MOOC de Global Campus sobre New Media

Autor: Adam Abadías

 

 

Imagen: Ejemplo de la revolución digital: Fuente: Eurostitch.

 

Estamos en plena revolución digital donde se producen cambios a velocidad de crucero y a menudo sin tiempo para asimilarlos. Las TIC han contribuido a un cambio de modelo en el campo de la comunicación que ha influido, sin lugar a dudas, en muchos aspectos cotidianos del conjunto de la sociedad. La forma en la que nos comunicamos y nos relacionamos con otros ha mutado radicalmente en los últimos años con la llegada de nuevos avances tecnológicos y los llamados New Media (nuevos medios) que han propiciado el cambio en casi todos los aspectos de nuestras vidas: comercio, educación, medicina, ocio, periodismo…

Hoy en día ya es habitual comprar ropa, reservar un viaje o llenar la cesta de la compra mediante una app instalada en algún dispositivo móvil, podemos seguir las clases de un máster desde el sofá de casa con una tableta electrónica, analizamos dietas para estar más sanos con apenas unos clics desde nuestro ordenador o incluso quedamos con nuestros amigos mientras publicamos y compartimos artículos de opinión a través de nuestros smartphones. Todo evoluciona rápido y los cambios han venido para instalarse cómodamente en nuestro día a día.  

Las barreras espacio-temporales de años anteriores casi han desaparecido por completo y esto ha traído consigo cierta “democratización” de la información, en el sentido en que las figuras del emisor y receptor se entremezclan para ser partes activas de la creación y del flujo de la información. Si años atrás predominaban los medios periodísticos unidireccionales más característicos del mass media, aquellos que se dirigían a un gran número de receptores (por ejemplo, la televisión hasta finales de los 90) ahora, sobre todo con la consolidación de internet, el paradigma ha evolucionado hacia una mayor segmentación y personalización del canal y el mensaje.

La sociedad está cada vez más informada y está permanentemente interconectada en tiempo real con todo el resto del mundo. Es por eso que el periodismo y la comunicación han tenido que adaptarse a marchas forzadas en busca de satisfacer las necesidades de un usuario que, ante tanta información a su alcance, requiere que la información llegue con flexibilidad, inmediatez (tiempo real), mediante multitud de canales (omnicanalidad) y desde cualquier lugar las 24 horas del día.

Imagen: Omnicanalidad. Fuente: Fastcogroup.

 

La llegada y consolidación de las redes sociales, sobre todo con Twitter y Facebook; el desarrollo de nuevos formatos (ej: TV a la carta), el impulso de nuevos dispositivos (ej: internet of things) y el cambio de mentalidad “offline” hacia lo “digital” ha estimulado la aparición de nuevos modelos de negocio basados en internet.

Es probable que muchos de vosotros os preguntéis, ¿qué es primero el huevo o la gallina? es decir, ¿el cambio en los hábitos de la sociedad o los avances en las TIC?

La verdad es que tanto los hábitos de la sociedad como los avances en el campo de las TIC se retroalimentan al mismo tiempo, se hace verdaderamente difícil entender la evolución de uno sin tener en cuenta el otro. El hecho que ambos conceptos avancen, ha comportado que nazcan nuevas ideas de negocios basadas en modelos novedosos que no existían, como por ejemplo, los modelos basados en la suscripción a cambio de una cantidad dineraria periódica (ej: Netflix) o modelos aún más transgresores basados en la colaboración (ej: couchsurfing).

En cualquier caso parece que la revolución digital está tan solo en el inicio y durante los próximos años deberemos aprender a adaptarnos a los cambios de manera eficiente para no quedar obsoletos. Muchos de vosotros pensaréis «es un reto difícil», pues sí, lo es, pero también es verdad que tenemos ante nosotros una gran oportunidad, la oportunidad de ser los primeros en algo que marcará la historia de los próximos siglos…

 

 

Adam Abadías

Profesor del MOOC sobre New Media

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *