Sin embargo, siguiendo con el ejemplo de nuestro caso, sentimos curiosidad por saber cómo está posicionada una revista que solemos consultar y creemos que puede ser buena candidata para publicar en ella, Advances in cognitive psychology (ISSN 1895-1171).

Como Compare source tool nos permite buscar por ISSN (abreviatura en inglés de International Standard Serial Number, o número internacional normalizado para publicaciones seriadas), título o editor y, en nuestro caso, tenemos clara la revista, seleccionamos el campo de consulta ISSN, lo indicamos en el segundo campo, pinchamos en el botón “Search” y listo: obtenemos los resultados de esta primera revista una vez la seleccionamos.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por ISSN. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

En este primer paso podemos ver en formato gráfica o tabla sus índices y la evolución y progresión a lo largo de los años, SJR, SNIP (Source Normalized Impact per Paper), citas recibidas por año, número de documentos publicados por año, etc.

Imagen: Ejemplo de visualización de resultados. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Proseguimos nuestras indagaciones y comparamos esta revista con otra concreta que también nos parece relevante para nuestra disciplina, por ejemplo, con Applied cognitive psychology. Como en este caso no disponemos del ISSN, seleccionamos la opción de búsqueda por título “Source title”, introducimos el título y pinchamos de nuevo en el botón que acciona la búsqueda “Search”.

Una vez la visualizamos en la parte inferior izquierda, la seleccionamos para poder empezar la comparación con la primera revista localizada. Podemos comprobar, por ejemplo, que, en cuanto al índice SJR, esta segunda se mantiene más regular en el tiempo que la primera, algo que suele ser positivo porque es un indicio de publicación estable.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por título. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Aun así, nos gustaría seguir contrastando con más revistas. Buscamos por ello otras cuya temática coincida con nuestra especialidad, la psicología cognitiva. Procedemos una vez más, utilizando esta vez el filtro limitador de consulta por área temática y seleccionando “Psychology”.

Imagen: Ejemplo de búsqueda por área. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Obtenemos seis resultados que todos nos parecen relevantes, por lo que los seleccionamos todos y comparamos.

Imagen: Posibilidades de ordenación de resultados. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Por defecto, la base de datos ordena alfabéticamente, pero podemos determinar las opciones de Cite score, SJR, SNIP o ISSN, para que aparezca este orden, tanto ascendente como descendente. Así, de un simple vistazo obtenemos la información que nos resulte más esencial.

En el supuesto de seleccionar SJR, podemos observar que, según esta herramienta de Scopus, la revista mejor posicionada en este caso sería Cognitive psychology. Si, a su vez, comparásemos con otros índices, por ejemplo con JCR de Web of Science, corroboraríamos que también ahí tiene un buen posicionamiento en un primer cuartil (11/77).

Imagen: Ejemplo de visualización y análisis de gráficos y tablas. Fuente: Elsevier B.V. Consulta: 28/01/2020

Una vez realizada la selección de todas las revistas sometidas a comparación, Compare source tool nos permite realizar otras acciones. Podemos, por ejemplo, visualizar cada uno de los elementos comparables en formato gráfica o tabla.

En la opción de las citas recibidas por año es factible excluir las autocitas, para que el análisis sea más exacto, pues no es precisamente indicio de neutralidad que un autor se cite a sí mismo reiteradamente o que los autores que publiquen en una misma revista citen en exceso esa misma revista.

Todos estos datos podemos imprimirlos, enviarlos por correo electrónico o exportarlos a un archivo CSV o, en su defecto, comprimirlos a una carpeta zip para su posterior análisis.

Y ya lo tenemos. De una forma rápida y sencilla hemos accedido a la comparación de varias revistas de manera conjunta o individual, según sea nuestro deseo o necesidad. Por supuesto no estaría de más analizar estas revistas en otros índices y compararlos, sería lo más recomendable, pero este es un buen punto de partida para aligerar la presión y volver al entusiasmo inicial.

Ahora es tu turno, ¿ya sabes dónde vas a intentar publicar tu próximo artículo?

Pilar Jiménez Encinas

Servicio de Biblioteca

BNEscolar: tu espacio educativo

Secuencias didácticas, retos interactivos, talleres y vídeos, son algunas de las  nuevas herramientas y servicios que nos ofrece BNEscolar, la plataforma educativa online de la Biblioteca Nacional de España (BNE).

Imagen: Página principal de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Dicho espacio web, que ya contaba con otras secciones, se renueva de esta manera incorporando más funcionalidades, recursos y posibilidades de exploración.

En ella, tanto docentes como estudiantes, tienen a su disposición una selección de recursos digitales del patrimonio bibliográfico, documental y cultural del país para su uso en la enseñanza y el aprendizaje escolar.

Con esta iniciativa se permite la reutilización y aprovechamiento del fondo documental de la biblioteca, que es la encargada de recoger y conservar el Patrimonio Bibliográfico de España.

En colaboración con RED.es, la idea se encuentra enmarcada en BNELab, proyecto de reutilización digital de obras de dominio público de la BNE.

Dentro de este espacio se aúnan servicios y recursos que aprovechan la tecnología y necesidades actuales para llevar al aula el patrimonio de nuestro país y también,  hacer hincapié en la importancia y necesidad de la preservación de la memoria histórica y cultural.

A través de su buscador se puede acceder a los documentos. Además del buscador normal, dispone de la opción de búsqueda avanzada que nos ayuda a encontrar de forma más precisa lo que queremos encontrar ya que nos permite utilizar varios filtros para delimitar dicha búsqueda.

Por un lado, encontramos una primera parte que permite introducir las palabras de búsqueda con arreglo a diferentes fórmulas o modelos de consulta, como: todos los campos, título, autor y tema. Asimismo, podemos decir si queremos que una palabra se encuentre incluida o excluida en esos campos específicos de búsqueda. Si queremos buscar con diferentes criterios en una misma búsqueda y vez, tendríamos que darle al botón de Nuevo criterio cada vez que quisiéramos añadir uno nuevo para combinarlos entre sí, lo que podemos hacer mediante los operadores “Y” (si queremos que esos criterios se den conjuntamente en el resultado final) u “O” (si esos criterios no tienen por qué darse conjuntamente en el resultado final).

Hay que tener en cuenta que cuantos más criterios añadimos, más combinaciones se hacen para la búsqueda que estamos realizando y, por tanto, el resultado al ser más específico, será menor en número de recuperaciones.

Por otro lado, la segunda parte tiene cuadros desplegables que aplican nuevas condiciones adicionales para restringir la búsqueda anterior: nivel educativo, asignaturas, autores, idiomas, tipos de recursos (fotografía, locución…) y siglos.

Una vez introducidas las palabras y seleccionados los desplegables que nos interesen, debemos hacer clic en el botón Buscar.

Imagen: Buscador de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Para poder visualizar mejor la manera en la que podemos sacarle partido a todo este fondo, la BNE ha desarrollado distintos ejemplos de cómo utilizarlos y llevarlos al aula.

En primer lugar, nos encontramos con Secuencias didácticas que promueven el aprendizaje basado en proyectos y la participación colaborativa del alumnado. En ellas encontraras además de una visita digital a través de la propuesta, las guías del docente y del alumno.

Imagen: Secuencias didácticas de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

En segundo lugar, tenemos Desafíos interactivos en los se deberán resolver los enigmas propuestos y contestar las preguntas planteadasa modo de “Escape room” en el juego Cuadros de una exposición o de preguntas geolocalizadas mediante la App de la BNE.

Imagen: Desafíos interactivos de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Otro tipo de actividad son los Talleres en los que por medio de videotutoriales nos enseñan la manera de utilizar diferentes técnicas como el collage, mediante fotografías sobre la Guerra Civil Española, por ejemplo, o la creación de un manuscrito iluminado mediante la fabricación de papel e imitando la caligrafía gótica. Para ello, los alumnos tendrán que escoger uno de Los 12 trabajos de Hércules que la BNE pone a su disposición. Claros ejemplos de cómo profundizar en las distintas asignaturas o temas de una manera más entretenida.

Imagen: Talleres de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

Por último, tenemos los Vídeos con los que a través de la narrativa audiovisual se presentan contenidos curriculares con una guía de sugerencias metodológicas para su aplicación en el aula, así como los diferentes recursos utilizados para su creación. Puede verse como ejemplo un vídeo de unos seis minutos sobre la Guerra de la lndependencia Española o un vídeo sobre La evolución de los soportes documentales.

Imagen: Vídeos de BNEscolar. Fuente: BNEscolar.

El portal persigue la motivación del alumnado mediante la creación de nuevos contenidos y el aprendizaje colaborativo con estudiantes de la misma escuela o con otros centros educativos. Se integra de esta manera el concepto de gamificación, tratando de presentar los contenidos curriculares de una forma más atractiva.

Con este proyecto se invita a colaborar a toda la comunidad educativa por lo que BNEscolar ya ha sido probado en una primera fase por un conjunto de centros educativos entre los que figuran: el IES Sa Sierra de Ibiza, el Colegio CEIP Pablo Iglesias de Talavera de la Reina, en Toledo y Humanitas Bilingual School de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Gracias a los participantes se ha podido ajustar y validar la idoneidad del entorno tecnológico, así como la consecución de objetivos curriculares.

Así que ya sabes, si estás interesado, tanto si eres profesor como alumno, accede a Mi BNEscolar. Podrás disponer de un espacio personal donde organizar tus colecciones y recursos favoritos. Además, podrás visualizar otros proyectos e incluso participar en las diferentes propuestas ya existentes y compartir los propios con el resto de la comunidad educativa.

Con esta iniciativa, la BNE se abre al ámbito escolar y educativo y continúa explorando de esa forma las posibilidades de reutilización de sus materiales.  Gracias a ella y a las tecnologías, vemos cómo se puede enlazar la cultura, el acceso libre a la misma y la educación, en una misma plataforma.

Si bien está pensada para completar los currículos educativos, principalmente de secundaria, puede servir también para todos los ciudadanos en el desarrollo de sus conocimientos y en el recuerdo de nuestra memoria. La página se encuentra en varios idiomas: español, inglés, catalán, gallego y euskera.

En nuestro entorno universitario, esta plataforma resulta muy interesante para los alumnos y profesores del Área de Educación, e incluso de otras áreas que van a encontrar en esta herramienta un potencial para presentar y trabajar diferentes contenidos de una manera más visual.

Utilizar el pasado para construir un futuro. ¿Te apuntas?

Dentro de nuestro Catálogo-OPAC ~ Web Portal también podrás encontrar acceso al espacio BNEscolar.

Para más información o cualquier duda que te pueda surgir, no dudes en preguntarnos.

Ana Higueras

Servicio de Biblioteca

SciELO, tu biblioteca online en Ciencias de la Salud

SciELO es una biblioteca virtual que alberga una gran colección de revistas científicas de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, México), España, Portugal, el Caribe y Sudáfrica de acuerdo con unos criterios de calidad preestablecidos, pero ¿cómo surgió SciELO? Esta Biblioteca es el resultado de la cooperación entre BIREME (Centro latinoamericano y del Caribe de información en Ciencias de la Salud) y FAPEP (Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de São Paulo) en el año 1997.

En España, este proyecto está siendo desarrollado por la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud por el acuerdo establecido entre El Instituto de Salud Carlos III y la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud).

Gracias a la creación de este proyecto se ha hecho una gran contribución al desarrollo de la investigación y se ha visto aumentada la difusión de la producción científica nacional, pero ¿qué tipo de criterios se siguen para escoger una u otra publicación? Para escoger las publicaciones se estudian los aspectos formales de las mismas, su contenido científico y la difusión que tienen.

Actualmente, esta biblioteca virtual contiene: 60 revistas, 2843 fascículos, 39101 documentos y 792954 referencias. De esas 60 revistas hay 43 títulos vigentes y 17 no vigentes.

Uno de los principales objetivos de este recurso es proporcionar el acceso completo y abierto a un número determinado de revistas y artículos mediante la utilización de unos buscadores e índices.

En la página principal de SciELO podemos encontrar un Buscador general:

Imagen: Buscador general. Fuente: SciELO.

Y una Búsqueda avanzada, en la que podréis utilizar una serie de filtros, como por ejemplo:

  • Filtrar por colección:

Imagen: Filtrar por colección. Fuente: SciELO.

  • Por revista:

Imagen: Filtrar por revista. Fuente: SciELO.

  • Por idioma:

Imagen: Filtrar por idioma. Fuente: SciELO.

  • Año de publicación:

Imagen: Filtrar por año de publicación. Fuente: SciELO.

Entre otras muchas posibilidades, estos filtros os darán la posibilidad de acotar vuestras búsquedas según los resultados que queráis obtener. Además, podréis compartir vuestros resultados a través de varias redes, como por ejemplo Twitter y Facebook o enviarlas por correo electrónico e incluso ver la métrica (citas recibidas, citas concebidas y visualizaciones) del artículo seleccionado y de la revista en la que se encuentra.

Imagen: Redes sociales y métricas. Fuente: SciELO.

Cuando hayáis hecho vuestras búsquedas podréis ver vuestro historial gracias a la pestaña Histórico de búsqueda, lo que os puede ser muy útil para saber qué términos habéis buscado, de qué forma y cómo. Este histórico os facilitará vuestra investigación y podréis modificar vuestras búsquedas y además minimizar el tiempo empleado en las mismas.

Imagen: Histórico de búsqueda. Fuente: SciELO.

Desde la página principal de SciELo si cliqueáis en cada una de las banderas que aparecen os dará la posibilidad de buscar dentro de cada colección, cuyos resultados son la producción nacional de cada país, por título de revista y también de buscar artículos mediante la utilización de los operadores booleanos (AND, OR, NOT). ¿Qué son estos operadores? Son nexos lógicos entre los términos de búsqueda cuya utilización permitirá obtener mejores resultados.

El operador AND une dos términos, es decir, si por ejemplo queréis encontrar artículos en cuyo título aparezcan los términos “psicología” y “niños” tendréis que utilizar el operador AND para obtener aquellos resultados en los que aparezcan ambos términos. Si por el contrario, quisierais obtener únicamente resultados en los que en el título aparezca el término “psicología” pero no “niños”, tendrías que utilizar el operador booleano “NOT”. Y por último, si quisierais resultados en los que puedan aparecer ambos términos o uno de ellos el operador que deberíais utilizar sería “OR”.

Otra de las curiosidades de esta biblioteca digital es que además se pueden visualizar libros académicos que se pueden leer en ebooks, tablets, smartphones y pantallas de ordenador. Hay 1.191 títulos disponibles, 734 títulos en Acceso Abierto, 9.868 capítulos en Acceso Abierto y 5.965 autores. ¿Dónde podréis ver estas publicaciones? Cliqueando en SciELo Libros.

Un dato importante de SciELo es que os da la posibilidad de trabajar en varios idiomas: inglés, portugués y español.

¿Cómo podéis acceder a este recurso? De una forma muy sencilla: dentro de la página de Biblioteca encontraréis un apartado de Recursos web donde encontraréis la opción de Recursos y herramientas útiles para el investigador. El siguiente paso será hacer “clic” sobre Repositorios. El enlace os llevará a una página donde encontraréis varios recursos, entre ellos SciELO. Otra opción es ir directamente al recurso buscándolo en el buscador poniendo el término SciELO en él.

Si queréis conocer más recursos como este, podéis visitar las noticias de nuestras compañeras Cristina Palma Repositorios y recursos de información científico académica y Ana Higueras Medir para investigar: herramientas para evaluar la ciencia que os serán de gran utilidad.

Para cualquier duda o consulta podrás encontrarnos en los mostradores de las Bibliotecas de los diferentes campus.

Cristina Simón

Servicio de Biblioteca

REPISALUD: una novedad en salud

¿REPI…qué?… REP (repositorio) I (Institucional) en SALUD, REPISALUD: el nuevo repositorio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y sus Fundaciones, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) especializados en Ciencias de la Salud.

A estas alturas, todos sabemos que es un repositorio ¿no?, si alguno está un poco despistado vamos a echar la vista atrás… el término repositorio proviene del latín repositorĭum, que significa armario o alacena, es decir, espacio utilizado para almacenar “cosas”. En la actualidad, la mayoría de los repositorios se desarrollan en el medio virtual donde se almacenan, organizan, conservan y difunden archivos digitales normalmente derivados del trabajo de una institución, entidad, organismo…etc.

¡Si queréis saber más! no os perdáis el post Repositorios y recursos de información científico-académica en acceso abierto

En este caso, REPISALUD es un repositorio electrónico que recoge los archivos digitales en acceso abierto de la producción científica y académica de estos centros:

  • El ISCIII es el principal Organismo Público de Investigación (OPI) en España y el centro de referencia a nivel internacional en materia de Salud Pública e Investigación Biomédica. Sus objetivos son mejorar la salud y combatir las enfermedades, a través del fomento de la investigación e innovación en Ciencias de la Salud y Biomedicina. Además, otra de sus líneas de trabajo es proporcionar servicios científicos y técnicos de referencia y programas de estudio dirigidos al Sistema Nacional de Salud (SNS).

 

  • El CNIC es una Fundación Pública Estatal dedicada a la salud y a las enfermedades cardiovasculares. Es reconocida a nivel internacional como centro de excelencia cuya misión es investigar, prevenir y promover los avances científicos y sanitarios en estas disciplinas de estudio.

 

  • El CNIO, al igual que el CNIC es una Fundación Pública Estatal de reconocido prestigio internacional creada por el Instituto de Salud Carlos III.

Entonces… ¿qué tipo de información y recursos podemos encontrar en REPISALUD?, como ya hemos visto el contenido de este recurso proviene del trabajo de sus centros, por lo que encontraremos artículos, congresos, libros, patentes, tesis, memorias institucionales, documentos de divulgación (trípticos, folletos, carteles, etc.), materiales docentes y mucho más.

Para empezar, hay que tener en cuenta que el contenido de este repositorio se organiza en cinco grandes colecciones denominadas Comunidades: Investigación, Institucional, Docencia, Eventos científicos y Programa editorial; que a su vez están formadas por subcomunidades que contienen la información producida por los centros de investigación ISCIII, CNIC, CNIO.

Imagen: Comunidades o Colecciones de REPISALUD. Fuente: REPISALUD.

Como veréis en la siguiente imagen, la página principal se estructura en varios espacios diferenciados, de izquierda a derecha y de arriba abajo encontramos un listado desplegable con el acceso a las Comunidades (colecciones) y una serie de opciones de búsqueda: Fecha de publicación, Autor, Título, Tipo de documento, Institución y Palabras clave.

 

Imagen: Página principal de REPISALUD. Fuente: REPISALUD.

 

En el espacio central de la página encontraréis las herramientas de búsqueda sencilla y avanzada, las Comunidades arriba mencionadas y un apartado dedicado a la documentación recientemente añadida en el que podemos ver las últimas novedades en investigación.

Y en la parte derecha de la página se encuentran: el acceso a una cuenta personal restringida a los miembros de las instituciones (ISCIII, CNIC y CNIO) ; guías y recomendaciones para el autoarchivo, derechos de autor, licencias Creative Commons, políticas, FAQS y Contacto.

Y ahora… ¿Cómo realizamos una búsqueda?, podemos utilizar la búsqueda sencilla y búsqueda avanzada. Ésta última ofrece una serie de filtros para refinar nuestras búsquedas y resultados, y la posibilidad de buscar en todo el recurso o sólo en una de sus Comunidades. Además… si necesitamos ayuda solo tenemos que hacer clic sobre el botón de interrogación y se abrirá una guía con recomendaciones de búsqueda.

 

Imagen: Búsquedas y Comunidades. Fuente: REPISALUD.

 

Otra opción que os proponemos es navegar por las distintas Comunidades que integran el repositorio. Dentro de cada Comunidad encontraréis un listado de opciones para filtrar vuestras búsquedas (fecha, autor, título…) o también,  podéis seguir navegando por  las subcomunidades de los centros de investigación ISCIII, CNIC, CNIO, que a su vez se subdividen en más subcomunidades. Además, al lado de cada colección se indica entre paréntesis el número de documentos que la componen.

 

Imagen: Ejemplo de búsqueda en la Comunidad Investigación. Fuente: REPISALUD.

 

Imagen: Ejemplo de búsqueda en las Subcomunidades de la Comunidad de Investigación. Fuente: REPISALUD.

 

¡A qué esperáis! Visitad el repositorio REPISALUD y explorar todo su contenido, seguro que os sorprenderá. Podéis acceder a él desde la página de Biblioteca:

¡Y además! No olvidéis que la Universidad Nebrija también cuenta con su propio Repositorio resultado de la producción científica y académica de sus profesores, investigadores y alumnos.

 

Amara Almagro

Servicio de Biblioteca

Repositorio Nebrija: En un lugar (para nuestra producción académica y científica) del que sí quiero acordarme…

¿Sabes ya qué es un repositorio? Pues va siendo hora, como universitario de pro, que sepas de qué estamos hablando cuando hablamos de repositorios. Como ya hemos comentado sobre ellos en nuestra serie de artículos escritos para este blog, vamos a remitirte a otras aportaciones que nos han acercado el tema con anterioridad. Encontrarás una sencilla y muy correcta definición en el post Repositorios y recursos de información científico-académica en acceso abierto y aún más información relacionada en los artículos Localización de tesis doctorales mediante recursos electrónicos y repositorios  e Hispana: Repositorio del patrimonio digital nacional.

Pero en este post vamos a hablar sólo del Repositorio Nebrija: un nuevo catálogo que recoge la producción académica y científica propia de la Universidad Nebrija. Y tú te preguntarás, ¿pero es que esto no se hacía ya antes? Pues sí: lo has adivinado. Ya desde finales del año 2008, comenzamos a catalogar la producción académica y científica de nuestros investigadores, profesores y alumnos, que hasta la llegada del repositorio tenía su catálogo tradicional localizable en el Catálogo-OPAC ~ Web Portal del Servicio de Biblioteca. Ahora, esta producción documental tiene una interfaz gráfica propia y una plataforma renovada gracias a un proyecto de Baratz (propietaria de la solución tecnológica AbsysNet que lo ha hecho posible) y la Universidad Nebrija. Auspiciado por el Vicerrectorado de Investigación, y pensado no sólo como una herramienta de gestión y consulta, sino como un servicio de recolección que podrá ser consultado y recolectado por otros repositorios y recolectores de nuestro entorno (organismos de investigación, universidades, proyectos transnacionales, etc.) el Repositorio Nebrija ha llegado para quedarse, y aquí te contamos qué contiene y cómo funciona.

Como hemos comentado, el Repositorio Nebrija alberga la producción académica y científica de la Universidad, lo que quiere decir que allí encontraremos, fundamentalmente y sólo en formato electrónico, artículos, libros, capítulos de libros, contribuciones a congresos, tesis, TFGs (Trabajos Fin de Grado) y TFMs (Trabajos Fin de Master), todos autoría de nuestros alumnos, docentes, e investigadores, cada uno de ellos en su faceta como productores de documentos académicos (alumnos) y científicos (profesores e investigadores) Además de esta característica del contenido documental del repositorio —que lo convierte en lo que se conoce como repositorio institucional y de investigación—, una peculiaridad —extensible a otros muchos repositorios— es que todos los documentos que contiene están disponibles en acceso abierto, es decir, son lo que se conoce como open access en el marco de una política de acceso abierto al conocimiento y la investigación que la Universidad Nebrija respalda.

Así, es misión del Repositorio Nebrija recolectar, gestionar, difundir y preservar la producción académica y científica de la universidad con el objetivo de ofrecer una plataforma de publicación de los trabajos académicos y científicos a texto completo que se hallen en acceso abierto, y aumentar la visibilidad e impacto de los contenidos generados por los autores y la institución, siguiendo las orientaciones de la legislación española y las directrices internacionales al respecto.

Sobre las características generales de esta plataforma, sus objetivos, contenidos, formas y régimen de depósito, puedes encontrar más información en la página dedicada al Repositorio Nebrija dentro de nuestro Espacio de Investigación.

Entre las ventajas evidentes del repositorio se encuentran, muy especialmente, su interfaz gráfica, con un diseño responsive (adaptado) para la navegación en todo tipo de dispositivos, la autogeneración de atractivas cubiertas para los documentos mostrados, la visualización de información ampliada sobre los autores, y nuevas y resolutivas formas de visualización de la información en general, así como sus posibilidades enriquecidas para la formulación de búsquedas y la recuperación de información, que vamos a ver inmediatamente de manera resumida.

 

Imagen: Vista de la página principal del Repositorio Nebrija. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Una característica que el repositorio comparte con otras plataformas de parecida condición es la posibilidad de navegar por distintas colecciones, sin la necesidad de realizar, a priori, una consulta específica. La naturaleza del contenido de este repositorio implica la navegación por diferentes áreas temáticas, tales como Arquitectura, Artes Escénicas, Bellas Artes, Biblioteconomía y Documentación, Biografías, Ciencias de la Salud, Derecho y Relaciones Internacionales, Diseño, Economía y Empresa, Educación, Enfermería, Fisioterapia, Geografía e Historia, Informática, Ingenierías, Lingüística, Literatura, Moda, Odontología, Periodismo y Comunicación Audiovisual, Psicología, Publicidad y Marketing, Turismo. Otra colección destacada es la de documentos académicos, que comprende tres grandes tipologías: Tesis Nebrija, TFGs y TFMs).

Otras colecciones secundarias son los formatos (Artículo de revista, Capítulo de libro, Libro, Libro electrónico, Ponencia o comunicación en congreso), los departamentos académicos (Arte, Arquitectura e Ingeniería de la Edificación, Derecho y Relaciones Internacionales, Economía y Administración de Empresas, Enfermería, Fisioterapia, Ingeniería Informática, Ingeniería Industrial, Lenguas Aplicadas y Educación, Periodismo y Comunicación Audiovisual, Publicidad y Marketing, Turismo, Nebrija Business School) y los años de producción.

Por supuesto, las posibilidades de consulta por estrategias búsqueda clásica están presentes, mediante la consulta sencilla disponible en la página principal, o mediante la consulta avanzada. La primera nos permite realizar una consulta a través de una sencilla palabra clave, aplicando —si queremos— un filtro directo a esta consulta a través de la colección de áreas o de la colección de documentos académicos. La segunda forma de consulta, nos permite hacer una búsqueda más compleja y refinada, y aplicar una estrategia de consulta pensada y con variedad de filtros y opciones a priori. Hagamos la consulta que hagamos, o naveguemos las colecciones que naveguemos, los resultados se nos presentarán listados —con la posibilidad de disponerlos en forma de imágenes en mosaico— y podremos aplicarles nuevos filtros por autores, responsables y entidades, títulos, materias o tipos de formato documental, o marcarlos para exportarlos después fuera de la plataforma.

 

Imagen: Vista de la lista de resultados tras una consulta o navegación por colecciones. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Al seleccionar cualquiera de los resultados obtenidos veremos una descripción completa del documento, incluyendo información de los autores, datos técnicos y descriptivos del tipo y características del documento, e información muy útil como el resumen o las palabras clave y áreas temáticas a que pertenece. En la zona derecha de la página dispondremos de distintas posibilidades para la exportación de la información descriptiva del documento en variados formatos, incluido Google Scholar y RefWorks (si todavía no has leído nuestros artículos sobre RefWorks, la herramienta más famosa para gestión de bibliografías, te recomendamos que no te pierdas Refworks, una gran herramienta de trabajo, Agiliza la creación de tus bibliografías con Refworks o ¿Trabajando en Refworks? Crea y organiza tu propia base de datos en un plis-plas), enlaces rápidos a la página para llegar a la misma desde el exterior de la plataforma sin necesidad de repetir la consulta, o ampliadores (términos y palabras clave comunes con otros documentos para navegar directamente entre todos ellos)

Por último, el servicio estrella de la plataforma es el acceso inmediato al documento final, que puede hacerse bien mediante la opción de descarga visible normalmente en la zona superior derecha de la página, o mediante el enlace a propósito que aparece, alternativa o contemporáneamente, en el cuerpo de la información descriptiva del documento.

 

Imagen: Vista completa de un resultado con toda su información descriptiva y las opciones de filtro, exportación y descarga. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Ahora ya sabes cómo las gasta el Repositorio Nebrija, y sólo tienes que pensar en el provecho que puedes sacarle, como centro neurálgico para referenciar tu producción académica o científica, ver qué están haciendo tus compañeros y colegas en los estudios o áreas que compartís, etc. Sólo ten en cuenta que si no encuentras algún trabajo que crees debería figurar aquí, es muy posible que no esté porque no puede ponerse en acceso abierto. En tal caso, echa un vistazo en el Catálogo-OPAC ~ Web Portal donde encontrarás la referencia de cualquier documento de la producción académica y científica de la universidad que no pueda ponerse en abierto: si necesitas algún dato de la referencia, puedes tomarlo de aquí. Hay varias razones por las que un documento electrónico no puede ponerse directamente en abierto, créenos, pero nada debe impedir que podamos saber de su existencia.

 

Imagen: Usuario navegando el Repositorio Nebrija. Fuente: Zaida del Río (Universidad Nebrija)

 

Finalmente, en la parte superior de la página de vista completa, donde puede verse la descripción completa del cada documento seleccionado, verás siempre un icono que representa la licencia de uso que tiene el documento. Se trata de una licencia Creative Commons sobre la que puedes saber algo más en la página de información adicional del Repositorio Nebrija y en el propio sitio web de la licencia, pero que viene a indicarnos que los documentos (trabajos) depositados en el Repositorio Nebrija pueden descargarse y usarse siempre que se identifique y referencie la autoría de los mismos, no se saque rédito económico o comercial de estos a partir de ningún uso a propósito, y no se modifiquen, alteren, transformen o cambien en ningún caso con distribución y/o uso posterior del resultado.

 

Imagen: Icono de la licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International (CC BY-NC-ND 4.0). Fuente: https://creativecommons.org/

 

Por tanto, no olvides nunca citar correctamente los contenidos en que puedas apoyar tus propios trabajos o investigaciones, y ten siempre presente el Repositorio Nebrija como el sitio de referencia para la producción académica y científica de tu universidad: ¡bienvenidos al conocimiento y la ciencia abierta de la Universidad Nebrija!

 

Rafael Jiménez

Servicio de Biblioteca